‘Alea jacta est’, la suerte está echada | Damián Beneyto

‘Alea jacta est’, la suerte está echada | Damián Beneyto

‘Alea jacta est’, la suerte está echada | Damián Beneyto

'Alea jacta est'

La suerte está echada

DAMIÁN BENEYTO

Esta frase con que titulo mi parrafada, la atribuye Suetonio a Julio César en su libro “Vida de los doce cesares”, cuando con su ejército cruza el rio Rubicón con dirección a Roma, en lo que fue un golpe de estado en toda regla que llevó posteriormente a una criente guerra civil.

En nuestro país estamos a pocos días de cruzar el ‘Rubicón’ del principio del curso escolar y parece que también ‘la suerte está echada’. Nadie puede dudar de que va a ser un principio de curso complicado e incluso bastante belicoso, pues a las circunstancias sanitarias que acontecen hay que unir la desidia, negligencia y abulia de nuestros gobernantes.

"La cobarde e insensata dejación de funciones de un gobierno que solo actúa para una galería de ilustres pesebreros y populacho crédulo puede llevarnos a la anarquía educativa"

Si de algo podemos acusar al gobierno socialcomunista que rige nuestros destinos es de la falta de previsión. Es decir, no saber adelantarse a los acontecimientos a pesar de los avisos que se reciben y, como consecuencia, no tomar medidas para paliar los efectos de las distintas crisis. En el tema de la pandemia que nos sigue azotando, y a pesar de las evidencias, solo se ‘actuó’ cuando los contagiados y los fallecidos ya se contaban por miles. Y en esto del comienzo del curso escolar las primeras decisiones, a quince días vista, aún no se han tomado.

Pedir, como en Extremadura, a las directivas de los centros escolares que realicen durante el mes de julio planes de contingencia por lo que pueda ocurrir, es como el que tiene tos y se rasca, es quitarse de en medio y poner a los equipos directivos a los pies de los caballos. Aunque lo peor es que el Gobierno de la nación a finales de agosto les diga a las Comunidades Autónomas que se las apañen como puedan y que ‘sálvese quien pueda’.

No seré yo quien diga que es fácil solucionar todas las variables que se pueden dar en un centro escolar para evitar los contagios, pero al menos, y para eso hay miles de asesores cobrando pingües sueldazos, desde el mes de marzo pasado el Gobierno de España debería haberse puesto manos a la obra para, si era necesario, tener respuesta a algo que podía ocurrir: un comienzo de curso con pandemia.y bienestar.

Damián Beneyto en Visioncoach

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia) pero  extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Otro aspecto que, sobre este asunto, dará sin duda mucho que hablar y que escribir es el despiporre legislativo que va ocurrir cuando cada comunidad se dedique a tomar sus propias medidas que va a volver tarumba a alumnos, padres y docentes. La cobarde e insensata dejación de funciones de un gobierno que solo actúa para una galería formada por ilustres pesebreros y populacho crédulo, puede llevar a este país a una anarquía educativa donde los ‘paganinis’ van a ser nuestros niños y jóvenes.

La pandemia, y como consecuencia el problema escolar, vuelve a poner de relieve que no fue muy buena idea transferir la sanidad y la educación a las Comunidades Autónomas. Hay competencias que para ser eficaces y no crear desigualdades deben estar centralizadas. No se puede negar la evidencia, visto lo visto y lo que se nos viene encima.

Colegio y covid19; Alea jacta est, por Damián Beneyto

Ni tenemos una gran sanidad pública, por buenos profesionales que haya, ni nuestro sistema educativo es capaz de adoptar medidas excepcionales en momentos excepcionales. Naturalmente, el problema se agudiza cuando los gobernantes que ha elegido el pueblo soberano no son capaces de dar soluciones a los problemas de los españoles que, por si se le olvida a alguien, es para lo que se les eligió.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Pensamiento crítico | Alberto Astorga

Pensamiento crítico | Alberto Astorga

Pensamiento crítico | Alberto Astorga

Pensamiento crítico

 

ALBERTO ASTORGA

El profesor Umberto Eco no se andaba por las ramas y su sinceridad era proverbial. De sobra son conocidas sus opiniones sobre las redes sociales o sobre los medios de comunicación. Entre todas ellas, rescato dos perlas que me parecen características. La primera apareció en una entrevista en el diario La Stampa en 2015:

“Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar despues de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Entonces eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas”.

La siguiente fue publicada en el diario ABC, también en 2015, y se refería a la promoción que dan los medios de comunicación a ‘opinadores’ de todo pelaje:

“La televisión ha promovido al tonto del pueblo con respecto al cual el espectador se siente superior. El drama de Internet es que ha promocionado al tonto del pueblo al nivel de portavoz de la verdad”.

Para escribir y para hablar hay que aprender a pensar. Aunque la Constitución española, al igual que la de cualquier país democrático, reconozca y proteja el derecho a expresarse libremente, cualquier cosa no vale. Expresarse libremente es legal, sí, pero todas las opiniones no valen o no deberían valer lo mismo.

"Aunque se reconozca y proteja el derecho a expresarse libremente, cualquier cosa no vale. Expresarse libremente es legal, sí, pero todas las opiniones no valen o no deberían valer lo mismo"

En la tormenta de opiniones y desinformaciones con las que las redes sociales nos envuelven y abruman, siempre con claro interés por manipular la voluntad de los ciudadanos, debe exigirse, si se quiere ser ecuánime, saber distinguir la paja del grano, reconocer aquellas opiniones fundadas y razonadas de lo que solo es “hablar por no callar”, que, por desgracia, son la inmensa mayoría y lo impregnan todo con pegajosa y atrevida vehemencia.

Bien es cierto que Internet no ha puesto la información al alcance del teclado, pero la inmensa mayoría de los ciudadanos, incluso aquellos que creen estar bien informados, carecen de la capacidad de razonar, de construir argumentos, fundamentarlos, expresarlos y refutar aquellos otros que carecen o pecan de solvencia y credibilidad.

La inmensa mayoría de los ciudadanos carecen de la capacidad de razonar de forma crítica. No parece que basen su criterio en razones suficientes, relevantes y aceptables para creer o decir algo, o para todo lo contrario. En demasiadas ocasiones, casi en todas, nos dejamos llevar por las vísceras, por los prejuicios ya asentados o por el ‘espíritu de la manada’ al que nos debemos por vivir en sociedad y no querer desentonar de la letanía del común.

Pensamiento crítico por Alberto Astorga

Las cuestiones sobre las que habitualmente hablamos o debatimos, amen de las críticas y cotilleos varios, son básicamente tres: sobre si alto es cierto o no, sobre si algo debería ser o no y sobre si algo es mejor o peor, es bueno o malo. Y para mostrar una opinión solvente no es solo necesario opinar, sino opinar con criterio, con argumentos, con razones y con evidencias que las avalen.

Decía hace ya algunos años el académico, escritos y periodista Arturo Pérez Reverte que “de nada sirven las si quien mete la papeleta en ella es analfabeto”. Y no le falta razón, sino que la acaparaba y acapara toda. Confieso que también opino con él que la educación “es una papilla neutra y desnatada pensada para no ofender a nadie ni disgustar al mediocre”. Y en este contexto, no puede sembrarse ciudadanos con criterio que comparen y razonen lo que se les dice o se les quiere hacer creer.

Cualquier opinión distinta, cualquier criterio distinto al mensaje y a la educación oficial es políticamente incorrecto. Solo quien manda recibe la luz de la verdad y custodian que se preserve. Las opiniones contrarias son descalificas, silenciadas por su intrínseca falsedad e imputadas como ‘fascistas’, que es un calificativo que sirve para todo, principalmente para terminar los debates en los que no se sabe qué decir.

Y de los ‘barros’ de la educación llegan los ‘lodos’ de la ignorancia y del conformismo. España, según los informes Eurostat, es el cuarto Estado de la Unión Europea en el que sus ciudadanos gastan menos en libros. Es el quinto en el que dedicamos menos tiempo diario a la lectura. Y el quinto más bajo también en el porcentaje de lectores sobre población total. Dedicamos, no se lo pierdan, solo 8,3 minutos en leer la prensa, siendo la cifra más baja de las últimas décadas. Así, seamos sinceros, ¿cómo podemos mostrar criterio, conocimientos, argumentos y razones que avalen una posición determinada?, ¿en qué razones basamos nuestras opiniones?  

Pensamiento crítico por Alberto Astorga; Visioncoach;

Para el escritor y político italiano Edmondo de Amicis, “casa sin libros es casa sin dignidad”, casa en la que se carece de interés por el intelecto, por el saber y conocer, por descubrir otras perspectivas, otros argumentos, otras visiones.

Por su parte, Lorenzo Bernáldez de Quirós, en En defensa del pluralismo liberal, afirma que los libros “desempeñan un papel esencial en el pensamiento: enseñan a reflexionar, a argumentar, a disertar, a razonar, a juzgar, a examinar y a desarrollar el espíritu crítico del individuo”.

Si no hay lectura, se pierde gran parte, sino toda, de nuestra capacidad de reflexionar, de generar una opción propia, de ser activo en la generación de ideas y de proyectos.

Se trata de, no ya ser capaz de formular hipótesis, ver un problema o un asunto desde distintos puntos de vista alternativos, plantear preguntas y posibles soluciones, así como investigar y conocer en profundidad de qué se está hablando, sino de tener también una clara disposición de hacerlo -algo que no se observa en nuestra política actual-, estar dispuestos a ver situaciones, buscar y dar razones, ser sensible a la información y a la búsqueda de soluciones. Analizar, dialogar, aportar, contrastar.

Caer en ese analfabetismo supone dejarse arrastrar por las nuevas y perversas religiones ideológicas. Olvidar la historia es permitir que la historia nos la reescriban, nos la perviertan, nos la manipulen, nos cuestionen nuestro hoy y nos hagan caer en errores que ya fueron superados.

Generar el pensamiento crítico es uno de los retos que debemos afrontar. Y lo debemos hacer desde la educación en valores en casa, aunque lamentablemente, la desidia y la comodidad han hecho nicho en nuestra sociedad. No hacerlo es estar abocados a una sociedad donde seremos conducidos por el primer flautista que nos toque melodías. Serenatas con las que nuestra sociedad, nuestra política y nuestro entorno está llegando a cotas de indignidad verdaderamente miserables y despreciable.

Alberto Astorga

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador

MARTÍN BARRAGÁN ÁLVAREZ

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional.

A Jóvenes Liberales Ecuador nos mueve un estricto respeto a las libertades fundamentales más un sentido arraigado de pragmatismo por encima de cualquier dogmatismo o doctrina; algo que se ha ido perdiendo rotundamente en la casta política dominante, profundamente inspirada por ideologías totalitarias y rotundamente en contra de la naturaleza humana como tal, difundiendo fórmulas mágicas o escenarios utópicos que jamás se llegan a concretar y, más al contrario, han generado pobreza, miseria, caos y muerte en todos los países en los que lamentablemente han hecho el experimento fallido de aplicarlas

"Promovemos el debate y la difusión libre de ideas dentro de un margen democrático, retomando la idea de una política donde prime el sentido común y el raciocinio"

Jóvenes Liberales Ecuador es un movimiento nuevo con un crecimiento caracterizado por pasos firmes y seguros. Promovemos el debate y la difusión libre de ideas dentro de un margen democrático, retomando la idea de una política donde prime el sentido común y el raciocinio con el objetivo de fomentar las soluciones correctas a las problemáticas actuales, dentro de un marco realista, destacando el protagonismo de la sociedad civil en la toma de decisiones. Después de todo, se necesita de un sector privado activo para que cualquier gobierno libre y democrático pueda subsistir correctamente.

Entrar al mundo desprestigiado de la política contemporánea, que de ser una vocación orientada al servicio hacia los demás se ha convertido despreciablemente en una vocación para ’servirse de los demás’, pasando a ser la ocupación envidiada por muchos para enriquecerse ilegítimamente, se puede decir que es un gran reto, pero sobretodo una gran oportunidad de transformar este sistema para mejor.

Martín Barragán, Jóvenes Liberales Ecuador
Martín Barragán Álvarez es Fundador de Jóvenes Liberales Ecuador.
Coordinador Local SFL Ecuador.
Estudiante de último año de Derecho especializado internacionalmente en Neurociencia cognitiva, Políticas y Gobernanza global, Big data, Gestión empresarial, Sociología, Cambio climático, Crecimiento económico y Derecho Penal internacional

No tenemos fórmulas perfectas, caminos infalibles ni verdades absolutas. No obstante, tenemos la intención de hacer de nosotros las nuevas generaciones, los pioneros en dar fin al capítulo desdeñable de la política latinoamericana corrupta, odiadora, inhumana, insensible, egoísta y rastrera que ha hecho tanto daño al desarrollo de nuestros países.

Dar fin a aquel populismo dañino que juega con las esperanzas y los sueños de las personas, estancado aún en la aplicabilidad de sistemas dictatoriales que han hecho tanto daño a lo largo de la historia de la humanidad. Entendemos que los temas sociales son primordiales en la postmodernidad, así como estamos claros en que una economía próspera es esencial para el desarrollo factible de cualquiera de estos programas. Creemos que lo mejor que se puede hacer por una persona es darle la posibilidad para que pueda crecer y forjarse bajo sus propios pies. Sin dependencias ni ataduras.

A diferencia de los grupos que han fallado sistemáticamente en el tiempo, no creemos en libertades a medias, que más bien resultan en autoritarismos parciales. Creemos en la libertad moral tanto como en la libertad económica como base de una civilización avanzada. Los seres humanos nacimos para ser libres, nacimos para dejar nuestra huella en completa libertad.  El futuro será libre, el futuro será en libertad. El futuro será liberal.

Martín Barragán

Jóvenes Liberales Ecuador
Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar

EMILIO BORREGA

 

Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en seco, de hacer un alto en el camino, reflexionar serenamente y, hablando en términos tecnológicos, resetearse.

La política es el bello arte de lo posigle, una ciencia que, como cualquier otra, se estudia y se trabaja. A través de la acción política podemos cambiar, para bien o para mal, el destino de millones de personas. La política, no solamente son nuestros políticos. Hay política en todos los lugares donde haya más de dos personas con intereses comunes, hay política empresarial, asociativa, deportiva, judicial, vecinal, económica, social, sectorial, etc. En definitiva, todo es política.

"Son personas quiénes, ya desde los colegios, se veía inquietos, críticos, participativos, reivindicativos, molestos con todo aquello que no les gustaba"

La política, al igual que el sufragio en España, puede ser activa o pasiva. Es decir, podemos actuar e intervenir en política siendo parte activa, o ser meros espectadores y opinadores de lo que ocurre, siendo entonces sujetos pasivos.

Mucha es la gente que participa en política pensando en el origen en esa vocación de servicio público. Son personas que no quieren ser meros espectadores y quieren aportar su granito de arena para cambiar las cosas, para mejorarlas. No tienen que ser grandes genios ni tener expedientes académicos brillantes. No tienen que ser los mejores de la clase, simplemente tener esa vocación del servicio público y, desde donde puedan o les dejen, llevar a cabo una acción que, por mínima que parezca, siempre será importante para mejorar las cosas.

Estos sujetos activos de la política suelen manifestar esa vocación de ayuda a los demás, de servir y de no servirse, desde muy temprano. Son personas que, ya desde los colegios, se veían inquietos, críticos, participativos, reivindicativos, molestos con todo aquello que nos les gustaba. Que un día dieron el paso y que, por lo general, no buscan ni reconocimiento en lo que hacen ni un modo de vida económico con el que subsistir. Son esos que siempre estuvieron, están y estarán al servicio de los demás. Los que vinieron a servir.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio J. Borrega es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política. Ha compaginado siempre su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja

Pero también hay quiénes descubren esa “vocación de servicio público” cuando ocurren, por lo general, dos cosas. Una, que ven una alivio económico en la acción que desarrollan, porque altruismo no se les reconoce fuera de la política. Y dos, aquellos que teniendo resuelta esa parcela económica de la vida, pretenden un reconocimiento que en otros lares no han sido capaces de obtener

Son aquellos que no habiendo estado nunca en ningún colectivo, asociación, agrupación, etc., de repente aparecen en nuestras vidas, como adalides de la regeneración, y se convierten en actores todopoderosos de nuestros destinos, sin saber muy bien por qué. Personas que nunca manifestaron una vocación de servicio sin recibir nada a cambio. Son aquellos que no vienen a servir, sino a mandar.

Podemos y los podemitas
Podemos y los podemitas

"Espero que nos sirva para mirar alrededor, observar y saber diferenciarlos"

Servir o mandar. Esta dicotomía nos hace pensar sobre qué tipo de políticos queremos que nos gobiernen, nos dirijan y decidan sobre nuestras vidas. Daría para una tesis, puesto que tanto en la parte de servir, como en la parte de mandar, múltiples son las personalidades que podemos encontrar, pero, como pensamiento involutivo para resetearnos con todo lo que está aconteciendo estos últimos meses, espero que nos sirva para mirar alrededor, observar y saber diferenciarlos.

Otros artículos de Emilio Borrega

 

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19

FRANCISCO FERNÁNDEZ OCHOA

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición.

Ni PSOE, Podemos o Vox han articulado una respuestas integral a la altura de la dramática situación histórica que vivimos. Se han limitado a establecer medidas, pero no a prevenir una Ley nacional como hacemos los liberales

Todos nos preguntaremos, en cuanto termine el estado de alarma ¿y ahora qué va a suceder con nuestras vidas ante la recesión económica?

Mientras el PSOE mira hacia Europa y Estados Unidos en busca de ayudas económicas y ha ofrecido una solución transaccional que supondrá endeudamiento para los autónomos y la pequeña y mediana empresa, Podemos intenta nacionalizar la economía para asegurarse el poder con medidas comunistas cuando finalice el estado de alarma ocasionado por el Covid-19. VOX, por su parte, continúa en una línea radical inasumible para cualquier demócrata humanista.

Estamos en un momento en el que nada debe volver a ser igual, precisamente para honrar a los españoles caídos por la pandemia del Covid-19 y no volver a caer en extremos políticos que solo llevan al enfrentamiento entre los propios españoles. En España debemos hacer las cosas bien. Esta vez sí deben hacerse bien y no con el retraso con el que se ha suministrado el material de protección a los sanitarios, a las Fuerzas Armadas o a los Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Lo que no se pide, no se dará.

Francisco Fernández Ochoa; Proyecto Liberal Español; PLIE;
Francisco Fernández Ochoa es fundador y Presidente de Proyecto Liberal Español, PLIE, desde 2007.
Es Abogado y también Politólogo.  Licenciado en Derecho y Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, por la Universidad de Granada.
Siempre defensor de posiciones políticas liberales es fundador, junto con otros compañeros, el Proyecto Liberal Español, PLIE, como alternativa liberal.
Ha sido candidato a la alcaldía de Palma de Mallorca, así como  al Govern de las Islas Baleares. 
Es abogado en ejercicio en Palma de Mallorca.

Por este motivo, el Proyecto Liberal Español, PLIE, propone una Ley integral de Beneficios Fiscales para nuestro tejido empresarial.

El Progreso debe ser hacia mejor, si no, no es progreso. Estamos en un momento histórico en el que tenemos que ser capaces de cambiar nuestro sistema de convivencia a mejor, en definitiva, humanizarlo.

PLIE, Proyecto Liberal Español, propone, como partido liberal y humanista, un nuevo modelo económico y de producción que beneficie a los afectados por el Covid-19, nos implique a todos en la renovación de las estructuras de nuestro país hasta que termina la recuperación y convierta al Estado en un elemento dinamizador de la economía, que ya ha entrado en recesión desde que se decretara el estado de alarma.

Proyecto Liberal Español; pLIE

El Estado, como colectivo, debe organizar la respuesta firme a la recesión económica, incentivando a los empresarios para que presten su apoyo a la regeneración de las infraestructuras sanitarias y para alcanzar un medio ambiente sostenible, así como apelar a la responsabilidad social y ciudadana y de los agentes económicos, que es el sentido en el que debe interpretarse la finalidad social contemplada en el artículo 33 de la Constitución española, sin poner en riesgo la propiedad privada. 

Para que nunca más vuelva a pasar, para que nunca más se sacrifique a la población para hacer frente a una incidencia sanitaria o de índole catastrófica.

Este esfuerzo requiere el compromiso no cortoplacista de los partidos políticos. Requiere de la unidad de acción verdadera de todo un país, esforzándose en un solo sentido: el de mejorar nuestro sistema y fortalecerlo.

Desde Proyecto Liberal Español, PLIE, proponemos la redacción de una Ley de ámbito nacional de Beneficios Fiscales para quienes se sumen a la estructuración del sistema sanitario nacional, consistente en la reforma de los viejos hospitales y su mantenimiento, así como en la creación de los espacios públicos sanitarios necesarios para que nunca más falten camas o se tengan que improvisar hospitales de campaña. Esta Ley entraría en vigor de forma inmediata y terminaría el 31 de diciembre de 2021.

No basta con la movilización de 200.000 millones de euros del presupuesto público para endeudar más a los pequeños y medianos empresarios, a la clase media, sino que hace falta una inversión pública en infraestructuras de primer nivel, porque dinamizará el empleo, generará muchos puestos de trabajo que serán necesarios a partir de ahora, y asegurará unas instalaciones a la altura del siglo XXI, Un ejemplo de lo que es capaz de hacer España para Europa y para el mundo.

Francisco Fernández Ochoa

Propuesta de PLIE de beneficios fiscales contra el Covid-19

No basta con la movilización de 200.000 millones de euros del presupuesto público para endeudar todavía más a los pequeños y medianos empresarios.

Propuesta fiscal del PLIE con ocasión del Covid-19
Propuesta de PLIE para el IRPF
Propuesta fiscal del PLIE por el Covid-19

Otros artículos de Francisco Fernández Ochoa

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso

MAR RODRÍGUEZ

En la actualidad histórica, no hay nada más “impopular” para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos desde ambos lados de la política en los últimos tiempos.

Aunque el capitalismo es el sistema económico de la civilización occidental moderna, las políticas de muchas de estas naciones están guiadas por ideas totalmente anticapitalistas. Son las políticas intervencionistas. Para los ideólogos intervencionistas, se trata de una política económica a caballo entre el capitalismo y el socialismo, si bien, en la práctica, la historia ha demostrado que no es así y que, allá donde se ha impuesto, ha fracasado estrepitosamente. El objetivo de esta llamada “economía mixta” es un descalabro en sí mismo porque su funcionamiento, sea cual sea su modelo a seguir, el ruso o el alemán, porque ninguno, nunca, ha funcionado.

"El objetivo de la llamada 'economía mixta' es un descalabro en sí mismo porque su funcionamiento, sea cual sea su modelo a seguir, nunca ha funcionado."

El modelo ruso o marxista es puramente burocrático. Absolutamente todas las empresas económicas se convierten en departamentos del gobierno, incluida la administración del ejército. Todo medio de producción, grande o pequeño, está supeditado al Estado.

El modelo alemán difiere con el primer modelo en que, en apariencia y nominalmente, se mantiene la propiedad privada de los medios de producción, empresarios e intercambio del mercado. Los llamados empresarios hacen compras y ventas, pagan a los trabajadores, contraen préstamos y pagan sus intereses y amortizaciones. Pero ellos ya no son empresarios. En la Alemania nazi eran llamados ‘jefes de tienda’ o betriebsführer.

El gobierno dicta a estos pseudo empresarios qué y cómo producir, a qué precios y a quiénes comprar y a qué precios y a quiénes vender. El gobierno decreta por qué salario los obreros deben trabajar y a quiénes y bajo qué términos los capitalistas deben confiar sus fondos. El intercambio de mercado no es más que una farsa.

Sea como sea, ocurren varias cosas con efecto desastroso para la economía de un país.

Mar Rodríguez Márquez @ReinaKhalesi
Mar Rodríguez Márquez es abogada  desde hace más de veintisiete años, especializada en Derecho Civil y de Familia. Preside el Foro Hispano-Israelí para la Cooperación.
Experta universitaria en Comunicación Política e Institucional y en Derecho Tecnológico.
Forma parte del Gabinete de Comunicación y Prensa del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea Regional de Murcia.
Escribe opinión en Metrópolis FM Región de Murcia para el programa “El día menos pensado”, y participa en la tertulia de esta emisora junto a afamados periodistas.
Formó parte del Comité electoral de Ciudadanos en la campaña 2019.
Reconocida tuitera con el alias @ReinaKhalesi entre los top 10 del pasado mes de febrero.

Cuando los salarios mínimos son impuestos por decretos gubernamentales, son inútiles si se fijan a nivel de mercado y, si se fijan por encima del mercado laboral, el resultado es una tasa exagerada de desempleo. El gobierno acarrea tantos gastos adicionales que es incapaz de generar empleo y, por ello, aumenta la inflación, con lo que los salarios tampoco podrán salir.

El capitalismo como corriente económica tiende a incrementar los salarios de forma constante y real, porque existe una progresiva acumulación de capital, de riqueza. Hay concesiones de créditos y con ellos también aumenta la tecnología y los nuevos sistemas de producción y se da aquello que hace grande la economía de un país, los beneficios.

Goebbels que castigan a los que opinan distinto

Para los intervencionistas, el hecho de la existencia de ganancias, ya es un mal en sí mismo y hablan de ello sin tener en cuenta las pérdidas, el otro apunto contable de necesaria contemplación. Me atrevería a decir que a los intervencionistas solo les mueve la envidia hacia aquellos que poseen mayores ingresos que los suyos. Por lo tanto, su objetivo no es la equidad en el reparto de la riqueza, sino destruir a los llamados ’empresarios capitalistas’, aunque en ello vaya también la destrucción de las pequeñas economías de los ciudadanos.

Claramente, las políticas intervencionistas sabotean la economía de libre mercado. Todos los males que los ‘progresistas’ interpretan como evidencia del fracaso del capitalismo son el resultado de su supuestamente beneficiosa interferencia el el mercado. Interferencia es control absoluto. Dos términos a los que desgraciadamente nos abocamos sin freno si no conseguimos parar esta locura.

Mar Rodríguez – @ReinaKhalesi 

Otros artículos de Mar Rodríguez

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario