Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital

CARMEN HERAS

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias, hayan aceptado sin crítica no ser preguntadas por aquellos sobre ningún asunto de interés público.

Era y es relativamente fácil el defender un modelo teórico de participación directa, muy incentivado desde las redes. Otra cosa es desarrollarlo realmente en la práctica.

Era y es relativamente fácil el defender un modelo teórico de participación directa pero otra cosa es su desarrollo real en la práctica"

Por ejemplo, Audrey Tang, ministra en Taiwán de los menesteres digitales, afirma que la política debe apoyarse hoy en gobiernos abiertos sostenidos por cuatro grandes columnas: la transparencia; la participación de la gente en la toma de decisiones y creación de programas; la responsabilidad en ideas y acciones; y una mayor inclusión cómplice de los ciudadanos en los procesos públicos.

Dichas características tienen predicamento entre los votantes. Los partidos las defienden sobre el papel, y los hipotéticos líderes ven reforzadas sus posibilidades de serlo cuando abanderan estos modos en democracia.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Si volvemos la vista hacia las campañas electorales de otras épocas, e incluso hacia las acciones de gobierno de antaño, es bastante común observar como se han regido y mucho, por el conocimiento, la intuición y los reflejos de los principales dirigentes acerca de la realidad en cualquier asunto político y de la propia psicología de los administrados. Desde luego, han tenido mucho que ver con lo oportuno del momento, la apreciación visceral de los temas, el conocimiento del territorio y de sus habitantes. También con una mayor o menor implantación del partido desde el que se postulaban.

Y hasta con la historia de un país o de una zona. Desastres políticos propiciados por unas fuerzas determinadas pueden volver inviable durante un espacio de tiempo el voto hacia ellas y en su lugar pueden haber sido elegidos los candidatos de sus oponentes, más por demérito de lo rechazado que por méritos propios. Así se han desenvuelto algunas consultas, pongamos por caso, mientras ha vivido la generación que sufrió la última guerra civil española con su tragedia.

El PSOE consulta a sus bases

Pero volvamos a nuestros tiempos. El famoso autor Yuval Noah Harari habla en su libro ‘Homi Deus. Breve historia del mañana’ de la revolución del humanismo en diferentes frentes, el político, entre otros. A lo que Senén Barro Ameneiro, director del Centro Singular de Investigación en Tecnologías Inteligentes de la Universidad de Santiago de Compostela añade que es preciso incorporar la tecnología, y su difusión generalizada, en esta clasificación, al igual que las posibilidades de trabajo de máquinas cada vez más inteligentes.

La política y su exposición pública están ya fuertemente condicionadas por las tecnologías de la información y de las comunicaciones, puesto que el uso de la minería de datos permite saber lo que quiere la sociedad mucho antes de que ésta se manifieste votando en una urna o contestando a una encuesta. Recuerden el caso de Trump y el software basado en Inteligencia Artificial que predijo que ganaría las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, cuando nadie lo estimaba como favorito.

La intuición ha dejado paso a la prospectiva y a la estadística. Tengámoslo claro.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias,...
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ExPresidente de Extremadura

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”. Mi intención es opinar, desde mi leal saber y...
Revisionismo, por Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes. No...
Indultos e impuestos, Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en...
Me espanta, por Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos. Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro...
Que vienen los moros, por Damián Beneyto

¡Que vienen los moros! | Damián Beneyto

El tal Mohamed, rey sátrapa del Reino de Marruecos, al igual que hizo su padre, el no menos sátrapa rey Hasán, está empeñado en hacer la puñeta al Reino de España. Tanto el padre como el hijo han usado la mismas tácticas canallas y cobardes: utilizar a los más...
¿La fugacidad de las bengalas?, por Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados 'nuevos', en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos

CARMEN HERAS

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en el caso de que la opinión pública pudiera ser mayoritariamente desfavorable a la iniciativa- influir en un cambio de aquella; c) si el clima siguiera siendo negativo, utilizar la estratagema para quedar bien, incluso si no se hiciera, con quienes -para subsistir- ha de entenderse políticamente?

Veamos el mismo asunto pero ahora desde la otra parte. Imaginemos que la población a la que se dirige la noticia reacciona distribuyéndose en los tres grupos habituales: los indiferentes, los que están a favor y los de en contra. Y supongan ustedes que éstos últimos se hacen lenguas destacando el mucho desgaste del gobierno al tomar una decisión tan complicada. Hay en este grupo un sector que defendió en su momento la medida que hoy se pretende invalidar, con lo que parece lógica su actitud (‘sostenerla y no enmendarla’) y al que además no le importa el descrédito del que gobierna, es más, lo pretende en todas y cada una de sus intervenciones. Desde un punto de vista totalmente teórico y primario, extremo en el que se mueven últimamente las opiniones en España, éstos últimos pudieran ser los más interesados en la equivocación del gobierno y, creyendo que lo va a hacer, y eso le acarreará la pérdida de las elecciones, barajar la hipótesis de dejarle concluir, en vez de oponerse.

Subir o bajar los impuestos son decisiones que siempre recaen y de manera bastante general en el mismo sector de la población, que no es otro que la gran clase media"

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

El debate está asegurado en todo lo anterior. Lo mismo que con los impuestos. Hemos llegado a una situación en la que parece necesario, a juicio de unos, el subirlos y, a juicio de otros, el bajarlos. Y la pregunta del millón aquí no es el sí o el no a secas, sino el por qué ambas decisiones recaen siempre y de manera bastante general en el mismo sector de población, que no es otro que la gran clase media, gran pagana en todas las últimas crisis.

Lo sé porque está compuesta por la gran mayoría y sus componentes no son los únicos que pagan a Hacienda. Todos somos Hacienda. Pero la tarea de cuantos han hecho creer a los pequeños y medianos autónomos que su situación es semejante a la de los grandes empresarios no tiene desperdicio y ha producido un aumento de las desigualdades.

Lo mismo que el discurso de la idéntica responsabilidad de unos y otros en pos del bien común. A pesar de las declaraciones populistas afirmando que se exigirá más a quienes más tienen, las posibles mejoras de la economía pública pensadas por unos y otros se basan, hasta la fecha, en subidas generales de impuestos que afectan sobre todo a las cuentas más transparentes. A funcionarios con nómina y autónomos.

La subida de impuestos que prepara Pedro Sánchez

Puestas así las cosas y tratando el tema desde un punto de vista totalmente pragmático de consecución de votos, cabe preguntarse por qué si son los grupos citados los principales proveedores de impuestos, no se incrementan las medidas favorables del Ejecutivo (y los partidos que lo sustentan) hacia ellos, puesto que les ayudan a hacer política. Para que así, a la hora de aportar, dispongan de una mayor holgura (nótese la ironía).

La reforma fiscal no es algo que se pueda hacer a la ligera. La última completa viene de la época de la extinta UCD, fuerza política liderada por Adolfo Suárez, primer presidente de España, una vez restaurada la democracia, a la muerte de Franco. Exige un acuerdo parlamentario entre partidos y una justificación amplia y transparente a los ciudadanos. Como en el caso del primer párrafo de este artículo.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias,...
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ExPresidente de Extremadura

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”. Mi intención es opinar, desde mi leal saber y...
Revisionismo, por Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes. No...
Indultos e impuestos, Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en...
Me espanta, por Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos. Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro...
Que vienen los moros, por Damián Beneyto

¡Que vienen los moros! | Damián Beneyto

El tal Mohamed, rey sátrapa del Reino de Marruecos, al igual que hizo su padre, el no menos sátrapa rey Hasán, está empeñado en hacer la puñeta al Reino de España. Tanto el padre como el hijo han usado la mismas tácticas canallas y cobardes: utilizar a los más...
¿La fugacidad de las bengalas?, por Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados 'nuevos', en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas?

CARMEN HERAS

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados ‘nuevos’, en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un interesante debate sobre los recorridos y el estado actual de cada uno de ellos, situación que los comentaristas dan por finalizada -prácticamente- en el caso de Ciudadanos y muy ‘al ralentí’ en el caso de Podemos. Todo ello a la vista de los resultados obtenidos en las elecciones a la Asamblea de Madrid en la que el primero se quedó fuera, y se ha producido la posterior salida de Pablo Iglesias de la política activa.

La pandemia nos ha hecho dar un salto gigantesco de percepción de un futuro ya no tan previsible como creíamos"

¿Qué ha ocurrido para que aparentemente su ciclo haya sido tan corto? Los intervinientes radiofónicos han hecho hincapié en las características propias de los tiempos actuales, donde el hoy puede ser un instante, las redes presionan con sus mensajes en el aquí y ahora y la pandemia -a pesar de habernos obligado a una paralización de nuestras costumbres-, nos ha hecho dar un salto gigantesco de percepción hacia un futuro ya no tan previsible como creíamos y tan lleno de inseguridades.

Hay quien defiende que los logros alcanzados por éstos partidos han sido tan rápidos, que eso ha traído consigo su pronta extinción -sobre todo en el caso de Podemos, donde su máximo líder ha sido vicepresidente del Gobierno de España, ha renunciado a ello para presentarse como cabeza de lista en unas elecciones autonómicas, ante el riesgo de desaparición de la organización que él -junto a otros- creó, y ha optado por dimitir de todas sus responsabilidades la misma noche electoral por entender que no había logrado unos resultados acordes con sus propias expectativas y las de su partido.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Con su marcha ha dejado a cuantas fuerzas políticas lo usaron como un saco de boxeo, sin el objetivo sobre el que todas ellas golpeaban.

Pero no parece que algunos de los éxitos achacables a Podemos sean exclusivos de ellos y de su estrategia; se deben, más bien a los deméritos de sus contrincantes en el espacio electoral. De haber tenido el PSOE los votos suficientes en las últimas elecciones generales, nunca los hubiera pretendido como socios de gobierno dados los antecedentes de otros pactos anteriores con resultados no demasiado exitosos para los socialistas.

La fugacidad de la nueva política: Podemos
La fugacidad de los partidos de la nueva política: Ciudadanos

Más allá de que haya en ambos partidos un determinado número de militantes defensores del entendimiento entre ambas fuerzas políticas, existe otro número aún mayor que desconfía de esa asociación, fundamentándose en la historia y su devenir en un pasado inmediato. Dada la conocida incapacidad de la izquierda para entenderse entre ella misma, sin duda fue el objetivo de formar gobierno la causa fundamental que obligó al PSOE a pactar con Podemos, puesto que un acuerdo con Ciudadanos (dos no pueden cuando uno no quiere) se volvió prácticamente imposible después de las declaraciones de su líder, tan partidarias de unirse con el PP, y las voces de la militancia frente a ‘Ferraz’ gritando “con Ciudadanos, no”.

Tampoco parece exacta la definición de ‘nuevos’ para ninguno de dichos partidos –Podemos y Ciudadanos-, a pesar de ser un latiguillo tan usado. Si se bucea en los idearios que cada uno de ellos defienden, pueden encontrarse similitudes con los de otras fuerzas que con mayor o menor fortuna y asentamiento existieron en el pasado. La historia, a veces, parece dar vueltas sobre si misma. Una y otra vez. Veremos.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias,...
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ExPresidente de Extremadura

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”. Mi intención es opinar, desde mi leal saber y...
Revisionismo, por Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes. No...
Indultos e impuestos, Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en...
Me espanta, por Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos. Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro...
Que vienen los moros, por Damián Beneyto

¡Que vienen los moros! | Damián Beneyto

El tal Mohamed, rey sátrapa del Reino de Marruecos, al igual que hizo su padre, el no menos sátrapa rey Hasán, está empeñado en hacer la puñeta al Reino de España. Tanto el padre como el hijo han usado la mismas tácticas canallas y cobardes: utilizar a los más...
¿La fugacidad de las bengalas?, por Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados 'nuevos', en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

¿Quedan políticos como los de antes? | Carmen Heras

¿Quedan políticos como los de antes? | Carmen Heras

¿Quedan políticos como los de antes? | Carmen Heras

¿Quedan políticos como los de antes?

CARMEN HERAS

A menudo se oye en el mundo de la opinión pública la frase manida de que ‘ya no hay políticos como los de antes’. Si se pregunta a una persona de edad, lo afirmará con contundencia, razonándolo desde la mirada épica sobre unos tiempos pasados en los que tanto hubo que construir en favor de la democracia, y la generosidad hizo muchas veces acto de presencia.

Pero cuando se habla con un político joven de los de ahora, hará puro énfasis en la semejanza de sus actos con los apartados más nobles de los de sus predecesores, justificando los cambios entre la forma antigua de trabajar y relacionarse y la actual, por la prisa de nuestra mediática época y la rapidez de los cambios tecnológicos del presente.

El sustrato teórico de las ideas que conforman una ideología siempre ha de emerger por encima del pragmatismo propio de su ejecutoria"

Y algo curioso: frente a la hecatombe que para los antiguos significaba el fracaso de una fuerza política, los actuales parecen observarlo con naturalidad, o al menos eso dicen, del mismo modo que hacen con las relaciones humanas, hoy tan volátiles.

Cualquiera que pretenda realizar una disertación comparativa entre dos épocas deberá hacerlo de manera puntillosa, abarcando todos los puntos de comparación. Lo mismo sucede en la política. Cada tiempo tiende a explicarse de acuerdo a sus condiciones sociales y económicas, las cuales afectan lógicamente a las decisiones concretas tomadas por los gobernantes.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Ahora bien, en toda práctica política democrática hay unos fundamentos generales, un tronco común que tiene que ver con unos conceptos básicos de la misma antes que con una ideología determinada, sea ésta de derechas o de izquierdas. E incluso, dentro de una opción X, el sustrato teórico de ideas que la conforma siempre ha de emerger por encima del pragmatismo propio de su ejecutoria. Algo que hoy no siempre ocurre.

Puede que el problema de la política, aquí y ahora, sea el confundir las formas y el fondo y hacer que las primeras sustituyan al segundo en un número importante de casos. Creer que la buena confección e interpretación de un relato sustituirá, en la mente del votante, a la necesidad cierta de unas realizaciones concretas. En el pasado algo así no se daba, al no existir generalizadas las redes sociales. Tampoco la sociedad hubiera visto bien el que sus representantes imitasen, a veces, los ‘reality show’, líderes de audiencia en televisión.

Escribe Luís Landero que “cuando el fondo va por un lado y la forma por otra, nos sale la risa agria e infantil propia de nuestra época”. Traducir el fondo como forma y viceversa constituye un gran dislate, solo apto para los previamente convencidos.

Fondo y forma son dos piezas claves en un trabajo político. Caso de haberlo. Y ambas deben coexistir. El fondo, sin formas adecuadas de presentación, puede resultar difícil de entender, gélido y rígido en su contenido. La forma, sin fondo, es solo un cascarón que no tiene nada debajo, pura inanidad.

Amigos entre políticos diversos

Los políticos han conseguido establecer una verdadera clase social con intereses y objetivos propios, donde un parlamentario -por el mero hecho de serlo- tiene mayores afinidades con otro parlamentario -aún siendo éste de una fuerza política distinta- que con las personas que dice representar.

Los partidos de izquierda tienden a criticar a sus oponentes, enfundados en un manto de superioridad moral que solo ellos, a sí mismos, se reconocen, pues al cabo su manera de comportarse en la práctica es bastante análoga a la de sus adversarios.

Por otra parte, estar convencidos -como hacen algunos partidos conservadores- de que solo ellos están preparados para detentar el poder y con esa convicción, dedicarse -cuando no gobiernan- a torpedear sistemáticamente las acciones de gobierno, no deja de ser trabajar dentro de un espejismo con consecuencias destructivas para la convivencia democrática.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias,...
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ExPresidente de Extremadura

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”. Mi intención es opinar, desde mi leal saber y...
Revisionismo, por Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes. No...
Indultos e impuestos, Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en...
Me espanta, por Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos. Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro...
Que vienen los moros, por Damián Beneyto

¡Que vienen los moros! | Damián Beneyto

El tal Mohamed, rey sátrapa del Reino de Marruecos, al igual que hizo su padre, el no menos sátrapa rey Hasán, está empeñado en hacer la puñeta al Reino de España. Tanto el padre como el hijo han usado la mismas tácticas canallas y cobardes: utilizar a los más...
¿La fugacidad de las bengalas?, por Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados 'nuevos', en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas?

CARMEN HERAS

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales dentro de un sistema democrático.

La primera, la necesidad de ser una organización estable y permanente. La segunda, la obligación de apoyarse en una ideología y un programa de gobierno. La tercera, la obligatoriedad de cumplir unos objetivos mediante el ejercicio del poder político. La cuarta, la ejecución de ese poder por unos cargos públicos electivos.

Los partidos actúan como estructuras intermedias entre el Estado y la sociedad civil, y es necesario pertenecer a un partido para presentarse a unas elecciones"

Los partidos actúan como estructuras intermedias entre el Estado y la sociedad civil, y es necesario pertenecer a un partido político para presentarse a unas elecciones. Cualquier proceso electoral puede desembocar en el nombramiento de unos cargos públicos que, de alguna manera y en mayor o menor medida, son controlados por sus partidos, al haber sido colocados por éstos en la parrilla de salida. Y viceversa.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Adoptan los partidos, al menos en teoría, dos reglas de oro fundamentales en su funcionamiento interno: la primera, que un cargo público gobernando ha de consultar lo qué hace en cualquier situación importante, y debe dar explicaciones de su trabajo ante el partido que lo propuso, al objeto de mantener la ortodoxia de las siglas. Y la segunda, que todos los militantes pueden desempeñar un cargo político, si los órganos dirigentes del partido lo deciden, lo que equivale a presuponer que el recambio de unos por otros puede hacerse de manera habitual, salvo en el caso de los líderes máximos.

Bajo estas hipótesis de partida nada tiene de extraño que muchas veces y de forma egoísta los miembros de un partido defiendan la renovación como un mero recambio de las caras. Además, y dado que sus elementos pueden ser intercambiables entre sí, la organización no haya considerado necesario mantener estrategias generales y conjuntas de defensa reglada de ellos, en sus diferentes lugares de implantación. O de gobierno. Porque siempre habrá un individuo para sustituir al que caiga.

Últimamente estamos asistiendo, cada vez con mayor intensidad, a diferentes iniciativas de unos partidos contra otros que van más lejos del propio juego político y se introducen, utilizándolas, en otras vías, al objeto de defenestrar al adversario.

Gente y responsabilidad en la política

La pregunta que, como una mera hipótesis, muchos nos hacemos es si ante una situación claramente de acoso a una persona con responsabilidades políticas, debe una organización (puesto que es quien coloca a unos cargos y los supervisa) ayudar, de manera colegiada, a protegerse a éstos cuando realmente lo necesiten, o por el contrario mirar para otro lado y dejar que sean los interesados quienes de manera personal se defiendan.

Y otro tanto cabría preguntarse con respecto a las instituciones. Si un cargo público actúa conforme los asesoramientos de unos técnicos, funcionarios de la institución, ¿su responsabilidad es personal en cualquier tipo de recurso sobrevenido sobre sus actuaciones, o es la propia institución quien debe defender la idoneidad de sus planteamientos aún cuando el cargo público ya no ejerza como tal? ¿No sería pertinente estudiar toda la casuística? ¿Sería adecuado disponer de un código regulador, común y medido para determinadas circunstancias?

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias,...
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ExPresidente de Extremadura

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”. Mi intención es opinar, desde mi leal saber y...
Revisionismo, por Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes. No...
Indultos e impuestos, Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en...
Me espanta, por Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos. Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro...
Que vienen los moros, por Damián Beneyto

¡Que vienen los moros! | Damián Beneyto

El tal Mohamed, rey sátrapa del Reino de Marruecos, al igual que hizo su padre, el no menos sátrapa rey Hasán, está empeñado en hacer la puñeta al Reino de España. Tanto el padre como el hijo han usado la mismas tácticas canallas y cobardes: utilizar a los más...
¿La fugacidad de las bengalas?, por Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados 'nuevos', en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

El mejor banco de pruebas

CARMEN HERAS

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con ‘seres incapaces’. Clara Campoamor fue la impulsora del sufragio femenino en nuestro país y el cambio se produjo.

Pero poder votar no significa necesariamente poder ser votadas y ni una cosa ni la otra consiguieron, de forma inmediata, la igualdad real entre los géneros. Y eso, a pesar de que desde la fecha en que la Campoamor dijera aquello: “He trabajado para que en este país los hombres encuentren a las mujeres por todas partes y no solo donde ellos vayan a buscarlas”, haya llovido mucho.

Poder votar no significa necesariamente poder ser votadas, y ni una cosa ni la otra consiguieron, de forma inmediata, la igualdad real entre los géneros"

Daniel Innerarity lo analiza en su libro ‘Una teoría de la democracia compleja’ donde escribe que la democracia sólo puede volverse efectiva cuando se logre plenamente la igualdad de género. Igualdad entendida como un derecho democrático y no solo como un mero acto de justicia hacia un grupo pequeño y minusvalorado, pues las mujeres no lo forman al constituir el 50% de la población.

La generación de nuestros padres, nacidos en las primeras décadas del siglo XX, y desde luego otras anteriores a ella, reconocieron como válido, a la hora de construir una familia, un contrato sexual que permite distribuir a los géneros en dos espacios claramente diferenciados: el público para el hombre, el privado para la mujer.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011
Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Desde el convencimiento de que para que personas soberanas y autosuficientes en lo económico puedan trabajar en el primero, era necesario que el otro sexo no lo fuera y se encargase de gestionar las tareas propias de la dependencia.

Hay historiadores que afirman que la filosofía griega llegó a existir y ha gozado de tanta influencia porque los filósofos que la hicieron posible, disponían de esclavos. Ya que para subsistir en lo básico, no necesitaron emplear parte de su tiempo en labores domésticas y asistenciales, pudieron dedicarse en cuerpo y alma a otros asuntos más elevados del intelecto como lo es, sin duda, el alumbramiento de una teoría filosófica.

Democracia compleja; Daniel Inneraity
Disponible en:

Visto todo desde este punto de vista, la esclavitud no solo no sería nociva -salvo para los esclavos-, sino algo tan oportuno que ha logrado, a la postre, mucho bien para la cultura humana, tan cimentada en la griega. Sin embargo, el ejemplo y el argumento son tan aberrantes como los referidos a la conservación del patrimonio antiguo en un país, cuando se la atribuye a la ausencia de desarrollo del mismo. “De haber llegado a tiempo el progreso a ciertos lugares –nos dicen algunas mentes pensantes- muchos de esos palacios, castillos, pinturas, etc, obras de arte sin parangón, ya no existirían pues se habrían vendido al mejor postor”.

La división de roles entre hombres y mujeres, sobre la que se fundamentó nuestra esctructura de vida y convivencia, nunca fue casual, sino pergueñada para que el espacio público fuera ocupado por el hombre"

Se que lo escrito más arriba da pie a profundos debates, con intervenciones apasionadas y oportunas, que otro día haremos. Hoy lo uso solo como ejemplo de que la división de roles entre hombres y mujeres, sobre la que se fundamentó nuestra estructura de vida y convivencia, nunca fue casual sino pergueñada para que el espacio público fuera ocupado por el hombre (entendido de un modo genérico). Y para ello, era preciso que el otro sexo, el femenino, se encargara de gestionar las tareas más dependientes de la vida, relegadas al ámbito privado y nunca al público, sin relación entre ambos.

El que la democracia de nuestros días sepa interrelacionarlos o no, constituye un buen banco de pruebas de su sinceridad.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias,...
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ExPresidente de Extremadura

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”. Mi intención es opinar, desde mi leal saber y...
Revisionismo, por Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes. No...
Indultos e impuestos, Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en...
Me espanta, por Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos. Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro...
Que vienen los moros, por Damián Beneyto

¡Que vienen los moros! | Damián Beneyto

El tal Mohamed, rey sátrapa del Reino de Marruecos, al igual que hizo su padre, el no menos sátrapa rey Hasán, está empeñado en hacer la puñeta al Reino de España. Tanto el padre como el hijo han usado la mismas tácticas canallas y cobardes: utilizar a los más...
¿La fugacidad de las bengalas?, por Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados 'nuevos', en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario