Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital

CARMEN HERAS

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias, hayan aceptado sin crítica no ser preguntadas por aquellos sobre ningún asunto de interés público.

Era y es relativamente fácil el defender un modelo teórico de participación directa, muy incentivado desde las redes. Otra cosa es desarrollarlo realmente en la práctica.

Era y es relativamente fácil el defender un modelo teórico de participación directa pero otra cosa es su desarrollo real en la práctica"

Por ejemplo, Audrey Tang, ministra en Taiwán de los menesteres digitales, afirma que la política debe apoyarse hoy en gobiernos abiertos sostenidos por cuatro grandes columnas: la transparencia; la participación de la gente en la toma de decisiones y creación de programas; la responsabilidad en ideas y acciones; y una mayor inclusión cómplice de los ciudadanos en los procesos públicos.

Dichas características tienen predicamento entre los votantes. Los partidos las defienden sobre el papel, y los hipotéticos líderes ven reforzadas sus posibilidades de serlo cuando abanderan estos modos en democracia.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Si volvemos la vista hacia las campañas electorales de otras épocas, e incluso hacia las acciones de gobierno de antaño, es bastante común observar como se han regido y mucho, por el conocimiento, la intuición y los reflejos de los principales dirigentes acerca de la realidad en cualquier asunto político y de la propia psicología de los administrados. Desde luego, han tenido mucho que ver con lo oportuno del momento, la apreciación visceral de los temas, el conocimiento del territorio y de sus habitantes. También con una mayor o menor implantación del partido desde el que se postulaban.

Y hasta con la historia de un país o de una zona. Desastres políticos propiciados por unas fuerzas determinadas pueden volver inviable durante un espacio de tiempo el voto hacia ellas y en su lugar pueden haber sido elegidos los candidatos de sus oponentes, más por demérito de lo rechazado que por méritos propios. Así se han desenvuelto algunas consultas, pongamos por caso, mientras ha vivido la generación que sufrió la última guerra civil española con su tragedia.

El PSOE consulta a sus bases

Pero volvamos a nuestros tiempos. El famoso autor Yuval Noah Harari habla en su libro ‘Homi Deus. Breve historia del mañana’ de la revolución del humanismo en diferentes frentes, el político, entre otros. A lo que Senén Barro Ameneiro, director del Centro Singular de Investigación en Tecnologías Inteligentes de la Universidad de Santiago de Compostela añade que es preciso incorporar la tecnología, y su difusión generalizada, en esta clasificación, al igual que las posibilidades de trabajo de máquinas cada vez más inteligentes.

La política y su exposición pública están ya fuertemente condicionadas por las tecnologías de la información y de las comunicaciones, puesto que el uso de la minería de datos permite saber lo que quiere la sociedad mucho antes de que ésta se manifieste votando en una urna o contestando a una encuesta. Recuerden el caso de Trump y el software basado en Inteligencia Artificial que predijo que ganaría las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, cuando nadie lo estimaba como favorito.

La intuición ha dejado paso a la prospectiva y a la estadística. Tengámoslo claro.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

Rodríguez Ibarra:

los cristales que no rompió

DAMIÁN BENEYTO

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”.

Mi intención es opinar, desde mi leal saber y entender, de un personaje que durante más de dos décadas gobernó está Comunidad envuelto en un halo de mesianismo y con un reverencial acatamiento por gran parte de la población extremeña.

Desde principios de los 80, el PSOE fue el partido líder en España y consecuentemente muchas comunidades autónomas estuvieron gobernadas por el socialismo. Algunas comunidades, las más desfavorecidas, como consecuencia de la red clientelar creada, han permanecido durante décadas en manos de gobiernos socialistas con suertes parecidas.

Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura fueron feudo de una ideología que entendió mejor que nadie que la mejor manera de perpetuarse en el poder era hacer de los ciudadanos, súbditos"

Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, secularmente a la cola del progreso, fueron, desde el comienzo del estado de las autonomías, feudo de una ideología que entendió mejor que nadie que la mejor manera de perpetuarse en el poder era hacer de los ciudadanos, súbditos. Socialistas de pro, como Manuel Chaves, José Bono o Juan Carlos Rodríguez Ibarra, gobernaron respectivamente estos territorios y, en casi todas las ocasiones, con amplísimas mayorías.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En Extremadura, el ‘ibarrismo’ prendió con fuerza. Un discurso reivindicativo, de puertas hacia dentro, claro, y la promesa de subsidios, subvenciones, dádivas y otras prebendas consiguieron que la mayoría de la población extremeña quedara prendada y apostara por tan nobles promesas.

Otro de los éxitos de este régimen autónomico fue la cantidad de advenedizos que, sin oficio ni beneficio, se hicieron de súbito socialistas ‘de toda la vida’ al comprobar que había mucho cargo, carguito o ‘carguete’ que repartir y que les iba a reportar pingües beneficios.

El ‘ibarrismo’ creó una red clientelar que aún existe y donde miles de familias, ‘más socialistas que Largo Caballero’, controlan, especialmente en las zonas rurales, todos los resortes de ‘lo público’. Sí, ‘lo público’; ese es el gran logro del socialismo extremeño: limitar al máximo la iniciativa privada y hacer depender económicamente a la población de la voluntad del gobierno de la Junta de Extremadura.

El régimen instaurado por D. Juan Carlos fue siempre bastante fanfarrón. Durante los años 80 y 90 del pasado siglo y el principio del siglo XXI, a Extremadura llegó dinero ‘a espuertas’, principalmente de la UE, dinero que fue dilapidado y malgastado en la mayoría de ocasiones.

Los gobiernos de la Junta de Extremadura se comportaron como nuevos ricos y, en lugar de crear infraestructuras que posibilitaran la creación de riqueza y empleo, se dedicaron a construir obras faraónicas, como por ejemplo los palacios de congresos -carísimos e infrautilizados por falta de actividades- o las hospederías que, excepto raras y honrosas excepciones, se han pasado más tiempo cerradas que abiertas.

Investidura de Rodriguez Ibarra como Presidente de la Junta de Extremadura

El 'ibarrismo' creó una red clientelar que aún existe y donde miles de familias 'más socialistas que Largo Caballero', controlan -especialmente en las zonas rurales- todos los resortes de 'lo público'"

También se dotó a muchos municipios -con alcalde socialista preferentemente- de instalaciones, como polideportivos, piscinas, casas de cultura, etc., que, aún siendo necesarias en algunos casos, no podían ser utilizadas por la falta de presupuesto de los propios ayuntamientos.

Hoy nos encontramos con piscinas sin agua, con polideportivos sin actividad donde sólo crece la hierba y con casas de cultura que se utilizan de almacén municipal o de cualquier otra cosa que nada tiene que ver con su finalidad original. Estas obras, además, estaban tan infladas presupuestariamente, que salía el metro cuadrado construido más caro que en Oxford Street.

Una de las mayores fanfarronadas del ‘rompedor de cristales’ fue gastarse más de 10.000 millones de pesetas -o más de 60 millones de euros, como quieran- en dotar de ordenadores a todos los centros de enseñanza secundaria de la Comunidad (2003). Un ordenador para cada dos alumnos, record mundial cuando la media europea estaba a 1,3 por cada diez.

Esto, que aparentemente se puede considerar todo un éxito, fue un gran fiasco y hoy no queda nada de aquella mega inversión. Además hubo que cambiar el mobiliario de todas las aulas e instalar miles de regletas para camuflar el cableado correspondiente, lo que supuso otro montón de millones añadidos. Los ordenadores nunca llegaron a funcionar para la finalidad que se buscaba pues, el mantenimiento era imposible, el profesorado, a pesar de los cursos intensivos de ‘Linex’ –el Linux extremeño-, no contaba con herramientas docentes adecuadas y los alumnos se pasaban el rato jugando a video juegos cuando no arrancando y cambiando de lugar las letras del teclado. Todo un despropósito.

Rodríguez Ibarra y Pedro Sánchez

Eso sí, conseguimos salir en todos los medios de comunicación como ‘la comunidad más informatizada del mundo’. La petulancia y la ostentación bien valían ese dispendio. Al cabo de unos pocos años hubo que retirar y tirar a la basura los cerca de 45.000 ordenadores, arrancar el cableado y modificar el mobiliario lo que supuso otro millonario desembolso. ¿No hubiera sido mejor dotar a los centros de aulas de informática en función de su ratio y de técnicos de mantenimiento?, claro que eso no hubiera dado titulares tan jugosos.

Naturalmente que hubo mejoras durante los gobiernos de este ‘insigne’ estadista. Las carreteras de la comunidad mejoraron sensiblemente y hasta se construyeron dos autovías autonómicas que están prestando un gran servicio. También se dotaron a muchos municipios de nuevas conducciones de agua, plantas potabilizadoras y depuradoras, aunque en algunos casos no han funcionado por falta de recursos municipales.

Mientras mejorábamos sensiblemente en carreteras, nuestro ferrocarril iba languideciendo y se suprimían líneas y servicios hasta llegar a la indigencia actual. Pasamos en pocos años de estar comunicados por tren con los cuatro puntos cardinales a prácticamente no estarlo con ninguno. Se suprimió la línea Plasencia-Astorga, desaparecieron los trenes que nos comunicaban con Portugal y la comunicación con el sur y con el este es un auténtico carajal. Por el ferrocarril, el Sr. Ibarra no rompió ningún cristal, más bien ayudo a romperlos.

En algo más de 1.000 palabras es difícil resumir el ‘efecto Ibarra’ en esta tierra, pero a pesar de todos los que le siguen rindiendo pleitesía y riéndole sus ocurrencias, la triste realidad es que Extremadura desaprovechó un momento histórico para haber levantado el vuelo y dejar de ser el furgón de cola de España y de la Unión Europea. El socialismo fanfarrón y clientelista sigue, pero ahora con muchos menos medios que derrochar y así nos luce el peluquín.

Ahora que me acuerdo, todo esto venía por esa nueva ocurrencia de D. Juan Carlos referente a que sean las bases del PSOE las que opinen y decidan sobre el presunto indulto a los golpistas de la barretina. Supongo que el Sr. Rodríguez Ibarra se refiere a que opinen los mismos que votaron como Secretario General al narcisista Sánchez, pues estamos ‘apañaos’… De vez en cuando nuestro reverendísimo expresidente sale a los medios para recordarnos su existencia y soltarnos alguna genial idea como esta.

‘Sic transit gloria’, Sr. Ibarra, usted el único cristal que rompió fue el del futuro de Extremadura; pero, tranquilo que ‘su delfín’ lo está haciendo bueno.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos

CARMEN HERAS

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en el caso de que la opinión pública pudiera ser mayoritariamente desfavorable a la iniciativa- influir en un cambio de aquella; c) si el clima siguiera siendo negativo, utilizar la estratagema para quedar bien, incluso si no se hiciera, con quienes -para subsistir- ha de entenderse políticamente?

Veamos el mismo asunto pero ahora desde la otra parte. Imaginemos que la población a la que se dirige la noticia reacciona distribuyéndose en los tres grupos habituales: los indiferentes, los que están a favor y los de en contra. Y supongan ustedes que éstos últimos se hacen lenguas destacando el mucho desgaste del gobierno al tomar una decisión tan complicada. Hay en este grupo un sector que defendió en su momento la medida que hoy se pretende invalidar, con lo que parece lógica su actitud (‘sostenerla y no enmendarla’) y al que además no le importa el descrédito del que gobierna, es más, lo pretende en todas y cada una de sus intervenciones. Desde un punto de vista totalmente teórico y primario, extremo en el que se mueven últimamente las opiniones en España, éstos últimos pudieran ser los más interesados en la equivocación del gobierno y, creyendo que lo va a hacer, y eso le acarreará la pérdida de las elecciones, barajar la hipótesis de dejarle concluir, en vez de oponerse.

Subir o bajar los impuestos son decisiones que siempre recaen y de manera bastante general en el mismo sector de la población, que no es otro que la gran clase media"

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

El debate está asegurado en todo lo anterior. Lo mismo que con los impuestos. Hemos llegado a una situación en la que parece necesario, a juicio de unos, el subirlos y, a juicio de otros, el bajarlos. Y la pregunta del millón aquí no es el sí o el no a secas, sino el por qué ambas decisiones recaen siempre y de manera bastante general en el mismo sector de población, que no es otro que la gran clase media, gran pagana en todas las últimas crisis.

Lo sé porque está compuesta por la gran mayoría y sus componentes no son los únicos que pagan a Hacienda. Todos somos Hacienda. Pero la tarea de cuantos han hecho creer a los pequeños y medianos autónomos que su situación es semejante a la de los grandes empresarios no tiene desperdicio y ha producido un aumento de las desigualdades.

Lo mismo que el discurso de la idéntica responsabilidad de unos y otros en pos del bien común. A pesar de las declaraciones populistas afirmando que se exigirá más a quienes más tienen, las posibles mejoras de la economía pública pensadas por unos y otros se basan, hasta la fecha, en subidas generales de impuestos que afectan sobre todo a las cuentas más transparentes. A funcionarios con nómina y autónomos.

La subida de impuestos que prepara Pedro Sánchez

Puestas así las cosas y tratando el tema desde un punto de vista totalmente pragmático de consecución de votos, cabe preguntarse por qué si son los grupos citados los principales proveedores de impuestos, no se incrementan las medidas favorables del Ejecutivo (y los partidos que lo sustentan) hacia ellos, puesto que les ayudan a hacer política. Para que así, a la hora de aportar, dispongan de una mayor holgura (nótese la ironía).

La reforma fiscal no es algo que se pueda hacer a la ligera. La última completa viene de la época de la extinta UCD, fuerza política liderada por Adolfo Suárez, primer presidente de España, una vez restaurada la democracia, a la muerte de Franco. Exige un acuerdo parlamentario entre partidos y una justificación amplia y transparente a los ciudadanos. Como en el caso del primer párrafo de este artículo.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta

ALBERTO ASTORGA

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos.

Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro que reúnan y aúnen a los ciudadanos en una meta colectiva. Hay crispación e incertidumbre, pues quiénes tienen que tomar decisiones, manifiestan una cosa en un momento determinado según las circunstancias; dicen otras distintas o incluso contrarias, cuando los momentos han pasado y, finalmente, hacen lo que les parece, sabiendo que la memoria colectiva es endeble, que los medios de comunicación tienen un precio y que los mensajes pueden ser diseñados para ‘conducir’ la voluntad de las personas -o del rebaño- allá donde se quiera. La mentira, el engaño y la inseguridad en qué sucederá en el futuro esta al cabo de la calle.

Me espanta que, teniendo así la casa, desde fuera se den golpes en la puerta, se fuerce la cerradura y se nos cuelen aquí donde vivimos, por la fuerza y sin permiso, extraños que poco o nada aportan porque poco o nada tienen. Y me espanta que, pese a la irrupción ‘a las bravas’ de esa inmigración ilegal tengamos que acondicionar alguno de nuestros destartalados habitáculos para darles acomodo, demostrándonos que las cosas siempre pueden ir peor. Incluso anunciamos que caben más donde los que ya están administran como pueden su miseria, su paro, su falta de alternativas y su enorme, enorme y enorme deuda pública.

Me espanta la burla que desde el gobierno se hace al poder judicial. Dos poderes esenciales que deben respetarse. No ya es se haya nombrado a una Fiscal General del Estado que meses antes había sido ministro socialista –que ya es un escándalo ético-; ni siquiera es que se intente un asalto al Consejo General del Poder Judicial para someterlo como a la fiscalía citada –“¿de quién depende?, pues eso”– y poner a fieles seguidores de la doctrina oficial y del pensamiento único, sino que, más aun, me espanta, y mucho, que se aprueben indultos donde no cabe indultar. No es la falta de arrepentimiento de los condenados, que daría casi igual, sino el anuncio descarado de que se repetirán las situaciones y, con ellas, las tensiones. Cuando se vulnera la legalidad se abre una peligrosa puerta a nuevas vulneraciones, porque ya no existirá medida de lo justo y de lo injusto, y de ahí a la selva, solo hay un paso.

Persecución covid: Me espanta, por Alberto Astorga

Aunque el proceso de vacunación sea 'voluntario', me resulta de una voluntariedad bastante imperativa, pues ya se anuncia que para viajar en autobús, avión, ir al cine, montar en metro... hay que tener un 'Pasaporte Covid'. ¡Caramba con la voluntariedad!"

Pero lo que me tiene todavía más preocupado es la cantinela esta del Covid. No logro comprender qué está sucediendo con la pandemia, con los ‘comités de expertos’ que no existen, con aquellos estudiosos que concluyen una cosa y dicen al rato otra; que lo dicho se contradiga con lo analizado por otros expertos distintos y que lo maticen posteriormente, sumergiéndonos en un mar de dudas y temores, con el inestimable apoyo, cobertura y difusión de los medios de comunicación que se hacen eco de todo y que contribuyen a difundir la confusión y la inseguridad.

Les confieso que, pese a mis convicciones y ante este panorama, era reacio a vacunarme. Un proceso de investigación e implementación de una vacuna lleva años de estudio y de experimentación. Años. Sin embargo, aunque según los expertos –a saber quiénes- sabemos poco del virus, han aparecido, no uno, sino varios laboratorios que un plazo brevísimo han sacado distintos tipos de vacunas -en meses- y en las que sus porcentajes de efectividad son más una cuestión de marketing que de ciencia. Que además hayan surgido problemas de tolerancia, según edades o sexo. Que un día una dosis sea suficiente, al día siguiente debería ser dos y poco después se esté hablando de hasta de tres dosis. Que nadie explica nada y te chutan la dosis como otrora vacunaban a los quintos en la mili.

Y aunque se diga que el proceso es ‘voluntario’, me resulta de una voluntariedad bastante imperativa, pues ya se está anunciando que para montarse en un autobús, en el tren, en el avión, entrar a otro país, hospedarte y moverte libremente deberás estar vacunado y tener un ‘Pasaporte Covid’. ¡Acabáramos! ¡Caramba con la voluntariedad! ¡O te vacunas o te declaro apestado!

Me he vacunado, sí. Lo he hecho con miedo, impulsado por una responsabilidad ciudadana de grupo, pero con preocupación sobre qué hará eso que me están metiendo en años venideros y cómo afectará a mi salud. Nadie lo sabe, porque no ha habido tiempo para ello. Asumimos riesgos sobre los que luego, si sucediera algo, nadie asumirá responsabilidad alguna, ni los que gobiernan, ni los expertos, ni las agencias internacionales. 

Estoy de acuerdo con cualquier proceso de vacunación que se lleve a cabo, como la mejor forma de controlar enfermedades peligrosas, pero no por ello olvido que a toda una generación, a los de mi edad –yo me libré por los pelos-, se nos extirpaban las anginas para evitar ‘problemas futuros’, como si arrancáramos el motor del coche para evitar averías futuras. Hoy, afortunadamente, no se hace tan alegremente, pero antes era el ‘aquí te cojo, aquí te mato’, en beneficio de la salud. O aquel antibiótico maravilloso llamado tetraciclina que posteriormente se descubrió que suministrado a niños y embarazadas se fijaba en los dientes colorándolos, dañándolos y creando un problema futuro en todos los también ‘voluntarios’ pacientes. Por eso, mi espanto continúa.

Alberto Astorga

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

¡Que viene el fisco! | Damián Beneyto

¡Que viene el fisco! | Damián Beneyto

¡Que viene el fisco! | Damián Beneyto

¡Que viene el fisco!

DAMIÁN BENEYTO

Los costes de la pandemia para millones de ciudadanos han sido de ‘toma pan y moja’. Miles de negocios se han ido al traste y decenas de miles de ciudadanos, con ERES o sin ERES, se han ido al paro. El bicho de marras ha traído la miseria a mucha gente, además de enfermedad y muerte.

Cuando nos estábamos reponiendo de la crisis económica de 2008, va y los chinos nos hacen la pascua; sueltan, con intención o no -vaya usted a saber– al ‘florido’ Covid y ponen al mundo patas arriba. Lo que podría ser un argumento de una película de ciencia ficción se ha convertido en una realidad que, si las vacunas no lo remedian, puede diezmar a la humanidad además de empobrecerla severamente.

En España tuvimos suerte -no se rían- de que nos pillara el ‘covidazo’ cuando, gracias a una pérfida moción de censura y a unas componendas nauseabundas entre lo peor de cada casa, el gobierno estaba en manos del ‘Frente Popular’.

De haber gobernado en esas circunstancias el centro-derecha, a las víctimas del Covid habría que unir la de miles de ciudadanos enviados al otro barrio por las aguerridas huestes del socialcomunismo que, si gobernando ya apedrean al personal –for example, Vallecas-, imagínenselos teniendo que cumplir las normas de un estado de alarma ordenado por los ‘fascistas del PP’.

¡A las barricadas! ¡A las barricadas!
por el triunfo de la Confederación.
¡A las barricadas! ¡A las barricadas!
por el triunfo de la Confederación
.

También, y para mayor regocijo -no se vuelvan a reír-, la solución a la gravísima crisis económica que nos ha dejado el virus comunista de Wuhan está en manos de este gobierno multirojelio con algún ramalazo naZionalista. Nunca se las vieron más gordas, pero ‘ancha es Castilla’ y ya saben eso de que ‘cuando un tonto sigue la linde, la linde se acaba y el tonto sigue’.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Con una deuda pública disparatada, y no por gastos sanitarios precisamente, nuestro simpar gobierno debe convencer a la Unión Europea de que son de fiar, si quieren recibir esa especie de ‘Plan Marshall’ de más de 140 mil millones de euros para recuperar la maltrecha economía post-Covid. Naturalmente, Bruselas pide garantías de que el dinero en cuestión se va a utilizar convenientemente y no para financiar francachelas, cuchipandas, jaranas y puterios, modelo PSOE andaluz.

También, ‘como no podría ser de otra manera’ (que se diría en politiqués), la UE exige medidas correctoras que tiendan a igualar la balanza entre lo que se gasta y lo que se recauda y ahí -si me lo permiten- está ‘la madre del cordero’.

Corregir la balanza entre lo recaudado y lo gastado se puede hacer de dos formas: aumentando la presión fiscal a los ciudadanos para mantener un desorbitado gasto público, o al contrario, bajar los impuestos para fomentar el consumo y como consecuencia la creación de riqueza y empleo; así se recauda más, pero de otra manera.

Pero ya saben ustedes que al rojerío en general lo que le va es hacer creer al personal que su supervivencia depende de ‘papá estado’ y para ello, no pueden permitir que los ciudadanos tengan autonomía económica, pues eso les impediría mantener el clientelismo electoral ahora existente.

La solución para mantener este estado subvencional es aumentar la presión fiscal, es decir, subir los impuestos y crear otros nuevos. No hay otra y, por supuesto, eso de que ‘afectará sólo a los ricos’ ‘átenselo a un dedo’, que diría un castizo. Aquí pagarán los de siempre mientras tengan con qué pagar, y pagarán además, también por lo que ya han pagado; el caso es que paguen, no sé si me explico.

De haber gobernado el centro-derecha, a las víctimas del Covid habría que sumar miles de ciudadanos enviados al otro barrio por las aguerridas huestes social-comunistas por disturbios en la calle"

Que viene el fisco!!!, por Damián Beneyto

El atraco a los bolsillos de los contribuyentes -que vamos a ser todos, hasta los subvencionados- está ‘a punto de caramelo’. Mientras andamos entretenidos en qué vacuna nos pondrán o si podremos ir a ver a la tía Paca a Pedrosillo de los Aires, el tal Sánchez y su banda de desvalijadores están preparando el latrocinio fiscal del siglo. A la subida del IRPF, donaciones, sucesiones, electricidad, diesel, etc., hay que añadir dos nuevos impuestos que van a gravar especialmente -y bastante- la economía de la clase media-baja de este país; me refiero al peaje en las autovías primero, y en el resto de carreteras después, y a la desaparición de la declaración conjunta del impuesto sobre la renta. Tomen nota los que votan a estos ‘rififis’ de pacotilla.

Lógicamente, los voceras de la siniestra, los sindicatos -¡pásmense!- y los medios de comunicación adeptos justifican este atraco amparándose en el manido argumento de que ‘hay que garantizar los servicios públicos y las pensiones’ y, para eso, hace falta pagar impuestos. ¡Claro que hay que pagar impuestos!, ¡faltaría más!, pero dentro de un orden y sólo para sufragar los gastos necesarios que garanticen el acceso de los ciudadanos a la sanidad, la educación, la dependencia, la cultura y por supuesto a unas pensiones dignas.

España es el país de la Unión Europea, y a lo mejor del mundo, que tiene mayor número de 'mamandurrieros' políticos por metro cuadrado y, por supuesto, eso lo pagamos los de siempre"

Lo que no es de recibo es que tengamos que pagar el despilfarro generado por el mantenimiento de estructuras políticas que no sirven para nada y los sueldazos de miles de golfos, muchos de ellos auténticos analfabetos funcionales, que en calidad de ‘asesores’ pululan por gobiernos, ministerios, diputaciones, ayuntamientos y otras instancias de las administraciones públicas.

España es el país de la UE, y a lo mejor del mundo, que tiene mayor número de ‘mamandurrieros’ políticos por metro cuadrado y, naturalmente, eso lo pagamos los de siempre. Mantenemos 19 gobiernos, 19 parlamentos, 41 diputaciones y una ingente cantidad de empresas públicas atiborradas de altos cargos, muchos de ellos sin oficio ni beneficio, que cobran astronómicos sueldos por ver pasar las nubes, que diría el sonatillo Zapatero, además de los miles de asesores de los que ya he hablado antes.

Que viene el fisco, por Damián Beneyto

No soy contrario al estado de las autonomías, pero sí al despilfarro y al compadreo partidista. Sobran diputados, tanto nacionales como autonómicos; la mayoría sólo sirven para votar lo que diga su preboste de turno, sé de lo que hablo. Sobra el Senado si no actúa como una verdadera cámara territorial y la mitad de los senadores. Sobran las diputaciones, cuyas funciones deberían ser asumidas por los gobiernos autonómicos. Sobran casi todos los asesores a todos los niveles, para asesorar están los funcionarios que, además, están más cualificados. Sobran miles de estamentos públicos por su inutilidad manifiesta y también, en muchas ocasiones, por su duplicidad o triplicidad. Y, naturalmente, sobran los caraduras que, aprovechándose de su status político, se apropian y gastan el dinero público a manos llenas sin que el Tribunal  de Cuentas -otro estamento que no sirve para nada- actúe.

En resumen, hay que adelgazar la administración en lugar de arruinar a los contribuyentes con impuestos, algunos de ellos, absolutamente injustos y arbitrarios.

Seguir con la política de engordar el gasto público innecesariamente a costa de los bolsillos del personal sólo conduce al empobrecimiento, a la falta de actividad económica y a la estatalización de los recursos fundamentales, hasta convertir a España en una república bananera bolivariana y, si no, al tiempo.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Autopsia electoral | Damián Beneyto

Autopsia electoral | Damián Beneyto

Autopsia electoral | Damián Beneyto

Autopsia electoral

DAMIÁN BENEYTO

“En la huerta del Segura cuando ríe una huertana resplandece de hermosura toda la vega murciana”.

‘La Parranda’, zarzuela en tres actos del maestro Alonso.

Quién nos iba a decir que la decisión de adelantar las elecciones en la Comunidad de Madrid se debería a una moción de censura en la Región de Murcia que acabó ‘como Cagancho en Almagro’.

El asalto al liderazgo del centroderecha, perpetrado por la Sra. Arrimadas con la colaboración inestimable del ‘Rasputín’ monclovita Sr. Redondo, produjo una reacción en cadena que acabó con la convocatoria electoral anticipada en la Comunidad de Madrid.

La Sra. Ayuso, oliéndose que el ‘Bellido Dolfos’ de Ciudadanos, Sr. Aguado, la estaba preparando una celada para deponerla vía moción de censura, se adelantó a los acontecimientos disolviendo la Asamblea madrileña y convocando elecciones.

La campaña electoral ha sido una de las más ácidas que recuerdo; a la violencia verbal en grado sumo se ha unido, al más puro estilo abertzale, la violencia física"

Visto lo visto, la jugada no le ha podido salir mejor a la lideresa popular, ni peor al pobre felón de Ciudadanos que ha acabado -con perdón- ‘como puta por rastrojo’.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La jugada política de Dña. Isabel dejó descolocado a más de uno y cortó de raíz los intentos de mociones en otras comunidades. Tanto fue así que ‘naranjiles’ y socio-comunistas intentaron vía judicial que se anulara la convocatoria electoral, pero sin resultado.

Después de las elecciones catalanas, que habían pasado sin pena ni gloria y que aún están por resolver, las madrileñas crearon una expectación fuera de lo normal, por lo inesperadas y por las circunstancias que las provocaron.

Los partidos políticos se pusieron manos a la obra y la gran sorpresa fue la aparición en escena del estrafalario mayor del reino, Sr. Iglesias, que, cual salvador de la patria, dejó la vicepresidencia del Gobierno para disputar la presidencia de la Comunidad de Madrid a la Sra. Ayuso al grito guerra civilista de ¡no pasarán!  

El resto de los partidos no tardaron en nombrar a sus cabezas de cartel, manteniendo -excepto Ciudadanos, que optó por defenestrar al pobre del Sr. Aguado– a sus actuales portavoces en la Asamblea madrileña. El 4 de mayo era la fecha elegida para unas elecciones que se presumía que darían mucho que hablar.

La campaña electoral ha sido una de las más ácidas que recuerdo; a la violencia verbal en grado sumo se ha unido, al más puro estilo abertzale, la violencia física y así, mamporreros de la extrema izquierda podemita se han dedicado a lanzar pedruscos a los ‘terribles fascistas’ de VOX.

Resultados electorales del 4M en Madrid

Soy de los que piensan que este asunto 'de las balas' no deja de ser una ocurrencia de alguna mente privilegiada que pulula por los despachos monclovitas"

Otra singularidad de esta campaña ha sido las amenazas que vía postal han recibido algunos prebostes del frente popular y la Sra. Ayuso. Las misivas llevaban cartuchos de Cetme y hasta alguna faca albaceteña, sin que, de momento, quitando al ‘Luis Candelas’ de El Escorial, sepamos quiénes han sido los autores. Eso sí, la seguridad de Correos ha quedado absolutamente puesta en evidencia.

Soy de los mal pensados que cree que este asunto de ‘las balas’ no deja de ser una ocurrencia de alguna mente ‘privilegiada’ de las muchas que pululan por los despachos monclovitas, pero, al menos,  le ha dado un cierto glamur a estos comicios.

El CIS del Sr. Tezanos también ha cumplido con nota en su papel de animador electoral y ha cocinado con todo primor encuestas que iba sacando en sucesivas dosis para intentar ilustrar y adoctrinar a los votantes al más puro estilo ‘goebbelsiano’.

Hay que reconocer que los candidatos se han empleado a fondo aunque, como se ha visto, algunos con más acierto que otros.

En mi opinión el que peor lo ha hecho, y a los resultados me remito, ha sido el Sr. Gabilondo. Un venerable catedrático de universidad no debería haberse prestado a ser tratado como un zascandil o chisgarabís por sus directores de campaña. Entre ‘el gurú’ D. Iván y los iletrados Sr. Ábalos y Sra. Lastra han llevado al pobre de D. Ángel “com cagalló per senda”, que dicen en mi tierra natal. El papelón del metafísico socialista ha sido melodramático, rayando en lo fúnebre.

Isabel Díaz Ayuso ha demostrado que no hace falta renunciar a los valores del centro derecha para conseguir la confianza de los ciudadanos"

Isabel Diaz Ayuso y los resultados del 4M, por Damián Beneyto

Las candidatas de VOX y MÁS MADRID se han batido el cobre con bastante solvencia. Dña. Rocío tenía que salvar los muebles ante una Sra. Ayuso que arrasaba, y lo ha conseguido. Dña. Mónica ha sabido aprovecharse de las flaquezas del Sr. Gabilondo y de los ridículos graznidos del Sr. Iglesias y, a pesar de su condición de pija comunista, ha arramplado con un buen montón de votos de la izquierda profunda.

Del Sr. Iglesias poco se puede decir que no se haya dicho. Saltó al ruedo con la intención de salir por la puerta grande y ha salido por la puerta de cuadrillas a almohadillazo limpio. Nefasto personaje que sólo ha conseguido crear cizaña y enfrentar a los españoles y que, desgraciadamente, lo seguirá haciendo desde fuera de la política.

Dña. Isabel ha estado por encima de lo esperado, que ya era mucho. Muy bien asesorada, ha demostrado que no hace falta renunciar a los valores del centro derecha para conseguir la confianza de los ciudadanos y que la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace es posible en política.

Doña Isabel Díaz Ayuso no ha derrotado al Sr. Gabilondo, que también; ha derrotado al Secretario General del PSOE y Presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y además de forma abrumadora y sin paliativos"

Isabel Diaz Ayuso y el Partido Popular ganan las elecciones de Madrid 2021

En el resultado de estas elecciones hay, por encima de todos, un gran perdedor que, aunque no figuraba en las listas, estuvo desde la Moncloa medrando con sus decisiones para desprestigiar a la Sra. Ayuso. Este no es otro que el tal Sánchez que, cual pájaro de mal agüero, lleva desde el comienzo de la pandemia intentando desprestigiar al Gobierno de Madrid a base de perjudicar a los madrileños con decisiones políticas más que cuestionables. Dña. Isabel no ha derrotado al cariacontecido Sr. Gabilondo, que también; ha derrotado al Secretario General del PSOE y además de forma abrumadora y sin paliativos.

No cabe duda que el Partido Popular ha dado un paso importante para su futuro, pero mal haría el Sr. Casado si se creyera él, el triunfador. El triunfo del PP en Madrid ha sido por la gestión realizada por la Sra. Ayuso, sin olvidar al Sr. Martínez-Almeida que desde el Ayuntamiento de Madrid está haciendo una magnifica gestión.

El Sr. Casado, para convertirse en el próximo presidente del Gobierno de España, tiene que ofrecer a los ciudadanos un discurso firme, coherente, sin complejos y con propuestas creíbles para solucionar los graves problemas socioeconómicos por los que atraviesa España.

El resultado electoral de Madrid puede ser, a medio plazo, el motor de la recuperación de España y también del PSOE, si el sector socialdemócrata del partido logra echar de la política al tal Sánchez y a sus acólitos.

“Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la España en que nací por algo te hizo Dios la cuna del requiebro y del chotis”.

‘MADRID’, de Agustín Lara.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario