El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

El valor estratégico de la educación

CARMEN HERAS

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su sitio, interpretándolos a la luz de lo que se consideran los principios fundamentales que han de regir la vida de los pueblos y los hacen progresar.

En política sucede que unas generaciones pueden tapar lo que otras hicieron. De hecho, ocurre con bastante frecuencia. Supongo que tiene que ver con la consabida necesidad metafórica de “matar al padre”, para así crecer ocupando su espacio

"Perder el rastro de sucesos históricos no supone mejorar las cosas, sino convertir a las nuevas generaciones en analfabetas de su propio pasado"

De forma idéntica a como les pasa a los niños que, siendo muy pequeños, piensan que no existe aquello que no tienen delante, resulta difícil que individuos cualesquiera de una época determinada puedan poner en perspectiva y “leer” los hechos históricos, si cada vez que estos se consideran -o son- deleznables, según el criterio común, en vez de interpretarlos y analizarlos como son dentro de un contexto, se esconden haciendo desaparecer cualquier vestigio de los mismos.

Mientras que la evidencia de los errores o latrocinios que los tiempos han demostrado como tales puede mover a una sociedad a intentar hacerlo mejor, la desaparición de cualquier vestigio de aquellos ayuda a conformar gente átona y desideologizara que no ve necesario combatir ni contrarrestar nunca “algo” que, -para ellos- no existió. Es conformar personas sin sentido de pertenencia a un lugar propio en la cadena que los seres humanos construimos a lo largo de los tiempo

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Perder el rastro de unos sucesos históricos, dejándolos solo como objetos de conocimiento de los estudiosos en clases específicas, a priori no supone mejorar las cosas, sino cargarlas de una simplicidad y reduccionismo tales que permiten convertir a las nuevas generaciones en analfabetas de su propia pasado como especie, volverlas carentes de espíritu crítico que, en verdad, es lo que permite construir un pensamiento evolucionado y no repetir errores, crímenes y desafueros. Y hacerlo desde el equilibrio y los derechos fundamentales y con la ayuda de una educación bien construida.

La sanidad y la educación son dos sectores fuertemente estratégicos en cualquier sociedad que se precie. Una de las cuestiones que la pandemia del corona virus ha demostrado es que la salud es un asunto totalmente global, que exige medidas globales, aunque deba aplicarse localmente en los lugares físicos donde se produzcan los casos. Los problemas en el campo sanitario tienen, además, profundas ramificaciones e influencias en entornos sociales y económicos a los que hay que atender si no se quiere un colapso del sistema en el que vivimos.

Black lives matter; el valor estratégico de la educación; Carmen Heras
Ataque al legado de Churchill;

Y algo parecido sucede con la educación, que tiene un gran componente político global que, de una manera u otra, nos afecta a todos. Lo sabe cada partido que gobierna. De ahí la importancia estratégica que le otorga cuando busca cambiar o modificar las leyes educativas existentes.

Como referencia de todo lo demás, qué duda cabe que los diferentes planteamientos ideológicos inmersos en las teorías educativas, corresponden a las formas distintas que tenemos los seres humanos de entrever la vida y las relaciones y conllevan diferentes opciones de hacer política.

Los marcos de relación -de los individuos entre ellos y entre individuos y sistemas-, corresponden a una predeterminada visión del mundo y de las cosas que todos, en mayor o menor medida, poseemos. Claro está que no hablo de los autómatas, que simplemente siguen consignas de un partido u organización. Me refiero, más bien, a los que optan por la creencia en unos postulados después de reflexionar con cordura sobre ellos. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...
Daniela Aruj; Oportunidades en tiempos de cambio;

Oportunidades en tiempos de complejidad | Daniela Aruj

Hace un año tomé un cursó en Singularity, la Universidad del Silicon Valley, y escuché una frase que me impactó: "La mejor forma de predecir el futuro es crearlo". Hoy me impacta doblemente porque nos enfrentamos a un futuro y un presente muy diferente al esperado, no...
El valor estratégico de la educación, por Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su...
Los gatos muertos del totalitarismo; Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y...
Incierto futuro medioambiental en El Salvador; Daniel Girón;

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

  Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se...
Javier Blasco, Director Adecco Group Institute

Entrevista a Javier Blasco, Director de Adecco Group Institute

Hace ya un año, Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, lanzó su nuevo centro de estudios denominado Adecco Group Institute. Su objetivo es la investigación y el análisis de los datos del mercado laboral español para detallar y cuantificar las...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo

ALBERTO ASTORGA

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y dinámica. El cerebro humano, sea por su propia estructura o por su necesidad de controlar el entorno, tiene dificultades en mantener esa atención. A controlar el entorno, a estar atento a él por la propia seguridad y supervivencia, se dedica nuestro cerebro más primitivo, nuestro cerebro reptiliano.

Esto no tiene por qué ser malo. No existe una actividad más cruel para una persona que la monotonía, la reiteración, el estar siempre en lo mismo. Sería estar en el argumento constante y repetitivo en que vivía Phil Connors, protagonista de El día de la marmota, una de la películas más representativas del cine y cuyo título acuñó un término más popular que el déjà vu francés

Esta falta de atención aparece también, incluso aumentada, en lo colectivo. Si es difícil mantener el foco de nuestra atención, mucho más difícil es que lo opinión pública no se distraiga entre los numerosos capotes mediáticos, sucesos o informaciones que aparecen cada día y que obligan a estar en una alerta constante para poder captarlos y valorarlos.

Alcibíades, carente de escrúpulos y sobrado de ambición capaz de defender una cosa y la contraria -vean que el paralelismo con Pedro Sánchez es asombroso-, hizo seccionar la hermosa cola de su perro para que los ciudadanos hablaran de ello y no de su gestión política.

 

Pericles y la guerra del Peloponeso

Este funcionamiento del individuo y de la masa ciudadana es aprovechado por los expertos y los asesores de imagen y comunicación en todo el mundo. Sirve para encauzar la atención, la opinión y la conducta, no solo del ciudadano, sino también, lo que es más importante, del votante. No es original de nuestro tiempo, sino que es un fenómeno presente en todas las épocas y aparece en forma más evidente cuando los líderes o los partidos persiguen establecer un régimen totalitario. Para evitar el rechazo, la crítica y la oposición, se crean artificialmente cortinas de humo que ocultan y maquillan los abusos y desvían la atención de desmanes antidemocráticos.

El estratega y maestro de las “artes políticas oscuras”, Lynton Crosby, lo llama “poner un gato muerto sobre la mesa del salón”. Al final, el impacto que produce el gato hará que todos los presentes le presten atención, hablen sobre él, opinen, pongan y dispongan, olvidando cualquier otra cuestión anterior o más importante. El gato marca la pauta. De eso se trata.

Esta simpleza se ha utilizado por experimentados estrategas. En la Atenas clásica, Pericles, que es reconocido como el constructor de la gran urbe, se muestra como un líder de talante grandioso, discurso hábil y muy próximo a los populismos de nuestra época. Es el artífice de numerosas obras públicas, templos, servicios y ornato de la ciudad, que en su día supusieron una exagerada inversión de los recursos del Estado. La ampliación de la Acrópolis, la construcción del Partenón y sus propilenos le causarían más de un dolor de cabeza.

Buscar el enemigo exterior

Valerio Máximo, en Hechos y dichos memorables, cita una curiosa anécdota según la cual, un triste y meditabundo Pericles recibe la visita de su sobrino Alcibíades. Este, al ver la turbación de su tío, pregunta qué es lo que le preocupa. Pericles le confiesa que ha gastado tal cantidad de dinero en la edificación de nuevos templos, que no sabía cómo rendir cuentas de su gestión ante una ciudad que se las reclamaba. Alcibíades simplemente contesto: “Búscate un medio para no tener que rendirlas”.

¡Y vaya que se lo buscó! Pericles, siguiendo el consejo, da inicio a la segunda guerra del Peloponeso contra Esparta que acabaría con la edad de oro de una Atenas que no recobraría ni su lustre ni su prestigio. Pero que tampoco recibiría las explicaciones sobre los excesos de su líder. Objetivo cumplido, a pesar de su precio.

En los siguientes conflictos bélicos, Alcibíades mostraría una notable personalidad tiránica digna de estudio en El banquete, de Platón, donde cobra especial protagonismo. Además de este texto, contamos también con testimonios dejados por Tucídides y Plutarco.

“La inteligencia y habilidad que ponía en tales asuntos y discursos políticos contrastaban con la lascivia de su modo de vida, sus excesos de bebida y amores, la afeminación de los vestidos púrpuras que arrastraba por el ágora, su extravagancia arrogante (…) y la fábricación de un escudo dorado sin ninguna insignia patria, sino con un Eros con cuernos”.

A Alcibíades, no le temblaba el pulso cuando tenía que desviar la atención de sus ciudadanos. Carente de escrúpulos y sobrado de ambición, capaz de defender una cosa y la contraria -obsérvese el paralelismo con Pedro Sánchez y con Pablo Iglesias-, hizo seccionar la hermosa cola de su perro con que orgullosamente paseaba y al que todos admiraban por su porte. Preguntado por la razón de aquella atroz amputación, arguyó que así, mientras los atenienses perdían el tiempo dirimiendo sobre ello, no lo empleaban en criticar su gobierno. Era su particular versión del “gato muerto” de Crosby.

Generar otros temas, crear polémicas, inventar un enemigo exterior, desviar la atención de lo verdaderamente importante, crear disyuntivas estériles entre galgos y podencos, es la metodología que desde la tiranía, se ha utilizado y se utiliza para dirigir las  sociedades. Para el experto ministro nazi “para la Ilustración Pública y Propaganda” -lo dice todo-, Joseph Goebbels, “la capacidad receptiva de las masas es limitada, su comprensión escasa y gran facilidad para olvidar”. A él le debemos los principios de la propaganda de que todavía se sirven para generar y sostener a los totalitarismos de todo color.

En la pantalla de los cines, bajo el título Wag de dog, se desarrolla una trama en la que, pocos días antes de unas elecciones, los oponentes políticos del presidente de los Estados Unidos, le acusan de abuso sexual hacia una menor. Para eludir el escándalo siguió el ejemplo de Pericles: inventar una guerra que centrara la atención de los ciudadanos hasta que las urnas se hubieran cerrado. Angustiados por las noticas e imágenes de una guerra ficticia, moviendo las emociones patrióticas de los norteamericanos, nadie prestó atención a una pequeña columna en la prensa. La película se estrenó en España como Cortina de humo.

El pensamiento único; Los gatos muertos del totalitarismo.

Nada nuevo bajo el sol. Los totalitarismos se burlan del ciudadano. Lo consideran inferior, intelectualmente débil e influenciable. Los gobiernos envían mensajes que las masas con “capacidad receptiva limitada, comprensión escasa y gran facilidad para olvidar”, digieren y difunden boca a boca, tuit a tuit o mensaje a mensaje, a través de unas redes sociales que multiplican, amplían y dan voz y audiencia a quienes su criterio carece de valor alguno.

El escritor y filósofo italiano, Umberto Eco, advertía que las redes sociales daban espacio a “legiones de idiotas que antes hablaban en el bar ante un vaso de vino, sin dañar a nadie”. Ahora, la opinión de los necios, tiene un foro universal.

El reto de la ciudadanía responsable es contrastar, poner en cuarentena la información que llega, valorar todas las opiniones y elegir cuál de ellas está más fundamentada, incluso aquella que goza de mayor sentido común, sin dejarse llevar por arrebatos, prejuicios y creencias.

La política en España desciende peligrosamente por la pendiente del totalitarismo. Quien es totalitario en su casa, lo es también en su hacer político. PSOE y Podemos, la sufren. Las instituciones también. Nos deslizamos hacia el pensamiento único, hacia el linchamiento a quien no se suma a las versiones oficiales, al señalamiento del discrepante.

Ese camino, fácil de recorrer, es difícil de desandar y el daño que deja a su paso, irreparable. La democracia, en su grandeza, facilita las vías para acabar con la propia democracia. Sus instrumentos legales permiten la participación de aquellos que están en su contra y utilizan técnicas de control de masas totalitarias para orientar eficazmente al rebaño. Se nos miente, se nos confunde, se nos engaña; pero el rebaño no reacciona.

El disparatado gobierno de España, donde el reina el despotismo entre amigos, familias y hasta matrimonios, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, PSOE y Podemos, tienen rabos de perro, gatos muertos y guerras suficientes como para algo que es tan evidente, no se perciba.

Recuerden que tenemos “limitada capacidad receptiva, escasa comprensión y olvidamos fácilmente”. Para Hannah Arendt, en Los orígenes del totalitarismo, “la propaganda es un instrumento del totalitarismo y, posiblemente, el más importante en sus relaciones con el mundo no totalitario”

Alberto Astorga.

Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...
Daniela Aruj; Oportunidades en tiempos de cambio;

Oportunidades en tiempos de complejidad | Daniela Aruj

Hace un año tomé un cursó en Singularity, la Universidad del Silicon Valley, y escuché una frase que me impactó: "La mejor forma de predecir el futuro es crearlo". Hoy me impacta doblemente porque nos enfrentamos a un futuro y un presente muy diferente al esperado, no...
El valor estratégico de la educación, por Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su...
Los gatos muertos del totalitarismo; Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y...
Incierto futuro medioambiental en El Salvador; Daniel Girón;

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

  Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se...
Javier Blasco, Director Adecco Group Institute

Entrevista a Javier Blasco, Director de Adecco Group Institute

Hace ya un año, Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, lanzó su nuevo centro de estudios denominado Adecco Group Institute. Su objetivo es la investigación y el análisis de los datos del mercado laboral español para detallar y cuantificar las...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Pensarlo bien y explicarlo mejor | Carmen Heras

Pensarlo bien y explicarlo mejor | Carmen Heras

Pensarlo bien y explicarlo mejor | Carmen Heras

Pensarlo bien y explicarlo mejor

CARMEN HERAS

¿Y a mi que me parece que la política tiene cierto parecido con las matemáticas? Y no porque las dos sean exactas, no. La primera, evidentemente no lo es, con esos jueguitos bailones que se trae, y la pregonada exactitud de la segunda está muy deslucida en estos momentos tan de aproximaciones y matices. A mi, si se me antojan parecidas, es por la manera equívoca con que muchas personas las entienden.

Como saben, se ha acuñado el término de geometría variable para definir una situación de bloques políticos cambiante. Esa que da lugar a diversas mayorías, según qué partidos se apoyen mutuamente, atendiendo a un momento y necesidad dados. Nada que ver con las antiguas clasificaciones tan arcaicas. ¡Dónde va a parar! 

¿Qué ocurriría si los ciudadanos dejasen de ser solo votantes cada cuatro años de políticos profesionales y fuese obligatoria una cierta evaluación democrática y continua de sus quehaceres?

,

Sirva como ejemplo lo visto en el último pleno del Congreso en el que se votaba prorrogar quince días más el estado de alarma en este país. El gobierno, para conseguir apoyos a su propuesta, aceptó acordar con otros grupos, asuntos varios, más acordes con los intereses electorales éstos últimos que con el pregonado interés general de la salud. Y no se preocupen. El público parece aceptarlo bien. Al menos no se escandaliza en exceso. Sorprendentemente, toma como mal menor lo que sucede. Ve como natural que se sumen peras y manzanas y el resultado se venda como peras. Aproximadamente, claro.

Una de las razones de la incomprensión casi generalizada de la matemática estriba en su concepción formal, alejada del acervo común del pueblo. Lejos de él y mitificada. Con mil vocecitas teóricas señalándola como importante, un espacio de gente competente para, luego, restarle valor en el trato diario al -por acción u omisión- despreciarla. 

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Como aquella vez en la que todo un presidente autonómico no tuvo empacho en declarar que él no sabía nada de matemáticas y precisaba que le hicieran el trabajo económico, incluso en las básicas operaciones. Oyéndolo, recuerdo que pensé que nunca se hubiera atrevido a reconocer tan expresamente su ignorancia de El Quijote, por ejemplo, aún si la tuviera. Lo cual no deja de ser una prueba inequívoca de su leal opinión sobre la cultura obligatoria en un dirigente.

Tengo para mi que ocurre lo mismo con el concepto de política de una inmensa mayoría de personas, muy impregnado de sentimientos contrarios de respeto y desdén, pues mientras con cierta expectación se la sigue, al tiempo se critican fuertemente sus efectos al considerarlos el único origen de multitud de fracasos sociales. 

Pacto entre PSOE y Bildu
Otegi mostrando el acuerdo con el Gobierno

A menudo me pregunto qué ocurriría si los ciudadanos dejasen de ser solo votantes cada cuatro años de políticos profesionales. Si fuese obligatoria una cierta evaluación democrática y continua de los quehaceres de éstos últimos, en relación al interés común y al contrato social con el que se presentaron a las elecciones.

Seguramente todo tendría que pensarse muy bien porque habría que explicarlo mejor. La política, como las matemáticas, necesita de altavoces cualificados que defiendan su importancia, sí, pero, sobre todo, precisa de personas con códigos ciertos, fundamentados y entendibles, con preparación y habilidad suficientes para acercarlos a los ciudadanos.

Así, estos no estarían tan confusos y sujetos a la manipulación de cualquiera. Creo que en este comportamiento bifronte de los individuos-votantes hacia la política y sus intérpretes están algunas causas de aquello que la vuelve cínicamente equívoca y descarada. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...
Daniela Aruj; Oportunidades en tiempos de cambio;

Oportunidades en tiempos de complejidad | Daniela Aruj

Hace un año tomé un cursó en Singularity, la Universidad del Silicon Valley, y escuché una frase que me impactó: "La mejor forma de predecir el futuro es crearlo". Hoy me impacta doblemente porque nos enfrentamos a un futuro y un presente muy diferente al esperado, no...
El valor estratégico de la educación, por Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su...
Los gatos muertos del totalitarismo; Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y...
Incierto futuro medioambiental en El Salvador; Daniel Girón;

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

  Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se...
Javier Blasco, Director Adecco Group Institute

Entrevista a Javier Blasco, Director de Adecco Group Institute

Hace ya un año, Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, lanzó su nuevo centro de estudios denominado Adecco Group Institute. Su objetivo es la investigación y el análisis de los datos del mercado laboral español para detallar y cuantificar las...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Relaciones de aluvión

CARMEN HERAS

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo común. Por lo general, la gente que se acerca a un personaje público, lo hace movida por el papel y la influencia que este ostenta y, si ese papel se pierde o deteriora, desaparece para una parte de ella, en mayor o menor grado, la importancia de los otros aspectos de la persona, incluida la relación de cariño y cercanía.

Es una regla cruel pero es preciso conocerla cuando se recorre un camino político, para sobrevivir en la isla desierta que se construye alrededor de quien pierde puesto, arte y otras ‘dotes’, por elección o por las circunstancias sobrevenidas

"La gente que se acerca a un personaje público lo hace movida por la influencia que ostenta. Si ese papel se pierde, desaparece con él la importancia, el cariño y la cercanía"

Si entendiéramos bien el trabajo de cualquier agente en la cadena social, podríamos enjuiciar con mayor conocimiento de causa sus planteamientos y discursos. El periodismo trata de contar lo hechos concretos que ocurren. Elucubrar sobre que un acuerdo puntual para salvar un estado de prórroga significa un apoyo futuro en cualquier otra situación es mucho suponer. Puede que sí, puede que no.

En un parlamento como el nuestro, tan polarizado ideológicamente en la teoría, pero tan pragmático en el juego de alianzas que permiten sobrevivir a sus líderes y fuerzas, lo que ocurra en el futuro tendrá mucho más que ver con los votos a ganar o no perder, que con otras razones, aunque sigan importando estas en una pequeña parte. 

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Durante bastante tiempo, muchos se han dedicado a crear con éxito ese consabido mantra de que “el pueblo español no se merece los políticos que tiene”, aunque yo, señores, me pregunte sobre quién los puso ahí, porque no llegaron del espacio interplanetario. En ellos y ellas solo se visualizan los ángeles y demonios de sus propios votantes. Los que les votaron y los que esperan que lo hagan.

A veces, hasta intuyen que no les queda otro remedio que producir advertencias catastróficas para intentar doblegar la posible dureza del contrario. “Si aviso -parecen pensar- sobre lo que puede suceder, caso de no incluir lo que yo pienso, la amenaza que hago puede ayudar a modificar una conducta, con pocos daños colaterales, siendo la responsabilidad compartida”. Y, así, todos contentos, pues el equilibrio general entre fuerzas se mantiene. Es la regla de máximos que, quienes como los sindicatos tienen detrás de ellos muchas horas de negociación, han utilizado siempre en sus negociaciones con la patronal correspondiente.

Porque, a estas alturas de la película ¿alguien confía en que dentro de las cámaras parlamentarias o en las entrevistas, los intervinientes hablen con total sinceridad, apoyándose solo en la mejora de lo que es prioritario para todos? Puede que haya alguien que lo haga, pero no es lo común. Otros se lo afearán, llamándoles ingenuos

Ciudadanos vota por continuar el estado de alarma

Los ciudadanos sabemos que la toma de una determinada posición nunca es químicamente pura. Se nutre de lo que debiera hacerse, matizado con lo que conviene al partido y a la propia persona que la emite desde el punto de vista de la supervivencia política y el poder correspondiente.

Así que, las declaraciones histriónicas, surrealistas, agresivas o levemente celosas con las que tropezamos todos los días, me parece que deben de analizarse, no tanto en clave de aceptación o no de lo que se discute, sino en clave de lo que a un partido y a sus dirigentes les interesa desde el punto de vista electoral, competencial, etcétera. También, desde el punto de vista del ‘relato’ que se esté contando a los espectadores. Para mantenerlo, mientras les de réditos. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...
Daniela Aruj; Oportunidades en tiempos de cambio;

Oportunidades en tiempos de complejidad | Daniela Aruj

Hace un año tomé un cursó en Singularity, la Universidad del Silicon Valley, y escuché una frase que me impactó: "La mejor forma de predecir el futuro es crearlo". Hoy me impacta doblemente porque nos enfrentamos a un futuro y un presente muy diferente al esperado, no...
El valor estratégico de la educación, por Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su...
Los gatos muertos del totalitarismo; Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y...
Incierto futuro medioambiental en El Salvador; Daniel Girón;

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

  Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se...
Javier Blasco, Director Adecco Group Institute

Entrevista a Javier Blasco, Director de Adecco Group Institute

Hace ya un año, Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, lanzó su nuevo centro de estudios denominado Adecco Group Institute. Su objetivo es la investigación y el análisis de los datos del mercado laboral español para detallar y cuantificar las...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19

FRANCISCO FERNÁNDEZ OCHOA

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición.

Ni PSOE, Podemos o Vox han articulado una respuestas integral a la altura de la dramática situación histórica que vivimos. Se han limitado a establecer medidas, pero no a prevenir una Ley nacional como hacemos los liberales

Todos nos preguntaremos, en cuanto termine el estado de alarma ¿y ahora qué va a suceder con nuestras vidas ante la recesión económica?

Mientras el PSOE mira hacia Europa y Estados Unidos en busca de ayudas económicas y ha ofrecido una solución transaccional que supondrá endeudamiento para los autónomos y la pequeña y mediana empresa, Podemos intenta nacionalizar la economía para asegurarse el poder con medidas comunistas cuando finalice el estado de alarma ocasionado por el Covid-19. VOX, por su parte, continúa en una línea radical inasumible para cualquier demócrata humanista.

Estamos en un momento en el que nada debe volver a ser igual, precisamente para honrar a los españoles caídos por la pandemia del Covid-19 y no volver a caer en extremos políticos que solo llevan al enfrentamiento entre los propios españoles. En España debemos hacer las cosas bien. Esta vez sí deben hacerse bien y no con el retraso con el que se ha suministrado el material de protección a los sanitarios, a las Fuerzas Armadas o a los Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Lo que no se pide, no se dará.

Francisco Fernández Ochoa; Proyecto Liberal Español; PLIE;
Francisco Fernández Ochoa es fundador y Presidente de Proyecto Liberal Español, PLIE, desde 2007.
Es Abogado y también Politólogo.  Licenciado en Derecho y Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, por la Universidad de Granada.
Siempre defensor de posiciones políticas liberales es fundador, junto con otros compañeros, el Proyecto Liberal Español, PLIE, como alternativa liberal.
Ha sido candidato a la alcaldía de Palma de Mallorca, así como  al Govern de las Islas Baleares. 
Es abogado en ejercicio en Palma de Mallorca.

Por este motivo, el Proyecto Liberal Español, PLIE, propone una Ley integral de Beneficios Fiscales para nuestro tejido empresarial.

El Progreso debe ser hacia mejor, si no, no es progreso. Estamos en un momento histórico en el que tenemos que ser capaces de cambiar nuestro sistema de convivencia a mejor, en definitiva, humanizarlo.

PLIE, Proyecto Liberal Español, propone, como partido liberal y humanista, un nuevo modelo económico y de producción que beneficie a los afectados por el Covid-19, nos implique a todos en la renovación de las estructuras de nuestro país hasta que termina la recuperación y convierta al Estado en un elemento dinamizador de la economía, que ya ha entrado en recesión desde que se decretara el estado de alarma.

Proyecto Liberal Español; pLIE

El Estado, como colectivo, debe organizar la respuesta firme a la recesión económica, incentivando a los empresarios para que presten su apoyo a la regeneración de las infraestructuras sanitarias y para alcanzar un medio ambiente sostenible, así como apelar a la responsabilidad social y ciudadana y de los agentes económicos, que es el sentido en el que debe interpretarse la finalidad social contemplada en el artículo 33 de la Constitución española, sin poner en riesgo la propiedad privada. 

Para que nunca más vuelva a pasar, para que nunca más se sacrifique a la población para hacer frente a una incidencia sanitaria o de índole catastrófica.

Este esfuerzo requiere el compromiso no cortoplacista de los partidos políticos. Requiere de la unidad de acción verdadera de todo un país, esforzándose en un solo sentido: el de mejorar nuestro sistema y fortalecerlo.

Desde Proyecto Liberal Español, PLIE, proponemos la redacción de una Ley de ámbito nacional de Beneficios Fiscales para quienes se sumen a la estructuración del sistema sanitario nacional, consistente en la reforma de los viejos hospitales y su mantenimiento, así como en la creación de los espacios públicos sanitarios necesarios para que nunca más falten camas o se tengan que improvisar hospitales de campaña. Esta Ley entraría en vigor de forma inmediata y terminaría el 31 de diciembre de 2021.

No basta con la movilización de 200.000 millones de euros del presupuesto público para endeudar más a los pequeños y medianos empresarios, a la clase media, sino que hace falta una inversión pública en infraestructuras de primer nivel, porque dinamizará el empleo, generará muchos puestos de trabajo que serán necesarios a partir de ahora, y asegurará unas instalaciones a la altura del siglo XXI, Un ejemplo de lo que es capaz de hacer España para Europa y para el mundo.

Francisco Fernández Ochoa

Propuesta de PLIE de beneficios fiscales contra el Covid-19

No basta con la movilización de 200.000 millones de euros del presupuesto público para endeudar todavía más a los pequeños y medianos empresarios.

Propuesta fiscal del PLIE con ocasión del Covid-19
Propuesta de PLIE para el IRPF
Propuesta fiscal del PLIE por el Covid-19

Otros artículos de Francisco Fernández Ochoa

Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...
Daniela Aruj; Oportunidades en tiempos de cambio;

Oportunidades en tiempos de complejidad | Daniela Aruj

Hace un año tomé un cursó en Singularity, la Universidad del Silicon Valley, y escuché una frase que me impactó: "La mejor forma de predecir el futuro es crearlo". Hoy me impacta doblemente porque nos enfrentamos a un futuro y un presente muy diferente al esperado, no...
El valor estratégico de la educación, por Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su...
Los gatos muertos del totalitarismo; Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y...
Incierto futuro medioambiental en El Salvador; Daniel Girón;

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

  Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se...
Javier Blasco, Director Adecco Group Institute

Entrevista a Javier Blasco, Director de Adecco Group Institute

Hace ya un año, Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, lanzó su nuevo centro de estudios denominado Adecco Group Institute. Su objetivo es la investigación y el análisis de los datos del mercado laboral español para detallar y cuantificar las...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

La "nueva" forma de entender España

 

EMILIO BORREGA

 

“Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad” es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la “fase cero”- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en libertad y que ahora, el equipo de marketing de la Moncloa, quiere denominara “nueva normalidad”.

No crean que el nombre del Plan viene copiado de algún país comunista de medio pelo, de ningún manifiesto bolchevique de Corea del Norte, Cuba o Venezuela. Este plan de transición, elaborado por el equipo de marketing y/o los “expertos” que igual valen para un roto como para un descosido, no ha tenido en cuenta lo acontecido durante estos dos meses que llevamos de estado de alarma, ni puede ser el título de una hoja de ruta anunciada y deseada.

"El Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en libertad y que ahora, desde el equipo de marketing de Moncloa, pretenden llamarlo como "nueva normalidad"

Las alarmas sanitarias que vienen sonando desde finales de enero en España fueron desoídas por nuestro gobierno social-comunista, porque Pedro Sánchez y su numerosa corte de ministros nunca pensó, ni pensaron, gestionar una pandemia. Eso no entraba en sus planes. Él, Pedro Sánchez, el presidente, quiso ser presidente para otra cosa, para cambiar España tal y como la conocemos, para transitar hacia un estado más fuerte, más controlador, con poderes ejecutivos, legislativos y judiciales y, de paso, también mediáticos y sociales. Es decir, Pedro Sánchez quiso ser presidente para “matar a Montesquieu” y a cualquier hijo de vecino que lo recordase.

Para ello, nada mejor que una alianza con Podemos, con un partido que, a todas luces y sin complejos, siempre ha dejado claro que nuestra democracia está obsoleta, que el estado español es rancio, que el Rey ha de ser “guillotinado” (quiero creer que la amenaza es en el sentido político y no físico) y que Venezuela, Cuba, Bolivia o Irán son ejemplos del tipo de gobierno y de la forma de vida que quisieran instaurar en España.  deseada.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio J. Borrega es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política. Ha compaginado siempre su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja

A este feria se suman, con otros objetivos pero con el nexo común de destruir la España en que vivimos, los nacionalistas catalanes y vascos, sean republicanos, de derecha o de izquierda, separatistas radicales y comunistas de moqueta y visas oro, para aupar al líder, Pedro Sánchez, ambicioso, ególatra y narcisista hasta límites insospechados, para dirigir tamaña empresa, toda vez que ha sido capaz de imponer en el PSOE un estado de sitio intelectual en el que nadie critica ni cuestiona las decisiones del líder y ni siquiera se plantea una mínima réplica o contradicción.

Cuando todo esto del gobierno parecía que echaba a andar, van los chinos y se dejan escapar un virus, sin vacuna aparente, que se extiende por el mundo, que llega a España, nos cambia la vida y nos lo para todo. Absolutamente todo. Los planes del gobierno social-comunista pasan a ser ahora lo de transitar hacia una nueva forma de entender España.

Nos vemos obligados por imperativo de la realidad, a centrarnos en solucionar una crisis sanitaria sin precedentes, que alcanza más de 25.000 fallecidos -y subiendo-, miles de infectados -y subiendo- y sin vislumbrar después de todo, un horizonte esperanzador a la vista.

Como todo en la vida, lo que empieza, acaba. Esta crisis empezó y terminará. Y cuando suceda, el gobierno seguirá con su siniestra hoja de ruta, hoja de ruta que han venido en llamar “nueva normalidad”.

La anormal normalidad que se quiere imponer en España

La crisis sanitaria, además de poner de manifiesto una vez más que “izquierda” y “gestión” son conceptos incompatibles, ha servido para acelerar y tratar de imponer a los españoles una “nueva normalidad” que realmente debería haberse denominado “una nueva forma de entender España”, como modelo distinto al vivido desde hace cuarenta y cinco años gracias a aquel gran pacto que supuso la Transición y a la concordia alcanzada en y desde la Constitución de 1978.

Me gustaría estar equivocado y ser tachado como “alarmista”. Creo que el Estado de Derecho español cuenta con herramientas de defensa para contra atacar con efectividad cualquier intento de sublevación, aunque se haga desde esa “política líquida y blanda” que nos quieren imponer a través de la manipulación desde la comunicación. Pero entiendo que, cuando un gobierno social-comunista lo controla prácticamente todo, Fiscalía General de Estado incluida, todo es posible. Más que posible.

El marketing, el marketing político, ha venido para quedarse. Tras el estado de alarma prorrogado una y otra vez, hemos comprobado cómo se vive con las libertades recortadas y sin el reconocimiento de derechos fundamentales que ampara nuestra Constitución. Eso que ha sido amparado sucesivamente por el Congreso de los Diputados, no puede extenderse sine die al resto de nuestras vidas. Esa “nueva normalidad” no puede ser esa “nueva forma de entender España” que se nos quiere imponer. Si nos resignamos, viviremos en un estado de alarma permanente y no creo que para eso estemos preparados.

Emilio Borrega 

 

Otros artículos de Emilio Borrega

 

Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...
Daniela Aruj; Oportunidades en tiempos de cambio;

Oportunidades en tiempos de complejidad | Daniela Aruj

Hace un año tomé un cursó en Singularity, la Universidad del Silicon Valley, y escuché una frase que me impactó: "La mejor forma de predecir el futuro es crearlo". Hoy me impacta doblemente porque nos enfrentamos a un futuro y un presente muy diferente al esperado, no...
El valor estratégico de la educación, por Carmen Heras

El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su...
Los gatos muertos del totalitarismo; Alberto Astorga

Los gatos muertos del totalitarismo | Alberto Astorga

En una sociedad donde constantemente surgen múltiples puntos de interés, se hace difícil, sino imposible, mantener la atención en algo concreto durante un tiempo considerable. Sucede tanto en nuestro entorno más directo como en esta sociedad cada vez más global y...
Incierto futuro medioambiental en El Salvador; Daniel Girón;

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

  Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se...
Javier Blasco, Director Adecco Group Institute

Entrevista a Javier Blasco, Director de Adecco Group Institute

Hace ya un año, Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, lanzó su nuevo centro de estudios denominado Adecco Group Institute. Su objetivo es la investigación y el análisis de los datos del mercado laboral español para detallar y cuantificar las...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario