¡A las barricadas! | Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

¡A las barricadas!

DAMIÁN BENEYTO

Vuelven a sonar tambores de guerra entre las tribus del social-comunismo patrio. Socialistas, comunistas, secesionistas y filoterroristas desentierran el hacha de guerra dispuestos a liarla parda sacando una Ley que pretende juzgar los crímenes del franquismo, pero no los del Frente Popular.

Estos escarceos bélicos, que comenzaron con el abyecto Zapatero, parecen que van a llegar a buen puerto con el tal Sánchez. El PSOE va a volver a hacer un gran servicio a España, como aquel que le hizo en 1934 y que, con los mismos compañeros de viaje, nos metió en una cruenta guerra civil.

La Ley de Amnistía de 1977 tenía por finalidad la reconciliación social de los españoles y la transición hacia la democracia"

La Ley de Amnistía de 1977 tenía por finalidad la reconciliación social de los españoles y la transición hacia la democracia. En esta Ley se decretaba la amnistía total para todos los hechos y delitos de intencionalidad política, realizados por personas u organizaciones de cualquier ideología, ocurridos entre el 18 de julio de 1936 y el 15 de diciembre de 1976.

No hacía ninguna distinción entre rojos y azules y ni siquiera dejaba fuera a los terroristas de cualquier clase o condición. Su aprobación en el Congreso fue por amplia mayoría; 296 votos a favor, 2 en contra, 18 abstenciones y uno nulo. Votaron a favor UCD, PSOE, PCE, los Nacionalistas vascos y catalanes y el Grupo Mixto. Se abstuvo AP. En la comisión que redactó esta Ley, estuvieron Pilar Bravo y Marcelino Camacho (PCE), Javier Arzallus y Miguel Unzueta (PNV), Plácido Fernández y Pablo Castellanos (PSOE) y Donato Fuejo (PSP).

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

LEY DE AMNISTIA DE 1977 (Les recomiendo que la lean despacio)

Artículo primeroQuedan amnistiados:

a) Todos Ios actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y faltas realizados con anterioridad al día quince de diciembre de mil novecientos setenta y seis.

b) Todos los actos de la misma naturaleza realizados entre el quince de diciembre de mil novecientos setenta y seis y el quince de junio de mil novecientos setenta y siete, cuando en la intencionalidad política se aprecie además un móvil de restablecimiento de las libertades públicas o de reivindicación de autonomías de los pueblos de España.

c) Todos los actos de idéntica naturaleza e intencionalidad a los contemplados en el párrafo anterior realizados hasta el seis de octubre de mil novecientos setenta y siete, siempre que no hayan supuesto violencia grave contra la vida o la integridad de las personas.

A los meros efectos de subsunción en cada uno de los párrafos del apartado anterior, se entenderá por momento de realización del acto aquel en que se inició la actividad criminal. La amnistía también comprenderá los delitos y faltas conexos con los del apartado anterior.

Amnistía; El País;

Artículo segundoEn todo caso están comprendidos en la amnistía:

a) Los delitos de rebelión y sedición, así como los delitos y faltas cometidos con ocasión o motivo de ellos, tipificados en el Código de justicia Militar.

b) La objeción de conciencia a la prestación del servido militar, por motivos éticos o religiosos.

c) Los delitos de denegación de auxilio a la Justicia por la negativa a revelar hechos de naturaleza política, conocidos en el ejercicio profesional.

d) Los actos de expresión de opinión, realizados a través de prensa, imprenta o cualquier otro medio de comunicación.

e) Los delitos y faltas que pudieran haber cometido las autoridades, funcionarios y agentes del orden público, con motivo u ocasión de la investigación y persecución de los actos incluidos en esta Ley.

f) Los delitos cometidos por los funcionarios y agentes del orden público contra el ejercicio de los derechos de las personas.

Como se puede apreciar, hubo un gran consenso para que la democracia en España naciera en un clima de reconciliación y concordia. Todos los partidos aparcaron los odios y los ánimos de venganza y antepusieron el futuro de España a cualquier consideración guerracivilista.

Sin embargo, como decía al principio de esta parrafada, algunos están empeñados en que volvamos a las andadas y nos enfrentemos nuevamente. A la Ley para la Memoria Histórica, que ya levantó ampollas y volvió a abrir las heridas, se une ahora la llamada Ley de Memoria Democrática que además de incidir en lo mismo va más allá y pretende hacer un juicio sumarísimo al franquismo obviando los delitos cometidos por el Frente Popular y el terrorismo secesionista.

La derogación de la Ley de Amnistía de 1977, paso previo para aprobar esta nueva Ley, no parece que vaya a tener transcendencia jurídica, pero es, en todo caso, una declaración de intenciones de una izquierda cerril empeñada en legitimar una República que nació fruto de una revolución y no de unas elecciones libres, y contra la que se volvieron en 1934 con un intento de golpe estado que fue el aldabonazo de la guerra civil.  

También se olvidan estos milicianos de pacotilla de las masacres que perpetraron sus padres putativos desde 1931 hasta el final de la contienda, casi siempre en la retaguardia, a civiles indefensos. De la persecución que sufrió la Iglesia Católica ya ni hablamos, un genocidio en toda regla.

Aprobación Ley de Amnistía, Damián Beneyto; Visioncoach;
Aprobación Ley de Amnistía; Damián Beneyto;

Para estos demócratas de pacotilla, todo lo que no sea hacer su santísima voluntad es antidemocrático y fascista. No conciben la alternancia política ni el respeto a las libertades individuales"

Lo de las elecciones de febrero de 1936 también tiene su aquel. Decir que Franco se levantó contra el gobierno legítimo de la República es además de una falacia una burla a la historia. El pucherazo que pegó el Frente Popular en esas elecciones está más que demostrado. La izquierda nunca admitió una República democrática y me parece, que visto lo visto, vamos por el mismo camino.

El tal Sánchez se ha convertido en un pequeño ‘Negrín’ en manos de comunistas y secesionistas que están dispuestos a llevarse a este país por delante en cuanto no toquen el pelo del poder. Para estos demócratas de pacotilla todo lo que no sea hacer su santísima voluntad es antidemocrático y fascista, no conciben la alternancia política ni el respeto a las libertades individuales y son capaces de cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder y, a la historia me remito.

Si las elecciones de 2023 le dan el gobierno a la derecha, ya verán estos ‘hijos de la Pasionaria’ lo demócratas que son, ya verán a los sindicatos de ‘clase’ lo pronto que se movilizan entre mariscada y mariscada, ya verán a catalanes y vascos declarando independencias varías y, sobre todo, ya verán al PSOE encabezando el guirigay.

Volveremos a oír eso de ¡A LAS BARRICADAS!, por qué algunos siguen queriendo ganar una guerra que sus antepasados ideológicos perdieron por goleada mal que les pese.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

A las barricadas, por Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

twitter Vuelven a sonar tambores de guerra entre las tribus del social-comunismo patrio. Socialistas, comunistas, secesionistas y filoterroristas desentierran el hacha de guerra dispuestos a liarla parda sacando una Ley que pretende juzgar los crímenes del franquismo,...
Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

twitter Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas. En estos congresos, además de una nueva dirección...
Aristocracia, el gobierno de los mejores, por Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

twitter Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que...
Es la economía, estúpidos, por Carmen Heras

¡Es la economía, estúpidos! | Carmen Heras

twitter El título de este artículo corresponde a la famosa frase de James Carville, asesor del demócrata Bill Clinton en la campaña que le llevó en 1992 desde su puesto de gobernador de Arkansas hasta la Presidencia de los EEUU, al vencer a su contrincante...
Antipatriotismo cañí, por Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

twitter “General es Serrano, generales Pavía y Ros de Olano; generales son Prim y Moriones, Zabala es general y lo es Briones. ¡Tanto abunda hoy un rango tal que inclusive el malestar es general! Oyendo hablar a un hombre, fácil es acertar dónde vio la luz del sol: si...
Presupuestos, por Damián Beneyto

Presupuestos | Damián Beneyto

twitter Los presupuestos son la planificación por adelantado de los gastos e ingresos de una actividad económica. Normalmente el periodo previsto para su ejecución es anual aunque siempre existe la posibilidad de que se prorroguen si los siguientes no son aprobados....
Fuegos artificiales, por Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

twitter La celebración de las primarias en el PSOE de Badajoz para elegir a su secretario provincial, por más que se trate de un proceso interno, ha vuelto a poner sobre la mesa la idoneidad, o no, de las mismas, no solo para elegir al mejor dirigente entre varios,...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales

CARMEN HERAS

Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas.

En estos congresos, además de una nueva dirección renovada, se discute y aprueba la ponencia marco sobre la que luego han de asentarse los programas electorales que se presentan a los ciudadanos. Previamente -al menos en el PSOE-, el texto del borrador ha circulado por las distintas agrupaciones locales de modo que cualquiera de los militantes ha podido, en uso de su libertad de opinión, realizar enmiendas al contenido del mismo. Debatidas y votadas éstas, en las comisiones correspondientes, se produce la aprobación definitiva de aquel en el plenario.

Todo depende del color del cristal con que se mire o del extremo de la mesa en que esté situado"

El trabajo lo hacen los delegados elegidos para el congreso, en uso de la representatividad que le otorgaron los compañeros para representarlos.

Me cuentan que todo el proceso ha cambiado notablemente en el fondo y en la forma y, aunque no puedo detallar los pormenores, porque no he asistido a ninguno de los últimos cónclaves celebrados, lo que sí puedo atestiguar es que de puertas afuera, y según la información publicada por los diarios, no hay nada digno de resaltar en relación al mensaje político, más allá de las generalidades consabidas sobre feminismo, ecología, etc.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Pero de lo que sí se ha hecho eco la información pública es de los nombres de las personas que componen los próximos órganos de dirección. Nombres que a unos pueden parecerles adecuados y a otros no, pues ya es conocido que todo depende -para muchos- del color del cristal con que se mire. O del extremo de la mesa en que se esté situado.

Que sean unos nombres u otros tiene una importancia relativa en estos momentos. La manera de gobernarse las organizaciones hoy, da a sus ‘números uno’ todo el poder orgánico, para bien o para mal. No en vano se requieren liderazgos fuertes -en otro momento hablaremos de lo que hoy se entienden como tales- y éstos se enfundan el cargo, sin ambages.

De las últimas citas socialistas celebradas, tres asuntos me han llamado poderosamente la atención.

El primero, la sumisa reverencia -al menos aparentemente- al líder, de una gran mayoría de elegidos para las Ejecutivas o los Comités y que no se han molestado en disimular. Por el contrario, y como si de una coreografía se tratase, unos detrás de otros han expandido a través de las redes, su agradecimiento al Secretario General por haberse fijado en ellos para formar parte del órgano de decisión.

Juan Espadas y Pedro Sánchez; Flores congresuales, por Carmen Heras

Todos cuánto lo han hecho parecen obviar -quizá no lo aprendieron nunca- que sin la aprobación real y de manera mayoritaria por la asamblea de compromisarios elegidos por las bases y asistentes al Congreso, no formarían parte de esos órganos (ejecutivas y comités) de dirección, por mucho que el jefe directo los eligiera. De ahí que sean directivos porque el Plenario los votó y no por decisión única e irrevocable del líder.

El segundo asunto, también sorprendente para mí, es que los militantes que obtienen un lugar en la dirección del partido no lo hacen necesariamente por méritos políticos reconocibles. En muchos casos, incluso, es al revés, han obtenido, como responsables de un lugar determinado, unos pésimos resultados electorales o mantienen fuertes divisiones en las agrupaciones locales que están bajo su férula. Otros deben ser los motivos, pués.

El tercer asunto, es esa reiteración continua sobre la total unión interna con la que se sale de los congresos, a decir de quienes han estado allí. Pero ¿qué opinan los otros militantes, los que no han ido, los críticos, los marginados… que también existen y pagan sus cuotas? Supongo que nadie les preguntó. En la mente de los oradores no existen.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

A las barricadas, por Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

twitter Vuelven a sonar tambores de guerra entre las tribus del social-comunismo patrio. Socialistas, comunistas, secesionistas y filoterroristas desentierran el hacha de guerra dispuestos a liarla parda sacando una Ley que pretende juzgar los crímenes del franquismo,...
Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

twitter Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas. En estos congresos, además de una nueva dirección...
Aristocracia, el gobierno de los mejores, por Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

twitter Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que...
Es la economía, estúpidos, por Carmen Heras

¡Es la economía, estúpidos! | Carmen Heras

twitter El título de este artículo corresponde a la famosa frase de James Carville, asesor del demócrata Bill Clinton en la campaña que le llevó en 1992 desde su puesto de gobernador de Arkansas hasta la Presidencia de los EEUU, al vencer a su contrincante...
Antipatriotismo cañí, por Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

twitter “General es Serrano, generales Pavía y Ros de Olano; generales son Prim y Moriones, Zabala es general y lo es Briones. ¡Tanto abunda hoy un rango tal que inclusive el malestar es general! Oyendo hablar a un hombre, fácil es acertar dónde vio la luz del sol: si...
Presupuestos, por Damián Beneyto

Presupuestos | Damián Beneyto

twitter Los presupuestos son la planificación por adelantado de los gastos e ingresos de una actividad económica. Normalmente el periodo previsto para su ejecución es anual aunque siempre existe la posibilidad de que se prorroguen si los siguientes no son aprobados....
Fuegos artificiales, por Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

twitter La celebración de las primarias en el PSOE de Badajoz para elegir a su secretario provincial, por más que se trate de un proceso interno, ha vuelto a poner sobre la mesa la idoneidad, o no, de las mismas, no solo para elegir al mejor dirigente entre varios,...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

Aristocracia,

'el gobierno de los mejores'

DAMIÁN BENEYTO

Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que ver.

La palabra original que procede de la antigua Grecia “aristokatria” viene de “aristos”, que significa excelencia, y de “kratos”, que significa poder. Con este término los griegos denominaban un sistema político cuyos dirigentes eran los más sabios, los más virtuosos y los que tenían mayor experiencia; es decir, “el gobierno de los mejores”.

Solo cuando gobiernan los mejores la sociedad se vuelve más libre y más justa o, por lo menos, anda más cerca de ello"

A pesar de que tanto Platón como Aristóteles fueron fans de este sistema político, pronto los griegos cambiaron de organización política y allá por el siglo V a.C. instauraron, concretamente en Atenas, lo que llamaron “democracia” a partir de los vocablos “demos”, pueblo, y “kratos”, que puede traducirse como poder, lo que nos llevaría a interpretarlo como: “el poder del pueblo”.

Lo que no está tan claro, y así lo hace notar Plutarco, es que fuera todo el pueblo el que tuviera el poder, o mejor dicho, que todo el pueblo participara. Parece ser que en la democracia ateniense solo participaba aproximadamente un 10% de la población ya que la mayoría de trabajadores, mujeres y esclavos quedaban excluidos. En mi opinión se pasó del “gobierno de los mejores” al “gobierno de los poderosos”, que no es lo mismo ni mucho menos.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Sin embargo, lo que en nuestros días entendemos por democracia tiene poco que ver con la “demokratia” de los griegos. La mayoría de los países que hoy llamamos democráticos aparecen a principios del siglo XX y vienen de la mano de lo que se llamó sufragio universal, el fin de la esclavitud y la conquista del voto por parte de las mujeres.

Hoy casi todo el mundo está convencido que la democracia, como sistema político, es el menos malo de los existentes o el mejor de los posibles.

Naturalmente todos los sistemas democráticos no son iguales y en unos los ciudadanos son más protagonistas que en otros. Así tenemos la ‘democracia indirecta o representativa’, que es de la que gozamos en nuestro país, donde los ciudadanos ejercen su poder político a través de sus representantes.

También está la ‘democracia semidirecta o representativa’ que es como la anterior, pero, según en qué asuntos, el pueblo puede coger la sartén por el mango mediante el referéndum, el plebiscito, la iniciativa popular o la revocación del mandato. Algunas de estas figuras existen en nuestro sistema político, pero deben ser impulsadas para hacerlas posibles por los que ejercen el poder y eso no es nada fácil.

La democracia en Atenas

Por último, está la ‘democracia directa’ que es cuando las decisiones las toma siempre el pueblo soberano en asamblea. No hay representantes y, en todo caso, hay delegados que llevan la opinión de la asamblea a los órganos pertinentes.

Hemos cambiado el 'gobierno del pueblo' por el 'gobierno de los partidos', y el 'gobierno de los mejores' por el 'gobierno de los astutos, bribones y granujas'"

Cualquiera de estos tipos de democracia tiene pros y contras, pero es en el reglamento que regula el sistema dónde está el quid de la cuestión.

Planteémonos primero eso del “sufragio universal”: Todos tenemos derecho a voto y todos los votos valen igual. Todos, salvo sentencia judicial, somos elegibles para cualquier cargo político.

Podremos ser cultos, incultos e incluso deficientes mentales; podremos ser delincuentes y estar en prisión que, salvo dictamen expreso de un juez, podremos votar y ese voto tendrá el mismo valor que el resto.

Formar parte de una lista electoral para, si se tercia, ser elegido representante de los ciudadanos, está al alcance de cualquiera. Se puede ser analfabeto funcional, no tener ni oficio ni beneficio, tener antecedentes penales o ser tonto del culo, cualquiera puede llegar a vivir de la mamandurria pública.

Esto nos lleva a la ‘partitocracia’ o ‘partidocracia’, un neologismo que definió Gonzalo Fernández de la Mora como “forma de Estado en que las oligarquías partidistas asumen la soberanía efectiva».

Es decir, un fraude en toda regla al espíritu de la democracia y una forma en que los poderes fácticos, a través de los partidos políticos, manejen a su antojo a los pobres ciudadanos que siguen creyendo que son los protagonistas de la vida política, cuando sólo son unos meros palmeros de una oligarquía que hace y deshace a su antojo.

El poder de los partidos políticos es absolutamente absoluto, valga la redundancia. Los ‘sanedrines’ de cada clan eligen a sus candidatos -aunque algunas veces parezca que con eso de las ‘primarias’ lo hacen los militantes- y confeccionan las listas electorales.

Los prebostes de cada partido, según el ámbito electoral, colocarán convenientemente en las listas electorales a sus correligionarios que más méritos hayan contraído. Se premia la lealtad, el servilismo, la falta de ambición política, la dependencia económica, la imagen pública (solo a los que encabezan candidaturas) y, sobre todo, la disponibilidad para inmolarse por el bien del ‘líder’ si fuera el caso.

Protestas ante las Cámaras Legislativas
El gobierno en el Congreso

Se puede ser analfabeto funcional, no tener oficio ni beneficio, tener antecedentes penales o ser tonto del culo; cualquiera puede vivir de la mamandurria pública"

La preparación intelectual, la experiencia laboral, la bonhomía, la independencia y la capacidad de trabajo son cualidades generalmente poco apreciadas e incluso pueden ser hasta contraproducentes.

Así, no es raro ver en los distintos órganos políticos a cientos de representantes de los ciudadanos’ que ‘no saben hacer la ‘o’ con un canuto’, que no han pegado un palo al agua en su vida -ni piensan hacerlo-, y que están dispuestos, al coste que sea, a vivir opíparamente de la mamandurria pública durante toda su ‘vida laboral’.

Lo curioso de esto, es que los ciudadanos, que con sus votos hacen posible que haya tanto palurdo y tanto sinvergüenza en los escaños, no dejan de despotricar y de pedir las ‘orejas y el rabo’, con perdón, de los susodichos a los que seguramente volverán a votar en los próximos comicios.  

Hemos cambiado el gobierno del pueblo por el gobierno de los partidos, y el gobierno de los mejores por el gobierno de los astutos, bribones y granujas. Nos siguen encandilando con mensajes buenistas, hablándonos de libertad y de estado de derecho, pero lo cierto es que somos cada vez menos libres y que los derechos están cada vez más cerca de los vagos y los maleantes y más lejos de las personas de bien. Tenemos una justicia, gracias a un poder legislativo constituido por cada vez más ignaros, tan garantista para los delincuentes como injusta para las víctimas.

Seguramente este sistema político que llamamos “democracia” sea para algunos el menos malo o el mejor posible, pero yo me quedo con la “aristocracia” de Platón y Aristóteles. Solo cuando gobiernan los mejores la sociedad se vuelve más libre y más justa o, por lo menos, anda más cerca de ello. Utopía quizás. 

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

A las barricadas, por Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

twitter Vuelven a sonar tambores de guerra entre las tribus del social-comunismo patrio. Socialistas, comunistas, secesionistas y filoterroristas desentierran el hacha de guerra dispuestos a liarla parda sacando una Ley que pretende juzgar los crímenes del franquismo,...
Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

twitter Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas. En estos congresos, además de una nueva dirección...
Aristocracia, el gobierno de los mejores, por Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

twitter Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que...
Es la economía, estúpidos, por Carmen Heras

¡Es la economía, estúpidos! | Carmen Heras

twitter El título de este artículo corresponde a la famosa frase de James Carville, asesor del demócrata Bill Clinton en la campaña que le llevó en 1992 desde su puesto de gobernador de Arkansas hasta la Presidencia de los EEUU, al vencer a su contrincante...
Antipatriotismo cañí, por Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

twitter “General es Serrano, generales Pavía y Ros de Olano; generales son Prim y Moriones, Zabala es general y lo es Briones. ¡Tanto abunda hoy un rango tal que inclusive el malestar es general! Oyendo hablar a un hombre, fácil es acertar dónde vio la luz del sol: si...
Presupuestos, por Damián Beneyto

Presupuestos | Damián Beneyto

twitter Los presupuestos son la planificación por adelantado de los gastos e ingresos de una actividad económica. Normalmente el periodo previsto para su ejecución es anual aunque siempre existe la posibilidad de que se prorroguen si los siguientes no son aprobados....
Fuegos artificiales, por Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

twitter La celebración de las primarias en el PSOE de Badajoz para elegir a su secretario provincial, por más que se trate de un proceso interno, ha vuelto a poner sobre la mesa la idoneidad, o no, de las mismas, no solo para elegir al mejor dirigente entre varios,...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí

DAMIÁN BENEYTO

“General es Serrano,

generales Pavía y Ros de Olano;

generales son Prim y Moriones,

Zabala es general y lo es Briones.

¡Tanto abunda hoy un rango tal

que inclusive el malestar es general!

Oyendo hablar a un hombre, fácil es

acertar dónde vio la luz del sol:

si alaba a Inglaterra, será inglés;

si os habla mal de Prusia, es un francés;

y si habla mal de España, es español.

Este es parte de un poema de Joaquín María Bartrina, poeta español del siglo XIX cuyas obras completas se publicaron en Barcelona en 1881. Como se puede leer en los tres últimos versos, también en aquellos tiempos estaba de moda que los españoles pusieran a parir a su país e incluso que estuviera bien visto por una parte de los políticos y de los intelectuales de la época.

Se le atribuye al canciller alemán Otto von Bismarck, aunque es posible que sea apócrifa, una frase que dice: “España es el país más fuerte del mundo, lleva siglos intentando destruirse a sí mismo y todavía no lo ha conseguido”. Desde luego, apócrifa o no, razón no le falta a esta aseveración.

Desde tiempos inmemoriales los españoles nos hemos caracterizado por ser, en cuanto al patriotismo se refiere, bastante esquizofrénicos y así hemos pasado de ser fervorosos patriotas capaces de las mayores heroicidades por defender España a, como ocurre en estos tiempos, estar dispuestos a llevar a nuestro país a la ruina social y económica e incluso a consentir que se balcanice y se convierta en un Reino -perdón, república- de Taifas.

Miguel de Unamuno, a principios del siglo XX, hablaba de “la crisis del patriotismo español”. Ya entonces, el desapego a España crecía alrededor de la exaltación de un regionalismo insolidario.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

“El patriotismo de campanario” donde de lo que se trata es de excluir al vecino de una vida en común. Curiosamente era entonces la burguesía, especialmente la catalana y la vasca, la que abogaba por “un regionalismo retrógrado, proteccionista y mezquino”, aunque no tardó gran parte de la izquierda a unirse a estos postulados. Unamuno ya denunció en aquellos tiempos la deshonestidad de los líderes regionalistas que inventan falsos agravios, falseando la historia. ¿Les suena?

Rafael Narbona, escritor y periodista, en su artículo “Miguel de Unamuno: la crisis del patriotismo español” pone de manifiesto que, aunque todas las naciones tienen algo de lo que arrepentirse a lo largo de su historia, no hay nada insólito en la historia de España, excepto el desprecio que sienten muchos españoles por su país.

La Leyenda Negra no es más que el fruto del rencor por la superioridad que durante siglos tuvo la Corona española fruto de sus grandes creadores y políticos como Cervantes, Lope de Vega, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Antonio de Nebrija, Tomás Luis de Vitoria, Juan de Herrera, el Cardenal Cisneros o Isabel, la Católica, entre otros.

El secesionismo español ha explotado la Leyenda Negra para justificar unas reivindicaciones absurdas basadas en la insolidaridad, el paletismo pueblerino y un enorme complejo de inferioridad.

Vivimos en uno de esos periodos donde lo progre y lo guay es apostatar de nuestra historia para cambiarla por otra que, aunque sea un compendio de falacias, justifique el ‘modus vivendi’ de una sociedad que tiene cada vez menos valores morales. Se juzga nuestra historia a partir de unos principios algunos absolutamente esperpénticos que nada tiene que ver con los existentes en los tiempos en que ocurrieron los hechos que valoramos. Pero lo más absurdo es que en muchas ocasiones se hace desde la ignorancia más supina o desde la manipulación totalmente interesada de los eventos por razones espurias.

Antipatriotismo cañí

Lo progre y lo guay es apostatar de nuestra historia para cambiarla por otra que, aunque sea un compendio de falacias, justifique el 'modus vivendi' de una sociedad que tiene cada vez menos valores morales"

El antipatriotismo ha vuelto a nuestro país de la mano de los secesionistas y de los partidos de izquierda, y precisamente lo ha hecho en unos momentos en que parecía que por fin España se asentaba como una nación prospera y democrática.

Algunos lo justifican al considerarlo como una reacción lógica a la dictadura franquista que exageró la exaltación de los valores de España como nación a lo largo de la historia y las hazañas de los españoles por esos mundos de Dios, pero se equivocan en esa apreciación, pues otros países han pasado por periodos dictatoriales y por terribles guerras y sus habitantes nunca han renegado de su tierra y de su gente, al contrario, les ha servido para sentirse más unidos alrededor de una patria común y a estar orgullosos, con muchos menos motivos que los españoles, de su historia.

Ayer veía un partido de futbol entre el Inter de Milán y la Juventus de Turín, ambos equipos llevaban la bandera de Italia en la camiseta. Mientras, en el partido Barcelona-Real Madrid se tocaba al inicio el ‘himno regional’ catalán como si se tratara de un partido internacional. Italia vivió el fascismo, quedó destruida por dos guerras mundiales y no nació como nación hasta 1861 y, sin embargo, los italianos respetan sus símbolos y están orgullosos de su país. Aquí, en la nación más antigua de Europa, nos dedicamos a inventarnos banderas, himnos y otras zarandajas a cuáles más catetas, burdas o palurdas y nos ciscamos en nuestros símbolos nacionales.

Mientras nuestros vecinos franceses, según se publicaba estos días, aprobaban la obligatoriedad de la bandera y el himno francés en las aulas, en nuestro país se prohíbe utilizar el español en ciertas regiones e incluso se castiga a alumnos por pintar banderas de España.    

Poco se puede esperar de un país que no se respeta a sí mismo, que se avergüenza de su historia, que echa en el olvido a sus antepasados más ilustres por puro sectarismo e ignorancia y que no respeta los símbolos por los que tantos españoles y españolas dieron su vida por defender a su patria.

El antipatriotismo cañí está de moda, alentado por los que históricamente se han aprovechado de los más pobres y humildes a los que desprecian para llenar su propia despensa y por el rojerío gandul y mamandurriero cuyos antepasados gritaban hace 80 años ¡viva Rusia! y ondeaban un trapo tricolor que algún imbécil confundió con los colores de Castilla.

Pues, como dice la jota y con esto termino, “Quién al grito de ¡Viva España! no responde con un ¡Viva!, si es hombre no es español y si es español no es hombre”

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

A las barricadas, por Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

twitter Vuelven a sonar tambores de guerra entre las tribus del social-comunismo patrio. Socialistas, comunistas, secesionistas y filoterroristas desentierran el hacha de guerra dispuestos a liarla parda sacando una Ley que pretende juzgar los crímenes del franquismo,...
Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

twitter Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas. En estos congresos, además de una nueva dirección...
Aristocracia, el gobierno de los mejores, por Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

twitter Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que...
Es la economía, estúpidos, por Carmen Heras

¡Es la economía, estúpidos! | Carmen Heras

twitter El título de este artículo corresponde a la famosa frase de James Carville, asesor del demócrata Bill Clinton en la campaña que le llevó en 1992 desde su puesto de gobernador de Arkansas hasta la Presidencia de los EEUU, al vencer a su contrincante...
Antipatriotismo cañí, por Damián Beneyto

Antipatriotismo cañí | Damián Beneyto

twitter “General es Serrano, generales Pavía y Ros de Olano; generales son Prim y Moriones, Zabala es general y lo es Briones. ¡Tanto abunda hoy un rango tal que inclusive el malestar es general! Oyendo hablar a un hombre, fácil es acertar dónde vio la luz del sol: si...
Presupuestos, por Damián Beneyto

Presupuestos | Damián Beneyto

twitter Los presupuestos son la planificación por adelantado de los gastos e ingresos de una actividad económica. Normalmente el periodo previsto para su ejecución es anual aunque siempre existe la posibilidad de que se prorroguen si los siguientes no son aprobados....
Fuegos artificiales, por Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

twitter La celebración de las primarias en el PSOE de Badajoz para elegir a su secretario provincial, por más que se trate de un proceso interno, ha vuelto a poner sobre la mesa la idoneidad, o no, de las mismas, no solo para elegir al mejor dirigente entre varios,...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario