Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well'

DAMIÁN BENEYTO

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste ‘en déshabillé’ a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el famoso virus, que no nos iba a afectar según el tal Simón, nos está haciendo la puñeta.

Muy pocos esperaban que la protagonista de este folletín iba a ser una angelical lideresa de verbo fácil, pero poco avezada en el ‘arte’ de la política. Dña. Inés, que así se llama la susodicha, ha caído cual tierna paloma, o mejor dicho como pobre pardilla, en las garras de D. Iván, alcahuete de cámara del inefable D. Pedro, ‘el trolero’. El maquiavélico plan urdido por el Rasputín monclovita ha resultado, cuando escribo esta parrafada -en política todo es posible-, todo un fiasco y la pobre damisela puede darse por ‘ultrajalla y violalla’, políticamente hablando, por supuesto.

Siempre he dicho que las mociones de censura las carga el diablo y en la mayoría de las ocasiones solo sirven para hacerse notar"

Siempre he dicho que las mociones de censura las carga el diablo y en la mayoría de las ocasiones sólo sirven para hacerse notar, como aquella que puso D. Guillermo al Sr. Monago y de la que fui testigo y parte. Sin embargo, a veces salen bien cuando uno es capaz de recabar los apoyos de lo peor de cada casa, como hizo el Sr. Sánchez para mandar al ‘registro’ al Sr. Rajoy. Lo que está claro es que, salvo en circunstancias excepcionales, este procedimiento parlamentario busca llegar al poder sin haber ganado en las urnas, lo cual es bastante poco democrático y se presta a chalaneos poco éticos.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En el caso que nos ocupa, Dña. Inés, dirigida por el servicio de inteligencia de Moncloa, ha pretendido llevarse por delante los gobiernos de unas cuantas comunidades y algún ayuntamiento que otro, dejando al Sr. Casado más seco que la mojama. Dejar al PP sin referencias de gobierno, si exceptuamos Galicia, y a Ciudadanos gobernando en alguna que otra comunidad o ayuntamiento de relumbrón, beneficiaba tanto al partido naranja -ahora ‘pomelo’- que conseguía un protagonismo nunca soñado, como al PSOE que, sumiendo a los populares en una crisis importante, tenía agarres por su derecha y por su izquierda para gobernar ‘per saecula saeculorum’.

Pero todo este plan ha saltado por los aires, de momento, y la pobre damisela y sus cada vez más escurridas huestes han quedado, y nunca mejor dicho, como Cagancho en Murcia. El Sr. Redondo no contó con el factor humano y no ha tenido en cuenta que los diputados ‘naranjiles’ murcianos también tienen su corazoncito y que a algunos, eso de pactar con el socialcomunismo no les iba a hacer mucha gracia. Tragarse al tal  D. Pedro, ‘el trolero’, ya es complicado, pero si en el mismo lote va el Marqués de Galapagar, con niñera incluida, el ‘agraciado’ Junqueras y el filo-terrorista Otegui, no hay estómago que lo resista salvo que tengas unas tragaderas como las de D. Guillermo.

Ines Arrimadas, por Damián Beneyto

Otro personaje de este vodevil ha sido el tal Ábalos que suele actuar de ‘sobresaliente’ del todo poderoso D. Iván y de mamporrero del tal Sánchez. Esta lumbrera, imagen viva de ‘El Algarrobo’ –como es valenciano, ‘El Garrofer’– no ha dudado en salir a la palestra a llamar tránsfugas, vendidos e incluso esclavos a los diputados que no optaron por obedecer a su lideresa, sin percatarse que el auténtico tránsfuga y desleal es el que rompe las reglas del juego a mitad del partido.

La pobre damisela y sus cada vez más escurridas huestes han quedado, y nunca mejor dicho, como Cagancho en Murcia"

Cuando uno va a unas elecciones en la candidatura de un partido político determinado es porque está básicamente de acuerdo con la ideología de ese partido y también con el programa electoral que presenta a los ciudadanos; y, si sale elegido, hará lo posible por llevar esa política a cabo. Lo que tiene poco sentido es que a mitad de legislatura tu partido se cambie de chaqueta y ‘donde dijo digo, diga Diego’.

De repente, y yo sé bien de lo que hablo, te dicen que tienes que apoyar políticas contrarias a tu ideología y pactar con los que están en las antípodas de tus ideales y de tu forma de entender la democracia y el estado de derecho. ¿Quiénes son los trásfugas?, Tú, que no te has movido, o los que están dispuestos a ir en contra de los ciudadanos que pusieron su confianza en ellos buscando el protagonismo a cualquier coste. Sólo se puede pedir disciplina de partido cuando no hay traición a los que te han votado y cumples los objetivos para los que te han votado.

Si alguien en este entuerto ha actuado con sentido común y sentido de estado ha sido la Sra. Ayuso que, viendo venir la puñalada trapera del ‘celosón’ Aguado, ha tenido los reflejos de convocar elecciones anticipadas antes que entregar la Comunidad de Madrid a las hordas rojelias. Ahora veremos si el 4 de mayo los madrileños se levantan contra los mamelucos comunistas o se dejarán subyugar por los que quieren convertir Madrid en otra Cataluña empobrecida, enfrentada, con una presión fiscal asfixiante y con menos futuro que ‘el Buda’ de Cáceres.

Si alguien en este entuerto ha actuado con sentido común y sentido de Estado ha sido la Sra. Ayuso que, viendo venir la puñalada trapera, ha tenido los reflejos de convocar elecciones anticipadas "

Isabel Diaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid

‘Yes, very well’ (sí, muy bien), Sra. Ayuso; pero ahora hay que rematar la faena y, si me admite un consejo, yo me preocuparía más del fuego amigo que de los ‘Gabilondos’, ‘Iglesias’ y ‘Errejones’; a esos se les ve venir, esos son los contrincantes. Los enemigos están dentro y muchas veces no se les ve venir; ahí tiene los ejemplos de Dña. Esperanza, Dña. Cristina y la mejor alcalde que jamás tuvo Valencia, Dña. Rita Barberá. Los celos en política se han llevado a muchos por delante, se lo digo por experiencia.

Esperemos que todo esto sirva, al menos, para que el pueblo soberano vea por dónde van los tiros y haga que el ‘partido pomelo’ se vaya por donde ha venido.

Damián Beneyto

P.D.: En mi próxima parrafada hablaré de la sorpresiva candidatura ‘del tal Iglesias’ a la Comunidad de Madrid. El tema promete.

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los gafes | Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

Los gafes

DAMIÁN BENEYTO

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en clave de humor del ‘mal fario’ que tienen algunos y el provecho que se les puede sacar a esos aguafiestas. Un don que no se sabe muy bien si es hereditario o adquirido por algún maleficio. El gafe transmite la mala suerte a alguien o a algo, pero también como veremos, puede padecerla.

Los gafes han existido siempre, como también las personas gafadas; pero es en el ámbito de la política donde, por su transcendencia, más se hacen notar. Dice un refrán castellano que ‘hay quien nace con estrella y quien nace estrellado’ y en nuestro país de estrellados sabemos bastante.

A lo largo de la historia ha habido multitud de personajes que han sido gafes o han estado gafados"

Según los expertos en ‘gafancia’, hay cuatro tipos de cenizos: gafe, supergafe, sonatillo y manzanoide. Los más peligrosos son los dos últimos, con una diferencia; mientras el sonatillo reparte mala suerte a troche y moche, pero él no la padece, el manzanoide es más solidario y comparte las desdichas que provoca.

También podemos incluir entre los que provocan desgracias ajenas a los que practican de manera consciente o inconsciente el ‘mal de ojo’, es decir, a los que con una mirada son capaces de hacer la pascua al más pintado. En el caso del practicante consciente suele ser fruto de la envidia.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

A lo largo de la historia ha habido multitud de personajes que han sido gafes o han estado gafados. José Luis Vila-San Juan en su entretenido libro ‘Reyes gafes y reyes gafados’ pone al descubierto a algunos monarcas a los que la ‘gafancia’ marco su vida y su reinado. Algunos españoles, como Dña. Blanca II de Navarra, D. Enrique IV de Castilla o D. Carlos II, último rey de la Casa de Austria. También, pero esta vez como gafado, incluye en el libro a D. Alfonso XIII, aunque en mi opinión es más bien un gafe del tipo manzanoide.

Ya en tiempos menos remotos sobresale un personaje de la política patria que formó parte del ‘clan de la tortilla’ del PSOE sevillano que tenía mal fario por arrobas; se trata de D. Luis Yáñez. Como Secretario de Estado de Cooperación Internacional logró hazañas tan portentosas como el hundimiento de la nao ‘Victoria’ al ser botada en Sevilla, uno de los símbolos de la Expo 92; el incendio y destrucción del Pabellón del Descubrimiento, dos meses antes de su inauguración, y el incendio y hundimiento de parte del ‘Duomo’ de Torino, en una visita que realizó el susodicho. Vamos, un artista de la ‘gafancia’ cercano al tipo manzanoide, pues sus sublimes cualidades cenizas malograron su carrera política.

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Dicen algunos expertos en ‘gafancias’ que este don es posible heredarlo y en el caso del PSOE, el partido más gafe de la historia de España, el Sr. Yáñez le debió pasar los efluvios al más grande gafe sonatillo conocido; me estoy refiriendo al Sr. Rodríguez Zapatero.

Nuestro expresidente, en lo que a la ‘gafancia’ se refiere, es un prodigio tanto a nivel nacional como internacional. Entre sus logros está la presentación de la Candidatura de Madrid 2012, que acabó con las posibilidades olímpicas de la capital de España; el hundimiento de la Bolsa de Madrid tras su visita en abril de 2007, y donde también las acciones del Santander bajaron inexplicablemente un 3,2% tras otra visita en septiembre de ese. mismo año; España perdió, también en 2007, la final del Campeonato de Europa de Baloncesto de un punto con su presencia en el palco; se hundió parte del trazado del AVE de Barcelona pocos días después de ser inaugurado por él.

El gafé, Damián Beneyto

A nivel internacional, quién no recuerda cuando al final de la campaña electoral norteamericana de 2004 apoyó a John Kerry, claro favorito hasta ese momento, ganando inexplicablemente George W. Busch; o cuando participó en la campaña electoral francesa de 2007 apoyando a la gran favorita, Ségoléne Royal, pero ganando las elecciones el Sr. Sarkozy. Ya como expresidente, allá donde va la lía, y si no que se lo pregunten a los pobres venezolanos. Su apoyo al sátrapa Maduro ha llevado a Venezuela a la más absoluta miseria y desolación.

En el centro-derecha patrio lo que acaban de descubrir es que los cenizos son los edificios; 'lo de Bárcenas', 'la gürtel' y demás francachelas se deben al habitáculo"

Nuestro actual presidente también apunta maneras de gafe sonatillo, y si no recuerden cuando fue a apoyar a la Sra. Clinton. Nada se les resiste a estos ‘supercenizos’; ni las encuestas favorables a sus víctimas, ni las meteduras de pata de sus rivales; son infalibles. Seguramente el Sr. Trump nunca será consciente del gran servicio que le prestó el actual Secretario General del PSOE ni Dña. Hillary tampoco sabrá que ha sido víctima de los efluvios calamitosos del apolíneo y peripatético D. Pedro.

Pero en lo que el Sr. Sánchez lo está bordando es en la política patria. Desde su ascenso a la presidencia, en este país no pueden pasar más desgracias. No digo yo que su ‘gafancia’ tenga que ver con la pandemia, pero que hayamos sido los campeones del mundo en muertos ‘per cápita’ es bastante sospechoso. En cuanto a la situación económica tampoco hay que echarle toda la culpa, pero da que pensar que seamos el país de la Unión Europea con peores perspectivas económicas a pesar de que todos han sufrido y siguen sufriendo los efectos del Covid-19.

En lo que al secesionismo autóctono se refiere, hay que ver como florece y engorda, ahí están los resultados catalanes, y no les digo nada del gobierno que ha formado con lo más granado del comunismo hispano que ya hasta han conseguido declarar ‘non gratos’ para la salud pública al aceite de oliva y al jamón ibérico.

Por tener, ya tenemos hasta terremotos, que han llegado a afectar a la misma Alhambra; y nevadas, que no se veían desde los tiempos de ‘maricastaña’. Como buen sonatillo, él sigue más ancho que pancho; es más, prospera adecuadamente mientras a sus socios del ‘frente popular’ se les ve cada vez más escuálidos, alicaídos y meando fuera de tiesto. Su ultima ‘cenizada’ ha sido conseguir sacar a la calle a lo peor de cada casa ‘a liarla parda’ y a cargarse lo poco que les va quedando a los sufridos autónomos.

Desde el ascenso a la presidencia de Pedro Sánchez, en este país no pueden pasarnos más desgracias"

Ustedes se preguntarán si no hay ‘gafes’ de derechas y, seguramente los habrá. Pero en el centro-derecha patrio lo que acaban de descubrir es que los cenizos son los edificios; vamos que ‘lo del tal Bárcenas’, la ‘Gürtel’ y demás francachelas con más ruido que nueces, se deben al habitáculo; y como dice D. Antonio Burgos, “tener la sede nacional en el número 13 de la calle Génova, es para haberse ‘matao’”.

Lo raro es que los Sres. Aznar y Rajoy no se percataran de tan funesta circunstancia y no solicitaran al alcalde de Madrid un cambio numérico al edificio en cuestión.

Reyes gafes y reyes gafados
Disponible en:

Para terminar mi parrafada les voy a contar un chascarrillo que pasa por verídico y que ocurrió allá por los años sesenta en un lugar de Extremadura de cuyo nombre no logro acordarme. Cuentan que el cura de un pueblo acostumbraba a jugar una partida de dominó todos los días con otros parroquianos y que a su lado tenía la costumbre de sentarse a observar el evento un lugareño con bastante mala pata. El pobre clérigo no ganaba una partida ni por equivocación e, interpelado por el mirón de que si creía en los gafes, le respondió, alzando los ojos al cielo, ‘¡más que en Dios hijo, más que en Dios!’  Pues eso, haberlos, ‘haylos’…

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La historia se repite | Damián Beneyto

La historia se repite | Damián Beneyto

La historia se repite | Damián Beneyto

La historia se repite

DAMIÁN BENEYTO

En España estamos pasando por una especie de ‘déjà vu’ desde hace algún tiempo. Es esa sensación de que ya se ha vivido anteriormente lo que está ocurriendo en la actualidad.

Cualquiera que conozca nuestra historia reciente podrá comprobar las similitudes entre la situación política actual y la que ya vivimos en los años 30 del pasado siglo, aunque naturalmente el mundo de hoy tiene poco que ver con el de aquellos tiempos del ‘cuplé‘.

Los españoles, como ya decía el canciller alemán Bismarck, ‘llevamos siglos intentando destruir España, sin conseguirlo’, pero somos únicos también para renacer de nuestras cenizas, cual Ave Fénix. Nuestra historia ha sido una especie de montaña rusa que nos ha llevado de lo más alto a lo más bajo sin que encontremos término medio. ‘Nos va la marcha’ de los extremismos, tendemos a lo esperpéntico y somos incapaces de mantener durante mucho tiempo periodos de razonable bienestar.

A los españoles nos va la marcha de los extremismos, tendemos a lo esperpéntico y somos incapaces de mantener durante mucho tiempo periodos de razonable bienestar"

Nesitamos chutes periódicos de adrenalina para sentirnos en nuestra salsa y, aunque se levanten voces pidiendo paz y sosiego, nos puede más el muy hispano ‘ardor guerrero’.

Con la Transición a la democracia, y después de no pocas dificultades para doblegar las ínfulas de unos y otros, conseguimos un periodo de bonanza nunca conocido. Desgraciadamente parece que nos hemos cansado de estar en la parte de arriba de la noria y vamos para abajo más deprisa de lo que parece.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Uno de los errores que hemos cometido ha sido sustituir demasiado pronto a unos políticos que eran conocedores de la dictadura, de las consecuencias de la guerra civil, y que sabían hasta donde se podía llegar sin cruzar ‘el Rubicón’ del sectarismo y el enfrentamiento, por otros que se han criado en la bonanza, que se creen que todo el campo es orégano y que reabrir las heridas y volver a enfrentar a los españoles no va a tener ninguna consecuencia.

La pandemia que nos azota está solapando una realidad socio-política más que preocupante y que se va pareciendo cada vez más, salvando las distancias, con lo que ya ocurrió en España allá por los años 30 del siglo XX.

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Esos nuevos políticos se creen que todo el campo es orégano y que reabrir heridas no tendrá consecuencias"

No quiero decir con esto que vayamos a entrar en una nueva guerra civil; primero, porque la situación socioeconómica no es todavía insostenible y, segundo, porque la Unión Europea no lo permitiría, sabedora de las consecuencias que le acarrearía a todo el continente.

Sin embargo sí que estamos en una especie de ‘guerra fría’ al más puro estilo de la que ocurrió en la década de los cincuenta y los sesenta en el mundo. Vuelven a haber dos bandos irreconciliables y muchos españoles se van cada día radicalizando más y apuestan por partidos que, desde ideologías rancias y vetustas, pretenden acabar con la democracia y las libertades individuales.

Los paralelismos son evidentes. El socialismo ha abandonado la socialdemocracia para volver a caer, como ya hizo en la segunda República, en el marxismo-leninismo, echándose en los brazos del comunismo -ahora llamado ‘populismo’- y de los partidos que pretenden acabar con la unidad de España y blanquear al terrorismo.

Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba - Visioncoach

El PSOE ha enterrado a González y a Rubalcaba como hizo entonces con Besteiro y Prieto, para sustituirlos por Zapatero y Sánchez como sustitutos de Caballero y Negrín"

El PSOE ha enterrado a Felipe González y a Alfredo Pérez Rubalcaba como hizo en aquella época con Julián Besteiro e Indalecio Prieto, para sustituirlos por Rodríguez Zapatero y Sánchez, como sustitutos de Largo Caballero y Negrín. ¡Ya les vale!

El comunismo, históricamente minoritario, está fagocitando, como en el Frente Popular de 1935, al PSOE, del que se aprovecha para mantenerse en el poder y llevar a cabo políticas que nunca serían posible sin la colaboración del socialismo patrio, al mismo tiempo que promete prebendas a independentistas y a terroristas de toda clase y condición a cambio de apoyos que le permiten chantajear al ‘Negrín’ de turno y llevarlo a su fin último que no es otro que convertir a España en una república comunista.

Acabar con la monarquía parlamentaria, garante de la unidad de España, es el primer paso. Y se utiliza para ello la falta de escrúpulos de ciertos medios de comunicación, que sacan ‘las miserias de los miembros de la casa real’ pese a ser la nuestra la más austera del mundo y a la que le debemos una transición a la democracia modélica y el mayor periodo de bienestar de nuestra historia.

Pero además, si hay una institución que necesariamente ha de ser controlada, es la Justicia. Como ya se hizo en 1936, hay que controlar la fiscalía y, nada mejor que colocar a su frente a una exministra del ramo, pareja -para más inri- de un exjuez prevaricador y radicalmente izquierdista como Baltasar Garzón. Solo resta el control del Consejo General del Poder Judicial, CGPJ, con nombramientos acordes a sus intereses y que vendan su independencia a este nuevo régimen.

Por que la Republica perdió la guerra, Stanlye G. Payne
Disponible en:
1936 Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular - Visioncoach
Disponible en:

Como en 1936, hay que controlar la fiscalía y nada mejor que colocar a su frente a una exministra del ramo, pareja -para más inri- de un exjuez prevaricador y radicalmente izquierdista"

Otra de las ‘tácticas’ propagandísticas de este Frente Popular es acusar al centro-derecha de ‘fascista’, como ya hicieron sus antepasados cuando la CEDA osó ganar las elecciones de 1933, a pesar de una Ley electoral confeccionada por la izquierda que, como la actual, premiaba a los nacionalismos y secesionismos. Los partidos de izquierda incluso pidieron a Alcalá-Zamora que se repitieran las elecciones, no por fraude, sino porque había ganado el centro-derecha. ¡Pásmense!

La CEDA era un partido demócrata y, aunque monárquico, respetuoso con la constitución republicana; su líder, Gil Robles, abogado y profesor universitario, jamás tuvo nada que ver con el fascismo y, es más, como abogado defendió a sindicalistas de CCOO en ‘el proceso 1001’. En España, ser de derechas significa irremediablemente, según las consignas del rojerío patrio, ser un fascista de tomo y lomo. Hoy el PP, como le ocurrió a la CEDA, es acusado de fascista a pesar de una tradición y un programa electoral absolutamente democráticos.

Para rematar este peculiar ‘déjà vu’, se trata de evitar que el centro-derecha vuelva a gobernar. Ya lo dijo el ‘presidente’ del gobierno ‘de facto’, Sr. Iglesias, en sede parlamentaria: “el PP no volverá a formar parte de un Consejo de Ministros” y esto, que lo entienda cada uno como quiera.

En 1933, al partido más votado, la CEDA, se le impidió formar gobierno por la presión de la izquierda al Jefe del Estado, que ilegalmente disolvía la cámara en 1935, y en las elecciones siguientes de febrero de 1936 el Frente Popular utilizó todo tipo de artimañas para impedir el triunfo de la derecha, incluso la intimidación y la amenaza a candidatos conservadores.

No creo que este periodo de nuestra historia vaya a acabar como finalizó la funesta Segunda República, pero las coincidencias entre lo que pasó entonces y lo que sucede ahora, dan que pensar. Y les confieso que a mí me empiezan a preocupar.

Damián Beneyto

 

Nota del autor: Algunos de los datos que expongo se pueden encontrar en “¿Por qué la República perdió la guerra?”, Capítulo 1, Stanley G.Payne, Ed. Espasa, y en “1936, fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular”, Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa García, Ed. Espasa.

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

El alcalde de Castuera | Damián Beneyto

El alcalde de Castuera | Damián Beneyto

El alcalde de Castuera | Damián Beneyto

El alcalde de Castuera

DAMIÁN BENEYTO

La sentencia en primera instancia condenatoria al alcalde de Castuera ha vuelto a poner en candelero eso de la presunción de inocencia.

En España, país cainita donde los haya, cuando a uno se le acusa de algo y aparece en los medios ya lo tiene claro; mejor que haga las maletas y salga por piernas. El ‘piensa mal y acertarás’ funciona a las mil maravillas; los ciudadanos están dispuestos a creerse cualquier cosa sin ni siquiera esperar a que el acusado pueda defenderse. Los medios de comunicación, con la colaboración inestimable del pueblo más cotilla de Europa, hacen de fiscales, jueces y verdugos de cualquiera que tenga la mala suerte de ser señalado.

En España, país cainita donde los haya, cuando a uno se le acusa de algo y aparece en los medios, ya lo tiene claro; mejor que haga las maletas y salga por piernas"

No quiero decir con esto que muchos de los acusados no acaben siendo culpables, pero también hay muchos otros inocentes a los que se les arruinó su vida y la de sus familias y nunca fueron resarcidos del daño que se les causó. La llamada ‘pena de telediario’ es un acoso y derribo en toda regla a un ciudadano sin que haya detrás una sentencia judicial firme que lo justifique.

La falsa leyenda urbana de que en este país todos los políticos son unos corruptos y que tanto ha calado en el pueblo soberano, nos ha permitido, especialmente en los últimos años, presenciar una caza de brujas al más puro estilo del ‘macartismo’ americano de los años 50 del pasado siglo. Los propios partidos han colaborado en esa persecución judicializando la política a un nivel nunca visto. Se intenta ganar en los tribunales lo que no se puede ganar en las urnas.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La lentitud de nuestra justicia también contribuye al desamparo del presunto delincuente convirtiéndola, más que en justicia, en injusticia manifiesta.

Sin embargo, no parece haber conciencia de que la corrupción política de un estado es directamente proporcional al nivel ético de los ciudadanos que lo componen. Los políticos no son más que representantes del pueblo soberano del que provienen y tienen los mismos defectos y virtudes que la generalidad. No hay más golfos en la política que en la sociedad en general; lo único que ocurre es que unos tienen más a mano que otros hacer golferías o unas golferías, dependiendo de los autores, se persiguen y airean más que otras.

El dedo acusador utilizado por los medios de comunicación condena a la pena del telediario

La corrupción política de un Estado es directamente proporcional al nivel ético de los ciudadanos que lo componen"

Sin sentencia firme no hay delito; este es un principio jurídico que ya se contemplaba en la Carta Magna que, allá por el siglo XIII, Juan I de Inglaterra otorgó al pueblo inglés.

La corrupción política solo disminuirá en nuestro país cuando haya:

  • Un sistema electoral más justo.
  • Se limite el tiempo de permanencia en cargos políticos remunerados.
  • Se modifique y se adecúe a los tiempo la Ley de Financiación de los Partidos Políticos.
  • Se juzgue y se condene al corrupto con diligencia y se le exija la devolución de lo sustraído.
  • Se respete la presunción de inocencia y el secreto de los sumarios.
  • Los partidos políticos antepongan los intereses de España a los suyos y propongan al electorado, para ostentar cargos públicos, a ciudadanos preparados, con una trayectoria personal y profesional impoluta y vocación de servicio.

Recuerdo a los socialistas que esa 'vara de medir' es para todos los políticos, sean del partido que sean y no solo para sus correligionarios"

Estoy, pues, de acuerdo con el PSOE en que el alcalde de Castuera no deba dimitir mientras no sea condenado en firme; pero recuerdo a los socialistas que esa ‘vara de medir’ es para todos los políticos sean del partido que sean y no solo para sus correligionarios.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Hijos de Celaá | Damián Beneyto

Hijos de Celaá | Damián Beneyto

Hijos de Celaá | Damián Beneyto

Hijos de Celaá

DAMIÁN BENEYTO

A la generación de los ‘hijos de la LOGSE’ le va a seguir la de los ‘hijos de la tal Celaá’ que van a dar testimonio, corregido y aumentado, de una formación humana e intelectual sin parangón en nuestras historia.

Con esta nueva ley educativa, se va a rizar el rizo de la ineptitud política, del sectarismo y del todo vale con tal de estar en la poltrona. Poner en la palestra legislativa una Ley Orgánica de Educación en unos momentos como los que vivimos, solo demuestra que se pretende ocultar a la sociedad, más preocupada por asuntos sanitarios y económicos, una ley que alienta la des-educación, la des-instrucción y favorecer el adoctrinamiento de niños y jóvenes.

Se pretende ocultar a la sociedad -más preocupada por asuntos sanitarios y económicos- una ley que alienta la des-educación, la des-instrucción y favorecer el adoctrinamiento de niños y jóvenes"

El estado de alarma en vigor va a facilitar, con premeditación y alevosía, que este proyecto de ley no pase por algunos filtros legislativos y consiga su aprobación retorciendo las normas a las que debe someterse cualquier Ley Orgánica en un estado de derecho. Vamos, una cacicada antidemocrática en toda regla.

Desde la desgraciadamente famosa LOGSE, las leyes educativas han proliferado como níscalos en pinares o lepiotas en dehesas e, incluso, se han solapado en el tiempo con el consiguiente desmadre organizativo en los centros de enseñanza.

El motivo de esta diarrea legislativa no ha sido otro que ese afán de los gobiernos de turno, especialmente los de izquierda, por fijar ideológicamente al pueblo soberano. Vamos, lo que se llama adoctrinar.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Lo de menos era y es que nuestros niños y jóvenes adquieran conocimientos que les permitan formarse y prepararse para el futuro. Es más, es mejor que no los tengan, así serán más dúctiles y maleables. Sin conocimientos no hay espíritu crítico posible, ni capacidad para discernir, ni siquiera para entender la realidad social que les está tocando vivir.

Hay que reconocer que el afán del centro-derecha por adoctrinar es mucho menos virulento que el de la izquierda y las leyes educativas que han promulgado cuando han gobernado han sido, fruto de su complejo de inferioridad ética, parches que solo han traído más ruido que nueces.

La nueva Ley Orgánica de Educación, con la que nos va a obsequiar el Frente Popular gobernante, tiene dos características que conviene airear para conocimiento del personal.

La primera es que, con claras intenciones aviesas, se incentivará la burricie, la ignorancia, la incultura y el analfabetismo funcional. Los alumnos promocionarán de curso e incluso titularán, bachillerato incluido, sin ningún límite de asignaturas suspensas. Se acabó eso de repetir curso que, por lo visto, crea grandes traumas a los alumnos. Se van a valorar actitudes, no conocimientos. La única asignatura que hay que aprobar es la de ‘Formación de Espíritu Nacional’, en versión del frente popular.

Ministra de Educación Isabel Celaá

Con claras intenciones aviesas, se incentiva la 'burricie', la ignorancia, la incultura y el analfabetismo funcional"

La segunda característica de esta ley que se nos viene encima es acabar con las señas de identidad de España como nación, para contentar y dar alas al secesionismo, como pago electoral, y al comunismo que, como siempre ha demostrado, odia a este país y pretende aniquilarlo convirtiéndolo en una república de repúblicas bananeras.

Para ello, se adereza nuestra historia, manipulándola e introduciendo en lo que se va a llamar ‘Memoria Democrática’, toda suerte de trolas, embustes y medias verdades, pero, además, y esto sí es una gran infamia, relegando nuestro idioma, el español, que nos une y que es hablado en el mundo por casi 600 millones de personas, a una mera lengua no vehicular en muchas comunidades de España con el consiguiente empobrecimiento cultural que ello supone.

El PSOE, el partido político que más daño ha hecho a este país a lo largo de su historia, está dispuesto nuevamente, aprovechando la situación sanitaria y económica, a hacer de nuestros niños y jóvenes, unos parias del pensamiento único abocados a depender toda la vida, del ‘papá Estado’

Pero no pasa nada. Total, la educación no le importa a casi nadie. ¡Pobre España!

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Pobres, hasta para pedir | Damián Beneyto

Pobres, hasta para pedir | Damián Beneyto

Pobres, hasta para pedir | Damián Beneyto

Pobres, hasta para pedir

DAMIÁN BENEYTO

Esta frase, con la que titulo mi parrafada, la dije cuando era portavoz regionalista en la Asamblea de Extremadura -como constará en el Diario de Sesiones- en distintas ocasiones, aunque lo hice de forma más recurrente cuando discutimos la olvidada ‘DEUDA HISTÓRICA’ que nuestro Estatuto de Autonomía recoge, pero que nunca hemos reivindicado con el énfasis y la cuantificación suficientes.

La pobreza secular de Extremadura no solo radica en el abandono y falta de atención que se le ha prestado por parte de los distintos gobiernos de España a lo largo de los siglos, ni de su orografía, ni de su clima, ni de su situación geográfica.

Los culpables de que esta Comunidad sea la que peores datos socioeconómicos tiene de España, y quizás de Europa, la han tenido en gran medida y la tienen sus habitantes, que han ejercido desde tiempos inmemoriales y ejercen el conformismo y la falta de iniciativa, aunque curiosamente este amodorramiento desaparece cuando abandonan su tierra. Entonces se convierten mayoritariamente en personas con iniciativa y ambición capaces de las mayores audacias, como los que participaron en la gran gesta del descubrimiento y conquista de América o los que, en los siglos XIX y XX, contribuyeron decisivamente al desarrollo de otras comunidades de España, como Cataluña y el País Vasco, y que aún hoy lo hacen.

Tampoco los políticos que ha dado esta bendita tierra se han caracterizado por ser demasiado chovinistas, quizás todo lo contrario. Así, durante el siglo XIX, los Godoy, Bravo Murillo, Muñoz Torrero, Donoso Cortés, al igual que en el siglo XX, Hidalgo Durán, Bardají, Adolfo Díaz-Ambrona, Martínez Sánchez-Arjona, Oliart, Sánchez de León, etc., poco o muy poco hicieron por la tierra que les vio nacer.

Se ha optado por políticas de subsistencia y se han obviado las políticas de crecimiento, haciendo del subsidio un fin en sí mismo"

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

El periodo autonómico merece párrafo aparte, pues considero que si ha habido un momento político en el que Extremadura podía haber dado un salto cualitativo para converger con el resto de las comunidades de España, ese es el periodo comprendido entre el principio de los años 80 del pasado siglo y la actualidad. Pero, nuevamente, la idiosincrasia del pueblo soberano le ha hecho apostar por subsistir más que por progresar.

Ya desde las primeras elecciones autonómicas, nos echamos en brazos del socialismo paternal encabezado por Rodríguez Ibarra, de verbo fácil y muy aguerrido de puertas hacia adentro, pero bastante sumiso y bienmandado de puertas hacia afuera. Ingentes cantidades de dinero han sido malgastadas en estos años con proyectos sin pies ni cabeza mientras no se ha creado un modelo económico ni generado un tejido productivo que haga despegar de una vez por todas a la región.

La migración de los extremeños a Cataluña y País Vasco en los sesenta.

Se ha optado por políticas de subsistencia y se han obviado las políticas de crecimiento. Hemos hecho del subsidio, que debería sea algo temporal para salir de la miseria, un fin en sí mismo, y hemos acostumbrado a gran parte de los ciudadanos a depender para sobrevivir de la voluntad del todopoderoso Presidente de la Junta de Extremadura, lo que ha contribuido a la creación de un clientelismo político absolutamente obsceno.

Su sucesor, el también socialista, Guillermo Fernández Vara, ha seguido la misma línea, aunque exagerando la subsidiaridad y convirtiendo al gobierno autonómico en una especie de ‘ong’. Así, tenemos el récord de empleados públicos de toda España por número de habitantes que, junto con los que viven de subsidios y prebendas, han convertido a Extremadura en una especie de estado feudal donde la mayoría de los ciudadanos deben sus peculios a la todopoderosa Junta de Extremadura. El obsceno clientelismo político es cada día más evidente, mientras los jóvenes con alguna formación huyen despavoridos de una tierra que solo les ofrece el futuro de malvivir.

La ‘DEUDA HISTÓRICA’ que España nos debe por siglos de olvido y discriminación, no parece que se vaya a pagar, porque ni siquiera se pide. Nos conformamos con limosnas para ‘ir tirando’. ‘SOMOS POBRES HASTA PARA PEDIR’.

Extremadura necesita un plan de urgente industrialización que pasa por tener unas condiciones fiscales especiales que hagan atractivo invertir en esta tierra y una burocracia ágil y eficiente que facilite los trámites a los emprendedores.

Necesitamos también, una ley del suelo que haga compatible la preservación del medio ambiente con la creación de riqueza y empleo y, sobre todo, un pueblo que quiera que su tierra no acabe convirtiéndose en una ‘reserva’ donde solo vivan anciano a costa de la caridad de los demás.

Las consecuencias socioeconómicas de la pandemia que nos azota, pueden ser catastróficas a corto plazo y es el momento de exigir al gobierno de la nación que destine a esta Comunidad parte del dinero recibido de Europa.

Pero me temo que, nuevamente, ‘SEAMOS POBRES HASTA PARA PEDIR’ y sean las comunidades gobernadas por secesionistas las que se lleven el gato al agua porque para eso mantienen ‘al tal Sánchez’ en la poltrona. D. Guillermo, ‘el sumiso’, tiene la palabra.

 

Damián Beneyto.

 

 

Nota del autor: El periodo en que gobernó el Partido Popular en Extremadura, entre 2011 y 2015, fue el único periodo donde se aprobaron leyes que podían haber cambiado los derroteros de esta Comunidad. La mayoría de ellas fueron derogadas por el PSOEx en la siguiente legislatura.

Guillermo Fernández Vara, Secretario Regional del PSOE de Extremadura - Visioncoach

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario