Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

Un PP 'regionalista' en Extremadura

DAMIÁN BENEYTO

Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con lo regional. El votante gallego sabe que su PP va a luchar por mejorar sus condiciones de vida y a respetar su idiosincrasia, tanto en Santiago de Compostela como en Madrid. Feijóo, siguiendo los pasos de Fraga, creó un PP regionalista con el que se han identificado una gran mayoría de gallegos.

El futuro de Extremadura pasa por un gobierno de un PP 'regionalista' que, desde la lealtad a España y el respeto a las decisiones de los órganos nacionales del partido, sea dueño de su destino."

En Extremadura el PP, a pesar de los esfuerzos de José A. Monago pactando con Extremadura Unida para darle ese toque autóctono, no consiguió que los extremeños lo tomaran como algo suyo.

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Para la mayoría, incluso para sus propios afiliados, el PP extremeño es solo una sucursal con muy poca capacidad de decisión y que, en demasiadas ocasiones ha sacrificado los intereses de Extremadura por su sumisión a Génova. Eso sí, en el PSOE extremeño ocurre lo mismo en dirección Ferraz y así nos va.

Extremadura, como he escrito más de una vez, es una comunidad que lleva muchos siglos resignada a ser el furgón de cola de España. Tierra de caciques durante siglos donde ni siquiera vivían en la región a la que explotaban, ahora es tierra de políticos mamandurrieros y acomodados, de funcionarios –algunos sin funciones- y de subsidiados y subvencionados.

Los partidos regionalistas -y sé de lo que hablo- siempre se han ido al traste, no han cuajado y, cuando tuvieron ocasión de hacerlo, los egos de unos, los complejos de otros y la falta de altura de miras de muchos los llevaron al ostracismo. Hoy solo son alguna foto nostálgica, algunas siglas rimbombantes y algún recuerdo de lo que pudo ser y no fue.

Dentro de poco, espero, tendremos el Congreso Regional del Partido Popular y todo parece indicar que el PP extremeño volverá a ser ‘más de lo mismo’, una sucursal de Génova manejada en Extremadura por profesionales de la mamandurria que desde sus cargos orgánicos, algunos impuestos por la anterior dirección nacional, han convencido al nuevo Comité Nacional que hay que poner como cabeza de cartel a una señora que, con todos mis respetos, no está en absoluto preparada para dar la batalla al PSOEx de D. Guillermo, quien tiene más concha que un galápago.

Todo parece indicar que el PP extremeño volverá a ser una sucursal de Génova manejada por profesionales de la mamandurria"

Fernando Pizarro y María Guardiola

La opción de Fernando Pizarro, alcalde de Plasencia, con curiosamente cuatro mayorías absolutas, parece que no conviene. No conviene, quizás porque algunos de los que llevan decenios ‘viviendo de esto’ sin haber ganado nunca nada pueden poner en peligro su ‘estatus’; no conviene, quizás porque es mucho más cómodo estar en la oposición donde se cobra lo mismo y se está menos expuesto a la crítica de los medios y de la opinión pública; no conviene, quizás porque ser placentino molesta a algunas sensibilidades tan sectarias como pueblerinas; no conviene, quizás porque Fernando Pizarro puede ganar las elecciones autonómicas y poner en evidencia a más de uno; no conviene, quizás porque Fernando Pizarro representa a los que aún creemos en las posibilidades de esta bendita tierra.

El próximo Congreso Regional del Partido Popular de Extremadura puede ser ‘a la búlgara’, con una sola candidatura ‘oficialista’ que tranquilizará, no me cabe duda, a muchas conciencias, o un duelo a dos entre la Sra. Guardiola y D. Fernando Pizarro. Para que se produzca lo segundo, el alcalde placentino deberá ‘desobedecer’ las ‘indicaciones’ de Génova. Esto tiene el riesgo de que, si pierde, su carrera política puede verse gravemente afectada. La partidocracia tiene esas cosas. Yo apuesto por que se presente y gane, pero su situación es complicada.

El Sr. Núñez Feijóo, que seguramente nunca leerá esto, debería saber que Extremadura es algo más que encinas y cigüeñas y que, como él ha hecho en Galicia, el futuro de esta tierra pasa por el gobierno de un PP ‘regionalista’ que, desde la lealtad a España y el  respeto a las decisiones de los órganos nacionales del partido, sea dueño de su destino y eso solo será posible si encabeza la candidatura al Comité Regional D. Fernando Pizarro.

Pienso presentarme para ser compromisario y si lo soy, no votaré a la Sra. Guardiola aunque se presente ella sola, y no por ella, a la que la tengo un gran respeto, si no por lo que llevará detrás, cuya única aspiración será seguir ‘viviendo del PP’.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

El PP que viene | Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

El PP que viene

DAMIÁN BENEYTO

Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura.

Las primarias a tres bandas dejaron tocado a más de uno. El triunfo del Sr. Casado fue una forma de que muchos militantes expresaran su cabreo contra los manejos de Dña. Soraya, pero también, sabiendo que el partido iba hacia abajo, que algunos dirigentes pusieran su sillón a buen recaudo arrimándose al presumible caballo ganador. Es lo que tiene la partidocracia.

España necesita un partido de derechas fuerte, sin complejos y con propuestas claras"

El periodo ‘casadista’ ha tenido luces y sombras, pero sobre todo ha tenido mucha incertidumbre. La búsqueda del centrismo conduce casi siempre al desbarajuste ideológico y crea mucha confusión en el votante y un votante confundido acaba cambiando el voto y si no que se lo pregunten a Ciudadanos.

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Los partidos de centro, también llamados eufemísticamente ‘moderados’, acaban muriendo, al menos en España, por inanición. Así le paso al Partido Radical en la II República, a la UCD y al CDS en la Transición y últimamente a Ciudadanos. Las medias tintas no atraen a una clientela fiel y suelen ser flor de un día.

El Sr. Casado, como otros dirigentes de la derecha patria, ha pecado, en mi opinión, de tener ‘complejo de ideología’, es decir, de no aceptar que se es de derechas y que serlo no es ninguna inmoralidad, aunque en este país, según ‘sesudos’ parlanchines de la izquierda profunda, todo lo que no sea la siniestra, es fascismo.

Pablo es un buen orador de memoria portentosa pero en política los hechos muchas veces son más determinantes, para bien o para mal, que las palabras y, sobre todo, tienen más transcendencia. Se equivocó en Madrid, supongo que mal aconsejado, cuando lo que tenía que haber hecho era aprender de la Sra. Ayuso, pero los celos son malos consejeros y los malos consejeros (valga la redundancia) te pueden llevar, como ha ocurrido, al abismo.

El Sr. Feijóo ha llegado en olor de multitud, insisto debió suceder a Rajoy, su experiencia como gestor y como ‘conseguidor’ de mayorías absolutas no admite comparación. Lo tiene todo para ser el próximo presidente del Gobierno si no abjura de su condición de líder de un partido de derechas y no se dedica a buscar ese centro que ha dejado tantos cadáveres en la política patria.

Alberto Nuñez Feijóo

El Sr. Feijóo tiene el apoyo mayoritario de su partido y ahora debe conseguir el apoyo mayoritario de los españoles. Un gran reto para un gran político"

España necesita un partido de derechas fuerte, sin complejos y con propuestas claras. Sin el tremendismo de VOX que añora tiempos pasados, pero con firmeza en asuntos tan importantes como la unidad de España, una justicia, una educación y una sanidad igual para todos los españoles, respeto para las víctimas del terrorismo y un plan económico para que todas las comunidades converjan y desaparezcan las desigualdades cada vez mayores entre ricas y pobres. Esto lo entienden todos los españoles.

La partidocracia también puede mermar las posibilidades del Sr. Feijóo de llegar a la Moncloa. Rodearse de buenos colaboradores es fundamental. Hay que dar alternativa a los que, aunque con menos experiencia ejecutiva en el partido, puedan aportar nuevos aires y generar ilusión en el votante. La política debe ser algo accidental en la vida de una persona -ya sé que eso es pedir peras al olmo-, pero no es bueno que un partido tenga siempre en candelero a los mismos perros con distintos collares que van saltando de cargo en cargo y viviendo toda su vida laboral de la mamandurria pública. No se trata de echar a nadie, pero sí de que algunos den un paso atrás por el bien del partido y de España.

En estos momentos, donde quizás nuestro país tiene el peor gobierno posible que nos va a llevar a la quiebra social y económica, el PP tiene que dar la talla y poner toda la carne en el asador para gobernar en 2023. El Sr. Feijóo tiene el apoyo mayoritario de su partido y ahora debe conseguir el apoyo mayoritario de los españoles. Un reto para un gran político. ¡Suerte maestro!

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los nuevos Chiripitifláuticos | Damián Beneyto

Los nuevos Chiripitifláuticos | Damián Beneyto

Los nuevos Chiripitifláuticos | Damián Beneyto

Los nuevos Chiripitifláuticos

DAMIÁN BENEYTO

Los que ya tenemos una edad recordamos aquel programa infantil -cuando había programas infantiles- donde Locomotoro, Valentina, el Tío Aquiles y el Capitán Tan hacían las delicias de los niños del tardofranquismo. Estos simpáticos personajes eran niños grandes, disparatados y algo esperpénticos.

En sus historias no había esas cosas que hay ahora y que hacen que los ‘censores de las buenas costumbres’ estén ojo avizor o al menos yo no lo recuerdo. Nadie hablaba entonces de sexismo, ni de xenofobia, ni de animalismo, ni de…; era sólo, nada más y nada menos, que un programa infantil que solo pretendía entretener a unos niños que, aunque algunos no se lo crean, éramos razonablemente felices.

Estos nuevos chiripitifláuticos, por arte de birlibirloque, se han convertido en dirigentes políticos, han escalado a la cima del poder y lo peor es que están para quedarse. ¿Dónde van a vivir mejor?"

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Hecho este preámbulo les diré que, como muchos otros personajes, hasta los Chiripitifláuticos han evolucionado, se han hecho mayores y han perdido su encanto de niños grandes para convertirse en adefesios. No es que mis cuatro amigos de la infancia se hayan transformado, es que se ha usurpado su personalidad y han sido sustituidos en la España del siglo XXI por otros niños grandes que, en lugar de entretener con sus ocurrencias y disparates, se empeñan en hacer la vida imposible a unos ciudadanos que, desgraciadamente, creen que vivir en un puro esperpento les va a solucionar su modus vivendi.

Los nuevos chiripitifláuticos siguen saliendo en la tele, pero ya no entretienen ahora cabrean, provocan, aburren y generan rivalidades innecesarias que provocan enfrentamiento hasta en el seno de las familias. Estos personajes, por arte de birlibirloque, se han convertido en dirigentes políticos, han escalado a la cima del poder y lo peor es que están para quedarse. Porque ¿dónde van a vivir mejor?

Están todos cortados por el mismo patrón, observen:

  • Todos nacieron durante la Transición en familias razonablemente acomodadas.
  • Todos pasaron por la universidad, excepto raras y “lastrosas” excepciones, pero la universidad no pasó por ellos.
  • Casi ninguno ha pegado un palo al agua en su vida salvo la dedicación en alma vida y corazón  a un partido político.
  • Están acostumbrados a llevarse por delante a quién haga falta con tal de conseguir sus objetivos que no son otros, que el poder y el dinero, y no necesariamente en ese orden.
  • Están convencidos de ser imprescindibles, su mesianismo resulta, en algunos casos, patético.
  • Han hecho del eufemismo un arte para evitar, en lo posible, llamar a las cosas por su nombre.
  • La mentira es consustancial a su concepto de la ética.
  • No se besan porque no se alcanzan. Su narcisismo es conmovedor y se sienten por encima del bien y del mal.
  • Su nivel cultural es más bien exiguo y a poco que se rasque se notan las carencias.
  • El fin justifica los medios, este es el eslogan que adorna el frontispicio de estos personajes.
Almejas locas más que botellines;
Mas tontos que botellines;

Así es nuestra clase política dirigente, niñata con más humo que fuego, con ínfulas de “prima donna” y acostumbrada a hacer su santísima voluntad por mucho que el país se vaya al garete.

Los últimos acontecimientos ocurridos en el PP no son más que un ejemplo del nivel de nuestros prebostes, pero antes ya ocurrió en el PSOE con un tal Sánchez de ida y vuelta y en Podemos con un Iglesias aquejado de un infantilismo crónico. Ningún partido se salva del aterrizaje de los nuevos chiripitifláuticos dispuestos a convertir a España  en una verbena grotesca sin barquillos ni organillos pero con muchos chulos y chulapas.

Como dice Rajoy, que en un país serio seguiría siendo presidente del Gobierno, la política debe ser para los adultos y no para esta caterva de niñatos malcriados que, con el beneplácito de un pueblo soberano sumido en el “tontoculismo”, van a dejar este país hecho un erial. Pero no se preocupen lo de Eurovisión está arreglado, menos mal…

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los candidatos. Carta abierta al Sr. Casado | Damián Beneyto

Los candidatos. Carta abierta al Sr. Casado | Damián Beneyto

Los candidatos. Carta abierta al Sr. Casado | Damián Beneyto

Los candidatos

Carta abierta al Sr. Casado

DAMIÁN BENEYTO

Me voy a permitir comenzar esta parrafada con la pregunta con la que mi querida amiga y excelente periodista Lola Izquierdo titula su último artículo en La Capital de Tierra de Barros y que dice así: “¿Quiere ganar el PP las elecciones en Extremadura?”

Las últimas noticias aparecidas en los medios parecen indicar que para Génova no parece prioritario arrebatar al PSOEX el gobierno de Extremadura. Esto no es una afirmación gratuita, hay razones que así lo indican y que expondré a continuación con el ánimo de que se tomen las mejores decisiones para intentar conseguir que el Partido Popular vuelva a gobernar esta Comunidad y la saque del ostracismo en la que vive.

El próximo candidato, tanto a presidir el Partido Popular de Extremadura como a optar a la presidencia de la Junta, deberá darse a conocer cuanto antes mejor, y todo lo que sea retrasarlo va a jugar en su contra"

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

El retraso del Congreso Regional del partido es una de las razones que me hacen suponer que para los dirigentes del partido en Madrid, los extremeños pintan poco. Si la continuidad de José Antonio Monago al frente del Partido Popular extremeño no se contempla, quiere decir que el próximo candidato, tanto a presidir el partido como a optar a la presidencia de la Junta, deberá darse a conocer cuanto antes mejor, y todo lo que sea retrasarlo va a jugar en su contra. Tiene que promocionarse, montar un solvente equipo de campaña y confeccionar un programa electoral que dé soluciones a los problemas de Extremadura. A algo más de un año vista y sin aun fecha para el Congreso al próximo presidente del PP de esta Comunidad se lo están poniendo bastante difícil.

El Sr. Monago, en mi opinión, está amortizado políticamente en esta Comunidad, no quiero decir con esto que no pueda prestar grandes servicios al partido, a esta tierra y a España en otros menesteres, pero aquí ya ha cumplido y con creces. Conseguir gobernar en Extremadura después de casi 40 años de clientelismo socialista tiene muchísimo mérito, pero ahora toca savia nueva y él lo sabe.

Encontrar al candidato idóneo no es fácil, pero debe imperar el sentido común, la generosidad y dejar de lado las filias y las fobias por el bien de Extremadura. Yo sé que algunos que llevan casi toda su vida laboral viviendo del momio de la política se resisten a volver a sus ‘aposentos’ de ciudadanos de a pié y prefieren un candidato que, aunque se pierdan las elecciones, les garantice seguir con la mamandurria. Y si yo lo sé, el Sr. Casado y hasta el Sr. García Egea lo saben. 

Y por ahí parece que van los tiros…

En política, como en otras actividades humanas, los experimentos hay que hacerlos con gaseosa y más cuando miles de ciudadanos se juegan su futuro que hoy, gracias al PSOEX, se ve bastante negro.

Buscar a algo más de un año vista un mirlo blanco es, con todos mis respetos para el mirlo, una gilipolluá. Creer que se van a repetir situaciones como las ocurridas en otras Comunidades es no conocer ni a Extremadura ni a los extremeños. Aquí solo se puede romper el tinglado que tiene montado D. Guillermo y sus muchachos con alguien que sea ambidiestro, cercano, que transmita confianza y tenga experiencia de gestión. Blanco y en botella, como se diría en el lenguaje ‘tertulianés’  de mi admirado D. Antonio Burgos.

Fernando Pizarro es ahora mismo, por su trayectoria y por sus resultados, el único candidato con capacidad para darle cumplida respuesta al 'místico de Olivenza'"

Fernando Pizarro; Alcalde de Plasencia; Partido Popular de Extremadura

Sr. Casado, si usted responde que ‘sí’ a la pregunta que hace mi amiga Lola y de verdad pretende que el PP gane en Extremadura las próximas elecciones autonómicas, déjese de milongas, de experimentos absurdos, de asegurar poltronas y apoye al único candidato que puede derrotar en las urnas al sempiterno, y no por ello menos cáustico para esta tierra, Sr. Fernández Vara.

Fernando Pizarro es ahora mismo, por su trayectoria y por sus resultados, el único candidato con capacidad para darle cumplida respuesta al ‘místico de Olivenza’. Ganar tres veces por mayoría absoluta la alcaldía placentina no es moco de pavo, incluso cuando el Partido Popular iba en toda la Comunidad cuesta abajo. Su gestión ahí está, su honorabilidad ahí está, su falta de sectarismo y su empatía ahí están. Ha sido portavoz regional del partido y presidente de la FEMPEX. Es conocido y respetado fuera y dentro del partido en toda Extremadura y, por si fuera poco, fue alumno mío al que una vez suspendí y aun no me ha perdonado.

Sr. Casado, no cometa el error de dejarse aconsejar por los que solo buscan su acomodo personal, hágame caso. La fortaleza de un líder está en rodearse de los mejores para llevar a cabo un proyecto político, no en contentar, queriéndose asegurar una supuesta fidelidad, a los que solo aspiran a mantener su poltrona.

Seguramente la Sra. Guardiola es un gran valor para el partido, no me cabe duda, pero ahora no es su momento y menos con el poco tiempo que queda para las elecciones autonómicas. No es casualidad que primeros espadas del partido hayan dicho ‘no’ a presentar su candidatura, como supongo que usted sabrá.

El próximo Congreso Regional puede ser el principio de una gran etapa para el PP extremeño y para Extremadura o un más de lo mismo. Usted y solo usted tiene la palabra. Lista única encabezada por Fernando Pizarro sería lo mejor, pero de no ser así, que Dios reparta suerte y, si salgo elegido, allí estaré de compromisario. Espero saludarle.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Egos, derecha y políticos | Damián Beneyto

Egos, derecha y políticos | Damián Beneyto

Egos, derecha y políticos | Damián Beneyto

Egos, derecha y políticos

DAMIÁN BENEYTO

La egolatría es una de las ‘cualidades’ que más adorna a muchos de nuestros políticos. El ególatra es un personaje que siente veneración por sí mismo y espera ser venerado por los demás, es un narcisista que no se besa porque no se alcanza. Necesita ser siempre el centro de atención y solo piensa si sus acciones le van a favorecer.

Se alimenta del halago, así que suele rodearse de mediocres tiralevitas que le regalan los oídos con lisonjas y alabanzas. Su falta frecuente de autoestima le lleva a necesitar la aclamación del pueblo soberano como el comer.

El ególatra se alimenta del halago, así que suele rodearse de mediocres tiralevitas que le regalan los oídos con lisonjas y alabanzas"

Suele ser bastante envidioso y no acepta de buen grado los éxitos ajenos aunque sean de sus correligionarios. Al que saca mucho la cabeza, destaca o cree que pone en peligro su liderazgo lo defenestra ipso facto. Llevarle la contraria es peligrosísimo y puede dejar a más de uno sin oficio ni beneficio. El susodicho siempre tiene razón y, si no la tiene, también la tiene.

Son muchos los prebostes a los que su condición de ególatras recalcitrantes les ha llevado a la actividad política y seguro que se nos ocurren varios a bote pronto. Nuestro actual presidente del Gobierno es un ególatra de manual y, aunque tiene pocas luces, está convencido de que es el elegido por los cielos para dirigir los destinos de los españoles. En Extremadura también su actual presidente es otro ególatra de libro y, aunque tiene otro talante, las mata callando. La diferencia entre ambos personajes es que mientras el primero necesita la política para comer, es decir, es su modus vivendi, el segundo, rico de cuna y con una profesión bien remunerada, solo le interesa ser venerado in saecula seculorum.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Con bastante frecuencia en los partidos políticos hay choques entre sus dirigentes producidos por ataques de egolatría que llegan a convertirse en auténticas crisis. Las ansias de poder, el sentirse imprescindible o simplemente no perder el estatus y/o el peculio suelen ser las causas de estos arrebatos o arrechuchos a los que nos tienen acostumbrados nuestros líderes políticos.

Las consecuencias de estos ‘saraos’ suelen ser casi siempre bastante nocivas para los intereses electorales del partido de marras, pues afiliados y simpatizantes no ven con muy buenos ojos que los dirigentes de su partido se tiren los trastos a la cabeza por mantener su poltrona o para acceder a otras de más alcurnia.

Normalmente estas luchas por el poder se suelen producir cuando los partidos están en la oposición, pues siempre hay alguno que está convencido que si le hubieran dejado a él estarían gobernando, pero también suelen producirse movimientos desestabilizadores por parte de los que han triunfado en sus circunscripciones, sean ayuntamientos, diputaciones o comunidades, que exigen mayor cuota de poder en el partido e incluso por los que no consiguieron triunfar que piden otra oportunidad y también medrar lo que puedan.

En los partidos de izquierda las luchas por el poder suelen ser, salvo casos muy concretos, más silenciosas y, aunque siempre hay algún descontento, se suele imponer la disciplina de partido y los egos quedan bastante difuminados si se ha repartido bien el pastel. Llevar la contraria al capo de turno está muy mal visto y muy pocos osan contradecirlo.

El político de izquierda suele sacrificar su ego para conseguir mantener su modus vivendi en la actividad política. Lo importante es estar bien remunerado y perpetuarse en los cargos, carguitos o carguetes, aunque se tengan que meter su autoestima en salva sea la parte.

En el PSOE, por ejemplo, las primarias para elegir a sus máximos responsables nacionales y autonómicos dejan algún que otro cadáver en las cunetas, pero la mayoría de los afiliados, por la cuenta que les trae, se cambian de chaqueta rápidamente y muestran total pleitesía al candidato electo. El caso del Sr. Fernández Vara ofreciendo alma, vida y corazón al tal Sr. Sánchez después de apoyar furibundamente a la Sra. Díaz, es un ejemplo muy ilustrativo.

Guillermo Fernández Vara y Susana Díaz

En el PSOE, las primarias para elegir a sus máximos responsables nacionales y autonómicos dejan algún que otro cadáver en las cunetas, pero la mayoría de los afiliados, por la cuenta que les trae, se cambian de chaqueta rápidamente ".

Los partidos de derecha en España, sin embargo, siempre han sido una caja de grillos, demasiados generales para tan pocos soldados. La desunión de la derecha por el egocentrismo de sus dirigentes ha sido una constante histórica y lamentablemente lo sigue siendo.

No me remontaré más atrás en el tiempo, pero desde principios del siglo XX los partidos de derecha proliferaron en España como setas en otoño. La CEDA, Confederación Española de Derechas Autónomas, -ojo al nombrecito- estaba constituida nada más y nada menos que por dieciocho partidos, con sus líderes correspondientes, y, aunque José Mª Gil Robles consiguió que fueran juntos a las elecciones generales durante la Segunda República, siempre hubo sus más y sus menos que comprometió, y de qué manera, su acción política.

Durante la Transición los partidos de derecha también han proliferado e incluso se llegó a fundar una especie de ‘CEDA’ con UCD que acabó como el rosario de la aurora ya que los egos de unos y otros acabaron con el partido y con el pobre Adolfo Suárez, hoy tan venerado. Solo Manuel Fraga, después de algún que otro intento, consiguió con el Partido Popular unir a casi toda la derecha patria y con José María Aznar se consolidó; pero esto es España y la unión duró poco y así, con Mariano Rajoy se volvió a las andadas y lo que era una opción política se convirtió en tres.

La situación actual es la de una derecha dividida con VOX, PP y Cs, algo que le está viniendo de miedo a la siniestra. Los egos de unos y otros han llevado al gobierno de España a lo peor de cada casa, lo que está poniendo en peligro la democracia y el estado de derecho.

El PP, el partido más importante de la derecha, tampoco acaba de volver a sus orígenes después de unas primarias que han dejado algunas heridas sin cicatrizar. Su nuevo líder da la impresión que ha llegado al poder como lo hizo Zapatero en el PSOE: se le eligió para que no salieran los otros candidatos y, aunque se está batiendo el cobre con solvencia, no acaba de ilusionar al personal.

La política es la segunda profesión más antigua de la historia. A veces creo que se parece mucho a la primera".

Ronald Reagan

Ivan Redondo y Pedro Sánchez

Sin embargo, en el tiempo que lleva el PP en la oposición a nivel nacional, han aparecido en algunas comunidades autónomas líderes que, no sólo ganaron sus comicios correspondientes, sino que, además, han conseguido ilusionar a los ciudadanos por su imagen y su buen hacer.

Esto, que debería ser aprovechado por el partido para conseguir ganar las próximas elecciones generales, está sirviendo lamentablemente para desunir y sacar los egos de unos y otros al retortero.

Algunos parece que no entienden que son los votos de los ciudadanos los que le dan a un partido la oportunidad de gobernar y que hay políticos que los atraen y otros que los repelen. No es momento de enrocarse sino de todo lo contrario. Si el Sr. Núñez Feijóo, la Sra. Díaz Ayuso, el Sr. Martínez Almeida, el Sr. Moreno Bonilla o el Sr. Fernández Mañueco, entre otros, son generadores de votos deben tener protagonismo en el partido; por el contrario, dónde los dirigentes han dejado de ilusionar, habrá que agradecerles los servicios prestados y buscar candidatos que hayan demostrado que han atraído votos allá donde se han presentado o que disfrutan de un reconocimiento público notorio por su gestión y buen hacer.

En España no están los políticos que han sido cabeza de cartel acostumbrados a dar un paso atrás cuando no consiguen los objetivos electorales previstos. Su ego les hace creer que de sus fracasos suelen tener la culpa factores ajenos a ellos e incluso los propios electores y se agarran a la candidatura con uñas y dientes avalados por su ‘guardia de corps’ que sabe que si su ‘héroe’ cae se quedan si su modus vivendi.

La situación de nuestro país no está para egocentrismos sino para dejar sitio a los que pueden conseguir echar del gobierno de España y de algunas comunidades autónomas a siniestros personajes que nos están arruinando ética, social y económicamente.

Señores dirigentes de los partidos de derecha, déjense de jugar a ver quién mea más largo, métanse los egos dónde les quepan y demuestren que les importa España y los españoles. Sobran mercenarios y faltan políticos con altura de miras que no pretendan vivir opíparamente de la política porque es la única profesión dónde no se les exige ninguna aptitud.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

II. Jaque al Rey: ‘PSOE, contrapeso al ‘sanchismo» | Emilio Borrega

II. Jaque al Rey: ‘PSOE, contrapeso al ‘sanchismo» | Emilio Borrega

II. Jaque al Rey: ‘PSOE, contrapeso al ‘sanchismo» | Emilio Borrega

II. Jaque al Rey: 'PSOE, contrapeso al 'sanchismo"

EMILIO BORREGA

 

Desde hace tiempo, el actual gobierno de España formado por PSOE y Podemos -este que ha venido en llamarse ‘gobierno de coalición’- es un gobierno ‘bicéfalo’ donde los papeles están muy bien repartidos.

Por un lado, Pedro Sánchez ‘ha abdicado‘ de sus responsabilidades como presidente del Ejecutivo y cree que él solo ha venido al Gobierno de España a disfrutar de sus privilegios y a no tomar decisiones que puedan comprometer su cargo.

Vemos como Pedro Sánchez aspira a la representación de España allí donde puede, apartando, si es preciso, al propio Rey Felipe VI y asumiendo el protagonismo y la representación internacional de nuestro país. Su ‘abdicación‘ del cargo ha sido tal que somos el único país donde la gestión de la pandemia del Covid-19 no tiene criterios uniformes en todo nuestro territorio, sino que han tenido que ser cada una de las diecisiete Comunidades Autónomas y sus dirigentes quienes, sin competencia legislativa, hayan asumido como han podido, la gestión diaria de esta crisis.

Pedro Sánchez aspira a la representación de España allí donde puede, apartando, si es preciso, al propio Rey Felipe VI y asumiendo el protagonismo y la representación internacional de nuestro país"

Pedro Sánchezha abdicado‘ también a favor de Pablo Iglesias la gobernabilidad de España en aquellas cuestiones ‘ideológicas’ que la izquierda más radical aspira a imponer y en las que Pedro Sánchez no incomoda y ‘ni tuge ni muge’. Ha ‘abdicado‘, sí, también en Pablo Iglesias, la interlocución del Gobierno con sus ‘socios’ de ERC y EHBildu. No se reúne con ellos, aunque esté siempre ‘presente’ en las reuniones.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio José Borrega Romero es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política.
Ha compaginado su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación de la Diputación Provincial de Cáceres.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja, UNIR

Cada día que pasa, Pedro Sánchez ejerce como presidente de esa república a la que aspira para España y, sobre todo, para su propio ego.

La gestión y la toma de decisiones -esas cosas de cocina-, las deja ‘para otros’. Dispone así de mayor capacidad para apartar y desplazar cada vez más al Rey, asumiendo un papel que no le corresponde y debilitando paulatinamente nuestra Monarquía Parlamentaria. Pedro Sánchez juega a ser Manuel Azaña; Pablo Iglesias a ser Alejandro Lerroux. Tal para cual.

Jaque al Rey - Emilio Borrega - Visioncoach

Un Pablo Iglesias sin complejos inicia su particular 'caza al rey' desde el mismísimo gobierno; todo lo que Pedro Sánchez no se atreve a hacer desde un sometido PSOE"

Pedro Sánchez, Secretario General del partido, ha conseguido diseñar un PSOE ‘a su imagen y semejanza’ donde la ideología y los principios no importan; solo interesa el marketing. Ha logrado que el PSOE se aleje de la socialdemocracia moderna de Tony Blair y se acerque cada vez más y más rápido a las tesis extremistas y a la ortodoxia de Karl Marx y Friedrich Engels; un socialismo cercano al comunismo donde el poder del Estado lo es todo, es omnipresente; donde no hay espacio a la libertad individual y donde las clases medias trabajadoras no tiene cabida.

Pedro Sánchez ‘ha abdicado’, también en este caso, del socialismo moderno, aperturista y casi liberal, no atendiendo ‘tesis’ -en eso es ‘doctor‘- distintas a las suyas. Ha convertido, en definitiva, al PSOE en una organización sumisa al líder y entregada a su personalísima causal, ajeno a lo que ha significado y significa el propio socialismo.

Pedro Sánchez ha conseguido 'diseñar' un PSOE a su imagen y semejanza, donde la ideología y los principios no importan; solo interesa el marketing"

El ‘sanchismo‘ se ha impuesto al ‘socialismo‘. Aquellos socialistas como Felipe González, Alfonso Guerra, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Joaquin Almunia, Manuel Marín, Alfredo Pérez Rubalcaba y Gregorio Peces-Barba, han sido ignorados e, incluso, vilipendiados por los ‘sanchistas de pro’, renunciando a un legado que no tiene cabida en la particular ‘hoja de ruta’ del presidente.

El Rey y la institución monárquica han de ser apartados; Podemos como socio ‘prioritario’ y ‘absolutamente necesario’, abre paso a un comunismo que, de la mano de un Pablo Iglesias sin complejos, inicia su particular ‘caza al Rey’ desde el mismísimo gobierno; todo lo que Pedro Sánchez no se atreve a hacer desde su sometido PSOE.

Por eso, aunque el corrosivo ‘sanchismo‘ haya tocado de muerte tanto al PSOE como al socialismo, estos son los más importantes contrapesos con que cuenta la democracia para parar el social-comunismo del Gobierno de España y recuperar la moderna socialdemocracia a la que Pedro Sánchez ha renunciado.

Los papeles están repartidos. Pablo Iglesias y Pedro Sánchez participan de un mismo proyecto y un mismo sueño; una república en España. Una ‘pesadilla’ que impedirá  el tranquilo sueño de los españoles, si es que, entre otros, el propio PSOE, no tiene el coraje de impedirlo y sigue mirando para otro lado.

Emilio Borrega

Otros artículos de Emilio Borrega

 

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario