La selección de unas élites planas | Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

La selección de unas élites planas

CARMEN HERAS

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado ‘La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio’ en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de nuestros dirigentes. Argumenta que la producción de aquella en cantidades elevadas incrementa las turbulencias sociales y por ende las políticas, afectando a la autoridad institucional que ya no puede controlar la información y manejarla según su criterio. Al ser conocidos un número mucho mayor de datos que hace unos años, la confianza pública desfallece y la crisis de credibilidad alcanza a las instituciones, pues cualquier error existente se visualiza de inmediato, bastante más que los logros.

Al ser conocidos un número mucho mayor de datos que hace unos años, la confianza pública desfallece y la crisis de credibilidad alcanza a las instituciones"

Se suelen equiparar equivocadamente los conceptos de ‘público’ y ‘pueblo’, aún siendo distintos. Mientras que ‘pueblo’ es una abstracción usada en política, por ‘público’ se conoce, no a un grupo fijo de gente, sino a personas interesadas en un asunto concreto y generalmente contrarias a su desarrollo.

Cuando el asunto deja de estar sobre la mesa, el público se pierde, pues no tiene una estructura institucional, ni unos líderes. Un grupo de este tipo suele formarse alrededor de aquello que no les gusta, porque si lo hicieran alrededor de lo que sí, acabarían peleando al no ponerse de acuerdo en las posibles opciones existentes. Los une el litigio. Cuando éste desaparece o se difumina, desaparecen con él o se camuflan.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Vistas así las cosas, para Gurri las clásicas categorías de izquierda y derecha no pueden servir como referentes a la hora de analizar los vericuetos de la política actual. Según él solo existen el centro y los márgenes.

El primero, el centro, semeja una pirámide muy pronunciada que se mueve muy despacio, pero que, una vez que lo hace, dispone de planes de actuación y dinero. La Unión Europea, por ejemplo, representaría ese centro.

Un grupo suele formarse alrededor de aquello que no les gusta. Les une el litigio. Cuando este desparece o se difumina, desaparece con él o se camuflan"

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach
“La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio de Martín Gurri
Disponible en:

Para los segundos, los márgenes, importan la virtud y la igualdad y no tanto la planificación; negociar con ellos es prácticamente imposible pues no hay líderes, ni estructuras o programas, solo un número diverso de voces con parecida relevancia. Curiosamente, no son personas pertenecientes a ningún sector marginal las que integran esos ‘márgenes’: han ido a la universidad, disponen de vehículos, ordenadores, vivienda… Los une la indignación. Los ejemplos están por todas partes y no hace falta que yo los señale.

Izquierda y derecha no pueden servir como referentes a la hora de analizar los vericuetos de la política actual"

El autor del libro reitera algo sabido: que cualquier sociedad necesita ser gestionada por unas verdaderas élites. Sin ellas, las instituciones se aplanan en demasía. Que es lo qué ahora está ocurriendo en todo el mundo. Lo que significa, hablando de manera global, que las élites existentes no están a la altura de los retos actuales. Y, claro, la democracia titubea. Posiblemente porque la que ahora se necesita no es la misma de la de hace 100 años.

El ‘público’ tiene su responsabilidad en todo ello pues es él quien selecciona a sus élites al decidir cuál es la gente a la que presta atención en cualquier faceta de la vida, ya sea en política, moda, comercio, ocio, etc. Y es ese ‘público’, que se aglutina alrededor de ‘lo que no le gusta’ pero que carece de alternativas a lo que intenta destruir, quien elige a los líderes que luego tomarán decisiones para todos. ¿Verdad que les suena?.

Carmen Heras

* Martin Gurri es analista geopolítico y experto en nuevos medios y efectos de la información. Perfil de twitter @mgurrihttps://thefifthwave.wordpress.com

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

De fábulas | Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

De fábulas

CARMEN HERAS

Les voy a narrar un cuento verdadero…

Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no tanto; pero aún así se volcaron en loas al recién seleccionado y cantaron sus virtudes.

El candidato creyóselo -era lo fácil-, en parte por autoestima y en parte porque para poder dejar un lugar y volcarse en otro -bastante más incierto- hay que tener un cierto sentido mesiánico de las cosas y notarse ciertamente un elegido. Para creer en lo posible de la victoria.

Durante un tiempo supo lo que se siente al ser tratado como un líder, él que siempre había sido un hombre común"

Y el pretendiente llegó al territorio y todo fue muy deprisa. Durante el tiempo de los mítines, supo lo que se siente al ser tratado como un líder, él que siempre había sido un hombre común. Todo girando alrededor suyo con generosidad. No existía un movimiento no aprovechable para ensalzar sus posibilidades, para exponerle en los mejores foros, para convencerle de la importancia del trabajo realizable a posteriori.

A la salida y a la entrada de los espacios donde se celebraban los mítines, sus teloneros, de aquí y de allá, cubrían sus espaldas -y hasta sus laterales-, y el público -siempre hay un público entregado- aplaudía rompiéndose las manos, literalmente, y muchos -hombres, mujeres y trans- proferían gritos de apoyo y arrobo en su favor. “Vas a ganar -le decían- vas a ganar, dáles caña, amigo, dáles caña”. Y él se ruborizaba suavemente.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Y cuando el gran día amaneció, todo resultaba excitante, incluída la espera para conocer el resultado de las votaciones. Y como nunca, el partido parecía unido; todos los grupúsculos al alimón, como una gran fruta plena y cerrada lista para repartir entre los fieles.

No ganó; no, para ser el líder indiscutible. Pero si mejoraría las condiciones y eso, -y el cúmulo de intereses creados-, volvieron los resultados en una cierta victoria interna. Para seguir. Y empezó el camino difícil, las hipotéticas negociaciones, las aspiraciones, los puestos y la nueva etapa. Ahora ya reconvertido nuevamente en un hombre corriente. Sin tantas virtudes como antes del día D se le suponían. Con la cabeza, los pies y las manos como las de tantos otros, sin superioridades exclusivas, funcionario -y no más- de un proyecto y una organización que deben labrarse en el diario, a costa de esfuerzo y con inexactitudes. El valle y la cima largamente trabajados, desde arriba hacia abajo -según los mandados- y no al revés.

De fábulas, por Carmen Heras

Los candidatos son como los caballos de carrera a los que se mima con cariño y excelente forraje mientras se necesita de su porte y esfuerzo para correr"

Los candidatos, amigos, son siempre como caballos de carrera a los que se mima con cariño y un excelente forraje mientras se necesita de su porte y esfuerzo para correr en ella, con la esperanza de que queden en primer lugar o -al menos- entre los mejores. Para eso, se les crean expectativas altas, se les convence de que son viables, de que contarán con el favor del público votante… pero que -como toda esa tensión no se puede mantener durante un tiempo excesivo- volverán del combate letalmente transformados. Tanto si ganan como si pierden. Para lo bueno y para lo peor. En la paz y en la guerra, que en la vida orgánica siempre van juntas.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Todo el mundo es bueno

CARMEN HERAS

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda.

Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era necesario el aval de dos personas ya pertenecientes al mismo, que respaldaban con su firma al pretendiente, hombre o mujer, mayores de edad. Al recién llegado, una vez recibido el visto bueno de los miembros de la dirección política, se le entregaba una carpeta con una información básica sobre la organización interna del propio partido, sus estatutos y las normativas de los órganos de participación 

Para entrar en el partido, se requería el aval de dos de sus miembros, se aportaba información y se participaba en cursos de iniciación que servían para relacionarse ya con otros miembros"

Así mismo, unos pequeños cursos impartidos por líderes locales complementaban su preparación política, sirviendo activamente de puerta de entrada al nuevo militante y ayudando a sus primeros contactos con otros colegas, nuevos o antiguos.

Estas normas, unidas a la que prohibía expresamente utilizar el turno de palabra en una asamblea para hacer exaltaciones al líder, dieron muy buen resultado, aunque andando el tiempo y sin saber muy bien el motivo, cayeron en desuso, de modo y manera que se abandonó la necesidad de petición de avales y la celebración de dichos cursos de iniciación.  

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Prácticamente, todas las peticiones de entrada empezaron a ser aceptadas sin ningún veto, únicamente con la simple cumplimentación de una ficha rellena de datos personales y un número de cuenta al que cargar mensualmente una cuota. Sucediendo así que, en la mayoría de los casos, los nombres y apellidos de los peticionarios eran (son) prácticamente desconocidos para los miembros de la Ejecutiva que había (ha) de dar el visto bueno a su entrada como militantes. Y no siempre hay referencias.

A veces ocurre, además, que un experimentado militante ‘llama’ al partido a una serie de amigos o familiares ante una próxima convocatoria electoral interna en la que se precisen votos, ya que ha decidido presentarse a un cargo interno que ‘se logra por votación’ (ya saben, en matemáticas las cantidades cuentan y cuantos más votos, mayor respaldo). En estos casos no se hará ningún distingo entre padres, hermanos o parientes cualesquiera.

Afiliados del PSOE en Campaña

En ocasiones, un 'experimentado' militante 'llama' al partido a una serie de amigos o familiares ante una próxima convocatoria electoral interna en la que precisa votos para alcanzar el cargo y la posición"

Sucede, entonces, que aunque en teoría se está cumpliendo la normativa, en la práctica el sistema de actuación está fuertemente contaminado. Por esto y porque al no existir ninguna exigencia para entrar, salvo lo ya dicho sobre cumplimentación de una ficha y pago de una cuota, cualquiera puede convertirse en miembro de una organización política, sin mayores trabas, ni conocimiento chequeado alguno de su inclinación ideológica, madurez y ética personal.

Nos quejamos, a menudo, de la falta de entidad de los miembros de un partido político, y del daño que todo ello puede producir a la estructura. En el caso de los partidos de izquierda, además, es sabido el alto rigor apreciativo con que desde ellos se observa la conducta política de propios y extraños. Pero todo se devalúa en la práctica cuando se conocen este tipo de situaciones, que por sí solas pueden explicar en parte algunos “agujeros” del código teórico impuesto. Y de su posterior funcionamiento.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los políticos y los ‘influencers’ | Carmen Heras

Los políticos y los ‘influencers’ | Carmen Heras

Los políticos y los ‘influencers’ | Carmen Heras

Los políticos y los 'influencers'

CARMEN HERAS

Me ‘devano los sesos’ (metafóricamente) para intentar comprender los criterios usados por los ‘confeccionadores’ de la lista con los 50 políticos más influyentes en la España de hoy que ha publicado un medio de comunicación.

No citaré a ninguno por aquello de la elegancia, pero sí he de confesar que me asombran algunos de los nombres, pues por mucho que lo intento, no les encuentro esa ‘influencia’ (tal como yo la entiendo) más allá de los cotos particulares de sus propios partidos o la escenografía madrileña, y aún así habría mucho que hablar al respecto. Pero ahí están, elegidos al parecer por una serie de personas a las que se les preguntó, para general alegría de los seleccionados y sus fans.

De nada vale su presencia o su buena relación mediática o partidista si el ciudadano no recibe ninguna consecuencia de sus acciones en su vida diaria o en sus problemas cotidianos"

¿Qué significa tener influencia? ¿Ser conocidos? ¿Tener un buen sueldo? ¿Salir en los papeles? ¿Disponer de un montón de aduladores? Entonces sí; todos y cada uno de los pertenecientes al listado son influyentes, claro que sí. Disponen, o pueden disponer, de todo tipo de información, hacen declaraciones a la prensa sobre asuntos varios, son invitados a los actos de relieve durante los cuales pueden codearse con personas y personajes de la onda nacional.

Aquellos que forman parte de un gobierno (de cualquier gobierno) tienen otras personas a su cargo, o mejor dicho, ‘a su servicio’, con lo cual pueden disponer de una red clientelar que, en principio, le será fiel.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Hasta el alcalde del municipio más pequeño sabe esto. Sabe de la importancia de las familias, de los fondos de mantenimiento y las peonadas. La influencia existe. Y reparte.

Hoy se ha puesto de moda el término ‘influencer‘ para calificar a una persona con presencia y credibilidad en las redes sociales. No le hace falta ser famosa a priori, sino brindar espontaneidad y frescura, mostrarse constante y activa en dichas redes. Su trabajo en ellas le logra un reconocimiento en asuntos específicos y del gusto del público. Desde ahí, lo mismo puede lanzar una marca nueva en el mercado, dar difusión a eventos determinados, promocionar productos, etc., lo que, a su vez, le da mayor notoriedad. Influye, vaya si influye. Se les busca y se les mima en los contratos. Ejemplos tenemos de todo tipo.

Ahora bien, lo de los políticos es otra cosa. En virtud del objetivo de su trabajo, están obligados a que su influencia recaiga sobre los contribuyentes como un buen maná y si no es así, se les pueda pedir cuenta de ello. Sin acritud, pero contundentemente. De nada vale su presencia o su buena relación mediática o partidista si el ciudadano no recibe ninguna consecuencia de sus acciones en lo que se refiere a su vida diaria y sus problemas cotidianos.

Mi lista sería bien distinta. Colocaría en ellas a muchos buenos profesionales de la política, humildes en el escalafón, pero dispuestos a ejercer sabia y honestamente su influencia entre los ciudadanos"

Pedro Sánchez Influencers Superstar

Bajo estas premisas, me pregunto ¿cuántos de esos ‘importantes políticos’ son influyentes y destacables? ¿A cuántos se deben mantener y justificar?

Desde luego mi lista seria bien distinta. Colocaría en ella a muchos buenos profesionales de la política, humildes en el escalafón, pero ampliamente dispuestos a ejercer, sabía y honestamente su influencia entre sus conciudadanos.

Nunca aparecerán en ningún listado elaborado por nadie, quizá porque también los presupuestos de los que disponen no son muy altos. O quizá porque a nadie le interese realzarlos en la estructura tal como está preelaborada. Una estructura y una visión social y periodística que necesita importantes cambios en el concepto.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Política y políticos varios | Carmen Heras

Política y políticos varios | Carmen Heras

Política y políticos varios | Carmen Heras

Política y políticos varios

CARMEN HERAS

El que dijo que la política está en todas partes acertó de pleno. En nuestra sociedad sigue vigente la inveterada costumbre de buscar, para lugares visibles por la opinión pública, a personas relevantes en cualquier sector, aunque este nada tenga que ver con lo que se va a representar.

Que se quiere promocionar una marca, un calzado, una normativa sobre el Covid,… pues se buscan personas conocidas por el gran público para que, cuando aparezcan en la publicidad del producto, la gente ‘escuche’ el mensaje y hasta los imite como referencias. De ahí proviene la idea de esas fotos promocionales recientes del presidente americano dejándose poner la vacuna contra el virus delante de las cámaras, o la de ciertas actrices famosas o gente de la nobleza embarcadas en causas solidarias cuyo membrete señalan y encumbran.

Fijamos nuestra atención en la clase política tradicional y dejamos de lado otras muchas formas de hacer política sin tener que aparecer ante los focos"

No se busca al experto, que es lo lógico, para que nos dirija y enseñe, porque en este país en el que vivimos, desdeñamos el verdadero saber ya que “todos hemos ido a la escuela” y, por tanto, nos sentimos perfectamente capacitados en cualquier tema de discusión o debate sin admitir las enseñanzas de nadie. Por el contrario, establecemos una relación competitiva del ‘yo también’ con cualquiera que ose decir que tuvo una gran preparación específica, asistió a una universidad de prestigio, etcétera.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Nuestros tiempos aún siguen fuertemente inspirados en los mensajes de la revolución francesa sobre la igualdad de los seres (Francia abolió la monarquía), aunque lo hayamos simplificado y convertido en algo profundamente falto de rigor, pero que nos creemos ‘a pie juntitas’: si todos somos iguales, no hemos de admitir ninguna lección de nadie.

Digo todo lo anterior porque, a fuer de fijar la vista en la llamada clase política profesional, hemos dejado de lado otras muchas formas de ‘hacer política’ por parte de protagonistas que no siempre aparecen delante de los focos, dando explicaciones de manera transparente. Todos ellos gozan de cierta libertad de movimientos para trabajar a favor de ‘lo suyo’, bien sea unos negocios, unas empresas de comunicación o unos puestos de relieve en su mundo profesional, sin tener que justificarse a cada momento.

Sin querer demonizar a nadie ni decir que la llamada 'clase política' sea extraordinariamente competente en lo suyo, es el chivo expiatorio de la mayoría de los desfases públicos existentes"

Joe Biden se vacuna públicamente para dar ejemplo - Visioncoach

Curiosamente, apenas nadie los contrasta ni pone en duda sus buenas intenciones a favor del interés general, justificando que lo tengan propio. Recubiertos con el manto de la profesionalidad, se mueven sin interferencias exteriores tras sus propios objetivos y solo en momentos fuertemente delicados, la opinión pública puede volverse muy crítica hacia ellos y sus quehaceres, demostrados más por la vía de los hechos consumados que por sus declaraciones. Ejemplos los tenemos a la vista y no he de especificarlos por ser sobradamente conocidos.

Sucede así que, sin querer demonizar a nadie, pues gente buena existe en todos los lugares, y sin querer decir que la llamada clase política sea extraordinariamente competente en lo suyo, es esta última el -casi- único chivo expiatorio de la mayoría de los ‘desfases’ públicos existentes; es la que carga con el mayor peso de la culpa de las faltas públicas contra lo común, cuando lo cierto y verdad es que existen formas variadas de ‘hacer política’ sin necesidad de ser concejal, diputado o presidente de una comunidad. Más vale que lo sepamos.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

II. Las distintas inteligencias políticas | Carmen Heras

II. Las distintas inteligencias políticas | Carmen Heras

II. Las distintas inteligencias políticas | Carmen Heras

(II) Las distintas inteligencias 'políticas'

CARMEN HERAS

Para poder responder a la segunda pregunta que nos hacíamos en el artículo anterior sobre la ‘mucha o poca valoración’ que un partido hace sobre la ‘inteligencia’ de sus miembros, déjenme calibrar antes la idea que la sociedad tiene sobre ‘lo que es la inteligencia’.

Existen tipos distintos de inteligencia, además del ‘modelo tipo’ de inteligencia racional que sabe resolver un problema cuando se le presenta; aunque yo creo que todos se relacionan fuertemente.

Si se obvian los factores éticos y altruistas que impelen a serlo, hoy un político se dice que ‘sirve’ en cuanto que ‘produce votos’, bien de forma directa en situaciones electorales, o indirectamente, al trabajar ‘en los interiores’, de la organización del partido, generando ideas o ayudando a su divulgación -aunque ahora de esto se encargue a ‘asesores’ contratados-.

Cualquier persona avezada en el trato humano -símpatica donde las haya-, puede conseguir llegar a puestos elevados dentro del organigrama"

De ahí que sea absurdo creer que quienes participan en la vida pública representando unas determinadas siglas, sean torpes. Nunca lo son. No serían ‘aprovechables’. Otra cosa es el tipo de ‘inteligencia’ con la que se mueven, así como lo potente de su representación.

Cuando acudimos la las teorías actualmente más famosas, sobre lo que se entiende ‘por inteligencia’, hemos de citar, sin dudarlo, a Howard Gardner y a Daniel Goleman.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

El primero, Howard Gardner, junto a su equipo de la Universidad de Harvard, identificó ocho tipos distintos de inteligencia -‘lingüistico-verbal’, ‘lógico-matemática’, ‘viso-espacial’, ‘musical’, ‘corporal-cinestésica’, ‘intrapersonal’, ‘interpersonal’ y ‘naturalista’-, todas ellas relacionadas en mayor o menor medida, con las habilidades políticas necesarias para un hipotético liderazgo.

Por otro lado, los estudios de Daniel Goleman versan sobre la llamada ‘inteligencia emocional’, un concepto siempre presente en la historia de la Psicología -y que él popularizó a partir de 1995-, que habla de la ‘influencia de las emociones’ sobre los quehaceres humanos. Es otro modo de trabajar la inteligencia, más allá de los aspectos cognitivos ya señalados y que tiene diferentes dimensiones útiles en un trabajo político, tales como la capacidad de estar conectados a unos valores o intereses; la habilidad para orientarse hacia unas determinadas metas; la de relacionarse con otros a través de gestos, miradas, expresiones, etc., construyendo vínculos, lazos sociales y afectivos, además de poseer las habilidades sociales que permiten manejar conflictos o diferencias.

Dudo de que ningún responsable máximo investigue sobre la existencia de alguna de estas características a la hora de seleccionar un candidato al Congreso o para ostentar una alcaldía"

Presentación de candidatos de los partidos

Dudo de que ningún responsable máximo investigue profundamente sobre la existencia de alguna de estas características a la hora de seleccionar un candidato para ir en una lista al Congreso o para ostentar una alcaldía. No se hacen entrevistas a posibles aspirantes y las primarias, ideadas en teoría como una elección del mejor preparado para un puesto por parte de los militantes desinteresados, se ha convertido, la mayoría de las veces, en un puro mercadeo de votos. El trabajo para escoger ‘al idóneo’ se realiza de manera mucho más ‘intuitiva e interesada’.

En política dos y dos no siempre son cuatro; así que, cualquier avezado en el trato humano -simpático donde los haya-, puede conseguir, utilizando la estucia y alguna de las facetas antes nombradas, llegar hasta puestos elevados dentro del organigrama de que se trate.

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Este 'en el sitio' oportuno y 'en el momento' adecuado puede ser una de las causas de 'ser elegido' para cualquier cargo de responsabilidad política"

Estar ‘en el sitio’ oportuno y ‘en el momento’ adecuado puede ser una de las causas de ‘ser elegido’; manejar el lenguaje y las expresiones correctamente, también; simular empatía o verdaderamente sentirla es un vínculo interesante para construir lazos afectivos con los jefes; ser ‘lo que queda’, cuando se desechan otras opciones, lo menos malo, lo más leal… y así, en infinitas variantes. Desde luego, en todo ello hay ‘inteligencia práctica’, ¡faltaría más!… ¡incluso por ser indispensable para traer el café!

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario