Protagonistas de la Transición: Tomás Martín Tamayo | Alberto Astorga

Protagonistas de la Transición: Tomás Martín Tamayo | Alberto Astorga

Protagonistas de la Transición: Tomás Martín Tamayo | Alberto Astorga

Tomás Martín Tamayo

 

ENTREVISTA DE ALBERTO ASTORGA

Tomás Martín Tamayo, Protagonistas de la Transición en Extremadura
La Transición a la democracia en España, uno de cuyos primeros pasos fueron las primeras elecciones democráticas de 1977, se construyó ‘sobre hombros de gigantes’. Ciudadanos que dieron un paso de servicio para construir un sistema de convivencia que rompiese con una dictadura caduca e instaurase en España un espacio de libertades civiles que nadie sabía cómo podría terminar. Dar el paso de presentarse a unas elecciones libres y democráticas, encabezar una candidatura, era hace 40 años algo más que «significarse». Era poner nombre y rostro a opciones políticas en nuestros pueblos y ciudades y poner en juego el prestigio personal en una causa de incierto final.
Para rendir homenaje a aquellos protagonistas que se embarcaron en la aventura de la democracia y que llevaron a buen fin al conjunto de nuestra sociedad, hemos querido mirar hacia atrás y ver el camino recorrido con Tomás Martín Tamayo, cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Badajoz de Alianza Socialista Democrática – Centro Izquierda, ASDCI, en las primeras elecciones democráticas celebradas el 15 de junio de 1977.
Consejero de Cultura, Educación y Deportes de la Junta de Extremadura. Cofundador de Centro Democrático y Social, CDS, junto a Adolfo Suárez. Diputado Autonómico por CDS en 1991 y en 2003 y 2007, como independiente.
Pionero del regionalismo en Extremadura, en 1992 fundó Convergencia Regional de Extremadura, CREX, que posteriormente formaría parte de Coalición Extremeña.

Es reconocido por su labor literaria, en la que, además de catorce títulos anteriores, añade y destaca El enigma de Poncio Pilatos, editado por Planeta, y El secreto del agua, publicado por la Diputación de Badajoz. Es también columnista en el Diario HOY y autor del blog Cuentos del día a día.

Tomás Martín Tamayo político de la transición UCD CDS

¿Cómo describiría aquella España que ejercía la democracia en 1977?

Era una España entre perpleja, confusa, esperanzada y alucinada porque acabábamos de salir del cascarón y no conocíamos el camino a seguir. Por una parte estaba la tendencia al proteccionismo que habíamos perdido y, por la otro, la posibilidad de afrontar retos que ignorábamos y para los que carecíamos de manual de instrucciones.

¿Qué hemos ganado en estos 40 años de democracia? ¿qué perdimos? ¿se puede echar algo de menos?

Hemos salido ganando. Creo que el saldo es netamente positivo a favor del cambio y la evolución.

Todos hemos crecido y todos hemos desarraigado visiones y tendencias que hoy nos parecen del paleolítico. Cuando se abren las puertas no se pueden dejar entreabiertas y son muchas las cosas que se fueron, creo que para siempre.

Sí que podemos echar de menos, desgraciadamente, el respeto, la solidaridad, la garantía de que se pasarían ciertos límites, …

¿Cómo han cambiado los valores de la sociedad en todo este tiempo?

Fijémonos en cómo han cambiado, por ejemplo, los automóviles, las relaciones padres/hijos, los fundamentos de pareja, la visión dela Iglesia, el respeto a las leyes, el miedo a la cárcel, … España ha evolucionado y el problema es que, tal vez, lo ha hecho muy deprisa, casi sin tiempo para asimilar todo lo que estaba cambiando.

Los partidos han evolucionado hacia el esperpento, convirtiendo la democracia en 'partitocracia', olvidando la inquietud de la calle, para centrarse en la 'cosa nostra'. Nada de lo que esta fuera de la colmena interesa a la colmena"

Tomás Martín Tamayo, candidaturas de 1977 - Visioncoach

¿Qué valores se honraban en aquella Transición a la democracia?

La política, después de un tiempo de contención, se ha ‘desparramado’, entrando de lleno en la corrupción, que era algo que al principio no estaba en la hoja de ruta de nadie.

En la Transición se hicieron muchas trampas para evitar retrocesos, dejando todo en manos de los partidos políticos. Y estos han evolucionado hacia el esperpento, convirtiendo la democracia en ‘partitocracia’, olvidando la inquietud de la calle, para centrarse en el ‘cosa nostra’. Nada de lo que esta fuera de la colmena interesa a la colmena.

En 1977, queríamos sinceramente ayudar, desalambrar, abrir puertas y ventanas para poder desperezarnos del largo letargo de los últimos cuarenta años… Nada que ver con la política y el político de ahora, egocéntrico, egoísta, desclasado y miserable.

¿Se podrían recuperar algunos valores para hoy?

Recuperar valores es una añoranza que conduce a la melancolía. Los valores volverán por su propio peso, depurados y adaptados a un nuevo tiempo que nada tiene que ver con el de 1977.

Badajoz, 1 de julio de 1977

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

José Enrique Pardo, Director de COPE Extremadura

José Enrique Pardo, Director de COPE Extremadura

José Enrique Pardo, Director de COPE Extremadura

José Enrique Pardo, director de COPE Extremadura

ENTREVISTA DE ALBERTO ASTORGA

José Enrique Pardo Soto, Periodista y Director de COPE Extremadura.
Entusiasta de su profesión y vocación y, sobre todo, de Extremadura, por la que siente pasión y respeto. Entrevistamos a José Enrique Pardo, de Oliva de la Frontera, que hace bueno el aforismo de que «quien ama su trabajo, no trabaja nunca». En su conversación transciende saberse en el mejor lugar del mundo, acompañado por quienes le hacen feliz y haciendo lo que le apasiona.
Inconformista. No ceja nunca de reclamar que Extremadura sea recompensada por sus muchos años de olvido, que se dé a sus gentes el trato que les corresponde y que el progreso por venir les facilite una vida mejor.
Imposible arrancar de él la piel de periodista, intenta siempre reconvertir su posición de entrevistado en entrevistador. Es curioso. Riguroso. Pregunta. Lo cuestiona todo y quiere entenderlo todo. Tiene tanto sentido común como crítico. Hacer esta entrevista le ha supuesto salir brevemente de su vertiginosa tarea diaria y mirarse a sí mismo, por dentro, ejercicio en el que han aflorado múltiples emociones.
Jose Enrique Pardo Cope Extremadura

Las raíces de cada persona arrancan en su casa, en su familia, en su colegio, ¿qué recuerdos tienes de aquella infancia? ¿qué valores se vivían en tu familia?

Siempre cuento que la ‘banda sonora’ de mi primera infancia es la retahíla del rosario que mis abuelos rezaban todas las noches en la habitación contigua a la que compartíamos mi hermano pequeño y yo. A los oídos de unos niños como nosotros, aquello era algo bastante aburrido que, sin embargo, nos hacía sentirnos tremendamente protegidos.

¿A quiénes recuerdas especialmente de aquella infancia de casa y colegio? ¿qué te aportaron?

Sin duda alguna a mis abuelos maternos, porque los paternos habían fallecido recientemente en un terrible accidente de tráfico. Mis padres vivían en el campo y nosotros estábamos con los abuelos en el pueblo para poder ir a la escuela. Eran gente sencilla y buena. De muy buen corazón. En aquella casa vivían también otros primos y el ambiente era muy familiar; mi abuela era dulce y cariñosa y mi abuelo mucho más serio. Se ponía nervioso con tantos niños en casa jugando sin parar y, sin embargo, no soy capaz de recordar ni una sola regañina o enfado suyo que no me hiciera bien y que no estuviese motivado por el cariño más paternal hacia nosotros.

También recuerdo, de aquellos primeros años de escuela en el pueblo, a profesores buenos e inolvidables amigos de la calle con los que jugaba sin parar.

Nací hace ya 48 años en un precioso pueblo del sur de Extremadura, pegado a la frontera con Portugal. Pueblo en el que, según alguna teoría no confirmada aun, podría haber nacido Cristobal Colón, pero en el que con toda seguridad nacieron, entre otros muchos, el afamado pintor Timoteo Pérez Rubio y San Rafaelito, el santo de los pobres. 

También lo hicieron mis abuelos paternos y maternos y, por supuesto, mis padres a los que no solo debo la vida sino haberme dejado en herencia una familia de gente buena, honrada y muy trabajadora. 

Los recuerdos de mi infancia son los juegos interminables por las calles y por el inmenso bosque verde de encinas y alcornoques que siempre llevo en mis ojos.

Desde pequeño quise ser periodista y es lo que soy. Pero ya no sueño con ser corresponsal y contar aventuras desde países lejanos. Mi pasión por Extremadura me lo ha impedido porque, como dirían los conquistadores de América, El Dorado estaba y está aquí.

Quiero a esta tierra con todas mis fuerzas y me gustaría verla progresar como se merecen su historia y, sobre todo, sus gentes buenas y trabajadoras. Hace mucho tiempo sembré árboles y se que he vivido mucho por todas las primaveras en las que he visto en ellos nidos de jilgueros y mirlos. 

Ojala pudiera algún día descansar bajo la sombra de esas mismas ramas, leyendo libros y recordando todo lo bueno de esta tierra que he visto, oído, olido, tocado y saboreado. 

Es sus ríos he pescado barbos enormes que doblaron mi caña; en sus caminos he besado el polvo y el barro y, entre vacas rojas y cochinos grises, he cogido setas, espárragos y flores. Sentado sobre sus ruinas he visto teatro, he oído rock&rolly he sentido la misma brisa caliente que debieron sentir otros hombres y mujeres que estuvieron aquí mismo hace miles de años.

Y aunque en su cielo limpio he visto las estrellas como en ningún otro sitio del mundo, me quedo con la lección de vida que me ha dado la gente sabia de sus pueblos.

¿Viene el periodismo de aquella época?

En realidad yo siempre quise ser periodista. Desde muy pequeño. Después tuve dudas y momentos en los que me alejé de esa vocación y soñaba con ser aviador o naturalista, como Félix Rodríguez de la Fuente. Tenía una gran imaginación, pero siempre quise ser periodista: me gustaba mucho escribir y, curiosamente, también contar cosas, aunque era tremendamente tímido.

Recuerdo perfectamente un pequeño ‘semanario’ que hacía con mis amigos en la calle donde vivíamos cuando solo tenía diez años y en el que contábamos las cosas de las que nos íbamos enterando durante la semana. Se llamaba ‘La Lleca’. Hacíamos varias copias en papel ‘de calca’ y las dejábamos en cada casa. Después, en el internado, durante las horas de estudio, ocultaba entre las manos un pequeño auricular para poder oír la radio e iba contando a mis compañeros cómo iba el Madrid ‘de Santillana y Juanito’ en aquellos inolvidables partidos de la Copa de Europa.

Desde entonces has tenido un intenso recorrido en prensa escrita, radio y televisión, ¿qué es el periodismo para ti? ¿qué utilidad tiene hoy?

Sí. Desde que me licencié en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, solo tuve un año de paro sin encontrar nada. Colaboraba en la radio local de Barcarrota y, de repente, tuve mucha suerte y me surgió la oportunidad de empezar en la COPE y demostrar toda mi ilusión y ganas de aprender que llevaba dentro. Y ya fue un ‘no parar’, llegando a compaginar mi trabajo diario en la radio, como responsable de informativos regionales, con colaboraciones en la Agencia Colpisa, el diario ABC, Popular TV y empresas de comunicación empresarial para las que hacía guiones y hasta discursos por encargo. Era un ritmo frenético en el que mi pasión por el periodismo me impedía ver mucho más allá.

Ahora puedo reflexionar más sobre esta profesión y, sinceramente, creo que el periodismo es la solución a muchas de las inquietudes que tiene la sociedad actual, pero también el problema. Intentamos influir demasiado en cuestiones políticas y económicas de ‘corto plazo’ cuando, a mi juicio, el periodismo, además de garantizar el derecho a la información contando la realidad, debe ser un instrumento pedagógico en favor del bien común y de valores como la paz, el diálogo, la solidaridad, la igualdad, la libertad.

La prensa como 'cuarto poder' es una metáfora conocida y fortalecida por la aparición de la radio y la televisión. ¿Qué hay de verdad en ello cuando debe co-existir con grandes medios de comunicación, Internet, redes sociales y opiniones e informaciones en cualquier soporte?

El ‘cuarto poder’ no es la prensa, ni la radio, ni la televisión. Tampoco Internet. Es la comunicación. La comunicación es el signo de nuestro tiempo y uno de los requisitos imprescindibles para sobrevivir en el nuevo mundo al que nos encaminamos.

¿Qué valores y habilidades debe tener un buen periodista? ¿cuáles resaltas en ti?

El valor principal es la honestidad y la valentía. Un buen periodista debe tener la suficiente firmeza como para contar aquellas cosas que suceden a su alrededor, aunque no le gusten, no las comparta e incluso le perjudiquen.

Contar, por ejemplo, que un político ha sido detenido acusado de corrupción, aunque sea del partido al que votas; contar que no ha sido penalti la jugada que ha hecho ganar a tu equipo de futbol o que hay una manifestación en la puerta del banco que dirige tu padre. Después serán los jueces los que digan si el político es culpable o no y, seguramente tu padre no tendrá la culpa de la estafa que provocó aquella manifestación frente a su banco, pero tu responsabilidad es contar lo que ha sucedido sin atender a quién o a quiénes beneficia o perjudica.

Cumplir esa premisa es muy difícil pero yo creo que es una de las claves que garantiza el derecho a la libertad de información de los ciudadanos y la pluralidad informativa de una región o un país.

El periodismo, además de garantizar el derecho a la información, contando la realidad, debe ser un instrumento pedagógico en favor del bien común y valores como la paz, el diálogo, la solidaridad, la igualdad y la libertad"

¿Qué valores honras en tu actividad profesional? ¿en qué medida el medio donde trabajas te limita o potencia esos valores? ¿cómo los potencias en tu equipo?

Si te refieres a los valores personales que esta profesión me aporta, yo creo que son muchos. Esta profesión te permite llevar a la práctica muchos de los preceptos del humanismo cristiano en los que yo creo, con el objetivo de construir un mundo cada vez mejor. Somos una profesión de servicio público y son muchas las cosas que podemos hacer -y de hecho hacemos-, para mejorar la sociedad, informando, entreteniendo, divirtiendo y dando a conocer tantas y tantas cosas buenas que se hacen a diario.

A veces tenemos la sensación de que los periodistas solo contamos malas noticias y que siempre estamos hablando de política -bueno, esto último habría que analizarlo con más tiempo-, pero también es cierto, y sobre todo en la radio, que contamos cosas muy interesantes para la mayoría de la gente, como opiniones de expertos en mil y un temas, información cada vez más completa sobre el tiempo y el tráfico, entrevistas de mucho nivel a gente extraordinaria, como médicos o científicos de los que tenemos que aprender, emprendedores que te cuentan sus avances, etcétera.

Creo que la radio que se está haciendo ahora mismo en España es un auténtico lujo como máster de aprendizaje humano, completamente gratis y que puedes ir asimilando mientras conduces o realizas múltiples actividades compatibles con escucharla.

¿Qué profesionales de la comunicación te sirven de guía en tu labor? ¿qué valores les resaltarías?

Son tantos que no cabrían en esta entrevista. De todos y cada uno de los profesionales de radio que escucho a diario, aprendo algo. Y así llevo muchos años: desde que iba en el coche de mi padre, oyendo la ronda de noticias y temperaturas de Radio Nacional, hasta que, hecho un jovenzuelo escuchaba la música de Cadena 100 o descubrí entusiasmado la fuerza con la que comenzaba su programa Antonio Herrero. Ahora mismo me siento orgulloso de pertenecer a la empresa que cuenta entre sus comunicadores a gente de la valía de Carlos Herrera, Ángel Expósito, Juan Pablo Colmenarejo, Paco González, Manolo Lama, Pepe Domingo Castaño, Juanma Castaño, José Luis Pérez, César Lumbreras, Cristina López Schlichting y tantos otros.

También a mis compañeros periodistas y comunicadores de COPE Extremadura, como Julia Sancho, Paco Vadillo, José Luis Lorido, José Manuel Gordillo, Fabián Vázquez, Miriam Rodríguez o Celia Lafuente, entre otros que, seguro, se me quedan en el tintero.

Creo sinceramente que el Grupo COPE está viviendo uno de sus mejores momentos, consolidándose como referente obligado de la comunicación en España. El Estudio General de Medios, EGM, lleva ya dos ‘oleadas’ consecutivas diciendo que la COPE y Cadena 100 son las emisoras de radio que más se escuchan en la región, a mucha diferencia del resto.

Los valores del humanismo cristiano son ideales para consolidar una sociedad democrática más justa e igualitaria"

Jose Enrique Pardo en Foro Visión Rotary

¿Qué valores te gustaría que se potenciaran en la sociedad? ¿cómo puede la prensa y el periodismo de hoy ayudar a ello? ¿y tú?

A pesar del cambio de ciclo en el que estamos inmersos, estoy convencido de que los valores del humanismo cristiano, la dignidad humana, la justicia social y la ética son ideales para consolidar una sociedad democrática cada vez más justa e igualitaria. La comunicación es clave, pero no siempre potencia esos valores. En muchos casos, la comunicación es un negocio como otro cualquiera y sus promotores no tiene ningún reparo a la hora de ofrecernos solo aquellos productos a los que más dinero les van a sacar.

Ahora nos quejamos de la cantidad de jóvenes que no creen en el proyecto europeo, pero la verdad es que no hemos sabido explicarles que, a pesar de sus problemas e imperfecciones, la actual Unión Europea es el mejor de los mundos posibles.

En general, el periodismo y sobre todo la televisión, ha renunciado durante años a la pedagogía, porque no era rentable y puede que sea demasiado tarde para remediarlo.

Prensa y política es un 'tamdem' inseparable. ¿Qué habilidades crees que debe tener un buen político? ¿y qué valores?

Visto lo visto, la honradez es muy importante. También la coherencia, la humildad y una profunda vocación de servicio público. Yo creo que el nivel tan mediocre que por lo general hay en nuestra clase política es consecuencia de que, para muchos de ellos, la política no es una vocación de servicio público, sino una mera salida profesional. Así nos va.

Por lo demás, lo que más valoro de un político es que su obsesión sea la de trabajar para mejorar la vida de la gente, que sea justo y aplique el sentido común en todas sus acciones.

Los políticos que más daño hacen son aquellos que anteponen sus propios intereses al interés general y también aquellos que utilizan la política para fomentar bandos, enfrentar a ciudadanos y sacar provecho propio de ese enfrentamiento.

¿Están presentes en nuestra política nacional? ¿y en la regional? ¿qué faltaría para que estuvieran?

Da igual que la actividad pública sea nacional o regional. La mediocridad se ha instalado en el tuétano del sistema y es como un cáncer. No deberíamos resignarnos ni caer en el terrible error de acabar con el sistema para renovarlo. A mi juicio, hay mucho margen para reformarlo desde dentro, promoviendo la llegada a la vida pública de gente con verdadero talento y vocación de servicio público. Profesionales que en lugar de soñar con las prebendas del poder, sueñen con pasar a la historia por haber cambiado a mejor la vida de sus paisanos.

Estoy convencido de que en los pueblos y ciudades extremeñas hay mucha gente así en política, incluso en alcaldías. Sin embargo, algunos de los políticos mediocres que manejan los aparatos de los partidos no los dejan progresar y frustran sus aspiraciones de servicio público.

A lo largo de tu carrera, si tuvieras que elegir un momento que te enriqueció como persona, ¿cuál sería? ¿qué aprendiste?

No hay un momento concreto; son muchos. Detalles del día a día que te hacen madurar, reflexionar y cambiar de actitud. Te enriquecen mucho los errores, las ‘curas de humildad’ que te da la vida. Cuando te das cuenta, por ejemplo, de que las cosas no son siempre como tu piensas y que en las razones y formas de actuar de los demás hay muchas verdades y virtudes. No caer en los prejuicios e intentar averiguar la verdad de las cosas, escuchando todas las versiones, me ha ayudado mucho. Una de las grandes lecciones que me ha dado el periodismo que practico es la de ‘aprender a ponerme en la piel de los demás’.

Creo, sinceramente, que ya no queda nada en mí de aquel universitario ‘cabezón’ que siempre creía tener razón en las discusiones. Es más, ahora creo que en la mayoría de los casos no la tenía.

¿A qué se renuncia cuando se dirige un medio de gran audiencia? ¿qué se gana?

En mi caso renuncié a lo que más me gustaba y más satisfacciones me había dado haciéndome completamente feliz: el periodismo activo, la búsqueda y emisión de noticias radiofónicas. Ese contacto vibrante con el oyente a través de las ondas y la actualidad es como una adicción que te cuesta dejar. Pero lo dejé. Me conciencié de que había llegado el momento de hacer ese cambio en mi vida y acepté el encargo de mi empresa de pasar de la información pura y dura a la gestión. No me arrepiento; todo lo contrario. Me parece muy complicado, pero tremendamente apasionante a la vez: el mundo de la dirección de una empresa de comunicación, los recursos humanos, la programación, el departamento comercial, el mundo de la publicidad.

Cuando era responsable de los informativos regionales de COPE Extremadura ya me gustaba mucho el trabajo en equipo y lo consideraba imprescindible para llevar a buen término cualquier informativo o programa. En la gestión, esa necesidad se multiplica por diez y trabajar en equipo, ensamblando y coordinando a los integrantes de departamentos tan dispares como son el comercial, administración, informativos o programas, en un reto maravilloso.

Estoy muy orgulloso del equipo humano que me ha tocado dirigir y, aunque me gustaría que estuviesen mucho más reconocidos y mejor pagados, no tengo duda de que son el mejor equipo de profesionales que existe ahora mismo en la radio extremeña.

¿Cuál ha sido tu mayor logro personal?

Mi mayor logro personal lo intento alcanzar cada día y, aunque parece difícil, no siempre las circunstancias y las debilidades humanas me lo permiten: dormir con la conciencia tranquila, no hacer daño a nadie de forma intencionada, intentar hacer felices a las personas con las que convives y te rodean y contribuir de forma activa, con acciones, palabras y actitudes, a mejorar la sociedad.

Como les digo a mis hijos, ‘ya que no hemos tenido la gallardía de dejarlo todo y ayudar a los que no tienen nada -por ejemplo, en las misiones como, por cierto, han hecho tantos paisanos maravillosos y entregados-, qué menos que intentar hacer felices a la gente de nuestro entorno más cercano como familia, trabajo, colegio, barrio, pueblo o ciudad’.

Badajoz, 3 de mayo de 2017

Las cuatro preguntas rápidas de Visioncoach

Un libro que te estimule:

Los libros que me estimulan son los que estoy leyendo en cada momento. En este caso, «La escapada», de Faulkner, y también «El anarquista indómito», de José Luis Olaizola, que acabo de empezar.

Una canción que te anime:

Cualquiera de las que «El Pirata» pincha a diario en RockFM.

Una frase que te motive:

Una que me enseño un amigo que repito cuando todo se complica, hay prisas y está todo el mundo a punto de estallar: «En estos momentos, lo más urgente es esperar».

Un momento histórico:

Va por etapas. Hubo un tiempo en que me apasionaba el descubrimiento de América y sus protagonistas extremeños; también los periodos anteriores a las guerras mundiales, de los que tanto deberíamos aprender para evitar acontecimientos tan trágicos y vergonzosos. Sin embargo, el momento histórico que más me apasiona y me preocupa es el actual: Sigo esperando la irrupción de personajes históricos de verdad que nos salven de la mediocridad y la siembra de odio.

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Marco Sánchez Becerra, empresario e inconformista

Marco Sánchez Becerra, empresario e inconformista

Marco Sánchez Becerra, empresario e inconformista

Marco Sánchez, empresario e incorformista

ENTREVISTA DE ALBERTO ASTORGA

Marco Antonio Sánchez Becerra, Empresario y, sobre todo, persona.
Conversador, convierte la tertulia en un momento especial. Entrañable, amistoso y optimista. Sintoniza con facilidad gracias a su gran capacidad de escucha y empatía. Es empresario, pero no por eso olvida su responsabilidad social con su equipo, con su gente, con sus clientes ni con sus alumnos, a los que gusta escuchar. Comprometido en tareas sociales, solidarias y también deportivas, disfruta aportando algo de sí a los demás. Y siempre gana. Recibimos su visita en el Foro Vision Rotary del Rotary Club Badajoz.
Marco, es un empresario que se refugió en la formación y allí encontró su vocación. Aprende tanto como enseña y, por ello, lleva treinta años aprendiendo y disfrutando. Tremendamente positivo en todo lo que aborda, se ha topado, no hace mucho y de golpe, con una ‘enfermedad rara’ que por su largo y retorcido nombre, se conoce con sus iniciales: ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica. Pero no se amilana ante ella, ni se esconde. Le pone cara, la estudia y, al mismo tiempo, la combate y aprende cada día de ella y de él mismo. Ama la vida, le gusta divertirse, es feliz con su familia, amigo de sus amigos, quiere y se siente ‘hermosamente’ querido.
Marco Sánchez Becerra Futbol Badajoz
Nací en Solana de los Barros y, siendo muy pequeñito nos fuimos a Badajoz. Y de ahí a Cheste, a su Universidad Laboral. Eso marcó parte de mi vida y, por la distancia, me hizo valorar más aun lo mío, mi familia, mis amigos, mi pueblo, mi gente.
He disfrutado con lo que he hecho y de ello he aprendido cada día. Y sigo aprendiendo de todo lo que me rodea.
Soy peregrino y se ha unido a mi camino una compañera algo antipatica, se llama ELA. Me acompañará el resto del camino. No iré deprisa, pero espero llegar todavía muy lejos.
Siete palabras me identifican: Me gusta DISFRUTAR, soy OPTIMISTA, busco la MEJORA en todo que que hago, admiro la DEPORTIVIDAD, me considero ALEGRE y soy AMIGO de mis amigos.
He aprendido a disfrutar de todo cuanto he hecho y hago, especialmente de la familia que he construido, de mi formación, de mi trabajo y de mis amigos.
Marco Sánchez Becerra Afimec Formación

¿Qué recuerdos guardas de la infancia y de la adolescencia en tu casa? ¿qué valores se vivían?

El recuerdo de mi primera infancia es formar parte de una familia numerosa, en un pueblo de Tierra de Barros, Solana, con abuelos, primos y tíos cercanos, con la calle como única ‘red social’, donde jugábamos a todas horas sin aparente control.

Recuerdo que nuestro traslado a Badajoz, con apenas 11 añitos, llevó aparejada la decisión de que fuera elegido entre mis hermanos para ir a estudiar a la Universidad Laboral de Cheste, en Valencia. Era mucha la distancia que me separaba de mis seres queridos y de mi pueblo, y del de mi padre, Jarandilla de la Vera, en donde, verano tras verano, revivía experiencias fantásticas en un entorno familiar y paisajísticos inmejorable.

Del periodo de Cheste, recuerdo que me aportó habilidades emprendedoras de una gran utilidad y a las que estoy sinceramente agradecido.

El ‘crisol de mis valores’ son pueblo, familia, amigos, solidaridad, ganas de ser felices y divertidos; no nos saltábamos ninguna festividad. No tengo sino una sonrisa para tanto agradecimientos.

Además de la familia, ¿qué recuerdos tienen de las personas que te ayudaron en tu formación? ¿a quién recuerdas especialmente?

La memoria me falla, pero el corazón no. Recuerdo especialmente a mi profesor de matemática en EGB, que despertó mi afición por los números; el aprendizaje experiencial que me aportó la Universidad Laboral de Cheste, donde, jugando, aprendíamos; donde la práctica era la mejor de las teorías. Es posible que todo ello me animara a orientarme hacia el mundo de las tecnologías.

¿Qué valores recibiste y cómo los has ido integrando en tu vida personal y profesional desde entonces?

¡Las personas! La honestidad, la confianza, la amabilidad, el respeto, son pilares que nunca temblaron. ¡Y las cosas! La creatividad, la curiosidad tecnológica, la eficiencia, el compromiso, son los logros de mi actividad.

¿Cómo abordaste tu vida profesional? ¿que alternativas barajaste? ¿qué aprendiste de esa etapa?

La vida no espera y, a veces -como díria Dani Martin, ‘se despista’. Antes de lo previsto tuve que ponerme a trabajar, alternando ambas actividades, estudio y trabajo, con empuje y confianza. Me orienté hacia el mundo de la formación sin dejar mi pasión por la informática. Fueron momentos difíciles y el desafío laboral no hacía más que alimentar mi curiosidad sobre mi vocación, que regaba con entusiasmo y sin complejos. Aprendía que ‘si quieres, puedes’.

Y, luego, a la formación, sector en el que todavía estás, ¿qué te motivó a dar ese salto? ¿qué te aportaba? ¿que aportabas tú? ?

La formación puedo considerarla como una valor ‘refugio’, que supe convertir en una vocación. Comencé formando en aplicaciones informáticas, lenguaje de programación a estudiantes universitarios, y aprendí cómo hacer fácil lo que para otros era difícil. Eran momentos en que la informática precisaba de un gran esfuerzo, y yo supe compaginarlo junto con mis tareas de ‘programador’. Era muy gratificante acompañar a mis alumnos en su aprendizaje y observar cómo las semillas plantadas y cuidadas, daban sus frutos.

¿Qué valores consideras necesarios debe tener un emprendedor? ¿algún valor especial y distintivo que requiera la formación?

Como empresario, entender al cliente en su entorno; empatizar con él y con su ‘ecosistema’; adquirir un compromiso con su petición, de manera responsable y siendo cuidadosos, creativos, eficientes y ayudando a interpretar los ‘nuevos tiempos’.

Las organizaciones deben tener un plan formativo continuado que impida que sus integrantes se vacíen y no se rellenen"

¿Qué se aprende formando?

El formador aprende tanto desde lo que imparte, como del feedback de sus alumnos, sea de manera individual como colectiva. Son muchos elementos los que entran en el juego de la formación; capacidades, habilidades, etcétera, que hacen fácil y productivo el aprendizaje.

¿Qué habilidades personales debe tener un buen empresario? ¿cómo las potencias en ti?

El formador es un especialista en el ejercicio de la comunicación y sabe que uno de sus grandes pilares es la escucha. Como empresario, no hay tarea más digna que la de aprender a escuchar a tu equipo. De aquí parte mi aprendizaje; el estar al servicio de mi organización, de los clientes.

Marco Sánchez Becerra con Guillermo Fernandez Vara

No he dudado en formarme continuamente en esa competencia, tanto en escuelas de negocio como incluso contratando a gente que pudiera mostrarme nuevas formas para desarrollarla. En mi caminar empresarial he dado cumplida respuesta, como miembro de los equipos directivos en diferentes asociaciones sectoriales e intersectoriales, convirtiendo el servicio prestado en aprendizaje propio.

¿Qué valores echas de menos en la empresa y en la sociedad? ¿quién debe formar en valores? ¿y alentarlos?

Las organizaciones deben tener un plan formativo continuado que impide que sus integrantes se vacíen y no se rellenen. Una formación que apoye, tanto a nivel personal como profesional, y cuyo objetivo sea hacer que la organización crezca en todas sus facetas.

¿Cuáles han sido tus mayores logros en lo personal, lo profesional y lo social?

Nuestro grupo de empresas llegó a contar con más de sesenta colaboradores y siempre fuimos cumplidores. Esto ha sido muy satisfactorio para mi.

En lo personal y social quiero destacar que me he sentido afortunado, querido, considerado por mi entorno; familia, amigos, colaboradores, empresarios…. Ahora que estoy siendo capturado por una de esas ‘enfermedades raras’, lo percibo, si cabe, de una manera mucho más intensa. ¡Me siento hermosamente querido!

Tienes inquietudes sociales y deportivas, ¿qué valores te mueven? ¿qué te aportan? ¿sirven para la vida y para 'ser' empresario?

Siempre tenemos colectivos menos favorecidos en nuestro entorno, en los que he querido estar presente de distinta forma. También me confieso apasionado del futbol y del voleo, sobre todo. Los he practicado, apadrinado, dirigido, entrenado… y, siempre he salido ganando. Y no me refiero a los resultados.

Las cuatro preguntas rápidas de Visioncoach
¿Un libro que te estimule?
‘Don Quijote’, de Miguel de Cervantes.
¿Una canción que te anime?
El himno del Club Deportivo Badajoz 1905.
 
 

 ¿Una frase que te motive?

«El Señor es mi pastor, nada me falta».
¿Un momento histórico?
El descubrimiento de América en 1492 por Cristobal Colón.

¿Qué le dirías a tu hijo que nunca te dijeron a ti? ¿y a los alumnos?

‘Hijo, disfruta de todo cuanto hagas, estudies, elijas y de la familia que construyas’. A los alumnos les diría lo mismo que a mi hijo. ‘Tratad de disfrutar con lo que estáis estudiando y no dejéis de aportar ni un solo día a los compañeros y docentes vuestras curiosidades, ideas y proyectos’.

¿Qué te gustaría haber hecho y que no has podido hacer? ¿te has planteado hacerlo?

Me gustaría haber hecho una actividad profesional más elevada en el desarrollo de software, por mi pasión por la informática. No me he planteado hacerlo; tras muchos años desconectado de la programación, estoy ya algo desfasado y bajo de energía.

¿Cómo te gustaría que te describieran?

Persona que le gusta DISFRUTAR de cada cosa que hace en su vida. OPTIMISTA y que antepone el espíritu POSITIVO al negativo, viendo siempre las posibilidades de MEJORA que existen y afrontando lo demás con DEPORTIVIDAD y ALEGRÍA. EMPRENDEDOR, con capacidad de enfrentarse a situaciones nuevas, aunque evita la posibilidad de riesgo, y AMIGO de sus amigos, incluida la familia, por supuesto, al que le gusta abrazarlos en cada encuentro.

Badajoz, 1 de marzo de 2017

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

José María Fernández Chavero, profesor y psicólogo

José María Fernández Chavero, profesor y psicólogo

José María Fernández Chavero, profesor y psicólogo

José María Fernández Chavero, profesor y psicólogo

ENTREVISTA DE ALBERTO ASTORGA

José María Fernández Chavero, Profesor de Filosofía y Psicólogo
Es profesor de Filosofía y psicólogo. Su actividad diaria se vio alterada tras una breve conversación con su hija. Con discapacidad intelectual, le comentó que le gustaría estudiar cocina para ser cocinera. Desde ese momento, José María inicia y promueve la reivindicación de que exista un título específico de la ESO, que reconozca los estudios realizados y superados por los alumnos con adaptaciones curriculares significativas, y que se diseñe también un recorrido formativo en Formación Profesional adaptado para la orientación y cualificación laboral de estos alumnos.
Ha conseguido movilizar ya 20.500 firmas, sea directamente o a través del portal de internet Change.org, así como el Acuerdo o Declaración Institucional de los Plenos Municipales de los Ayuntamientos de 35 localidades que representan a un millón de ciudadanos. Y las adhesiones continúan.

¿Quiéres ayudarnos?

Firma directamente en Change.org

o tu firma y las que consigas en este impreso y remítelas a fernandezchavero@hotmail.com
José María Fernández Chavero, Psicólogo
Nací en Puebla del Prior, Badajoz, y a los tres años nos fuimos a vivir a Ribera del Fresno, pueblo cercano.
 
Mi padre, agricultor, y mi madre, ama de casa, nos enseñaron a mis cinco hermanos y a mi que en la vida hay que luchar por lo que uno considera justo.
 
Estudié Filosofía y Ciencias de la Educación y después Psicología, que no solo me dieron la formación que quise, sino que me han ayudado a entenderme y a saber escuchar.
 
Estoy casado y tengo dos hijos. Me gano la vida impartiendo clases y en la consulta de psicología.
 
Dedico mucho tiempo a pedir que se cumpla el derecho a la formación, también de los alumnos con necesidades de adaptaciones.

¿Qué emociones mueven a una persona a salir de su zona de confort y empezar una reivindicación social?

La principal emoción es la injusticia cometida contra tu hija, que se esfuerza, que alcanza sus objetivos y que posee los mismos derechos de acceder a una formación que le capacite y ver que no está implantada.

¿Cuáles de tus valores estás honrando?

El amor por mi hija y la desigualdad que existe con respecto a los que tienen más necesidades y necesitan más apoyos.

¿Qué valores son los que más aprecias de una sociedad?

Son varios. El derecho a ser respetado en lo que una persona es. La tolerancia con los que piensan, creen y sienten de manera diferente a mí. Otro valor es la justicia, que sea una realidad el que todos somos iguales ante la ley.

¿En qué medida esos valores se honran en la actualidad?

Por desgracia, estamos alejados de una sociedad tolerante, respetuosa y justa; nos movemos dentro de los paradigmas del poder del dinero y de la economía desarraigada de las personas.

¿Cómo respeta nuestra sociedad a los discapacitados?

Respeta la debilidad aparente de sus capacidades cognitivas, pero no podemos llamar respeto cuando no les damos las oportunidades de que se formen y se preparen para vivir de manera autónoma. Es un respeto asilar, no un respeto a sus capacidades y a lo que son y sienten.

¿Qué diferencias de trato existen entre la discapacidad física e intelectual?

Ambas padecen la injusticia de una sociedad que carece de la sensibilidad necesaria para adaptarse. Me decía una persona que va en silla de ruedas que nadie se puede imaginar lo difícil que resulta moverse por la ciudad y por sus instalaciones.

La diferencia fundamental es que nos hemos definido como ‘animal racional’ y que ‘pienso, luego existo’, otorgándole a la racionalidad la categoría máxima para definirnos y, así, resulta que las personas con esa mal llamada discapacidad intelectual están aún por debajo en derechos e, incluso, en deberes.

¿Cómo se sufre ese trato por los propios discapacitados y sus familias? ¿qué emociones están presentes?

La principal emoción es la impotencia y la segunda es irnos acomodando en la precariedad de la ayuda, de la subvención.

Deseo para mis hijos y mis alumnos que el presente les pueda abrir el futuro, nunca un presente frustrante e invalidante de sueños y proyectos"

José María Fernández Chavero, Psicólogo

¿En qué ha fallado el sistema educativo? ¿qué perjuicios ha causado hasta ahora? ¿cómo se podría corregir?

El sistema educativo español tiene el fallo principal de falta de planificación. Responde a las ideologías de los partidos en el gobierno y eso, sabemos, o deberíamos saber ya, que no funciona.

El perjuicio mayor es el de generar un pueblo que no avanza todo lo que podría avanzar y que arrastramos, además, mucha ignorancia.

¿Cómo corregirlo? Con diálogo; dejar que sean los expertos en educación los que diseñen un buen currículo formativo es el camino adecuado para encontrar soluciones.

¿Por quiénes te has sentido escuchado?

Todos me han escuchado. Comenzando por la familia, amigos, madres y padres, políticos… ¡lo que digo es tan sensato y tan evidente que nadie puede no escuchar!

¿Cómo crees que tu reivindicación ha sido recibida por alumnos, familias, autoridades educativas y políticos?

Por las familias y alumnos, bastante bien. Los políticos me han acogido y apoyado y las autoridades educativas se han mentido distantes.

¿Qué has echado de menos de la política y de los políticos?

Valentía, creatividad, pasar de las palabras al diseño. Dejar lo asilar para luchar por la formación en autonomía e independencia.

¿Qué habilidades personales has echado de menos en las autoridades y en los políticos con los que has tratado?

Mi experiencia ha sido positiva, pero les falta creatividad y capacidad para sentarse a diseñar lo que estamos demandando.

¿Qué valor crees que es esencial en la política? ¿dónde lo has encontrado en este proyecto?

La principal es la acogida, la escucha. Me he encontrado y me encuentro con grandes mujeres y hombres que desean lo mejor para las personas con necesidades educativas adaptadas -no me gusta mucho eso de ‘especiales’-.

Me han llamado la atención muchas personas que, desde el anonimato, nos animan y dan su apoyo. Personas que han recorrido casas pidiendo votos, incluso una señora que me llamó para decirme que no podía votar por estar incapacitada físicamente y no tener Internet. Me conmovió tanto que fui a su casa a conocerla. Fue una experiencia increíble sentir el apoyo de personas que saben lo que es la debilidad y la fragilidad de nuestra condición humana y que apuestan por los demás.

¿Qué enseñanzas quieres dejar a tus hijos? ¿qué futuro les deseas?

Deseo dejarles la creencia de que una sociedad mejor es posible y que no podemos perder la capacidad de autocrítica y de crítica. El futuro con el que sueño para mis hijos y para mis alumnos es que el presente les pueda abrir un futuro, nunca un presente frustrante e invalidante de sueños y proyectos.

Las cinco respuestas rápidas
¿Un libro que te inspire?
Mejor que sean dos: La Biblia y Don Quijote.

¿Una canción que te anime?
«Un mundo nuevo» de Amaral.

¿Una frase?
«Una sociedad mejor es posible».

¿Un momento histórico?
El Referendum del 6 de diciembre de 1978.

¿Los próximos retos?
 
Conseguir la Formación Profesional adaptada y ser un poco mejor cada día.

Mi agradecimiento a los Plenos Municipales de los Ayuntamientos de: Esparragosa de la Serena, Badajoz, Corte de Peleas, Mirandilla, Maguilla, Alconchel, Mérida, Montijo, Oliva de la Frontera, Puebla de la Calzada, Ribera del Fresno, Olivenza, Montemolín, Alburquerque, Higuera de Vargas, Fuente del Maestre, Puebla del Prior, Los Santos de Maimona, Orellana la Vieja, Villafranca de los Barros, Valdelacalzada, Villanueva de la Serena, Retamal de Llerena, Palomas, Cheles, La Palma del Condado, Getafe, Moguer, Chiclana, Coria del Río, Parla, Mengíbar, Olvera, Cuenca, San Fernando, Marchena y la Diputación de Huelva.
Muchas gracias.
José María Fernández Chavero

Badajoz, 7 de febrero de 2017

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Víctor Píriz Maya, Diputado del PP en el Congreso

Víctor Píriz Maya, Diputado del PP en el Congreso

Víctor Píriz Maya, Diputado del PP en el Congreso

Víctor Píriz, Diputado en el Congreso

ENTREVISTA DE ALBERTO ASTORGA

Víctor Valentín Píriz Maya, Diputado en el Congreso por Badajoz
Tuvo la fortuna, o no, de tomar posesión de su escaño de Diputado en el Congreso el pasado 29 de agosto de 2016, lo que le permitió asistir, desde la bancada del Grupo Parlamentario Popular, al primer y fallido Debate de Investidura del hoy Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.
Vìctor Píriz es persona cercana, amigable, siempre optimista y sonriente. Nos recibe para hablar de sus emociones y recuerdos y, sobre todo, para compartir los valores que motivan y dan sentido a su vida personal y a su actividad profesional y política. Un ejercicio poco visto en los políticos de hoy.
Victor Píriz, Diputado en el Congreso - Partido Popular - Badajoz
Nací en Talavera la Real, Badajoz, en 1975. Soy Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrifal y Master en Economía de Empresa y Trabajo por la Universidad de Extremadura.

He dirigido departamentos financieros en empresas regionales, nacionales y multinacionales. En el sector público he sido Director y Subdirector de FUNDECYT, en el Parque Tecnológico de Extremadura.

Como única experiencia política previa a la actual, con 20 años fui elegido Concejal del Ayuntamiento de Talavera la Real, cargo que tuve que abandonar para empezar mi vida laboral incorporándome a la sede de Arthur Andersen en Madrid.

Mi afición principal es el deporte. Ahora mismo el atletismo, en el que he podido acabar seis maratones. Antes practicaba baloncesto y karting. Soy también muy, muy, madridista. Soy seguidor del Real Madrid y muy futbolero en general.

Mis grandes pasiones tienen nombres propios: Clara y Víctor, que pronto cumplirán 9 y 5 años.

¿Qué recuerdos, como niño y adolescente, guardas de tu casa?

Desde que falleció mi madre, me cuesta recordar y no llorar. Solo tengo recuerdos buenos, recuerdos de una familia que vivía con el sueldo de mi padre, profesor, y que estiró para que pudiéramos tener vacaciones cada verano y mis hermanas y yo una carrera universitarias.

Recuerdo los viajes; los fines de semana en Alburquerque; mi primera comunión; a mi padre siempre trabajando en el colegio; nuestras partidas ‘de 33’ al baloncesto, antes de empezar las clases por la tarde. Mil cosas. Ahora, con mucha pena.

¿Qué valores se vivían en tu familia?

El del esfuerzo; el del sacrificio; el de siempre tener que ganar cada cosa que entraba en casa con gran trabajo y dedicación. Mis padres son las mejores personas que he conocido. No solo nos educaron a mis hermanas y a mi, sino que lo hicieron aportándonos un gran poso de valores como el respeto, el cariño, la solidaridad. Valores que se te quedan grabados para siempre.

A los que intentan desestabilizar el concepto de familia, les diría que es un concepto básico para la personas.

¿Qué es la política para ti?

Con dieciséis años empezó siendo solo una afición. Después, cuando la retomé hace ahora cinco años, tras mucha más experiencia vital, tengo que reconocer que engancha. Engancha por el efecto que tiene en la vida de las personas.

Para la bueno y para lo malo, la política dedica muchas cosas que aparecen en el día a día. Hace poco, este fin de semana pasado, hablaba con un amigo de una herramienta que ha podido instalar gracias a una línea de subvenciones de la Junta de Extremadura. Esas ayudas las consiguieron yo en Bruselas, del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, cuando trabajaba en temas de innovación. ¡Y costó mucho ponerlas en marcha! Es tan solo un ejemplo de cómo la política la ves en el día a día.

¿Cuándo y de qué manera surgió tu interés por la política?

Surgió muy joven, aunque supongo que la tengo desde siempre. Mi padre fue alcalde de Talavera la Real, mi pueblo, cuando yo era muy pequeño. Cuando ahora hablan de ‘escaches’, deberían ver los que hacían entonces para reclamar la atención del alcalde en cualquier sitio donde estuviera. Yo era muy pequeño entonces y apenas tengo recuerdos, pero si tengo la imagen de ver a mi padre que, tras trabajar en el colegio, iba al ayuntamiento a trabajar por todos los talaveranos en las pocas horas libres que tenía. La verdad es que esos detalles te hacen sentir interés por esto.

Mas tarde, me gustaban también las campañas electorales, los papeles en la calle, los coches de la megafonía dando vueltas por las calles con música y mensajes. Me gustaba todo ese mundillo. Un día, con 9 o 10 años, mi abuelo me llevó a Alburquerque a ‘mi primer’ mitin; aquel día me marcó. Desde entonces creo que empezó a interesarme definitivamente la política.

¿Qué valores estaban presentes en tu compromiso político?

Éramos jóvenes y queríamos cambiar el mundo. Para ello, primero había que cambiar nuestro partido, el que defendía ideales con los que coincidíamos. Con el tiempo te das cuenta que entonces también éramos muy exigentes; ahora vemos que no todo es blanco o negro, que muchas veces en los matices hay puntos de consenso que, cuando eres joven no ves o ni te planteas que existan.

Mis valores eran y siguen siendo los valores del partido con el que me comprometí desde que tenía 16 años. El Partido Popular representa para mí, un ideario democratacristiano que, con los años, complementé con un perfil más liberal en los aspectos económicos.

¿Cuáles fueron tus inicios en la política?

Después de que José María Aznar perdiera las elecciones generales de 1993, me afilié al Partido Popular. Justo al día siguiente de las elecciones. Tenía 18 años. Tuve entonces la suerte de coincidir en mi pueblo con varios amigos -Mario, Tasio, Arturo-, todos ellos de mi misma generación, quienes intentamos cambiar las cosas en el pueblo, en Talavera la Real; lanzar boletines informativo; ayudar a los concejales en sus tareas municipales y echar una mano en la sede del partido. Eran unos tiempos muy difíciles en Extremadura en los que recuerdo mítines a los que asistían muy pocas personas.

Pero seguimos trabajando y, cuando tuve 20 años, la entonces presidenta local del partido, Marícarmen Gómez Valle, -‘la jefa’, como la llamo desde aquella época, confió en mi para las elecciones municipales y conseguí entonces mi primera y única acta, hasta hace poco, como concejal del Ayuntamiento de Talavera la Real. Ocupé la concejalía hasta que me tuve que venir a trabajar a Madrid, porque ambas cosas se me hacían incompatibles por la distancia. Disfruté mucho; para mí era como ‘estar en el Congreso’; llevábamos mociones con temas de política nacional que defendía ‘como si fuera Aznar’. No dejaba de ser una afición que disfrutábamos intensamente.

¿Qué representa para ti asumir responsabilidades políticas?

Representa un cambio en la vida. Sacrificas muchas cosas que quizás desde fuera no se ven. Sacrificas privacidad; ya no eres una persona anónima. Tienes que tener cuidado con las cosas que compartes en las redes sociales o que hablas en público. Estar alerta en todo momento, pues es esta sociedad 2.0, todo lo que sucede da la vuelta al mundo al momento.

El día que sienta que no estoy honrando mis valores o que estoy siendo desleal a aquello en lo que creo, pienso o siento, dejaré la política"

Víctor Píriz - Diputado en el Congreso - Partido Popular - Badajoz

Supone también renunciar a asuntos personales muy importantes, como es, en mi caso, la custodia compartida; pero, por otra parte, te permite, desde una posición privilegiada, ayudar a que situaciones como esa se regulen convenientemente, es un ejemplo. Quiero decir, que tener responsabilidades te permite luchar por cambiar las cosas que crees que están funcionando mal; supone poder trabajar por cambiar las cosas para mejorar la calidad de vida de la gente.

Al final, si pones todo en una balanza, compensa el sacrificio personal con la satisfacción también personal que te produce poder mejorar la vida de las personas.

¿En qué medida honras tus valores en el desempeño político?

En toda la medida que puedo. Si a algo no se debe renunciar nunca es a los orígenes y a los valores. El día que tenga que renunciar a alguna de esas dos cosas, será mi último día en política.

He venido a aportar mis ganas, mi empuje, mi trabajo y mis conocimientos, pero nunca entraría en una organización o trabajo para renunciar a aquello que me realiza como persona. El día que sienta que no estoy honrando mis valores o que estoy siendo desleal a aquello en lo que creo, pienso o siento, dejaré la política.

¿En qué medida tu partido te limita o te potencia para honrar tus valores con plenitud?

Nunca en el Partido Popular se me ha pedido que haga algo contra mis valores, por lo que puedo decir con total seguridad que no me limita en absoluto. Por el contrario, me potencia en todo aquello que quiero plantear y que supone una mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.

¿Qué habilidades personales crees que debe tiene 'un buen político'?

En mi opinión debe ser una buena persona. Es lo principal en una actividad de servicio al ciudadano como es esta. Si no eres capaz de empatizar, de entender los problemas de la gente y hacer todo lo posible para solucionarlos, siendo franco y sincero, no vales para esto.

Siempre que me lo preguntan digo lo mismo. Creo que ser político requiere ser buena persona, tener ‘buen fondo’, tener valores sencillos, pero sinceros.

¿De qué manera potencias esas habilidades?

Teniendo muy claros y muy presentes mis ‘anclajes’. En la PNL se trabaja con el concepto ‘anclaje’, que yo he incorporado a mi mismo. Cuando dudo, vuelvo a mis orígenes; pienso en aquello que haría mi padre en esa situación, en lo que mi madre me recomendaría, en aquello que me hizo llegar donde ahora estoy.

Creo que siempre hay que tener ‘anclajes’; sitios, personas, hechos, recuerdos que te ayudan a encontrarte si alguna vez te sientes ‘perdido’. Para potenciar esas habilidades nada mejor que tener los ‘anclajes’ siempre presentes y muy claros.

¿Qué experiencias profesionales aportas a la política?

Profesionalmente aporto principalmente mi experiencia en ámbitos financieros, europeos y de innovación. Eso ha constituido mi vida profesional durante los últimos 15 años y son parte ya de mi ‘core’. Vienen siempre conmigo a cualquier actividad que realice.

A veces se habla de los políticos de forma peyorativa y se pone en duda su capacidad. Mi experiencia reciente dice todo lo contrario. Son personas, como todas, con los mismos problemas que todas, con mucha experiencia profesional y personal y también grandes personas.

Creo que yo, como todos, aporto lo que soy a nuestro trabajo. He trabajado en empresas con problemas, empresas familiares, en multinacionales con pies de barro, en grandes empresas consolidadas. He vivido muy de cerca concursos de acreedores, regulaciones de empleo, sucesiones en empresas. Tengo también experiencia en la empresa pública. Creo que todo ello me ayuda a aportar una visión muy amplia de todos los temas con los que me encuentro ahora.

Las cinco respuestas rápidas
¿Un libro que te inspire?
«El factor humano» de John Carlin.

¿Una canción que te anime?
Cualquier tema de «Hombres G».

¿Una frase que te haga pensar?
«Lo imposible lo hacemos de inmediato; para los milagros tardamos un poco más».

¿Un momento histórico?
La muerte de la reina Doña Leonor de Austria, hermana de Carlos V, en Talavera la Real, el 25 de febrero de 1558.

¿El próximo reto?
Terminar los 100 kilómetros de las 100 Millas Romanas de Mérida, el próximo 4 de abril.

¿Cuál ha sido tu mayor logro personal?

El mayor logro sucede cada día. Es ver crecer a mis hijos; verlos crecer felices, libres de problemas, de forma sencilla, disfrutando de su infancia y sumando valores a su mochila. Ese es mi principal logro.

Siempre tuve y tengo claro que antes de cualquier otra cosa, antes de nada, antes de diputado y antes también de vicesecretario del Partido Popular de Badajoz, de presidente de club de atletismo de mi pueblo, soy padre. Ver crecer a mis hijos felices es un éxito, compartido, sí, pero un éxito personal increible.

¿Qué valores quieres potenciar en tus hijos?

Ahora por su edad, trabajo mucho con ellos la sinceridad. Los niños tienden a mentir para librarse de problemas. ¡También sucede con muchos adultos! A mis hijos les trato de explicar que siempre es mejor decir la verdad.

Quiero que sean buenas personas; por eso quiero que tengan buenos sentimientos y que sepan que hay que portarse bien con los demás. Sé que muchas veces es complicado y, en ocasiones, frustrante, pero tenemos una gran ayuda con el colegio donde estudian. Por intentarlo y darlo todo, no va a quedar nunca.

Victor Piriz Diputado del PP y portavoz de presupuestos.

¿Cómo quieres ser recordado cuando dejes la política?

Como una persona que mientras estuvo, dio todo lo que tenía para trabajar por una sociedad mejor. No pretendo pasar a la historia ni creo que vaya a hacerlo, pero quiero que en el ámbito cercano en el que pude ayudar, siempre se recuerde que ayudé.

Ha sido presidente del club de baloncesto de Talavera la Real durante 20 años; he colaborado con el baloncesto de Badajoz; he sido directivo del atletismo de Badajoz y presidente del atletismo en Talavera; organizamos eventos solidarios y muchas actividades más. Al final, lo que me gustaría que se recordara de mi es que siempre lo di todo.

Congreso de los Diputados - Madrid - 28 de enero de 2017

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Características de los equipos de alto rendimiento | Alberto Astorga

Características de los equipos de alto rendimiento | Alberto Astorga

Características de los equipos de alto rendimiento | Alberto Astorga

Características de los equipos de alto rendimiento

 

ALBERTO ASTORGA

Una organización de cualquier tipo que sea, empresarial, social, política o sindical, se sustenta en la actividad de uno o varios equipos de trabajo. Tanto de las habilidades individuales de sus componentes como de las capacidades que se integran y potencian en el grupo, dependerán las posibilidades de toda la organización para alcanzar sus objetivos con la mayor eficiencia posible. El establecimiento de una alianza básica que defina y establezca las relaciones entre sus integrantes será la base para construir un equipo de trabajo eficaz; un equipo de alto rendimiento.

Un equipo de alto rendimiento no es más que un conjunto de personas con habilidades y capacidades diferentes que trabajan juntas y coordinadas para lograr un objetivo común, logrando mejorar los resultados de forma continua. Para toda organización que desee mejorar sus resultados, crear, entender y cuidar estos equipos supone una decisión estratégica.

Características equipos alto rendimiento - Infografía Visioncoach

Cuando nos referimos a ‘equipos de alto rendimiento’ queremos visualizar algo perfecto, sincronizado, integrado por los mejores, con estrategias detalladas y donde todo el mundo sabe qué, cuándo y dónde es lo que tienen que hacer.

Un equipo de alto rendimiento no es una máquina perfecta, pero sí es un equipo humano que desea alcanzar la perfección, que potencia los valores individuales, que los alinea con los de la organización para la que trabaja, que se compromete con los demás para alcanzar una meta común y que trabaja, no ya con eficacia, sino con eficiencia en su logro.

De las habilidades individuales y las capacidades que se integran y potencian en el grupo, dependerán las posibilidades de alcanzar los objetivos"

Todos estos ‘equipos ideales’ tienen algo en común que les hace alcanzar resultados de éxito. La organización que logre integrar todas estas características comunes estará en disposición de mejorar sus resultados y crear equipos que construyan una empresa cada vez más exitosa.

Lograr que todos los empleados y miembros responsables de la organización colaboren unos con otros y que, las distintas áreas interactúen entre sí, coordinándose adecuadamente, es un reto indispensable para alcanzar las más altas metas.

Cada miembro en el equipo debe cumplir un papel concreto y una tarea determinada. Y este papel debe estar perfectamente definido previamente"

1. Establecimiento de metas específicas.

Es fundamental que todos los miembros del equipo conozcan cuáles son las metas a alcanzar con su trabajo, que se sientan comprometidos con ellas y con el trabajo a desarrollar para lograrlas. Los mejores resultados empiezan a hacerse presentes cuando se produce un proceso de decisión compartido.

2. La diversidad ‘enriquece’.

Para el logro de cualquier objetivo, el equipo debe estar compuesto por profesionales con perfiles y habilidades distintas, que aporten su particular visión de las situaciones que se presenten. Encajar cada punto de vista distinto enriquecerá la comprensión global, la forma de proceder para afrontarla y, por lo tanto, los resultados a obtener.

3. Papeles bien definidos.

El trabajo en equipo no supone hacer todos lo mismo al mismo tiempo, sino que cada miembro debe cumplir una papel concreto y una tarea determinada. Definir este papel previamente y tener clara cuál es y en qué consiste evitará roces entre las personas, interpretaciones equivocadas y enfrentamientos entre los componentes del equipo.

Equipos de alto rendimiento - Visioncoach

4. Liderazgo eficaz.

El ‘líder’ es el ‘clavo del abanico’. Su conducta, sus palabras, su claridad en explicar las distintas situaciones y su determinación son claves para motivar a los distintos miembros del grupo, para que aporten al conjunto y se alcance los meta común. Su papel ha de desarrollarse con las capacidades del coaching empresarial, haciendo crecer a cada uno de los participantes tanto profesional como personalmente.

5. Confiar en los componentes del equipo.

Los miembros del equipo deben contar y sentir confianza y autonomía a la hora de tomar decisiones sobre su trabajo. La seguridad en que son los mejores para alcanzar el objetivo encomendado no debe esta limitado por la desconfianza. Deben contar con márgenes de maniobra para decidir y actuar en cada momento y así aumentar su implicación y compromiso con el resultado. Las personas son el principal activo de toda organización de éxito.

6. Reconocimiento personal y de equipo.

Cuando se logra el resultado deseado, se han resuelto las dificultades y salvado los obstáculos, los miembros del equipo que lo han logrado deben ser reconocidos y recompensados, tanto como grupo eficaz como de forma individualizada. Si no se lograran los resultados deseados y el esfuerzo y dedicación ha sido el previsto para ello, debe darse ánimo para continuar, aprender de la experiencia y mejorar en el futuro. Que las debilidades se conviertan en fortalezas. Solo así se potenciará la motivación, el compromiso, la estima y la eficacia futura de los miembros del equipo.

Alberto Astorga

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario