Provocación | Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

Provocación

DAMIÁN BENEYTO

Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía.

Se provoca al personal desde todos los frentes y, sobre todo, en lo que afecta a las creencias y a las convicciones personales de muchos ciudadanos. Han impuesto una ‘corrección política’ que muy pocos se atreven a contradecir e incluso algunos la rinden pleitesía por si vienen mal dadas.

Los ciudadanos de derecha se están acostumbrando a ser provocados -un día sí y otro también- por la izquierda profunda y por el secesionismo que ahora nos gobierna"

Atacar a la Iglesia Católica en particular y a los católicos en general suele ser una de las provocaciones más utilizadas por las huestes de la siniestra. El laicismo beligerante poco tiene que ver con la concepción de estado laico que proclama nuestra Constitución. Se eliminan los símbolos cristianos y se ridiculizan sus creencias y tradiciones mientras se alaban y subvencionan religiones fundamentalistas que denigran a las mujeres, asesinan a los homosexuales y promueven estados dictatoriales donde no se respetan las libertades individuales.  

La llamada ‘Ley de Memoria Democrática’, sucedánea de la zapateril ‘Ley de Memoria Histórica’, es otra provocación a los españoles que, aun no sintiéndose franquistas, son contrarios a la utilización sectaria y torticera de un periodo de nuestra historia que se quiere reescribir de forma fraudulenta para hacer creer a unas generaciones que no vivieron esos tiempos, que el socialismo, el comunismo y otros ‘ismos’ a cual más espeluznante, significaban bondad y justicia.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La manipulación de la historia de España del siglo XX por los hijos de Negrín y de la Pasionaria, además de otros padres putativos, no tiene parangón en el mundo y es una provocación, insisto, para las familias de los asesinados por las hordas del llamado Frente Popular.

Desde la LOGSE, las leyes orgánicas de educación que han emanado de los gobiernos socialistas también han sido una provocación a la instrucción y a la formación de nuestros niños y jóvenes, consentido por unos gobiernos ‘de derechas’ que solo, aquejados de un complejo de inferioridad más que preocupante, pusieron algún parche que otro a esos bodrios legislativos.

Al esfuerzo, trabajo y sacrificio necesario para conseguir hombres y mujeres cultos, formados y capaces, las mesnadas del rojerío patrio han opuesto el ‘igualar por abajo’, la gandulería y la fruslería. Lo importante es crear ciudadanos, mansos, sin espíritu crítico y preocupados solo por lo inmediato y fútil.

La provocación de esta chusma llega al extremo de ignorar, vejar y vilipendiar los símbolos del estado, mientras se permiten otros que representan el secesionismo, el republicanismo rancio o el atroz comunismo estalinista. La bandera, el himno y la monarquía, símbolos de la nación más antigua de Europa, son pisoteados e injuriados por pelachufas descastados, mientras una parte del  gobierno socialcomunista aplaude y la otra mira para otro lado.

Las víctimas del terrorismo etarra son humilladas y provocadas con políticas penitenciarias motivadas no por la rehabilitación de los asesinos, sino por pactos execrables entre el gobierno y los herederos de la banda a cambio de seguir en el poder. Solo un gobierno muy miserable puede consentir que asesinos, incluso de niños, sean homenajeados, cuando incomprensiblemente salen de prisión fruto de un código penal que, desgraciadamente, da poco valor a la vida humana.

Provocación a las víctimas del terrorismo

Las víctimas del terrorismo etarra son humilladas y provocadas con políticas penitenciarias no basadas en la rehabilitación de los asesinos, sino por conveniencia política a un gobierno con muy poca dignidad".

El colmo de la provocación es impedir que uno se sienta español en España con el beneplácito del gobierno de España (valga la redundancia). Utilizar el idioma oficial del Estado es, según y donde, un demérito para poder trabajar o relacionarse y, además, puede ser motivo incluso de agresión. Se impide, en algunos lugares, que los niños y los jóvenes aprendan un idioma que es el suyo y que es hablado en el mundo por más de 500 millones de personas sin que los responsables de hacer cumplir la Constitución bajo juramento muevan un solo dedo.

Se consiente, fruto de una Ley Electoral absurda, que el secesionismo campe por sus respetos y utilice los mecanismos del Estado contra el propio Estado. Es inaudito que en las instituciones nacionales estén representados partidos anticonstitucionales y golpistas, pero más inaudito es, y demuestra la catadura moral de la izquierda profunda de este país, que esos partidos mantengan en el poder al gobierno, chantajeándolo continuamente y poniendo en peligro la unidad de España.

La estrategia del rojerío patrio es provocar, hacer creer mediante embustes que la culpa de todos los males los tiene la derecha. Balas en sobres con un tufo podemita que echaba para atrás, ataques a gays que eran puros montajes, actuaciones policiales falsas, acusaciones a los partidos de derecha de violentos cuando hasta ahora la única violencia ha venido de la ultra izquierda, etc. Está más cerca Podemos y una parte importante del PSOE de la extrema izquierda que VOX de la extrema derecha, y a los hechos me remito.

La provocación de la izquierda no es algo nuevo. Ya la hicieron durante gran parte del siglo XX, especialmente en los años de la República, pero también en 1917, lo que trajo poco tiempo después la dictadura de Miguel Primo de Rivera, que curiosamente apoyó el PSOE. En España nunca la izquierda ha sido, excepto honrosas excepciones, muy democrática que digamos. Toda provocación tiene un límite y los que no iban a pasar, acabaron pasando. La historia está servida y en España tonterías las justas.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Pensamiento único | Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

Pensamiento único

DAMIÁN BENEYTO

Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente, envuelve cualquier razonamiento rebelde, lo inhibe, lo perturba, lo paraliza y acaba por ahogarlo”.

Lo que está claro es que el ‘pensamiento único’ es el pensamiento de los que lo saben todo, de los que se creen que están por encima del bien y del mal, de los que afirman estar en posesión de la verdad absoluta y, por consiguiente, se sienten intelectual y moralmente por encima de los demás.

Curiosamente este concepto fue utilizado por la izquierda anticapitalista para poner en evidencia el neoliberalismo económico como único pensamiento aceptable.

El 'pensamiento único' el el pensamiento de los que lo saben todo, de los que creen que están por encima del bien y del mal, de los que afirman estar en posesión de la verdad absoluta"

Desde un punto de vista filosófico fue Arthur Schopenhauer, primero, y Herbert Marcuse, después, los que inicialmente utilizaron este concepto, pero con un significado distinto al que se le da actualmente.

No cabe duda que la globalización ha contribuido a la expansión de la uniformidad de pensamiento y en pocos años, especialmente en los países más desarrollados, se ha convertido en una especie de religión en la que uno ingresa sin enterarse y que cada día tiene más adeptos y es más fundamentalista.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Naturalmente esta ‘religión’ tiene sus ‘popes’, sus propagadores, evangelizadores o proselitistas que desde los poderes fácticos políticos y económicos dicen al pueblo soberano lo que debe pensar y, como consecuencia de esa unidad pensante, qué debe comprar, a quién debe votar, qué debe opinar, cómo debe vestir e incluso cómo deben responder ante los problemas que suscita el mero hecho de existir.

Los medios de comunicación son los grandes propagadores. Son los encargados de decirnos lo que está bien y lo que está mal, según los patrones perfectamente diseñados por los ‘queridos líderes’ que gobiernan el otrora planeta azul. La humanidad poco a poco se va imbuyendo de ese ‘dogmatismo ético’ que no admite ningún tipo de discusión.

El pensamiento único ha creado unos principios éticos con los que se valora tanto el presente como el pasado, sin tener en cuenta la evolución histórica y cultural del ser humano. Todo es evaluado desde esta nueva normativa moral.    

Para la implantación de este ‘nuevo orden’ es necesario limitar el espíritu crítico del personal y para ello ha de ser lo más dependiente posible de los poderes establecidos.

Hay que hacer creer al pueblo soberano que la supervivencia y el bienestar son imposibles sin el concurso del poder político, pero además, para fijar esta creencia, los probos ciudadanos deben sentirse protagonistas de la elección de sus gobernantes, aunque al final sólo hayan metido en la urna, en el mejor de los casos, una papeleta donde figuran un determinado número de personajes que no conoce en su mayoría y para cuya inclusión en la misma no se le ha pedido ni siquiera opinión.

La intervención en los sistemas educativos es fundamental para conseguir que las nuevas generaciones sean cada vez más dúctiles y maleables. Adoctrinar a niños y jóvenes es la mejor forma de conseguir para el futuro una sociedad adocenada, ignara y carente de la capacidad de rebelarse ante el nihilismo moral o ético imperante, donde nada es moralmente apropiado o inapropiado salvo lo que se ha dado en  llamar lo ‘políticamente correcto’.

Discrepancia

Hoy para cambiar la sociedad no es necesario tomar el Palacio de Invierno; basta con tomar las escuelas".

François Mitterrand

 Hoy en día, si no quieres complicarte la vida, si quieres ser aceptado socialmente, si no quieres ser tachado de retrogrado, reaccionario o faccioso tienes que comulgar con unos principios que emanan de ese ‘pensamiento único’ y que te va a dar el sello de ‘corrección política’ tan valorado hoy en día.

No quiero decir que esos principios no sean en algunos casos loables, si se toman en su justa medida, ni que puedan suponer un avance para que cada vez la sociedad sea más tolerante y justa; pero mucho me temo que en demasiadas ocasiones se consiga el efecto contrario y lo que es peor, puedan suponer un atentado a las libertades individuales del ser humano.

Así, por ejemplo, el feminismo –‘hembrismo’ en mi humilde opinión, por una cuestión semántica- entendido como la igualdad jurídica, laboral  y social entre  hombres y mujeres

se ha acabado convirtiendo, con el beneplácito de gran parte de la sociedad, en lo que algunos llamamos ‘feminazismo’. Es decir, en una corriente ideológica que hace al macho culpable de todos los males de la humanidad. A tal punto se ha llegado que no se ha tenido ningún pudor jurídico en negarle al varón la presunción de inocencia ante cualquier denuncia que provenga de una ‘dama’ sin ni siquiera comprobar la veracidad de la misma.

Es cierto que la violencia machista provoca decenas de crímenes al año en nuestro país y que sigue habiendo violaciones y abusos, lo cual es absolutamente condenable, pero no es menos cierto que no puede haber discriminación por razón de sexo, como dice nuestra Constitución, y en nuestro país esa discriminación existe en contra de los hombres. Cualquier ciudadano macho está expuesto a que su vida se convierta en un infierno si es denunciado por alguna hembra resentida, aunque sea más inocente que los pensamientos de Bambi.

No se trata de discriminar, se trata de igualar y para eso, tanto ellas como ellos deben demostrar sus aptitudes y sus méritos. La discriminación positiva es, al fin y al cabo, discriminación sin apellidos. Pero nadie o muy pocos ponen en tela de juicio ese abuso manifiesto del sexo femenino sobre el masculino.

Lo del lenguaje ya es de traca. Usar de forma genérica el masculino se ha convertido en un atentado contra la igualdad y ya no conformes con utilizar redundantemente ambos géneros, aunque muchas veces nos los inventemos -lo cual es de un cursi empalagoso además de una gilupolluá-,  sino que, además, algunos zaparrastrosos de la cultura se han inventado un tercer género que debe ser un cruce entre feminazi y alienígena.

Lo grave de este desmadre idiomático es el mensaje que se lanza a una juventud que, dada su ignorancia, acabará no sabiendo hablar, agravándose en que ya escribir casi no sabe.

La superioridad moral de la izquierda profunda es en nuestro país otro dogma del ‘pensamiento único’. Para ello, no han tenido ningún problema en tergiversar acontecimientos acaecidos en nuestra historia, especialmente en lo referente a la Segunda República y posterior Guerra Civil, ocultando y falseando hechos y documentos, y llevando a cabo un revisionismo grosero y obsceno con el fin de blanquear a unos partidos de izquierda cuyos dirigentes nos llevaron a uno de los peores momentos de nuestra historia.

El culmen de esta tropelía es la creación de una Ley de Memoria Histórica, convertida ahora en Ley de Memoria Democrática, que no es más que una forma de legitimar una visión absolutamente partidista y maniquea de lo que ocurrió en España entre 1931 y 1975. Naturalmente, este juicio sectario de la historia se convertirá, Dios mediante, en materia obligatoria en nuestro sistema educativo como parte del adoctrinamiento programado.

Las etiquetas del pensamiento único

Lo que más sorprende de este lavado de cerebro al que vamos a someter a nuestros niños y jóvenes es el lamentable espectáculo que está dando la derecha patria, que sigue absolutamente acomplejada y que no es capaz de plantar cara a tamaño desafuero. La Ley de Memoria Histórica, además de partir de premisas falsas y maniqueas, es un atentado contra las libertades individuales de los españoles.

Manifestarse de derechas o de izquierdas en este país también nos hace más o menos ‘políticamente correctos’. Ser ‘de derechas’ no está bien visto y de ahí, fruto de una especie de sentimiento culpatorio instigado especialmente por los medios, nos hemos inventado eso del centro-derecha, que nos tranquiliza mucho la conciencia. Ser de derechas es en nuestro país ser un facha -forma coloquial de denominar a los fascistas-, aunque, por mucho que se empeñen los sesudos propagandistas rojelios, en España nunca hubo fascismo (para saber lo que es el fascismo les recomiendo la lectura de “El Hijo del Siglo” de Antonio Scurati). Sin embargo, sí ha habido y hay comunismo; una ideología que, donde ha conseguido gobernar, ha masacrado a la población y teniendo a sus espaldas más de 100 millones de muertos y la ruina social y económica de muchos países.

Pues, ya ven, fruto de ese ‘evangelio progre’, uno no puede negar el holocausto nazi, bajo pena incluso de cárcel, pero si puede negar el genocidio de Stalin en Ucrania o el gulag siberiano, donde murieron millones de personas, unas ajusticiadas y otras de frio y hambre. Incluso se permite poner en lugares públicos fotos en homenaje al mayor asesino de la historia –el ‘camarada Stalin’-, ayuntamientos incluidos.

El ecologismo y el cambio climático también forman parte del ‘pensamiento único’. Aun siendo cierto que estamos en un periodo de cambio climático y que el aumento de la población de la tierra hace que se necesiten más recursos, no parece muy científico hacer al ser humano único responsable del llamado ‘calentamiento global’. Desde el Jurásico se han producido en nuestro planeta más de mil cambios climáticos con glaciaciones que han congelado medio planeta y periodos interglaciares muy cálidos. Esto se debe, según los expertos del Instituto de Tecnología de Massachusetts, a los cambios en la órbita de la Tierra alrededor del Sol. También sus estudios demuestran que los periodos cálidos son más prolongados que los glaciares.

La contaminación ambiental es un hecho innegable, como también lo es la utilización política y económica que de la misma hacen los poderes fácticos que manejan el cotarro en el mundoLos partidos de izquierda han encontrado un filón ideológico en eso del ecologismo y, a pesar de que los países más rojelios son los que más contaminan, sin ningún pudor se han lanzado a acusar al capitalismo y al liberalismo de todos los desastres habidos y por haber. Como ejemplo les diré –según datos que me ha facilitado el profesor Julián Mora Aliseda– que China, país ‘de derechas’ donde los haya, emite el 30% del total del CO2 humano al planeta y, además, se dedica a esquilmar los recursos naturales de los países africanos y sudamericanos. Sin embargo, Europa, cuna del capitalismo, ha reducido un 25% las emisiones de CO2 desde 1990 y ha aumentado su superficie forestal en un 30%.

Damián Beneyto y el pensamiento único

El 'feminismo' se ha convertido en una corriente ideológica que hace al macho culpable de todos los males de la humanidad, negándole sin pudor la presunción de inocencia ante cualquier denuncia que provenga de una 'dama' ".

Pero, a pesar de lo evidente, lo ‘políticamente correcto’ es ser de izquierdas si te preocupa el medio ambiente. Uno no puede ser ecologista de derechas, ¡faltaría más! Claro que hay ecologismos fundamentalistas que rayan en la paranoia y que, como ocurre en Extremadura, pueden acabar poniendo a la especie humana en peligro de extinción.    

En los temas migratorios también hay que estar con la doctrina oficial y decir, con la boca chica, que ‘ancha es Castilla’ y que todos ‘p´alante’.  Este espíritu tan caritativo acabará convirtiéndose en un gran problema, si ya no lo es. Curiosamente, son los países capitalistas los más solicitados –nadie emigra a Rusia, China, Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Irán, etc.– por la pobre gente que huye despavorida de su tierra, bien por el hambre, bien por la guerra o por ambas cosas. No deja de ser una paradoja trágica que sean nuevamente los partidos de izquierda quienes pretendan convertirse en los paladines de los emigrantes, cuando muchos de ellos huyen despavoridos de países con regímenes comunistas.

Convertir a Europa y a Norteamérica en únicos destinos de decenas de millones de personas no solo no soluciona el problema si no que lo va agravando y se convierte en una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento. Decir este axioma le puede costar a uno ser catalogado de xenófobo, racista y otras lindezas; pero si no se tratan los problemas de los países productores de emigrantes en origen, en pocos años la cultura occidental y el estado del bienestar habrán desaparecido de la faz de la tierra.

Tener espíritu crítico, disentir de la ‘propaganda oficial’, defender la libertad individual y educar en la autonomía, la independencia, el atrevimiento y el descubrimiento, no entra en ese ‘pensamiento único’ de lo ‘políticamente correcto’. Se impone la dictadura de las ideas y solo valen aquellas que hacen al ser humano más dependiente, más obediente, menos autónomo y, naturalmente, menos libre.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Reinos de taifas | Damián Beneyto

Reinos de taifas | Damián Beneyto

Reinos de taifas | Damián Beneyto

Reinos de taifas

DAMIÁN BENEYTO

Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo hizo a los pocos años, concretamente en 1031.

Siempre he estado de acuerdo con el filosofo español Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana cuando dijo: ‘Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo’ y tengo la impresión que lo mismo que acabó con el Al-Ándalus también podría acabar con España.

El llamado ‘estado de las autonomías’, que comenzó lleno de buenas intenciones intentando acercar la administración a los administrados, garantizar la conservación y desarrollo de las culturas autóctonas de las diferentes regiones de España e igualar socioeconómicamente a todos los territorios, se nos está yendo de las manos.

Los afanes independentistas de algunos reyezuelos hicieron que el que había sido uno de los estados más importantes y prósperos de su tiempo acabara destruido"

Se ha conseguido en pocos años duplicar e incluso triplicar la burocracia haciendo cada vez más difícil a los ciudadanos resolver sus problemas con las distintas administraciones. Además, hemos aumentado el gasto a cifras astronómicas creando instituciones de poca utilidad y manteniendo otras que sólo sirven para colocar políticos sin oficio ni beneficio. El número de funcionarios, personal laboral, enchufados y políticos electos con dedicación plena se ha disparado.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En cuanto a la conservación y desarrollo de la cultura autóctona hubo unos primeros momentos de furor por rescatar y divulgar lo que nos hacía distintos. El regionalismo se puso de moda, e incluso el localismo. Todas las comunidades buscaron lo que les diferenciaba de las demás, especialmente la lengua. Aparecieron banderas nunca vistas, himnos y otros símbolos sin ningún rigor histórico. Lo guay es no parecerte al vecino aunque lleves más de 500 años de convivencia y tu padre, madre, abuelo o abuela sean indígenas de otras comunidades en las que aún tienes familia.

Con la lengua, gran elemento diferencial, también se llegó al éxtasis. Los territorios que poseían lenguas autóctonas se lanzaron a reivindicarlas aduciendo que, si no las hablaba una mayoría, era por culpa del franquismo que había perseguido con saña todo lo que no fuera hablar en español. Supongo que eso debió ocurrir en algún lugar remoto.

Yo, que tengo como lengua vernácula el valenciano -no el catalán- y que viví durante el franquismo, jamás tuve ningún problema para expresarme en la lengua de Joanot Martorell, Ausias March o del Padre Fullana; es más, recibí algunas asignaturas en valenciano durante mi bachillerato con total normalidad. También puedo dar fe que en 1971, en la Universidad Laboral de Tarragona, organismo dependiente del Ministerio de Trabajo, estando D. Francisco Franco vivito y coleando, se impartían clases de catalán voluntarias por las tardes.

El desmadre idiomático ha llegado a tal extremo que, mientras unas comunidades imponen por la fuerza la utilización de su lengua autóctona e incluso la quieren implantar en otros territorios  intentando relegar el español al ostracismo, otras se inventan o intentan recuperar lenguajes ya olvidados y que nadie utiliza para afianzar ‘su’ hecho diferencial. Todo un absurdo que sólo empobrece la cultura de los españoles que tienen en la lengua de Cervantes uno de los idiomas más ricos y hablados del mundo.

La pérdida de competencias del Estado a favor de las autonomías ha sido un factor determinante para aumentar las desigualdades y despertar enfrentamientos entre regiones que parecían olvidados. Transferir la educación y la sanidad especialmente, ha tenido un efecto disgregador y muy nocivo para la formación y la salud de los españoles.

Las transferencias educativas no solo han creado desigualdades en los niveles educativos de las distintas comunidades, además -y gracias también a unas leyes orgánicas más pensadas para adoctrinar que para instruir-, han llenado las programaciones -‘currículos’, en lenguaje LOGSE-, de algunas materias, de inexactitudes, mentiras, tergiversaciones y falacias de todo tipo, contribuyendo de forma decisiva al secesionismo y la insolidaridad.

El origen de las regiones de España

En lo que a la sanidad se refiere, todos hemos visto y padecido el desmadre que se ha producido como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Si antes las diferencias asistenciales eran ya abismales entre unas regiones y otras, con esta crisis sanitaria hemos rizado el rizo de las desigualdades tanto en personal sanitario como en medios técnicos. Aunque algunos no se lo crean, es bastante más fácil morirse en Extremadura que en Cataluña, por ejemplo.

Hay otras transferencias que también contribuyen al despiporre autonómico, por ejemplo la justicia, aunque bien es verdad que su falta de independencia del poder ejecutivo de turno la hace menos evidente.

El paralelismo, en algunas cosas, entre los Reinos de Taifas del siglo XI y nuestras autonomías es bastante evidente. Al igual que ahora, al califa de turno se le fue la situación de las manos y, cuando se quiso dar cuenta, cada taifa era una especie de virreinato que en ocasiones tenía más poder que el propio Califato. También, como ahora, no todos los territorios tenían la misma preponderancia y había taifas de primera, segunda y tercera división y, según su potencial, recibían más o menos prebendas del poder central.

El final de los reinos taifas de España

Los afanes independentistas de algunos reyezuelos hicieron que el que había sido uno de los estados más importantes y prósperos de su tiempo acabara destruido y el territorio que ocupaba se convirtiese en un ‘totum revolutum’, tanto en lo económico como en lo social.

España tiene en la actualidad un gobierno débil que es chantajeado continuamente por los que buscan la ruptura del Estado y la independencia. Hemos vuelto a crear ‘Reinos de Taifas’ que, si no les ponemos freno, destruirán la nación más antigua de Europa, llevándonos al enfrentamiento y acabando con la paz social. Volvemos a olvidarnos de nuestro pasado…

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

Nuevo gobierno

Rápido análisis sentimental

CARMEN HERAS

Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los protagonistas, supongo que nadie puede hablar con total certeza del por qué de cada cambio, pero eso no es óbice para que entre unos y otros se entreteja un relato con un buen y solvente entramado en el discurso.

Lamento ser mucho más escéptica. Sé que, en cuestiones como las de los recambios, no siempre se hace lo que se quiere, sino lo que se puede y que, en ocasiones, el movimiento de una pieza derriba otras y las saca de escena, aunque no sea eso lo pretendido en el principio. Los humanos no llevamos códigos de conducta establecidos en los genes para cualquier situación, así que se improvisa bastante más de lo que se piensa, para bien o para mal. Lo que sí parece claro es que un recambio solo se acomete cuando lo que hay no funciona bien. Por eso sobran algunas explicaciones tan obvias.

Un recambio solo se acomete cuando lo que hay no funciona bien. Por eso sobran algunas explicaciones tan obvias"

Hay que esperar para saber cuánto da de sí un gobierno nuevo en las caras y no tanto en los objetivos, que seguirán siendo los mismos, a decir de todos los recién llegados. Lógico, al inicio de su mandato no pueden tener en su cabeza los posibles cambios que pudieran producirse. Están contentos, claro, y eso les da un plus de confianza, y también a algunos de nosotros por su maravillosa confianza en el futuro.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Ahora deberán montar sus equipos, salvo que quieran y puedan continuar con el de su predecesor, que seguramente no es el caso, así que al principio se sentirán un poco huérfanos, aunque eso también se pasará. Los asuntos importantes del país están ahí aguardando.

En unos parece haberse volcado la simpatía de la gente, solo ha habido que observar algunos actos de cambios de cartera, tan concurridos, en contraposición a otros estrepitosamente faltos de calor y expresividad. La sociedad ha normalizado, al parecer, esas reacciones, extraordinarias y favorables hacia quien va a tener poder y tan escurridizas o nulas con quien lo pierde (y más si ha tenido mucho) cuando aún no ha traspasado la puerta de salida, (sabido es que en un litigio cualquiera, la razón siempre la tiene el jefe).

Así que muchos se limitan a estar con el ganador, sin ninguna mala conciencia. Guárdanse sus propias espaldas quienes así actúan pues de la aceptación de tanta “normalidad”, no sería extraño que lo mismo pueda ocurrirles a ellos, llegado el momento.

Hace tiempo que la organización solo ve por los ojos de quien la dirige, pues si algún miembro osara discutir alguna acción del líder máximo, los propios conmilitones se encargarán de darle fuerte hasta que se calle"

Iceta y el nuevo gobierno de Sánchez

Los gobiernos y organizaciones actuales suelen ser presidencialistas en una gran mayoría. Construidos sobre una sola figura omnipotente, que todos los que dependen de ella se empeñan en proteger. Tanto como para llegar al paroxismo de echarle en cara a los subalternos lo que han hecho siguiendo la decisión del número uno. Ha ganado la organización (dicen los escribidores), sin caer en la cuenta (o cayendo en ella, pero disimulándolo) de que hace tiempo que la organización solo ve por los ojos de quien la dirige, pues si algún miembro osara discutir alguna acción del líder máximo los propios conmilitones se encargarán de darle fuerte hasta que se calle.

Gobierno nuevo, personas ajenas a la gestión directa en política nacional; algunas venidas desde ayuntamientos de ciudades medianas, de territorios cuyos votos son necesarios para ganar en las próximas convocatorias que se aproximan; mujeres. Todo el mundo tiene derecho a los cíen días de gestión antes de analizar su valía. Esperemos.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del 'sanchismo' al 'pedrismo'

DAMIÁN BENEYTO

Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el pueblo soberano.

Normalmente suele cambiarse a aquellos ministros que han tenido que ‘bailar con la más fea’ -dicho popular sin connotaciones sexistas- o han tenido unas meteduras de pata de ‘armas tomar’.

En el caso que nos ocupa, he leído opiniones en los medios para todos los gustos y aun siendo, a lo mejor, todas validas, tratándose del personaje en cuestión no hay que descartar nada por descabellado que sea.

Normalmente se suele cambiar a aquellos ministros que han tenido que 'bailar con la más fea' o han tenido unas meteduras de pata de 'armas tomar'"

Es cierto que ha fulminado a los que lo apoyaron cuando pintaban bastos en el PSOE. A la Sra. Calvo, que más bien parecía su tía favorita a la que se le perdonaba todos sus desvaríos, y al Sr. Ábalos, su mamporrero particular, tan primitivo como útil, pero bastante alocado a veces y capaz de las mayores meteduras de pata.   

Otros caídos han sido la Sra. Celaá, una de las mayores sectarias del pasado gobierno y madrastra de una Ley de Educación que va a abocar, si Dios no lo remedia, a que tengamos la mayor generación de ígneos de nuestra historia; el Sr.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Campos‘partenaire’ de la Sra. Batet, la camuflada secesionista que preside el Congreso- otro sectario y, sobre todo, con un inmoral sentido de la justicia y la Sra. Laya, la peor ministra de Exteriores de la historia -y mira que era difícil superar al pobre Sr. Moratinos– que aunque parecía que no había roto nunca un plato, ha conseguido cabrear a todo el mundo allende nuestras fronteras.

La retirada de la escena de los Sres. Duque -el astronauta- y Rodríguez Uribe -el culturín-, dado su fantasmagórico paso por el gobierno, no merece ni comentario.

Quién merece una parrafada es mi conocido D. Iván Redondo. He de confesar que para mí ha sido una sorpresa que saliera en este momento, salvo que haya algo que se me escape. Este ilusionista de la política y fabricante de humo suele aguantar el tirón y marcharse con el pobre candidato al que ha hundido, pero en este caso no ha contado con que el tal Sánchez-como cualquier mediocre acomplejado- no perdona a los que le hacen sombra y más si se publica un libro sobre el susodicho prestidigitador, aunque sea sólo para ponerlo a parir. La ocurrencia del paseíto de 30 segundos con el tal Biden, los resultados electorales en Madrid y la pretensión de ser ministro de la Presidencia también pueden haber contribuido al derrocamiento; pero en este ‘affaire’, insisto, algo se me escapa.

Ivan Redondo, Damián Beneyto

Los sustitutos, la mayoría desconocidos fuera de su ámbito político, son un intento claro de nuestro ínclito presidente de hacernos olvidar sus múltiples desvaríos. Se trata de pasar del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’.  No es sólo un cambio generacional, como ha dicho ‘su eminencia’ en la rueda de prensa pertinente, se trata de ir preparando el barbecho, que es en lo que se ha convertido el PSOE, para hacerlo productivo y poder plantar nabos y algunas chirivías que le permitan eternizarse como secretario general socialista.  

En política las casualidades no existen y que algunas de las nuevas ministras provengan de comunidades regidas por barones socialistas díscolos, se parece bastante a una premonición de cara a las próximas elecciones autonómicas. La aragonesa Sra. Alegría, la manchega Sra. Rodríguez y la valenciana Sra. Morant van a ser un buen pedrusco en los zapatos de los Sres. Lambán, García-Page y Puig.

Otro signo inequívoco de las filias y las fobias del tal Sánchez es el intentar lanzar al estrellato a alguien que  pueda rivalizar con la Sra. Ayuso en Madrid y para eso le ha dado galones a la Sra. Llop, pues al pobre Sr. Gabilondo entre unos y otros lo han dejado para el arrastre cual astado en San Isidro.

La cuota catalana por supuesto que hay que pagarla y de paso apretarle las tuercas al tal Illa, para lo cual la Sra. Sánchez cumple las expectativas.

Abalos hundido por Sanchez

El resto de nuevos ‘purpurados’ son su nueva guardia pretoriana a excepción del Sr.Albares– el de la foto hortera del Falcon- que, como jefe de la diplomacia, tendrá que lidiar con los moros, con el tal Biden y con la UE, esperemos que con mejor tino que su antecesora. Tanto el Sr. Bolaños, como el amnistiado y poco dotado Sr. López son ‘pedristas’ de reconocido prestigio y con muchas menos pretensiones que el ‘ilusionista’ Sr. Redondo.

De los que se quedan, y no son de Podemos, sólo el Sr. Marlaska le puede causar algún sobresalto a ‘su serenísima’. El juez metido a político es un converso al ‘pedrismo’ sin lugar a dudas, besa por donde pisa ‘su eminencia’ y hasta ha aprendido a soltar trolas tan gordas como las de su líder, al que mira con ojos de cordero degollado.

Los ministros podemitas, a pesar de su incapacidad manifiesta, de su vagancia y de su infinita habilidad para hacer el ridículo, son intocables de momento para mantener la estabilidad parlamentaria, pero todo se andará…

En resumen, tenemos un nuevo gobierno menos ‘sanchista’ y más ‘pedrista’ para mayor gloria de su líder. Dudo mucho que vaya a solucionar los problemas de los españoles, pero de lo que no me cabe duda es que el tal Sánchez se prepara para hacer un PSOE a su imagen y semejanza desde el que, sin sobresaltos, pueda seguir tomando el pelo al pueblo soberano e intentar perpetuarse en el poder.

Damián Beneyto

Nota del autor: Como habrán podido observar, no hay ningún ministro extremeño y es que a D.Guillermo lo tiene seguro, yo diría que obnubilado. No se queja de nada, dice a todo que sí y le rinde pleitesía. Extremadura es un chollo para el ‘pedrismo’ y así nos va…

Otros artículos de Damián Beneyto

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

Rodríguez Ibarra: los cristales que no rompió | Damián Beneyto

Rodríguez Ibarra:

los cristales que no rompió

DAMIÁN BENEYTO

No trato con esta parrafada de hacer una mini biografía del que fue durante 24 años el dueño y señor de Extremadura, pues ni tengo datos ni ganas de buscarlos en hemerotecas, bibliotecas, filmotecas u otras “tecas”.

Mi intención es opinar, desde mi leal saber y entender, de un personaje que durante más de dos décadas gobernó está Comunidad envuelto en un halo de mesianismo y con un reverencial acatamiento por gran parte de la población extremeña.

Desde principios de los 80, el PSOE fue el partido líder en España y consecuentemente muchas comunidades autónomas estuvieron gobernadas por el socialismo. Algunas comunidades, las más desfavorecidas, como consecuencia de la red clientelar creada, han permanecido durante décadas en manos de gobiernos socialistas con suertes parecidas.

Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura fueron feudo de una ideología que entendió mejor que nadie que la mejor manera de perpetuarse en el poder era hacer de los ciudadanos, súbditos"

Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, secularmente a la cola del progreso, fueron, desde el comienzo del estado de las autonomías, feudo de una ideología que entendió mejor que nadie que la mejor manera de perpetuarse en el poder era hacer de los ciudadanos, súbditos. Socialistas de pro, como Manuel Chaves, José Bono o Juan Carlos Rodríguez Ibarra, gobernaron respectivamente estos territorios y, en casi todas las ocasiones, con amplísimas mayorías.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En Extremadura, el ‘ibarrismo’ prendió con fuerza. Un discurso reivindicativo, de puertas hacia dentro, claro, y la promesa de subsidios, subvenciones, dádivas y otras prebendas consiguieron que la mayoría de la población extremeña quedara prendada y apostara por tan nobles promesas.

Otro de los éxitos de este régimen autónomico fue la cantidad de advenedizos que, sin oficio ni beneficio, se hicieron de súbito socialistas ‘de toda la vida’ al comprobar que había mucho cargo, carguito o ‘carguete’ que repartir y que les iba a reportar pingües beneficios.

El ‘ibarrismo’ creó una red clientelar que aún existe y donde miles de familias, ‘más socialistas que Largo Caballero’, controlan, especialmente en las zonas rurales, todos los resortes de ‘lo público’. Sí, ‘lo público’; ese es el gran logro del socialismo extremeño: limitar al máximo la iniciativa privada y hacer depender económicamente a la población de la voluntad del gobierno de la Junta de Extremadura.

El régimen instaurado por D. Juan Carlos fue siempre bastante fanfarrón. Durante los años 80 y 90 del pasado siglo y el principio del siglo XXI, a Extremadura llegó dinero ‘a espuertas’, principalmente de la UE, dinero que fue dilapidado y malgastado en la mayoría de ocasiones.

Los gobiernos de la Junta de Extremadura se comportaron como nuevos ricos y, en lugar de crear infraestructuras que posibilitaran la creación de riqueza y empleo, se dedicaron a construir obras faraónicas, como por ejemplo los palacios de congresos -carísimos e infrautilizados por falta de actividades- o las hospederías que, excepto raras y honrosas excepciones, se han pasado más tiempo cerradas que abiertas.

Investidura de Rodriguez Ibarra como Presidente de la Junta de Extremadura

El 'ibarrismo' creó una red clientelar que aún existe y donde miles de familias 'más socialistas que Largo Caballero', controlan -especialmente en las zonas rurales- todos los resortes de 'lo público'"

También se dotó a muchos municipios -con alcalde socialista preferentemente- de instalaciones, como polideportivos, piscinas, casas de cultura, etc., que, aún siendo necesarias en algunos casos, no podían ser utilizadas por la falta de presupuesto de los propios ayuntamientos.

Hoy nos encontramos con piscinas sin agua, con polideportivos sin actividad donde sólo crece la hierba y con casas de cultura que se utilizan de almacén municipal o de cualquier otra cosa que nada tiene que ver con su finalidad original. Estas obras, además, estaban tan infladas presupuestariamente, que salía el metro cuadrado construido más caro que en Oxford Street.

Una de las mayores fanfarronadas del ‘rompedor de cristales’ fue gastarse más de 10.000 millones de pesetas -o más de 60 millones de euros, como quieran- en dotar de ordenadores a todos los centros de enseñanza secundaria de la Comunidad (2003). Un ordenador para cada dos alumnos, record mundial cuando la media europea estaba a 1,3 por cada diez.

Esto, que aparentemente se puede considerar todo un éxito, fue un gran fiasco y hoy no queda nada de aquella mega inversión. Además hubo que cambiar el mobiliario de todas las aulas e instalar miles de regletas para camuflar el cableado correspondiente, lo que supuso otro montón de millones añadidos. Los ordenadores nunca llegaron a funcionar para la finalidad que se buscaba pues, el mantenimiento era imposible, el profesorado, a pesar de los cursos intensivos de ‘Linex’ –el Linux extremeño-, no contaba con herramientas docentes adecuadas y los alumnos se pasaban el rato jugando a video juegos cuando no arrancando y cambiando de lugar las letras del teclado. Todo un despropósito.

Rodríguez Ibarra y Pedro Sánchez

Eso sí, conseguimos salir en todos los medios de comunicación como ‘la comunidad más informatizada del mundo’. La petulancia y la ostentación bien valían ese dispendio. Al cabo de unos pocos años hubo que retirar y tirar a la basura los cerca de 45.000 ordenadores, arrancar el cableado y modificar el mobiliario lo que supuso otro millonario desembolso. ¿No hubiera sido mejor dotar a los centros de aulas de informática en función de su ratio y de técnicos de mantenimiento?, claro que eso no hubiera dado titulares tan jugosos.

Naturalmente que hubo mejoras durante los gobiernos de este ‘insigne’ estadista. Las carreteras de la comunidad mejoraron sensiblemente y hasta se construyeron dos autovías autonómicas que están prestando un gran servicio. También se dotaron a muchos municipios de nuevas conducciones de agua, plantas potabilizadoras y depuradoras, aunque en algunos casos no han funcionado por falta de recursos municipales.

Mientras mejorábamos sensiblemente en carreteras, nuestro ferrocarril iba languideciendo y se suprimían líneas y servicios hasta llegar a la indigencia actual. Pasamos en pocos años de estar comunicados por tren con los cuatro puntos cardinales a prácticamente no estarlo con ninguno. Se suprimió la línea Plasencia-Astorga, desaparecieron los trenes que nos comunicaban con Portugal y la comunicación con el sur y con el este es un auténtico carajal. Por el ferrocarril, el Sr. Ibarra no rompió ningún cristal, más bien ayudo a romperlos.

En algo más de 1.000 palabras es difícil resumir el ‘efecto Ibarra’ en esta tierra, pero a pesar de todos los que le siguen rindiendo pleitesía y riéndole sus ocurrencias, la triste realidad es que Extremadura desaprovechó un momento histórico para haber levantado el vuelo y dejar de ser el furgón de cola de España y de la Unión Europea. El socialismo fanfarrón y clientelista sigue, pero ahora con muchos menos medios que derrochar y así nos luce el peluquín.

Ahora que me acuerdo, todo esto venía por esa nueva ocurrencia de D. Juan Carlos referente a que sean las bases del PSOE las que opinen y decidan sobre el presunto indulto a los golpistas de la barretina. Supongo que el Sr. Rodríguez Ibarra se refiere a que opinen los mismos que votaron como Secretario General al narcisista Sánchez, pues estamos ‘apañaos’… De vez en cuando nuestro reverendísimo expresidente sale a los medios para recordarnos su existencia y soltarnos alguna genial idea como esta.

‘Sic transit gloria’, Sr. Ibarra, usted el único cristal que rompió fue el del futuro de Extremadura; pero, tranquilo que ‘su delfín’ lo está haciendo bueno.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario