La vida sin Covid-19 | Alberto Astorga

La vida sin Covid-19 | Alberto Astorga

La vida sin Covid-19 | Alberto Astorga

La vida sin Covid-19

ALBERTO ASTORGA

Si no hablamos de coronavirus o del Covid-19, no estamos en el mundo. No ya en España, sino en el mundo, porque desgraciadamente el virus se ha ido extendiendo por esta aldea global tan enorme y tan pequeña. Aquella extraña enfermedad que hace unos meses solo sucedía en la distante China, aquello tan sorprendente porque no entendíamos que por un virus se pudiera aislar a toda una ciudad, a todo un país, y confinar a los vecinos en sus casas, ya está aquí, con nosotros. Nos ha sorprendido en su rapidez de propagación y, sobre todo, por los devastadores y dramáticos efectos.

Los comentaristas, tertulianos, presentadores de los programas televisivos nos decían que era poco mas o menos como una gripe y que con la gripe moría mucha gente sin que lo supiéramos. Nos animaban a acudir a eventos y no temer a abrazar o besar. No había miedo.

Ha llegado el virus y nos hemos empezado a dar cuenta de que la gente enferma y muere, que nuestros mayores están en peligro, que debemos evitar el contacto personas, que debemos seguir unas rigurosos normas de higiene y que debemos quedarnos en casa para evitar todo contacto con los demás. Hemos llegado a ver con dramática normalidad que nos canten diariamente el número de fallecidos como se de un parte de guerra se tratara.

"Pese a lo que nos decían, nos hemos empezado a dar cuenta de que la gente enferma y muere, que nuestros mayores están en peligro, que debemos evitar el contacto con otras personas"

El virus nos ha convertido a todos en médicos, en expertos conocedores de cómo contagiarse y de cómo protegerse. Quién nos iba a decir que con escuchar las noticias, tertulias, expertos y ruedas de prensa en la televisión podías convalidar los estudios de medicina y valorar no ya la sintomatología del vecino, sino de cuestionar si lo que se está haciendo es correcto o no.

Covid-19

Presumo, no se si será por mi natural buena fe, que quien tiene que tomar decisiones, lo hace una vez que ha valorado todas las opciones, se ha asesorado por personas que conocen los asuntos, ha visto todas alternativas, ponderado consecuencias y, al final, ha tomado una decisión en el convencimiento de que es la decisión correcta.

¿Se ha podido equivocar alguien? Por supuesto que sí. ¿Quién no se equivoca alguna vez en su vida? ¿Quién con su mejor intención y con toda la información sobre la mesa, no se ha equivocado porque lo que era difícil que pasara, pasó? Somos personas, no somos infalibles. No somos infalibles ninguno, ni ahora, ni en cualquier otra circunstancia en la vida. Y esa debe ser una creencia para no erigirnos en jueces de nada ni de nadie, y mucho menos llamar al linchamiento colectivo.

Otra cosa muy distintas es que, si se ha tenido información, si se analizaron los precedentes sanitarios en otros países, si se es medianamente prudente, haber tomado decisiones mucho antes. Se le llama prever. Esperar lo inesperado. Cuidarse en salud.

Indudablemente, estoy seguro de que se podía haber hecho mejor. Pero esa seguridad también me dice que, de no haber sucedido nada, también se hubiera criticado el alarmismo o la desconfianza en nuestro sistema de salud. Ya he dicho que doctores somos todos.

Pero, así las cosas, permanecemos confinados en nuestras casas. Lejos está una sociedad y unas costumbres que con toda seguridad cambiarán de inmediato.

Socialmente, se han creado muros entre las personas, en su trato diario, en su contacto físico, en la confianza de unos hacia otros. Se han separado familias, que solo pueden saber unos de otros por teléfono o video llamadas. Se han dejado aparcados a nuestros mayores, bien en su casa o en residencias, donde confiamos en el buen hacer de los profesionales que les acompañan, por los vecinos solidarios o por sus cuidadores. Nuestra vida social se ha vuelta tensa, diferente.

Sanitariamente asistimos al espectáculo diario de ver hospitales colapsados, con profesionales con escasos medios de protección, con un número de camas y de dotaciones insuficientes para el número de contagiados que crece día a día.

La vida sin Covid

En Italia, las morgues ya están saturadas y han dejado de prestarse entierros tradicionales. España sigue el mismo camino.

En los aspectos económicos, las empresas se encuentran bajo mínimos o en cero absoluto, paralizadas por un estado de alarma que ha congelado prácticamente toda actividad productiva. Las regulaciones temporales de empleo son constantes. La producción ha caído, el consumo también, la creación de riqueza ha frenado en seco, el gasto público se ha disparado pretendiendo gastar para combatir la enfermedad y paliar también los situaciones económicas que se están generando: adquirir medios sanitarios en un mercado internacional donde todos los gobiernos buscan lo mismo, habilitar espacios de atención, compensar a empresas, a trabajadores y a autónomos. 

Después de esto, la vida seguirá, pero algo habrá cambiado. No será igual, porque la confianza, el valor más preciado que tenemos las personas, se habrá quebrado y tardará en recomponerse

Debemos reinventarnos, aprovechar las oportunidades, cambiar hábitos y costumbres. Nos hemos vuelto desconfiados. Desconfiamos del vecino, del que está detrás en la fila del supermercado, del que toquetea la fruta, del dinero que nos devuelven, del picaporte de la puerta, del teclado del cajero, de la tos de compañero y del beso y abrazo de la familia y amigos. 

Quisiera, y deseo con ustedes, que esto pase. Que se encuentre la forma de curarlo y se eviten más muertes. Que esto pase pronto, ya sea porque la casa se me cae encima, porque el teletrabajo me aburre o simplemente porque es primavera y las tardes reclaman paseo.

Alberto Astorga

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Rotary y el lujo del agua | Alberto Astorga

Rotary y el lujo del agua | Alberto Astorga

Rotary y el lujo del agua | Alberto Astorga

Rotary y el lujo del agua

ALBERTO ASTORGA

Nuestro sistema de vida y nuestro estado de bienestar nos permiten disfrutar de un bien del que disponemos pero no valoramos: contar con agua corriente en nuestras casas con el sencillo gesto de abrir un grifo o presionar el pulsador de una cisterna. Y además, disponer de agua con calidad, limpia, potable, útil para las necesidades de higiene y de consumo humano. Si no lo habían hecho antes, por favor, piénsenlo ahora. 

Efectivamente, es todo un lujo. Un lujo del que solo nos hacemos conscientes de su valor cuando falta, cuando una avería obliga a cortar el suministro al vecindario donde vivimos o cuando la sequía obliga a restricciones. Es ahí cuando echamos de menos el lujo del agua.

Rotary y el abastecimiento de agua

Pero en el mundo, en ese resto del mundo al que tenemos olvidado pero al que también pertenecemos, no siempre sucede así. Las cifras son escalofriantes: 2.500 millones de personas carecen de acceso a saneamiento por la falta o escasez de agua potable; 748 millones de personas no cuentan con agua salubre para beber; cada día fallecen en nuestro mundo 1.400 niños debido a enfermedades derivadas de la falta de saneamiento y agua salubre; en algunas zonas rurales de África, las mujeres pasan 6 horas al día acarreando agua de una fuente lejana. 

En nuestro pequeño planeta, el agua es vida. Gracias a ella nuestro planeta es azul y se desarrolla la vida. Conservar su calidad se convierte en una responsabilidad y en un reto para todos. Todos podemos hacer algo, por poco que creamos que significa cada una de nuestras acciones. Muchos pocos, hacen un mucho.

Rotary International, centra gran parte de su actividad en mejorar el saneamiento y la higiene mediante acciones concretas que faciliten el acceso al agua y a mejorar y conservar su calidad.

En los distintos proyectos que se desarrollan alrededor del mundo, Rotary impulsa programas de agua, de saneamiento y de higiene, movilizando recursos, forjando alianzas e invirtiendo en infraestructura y capacitación para generar un cambio a largo plazo.

Se trata de proyectos como la construcción de servicios sanitarios que desagüen en una alcantarilla, de organizar anualmente cientos de programas educativos para promover los buenos hábitos de higiene, pues el simple hecho de lavarse las manos con agua y jabón reduce el riesgo de enfermedades. Son también miles los pozos que se han construido y que permiten extraer el agua de los acuíferos subterráneos o bien, instalar sistemas de captación de agua pluvial que pueda usarse para beber o recargar esos acuíferos.

"Rotary International centra gran parte de su actividad en mejorar el saneamiento y la higiene mediante acciones concretas que faciliten el acceso al agua y a mejorar y conservar su calidad"

Rotary y el abastecimiento de agua en Badajoz

El suministro de agua, el saneamiento y la educación sobre la higiene son necesidades básicas para gozar de un ambiente saludable y una vida productiva. Cuando la gente, tiene acceso a una fuente de agua salubre e instalaciones de saneamiento, disminuyen las enfermedades transmitidas por el agua y los niños permanecen sanos por lo que asisten a clases de manera más regular, y las madres pasan menos tiempo transportando agua y más tiempo ayudando a sus familias.

Según lo cuento, parece que describo escenas ya superadas. Y lo están, pero no en todos los lugares ni afecta a todas las personas. Sin agua, es imposible la vida. Sin agua de calidad, la higiene es deficiente, las enfermedades no desaparecen y la muerte llega.

Dotar o mejorar el abastecimiento de agua a aquellas zonas del planeta cuyas comunidades carecen de suministro digno y abordar su depuración, mejoraría la calidad de vida de aquellos 2.500 millones de personas que citábamos antes. Desde la comodidad que hemos logrado, debemos ayudar a aquellos que tienen dificultades para lograrlo por sí mismos.

Alberto Astorga

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Rotary y la paz en el mundo | Alberto Astorga

Rotary y la paz en el mundo | Alberto Astorga

Rotary y la paz en el mundo | Alberto Astorga

Rotary y la paz en el mundo

 

ALBERTO ASTORGA

 

Las obras y proyectos que inicia Rotary en todo el mundo nacen de la diversa actividad de los distintos clubs en plantear soluciones a aquellas necesidades que requieren atención para mejorar situaciones injustas, determinadas condiciones de vida, mejora de la salud y lucha contra las enfermedades que azotan nuestra sociedad e impiden el desarrollo de las personas.

Si bien esta labor abarca un amplio abanico de circunstancias y posibilidades, Rotary concentra sus mayores esfuerzos en seis áreas específicas que incluyen aquellas necesidades urgentes y comunes de la humanidad. Pasar revista a cada una de ellas, permite valorar en su justa medida la grandeza de los distintos proyectos y de las  personas que, con su empuje y determinación, los ponen en marcha. 

Se trata de seis áreas distintas que abarcan infinitas posibilidades de aportar nuestros esfuerzos personales en beneficio de una sociedad y un mundo mejor.

Emblema de Rotary International

Entre estas áreas cabe destacar la paz y la prevención y resolución de conflictos, pues en este año 2020, celebraremos el 75º aniversario de la Carta de las Naciones Unidas y su misión para la promoción de la paz. 

"En 2020 celebraremos el 75 aniversario de la Carta de las Naciones Unidas"

 

Algo poco conocido pero que viene bien recordar es que Rotary fue una de las 42 organizaciones a las que las Naciones Unidas invitaron para que asesoraran a su delegación en la Conferencia de San Francisco celebrada en 1945, la cual dió lugar a la Carta de la ONU. No es de ahora, sino que desde hace décadas, Rotary trabaja en colaboración con las Naciones Unidas para abordar problemas humanitarios en todos los rincones del mundo. Hoy, Rotary ostenta el mayor rango consultivo que la ONU ofrece a las organizaciones no gubernamentales.

Desde la comodidad de nuestra forma de vida, quizás pasemos por alto que en la actualidad hay 68 millones de personas desplazadas debido a conflictos armados o persecución por diversas cuestiones; que anualmente, las minas antipersonas cobran en muerte o discapacidad un tributo de 20 mil personas; que existen aproximadamente 300 mil niños soldados involucrados en conflictos armados y que el 90% de las víctimas son civiles y, de ellos, la mitad, son niños. 

Rotary responde a este reto, identificando los distintos factores que aceleran o desencadenan el conflicto y toma medidas para mitigarlos. Se trata de brindar apoyo a los grupos más débiles y marginados en riesgo de violencia y persecución. De trabajar también con aquellos niños que han quedado huérfanos, lesionados y traumatizados por el conflicto o situaciones que han vivido y de aquellos que han huido de zonas de conflicto y que ponen en riesgo su propia vida en entornos muy violentos. 

Pero también hay que prevenir estos conflictos. La pobreza, la desigualdad, las tensiones étnicas, la falta de acceso a la educación y la distribución no equitativa de los recursos son causas subyacentes en estas situaciones.

Por eso Rotary pretende crear las condiciones de vida que los impidan. Algunas veces se trata simplemente de mostrar hábitos que sean útiles a la hora de resolver conflictos de forma pacífica así como enseñar y formar a líderes locales las mejores prácticas y habilidades para dirigir sus comunidades y usar alternativas distintas a la violencia para resolver sus diferencias y problemas. En otras, sin embargo, se facilita el acceso a recursos y condiciones de vida dignas a distintos colectivos.

Desde los clubes rotarios del mundo, podemos presentar candidatos a nuestras Becas pro Paz. Cada año Rotary otorga hasta 130 becas completamente financiadas a líderes dedicados de todo el mundo para que cursen estudios en los Centros de Rotary pro Paz.

Rotary en la Organización de Naciones Unidas

La presentación y selección de los distintos candidatos se puede iniciar en cada uno de los clubs que tenemos más cercanos.

Estos centros combinan la capacitación académica y las mejores prácticas para desarrollar capacidades profesionales en el campo de la paz y el desarrollo social. Desde que comenzó el programa en 2002, nuestros centros han capacitado a más de 1300 becarios que hoy trabajan en más de 115 países. Muchos de ellos son líderes en gobiernos, ONGs, ejércitos, educación, servicios y cuerpos de seguridad y en organizaciones internacionales como Naciones Unidas y Banco Mundial.

Se trata de un programa del que nos sentimos especialmente orgullosos y es semilla que poco a poco se va extendiendo en aquellas partes del mundo que más lo necesitan. 

Alberto Astorga

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La rueda de Rotary | Alberto Astorga

La rueda de Rotary | Alberto Astorga

La rueda de Rotary | Alberto Astorga

La rueda de Rotary

 

ALBERTO ASTORGA

 

Muchas son las falsas creencias que circulan sobre Rotary y los rotarios que han oscurecido su imagen con un halo mistérico, donde el rumor, el “me han dicho” y el “creo que” son las primeras palabras que acompañan a su definición. Hoy quiero desvelar el secreto de eso que pudiera ser entendido como algo ocultista, tan significativo que identifica desde hace casi 100 años a toda una organización.

La rueda rotaria es el símbolo de Rotary, un emblema que identifica a la organización y, como rotarios, a quién la porta. Pero, al igual que otros símbolos, tiene su propia historia de cómo ha ido evolucionando hasta la imagen que hoy todos conocemos.  

Emblema de Rotary International

Rotary es una organización internacional cuyos orígenes están en el Chicago de principios del siglo XX. El 23 de febrero de 1905, un joven abogado, Paul Harris, convocó una reunión a la que asistieron otros tres profesionales de la ciudad con los que había tenido contacto, con la sana intención de conocerse, establecer lazos de amistad y ayudarse mutuamente en una ciudad masificada y en la que las relaciones se hacían difíciles. Los otros asistentes eran Gustavus Loehr, ingeniero de minas,  Silvester Schiele, comerciante del carbón y quien sería elegido como primer presidente del club, y Hiram Elmer Shorey, sastre.

"Rotary nació en 1905 en una reunión de cuatro profesionales que buscaban conocerse, establecer lazos de amistad y ayudarse mutuamente"

 

Se reunieron en la oficina de Loehr, ingeniero de minas, en cuyo lugar de trabajo, la oficina 711 del Unity Building, en el centro de la ciudad, se celebró la que sería la primera reunión de un club rotario. Desde ese momento, sus reuniones “rotarían” entre los distintos despachos y establecimientos.

Para elaborar su diseño, “Monty” se inspiró en las famosas carretas de la Wells Fargo & Company ya que consideró que durante más de 160 años esta empresa había apoyado la diversidad en el lugar de trabajo, servido a una comunidad diversa y unificado con sus rutas el territorio de los Estados Unidos. Recogía todo aquello que se quería transmitir. 

Sin instrucciones previas, cada club que se incorporaba comenzaba a utilizar sus propios diseños, siempre inspirados en la rueda de Harris y de “Monty”, pero con variantes que visualizaban tanto la sensación de movimiento como el nombre de los distintos clubes.

En esta línea, el club de Filadelfia, fundado en 1910, pensó que el diseño de la rueda de carro de Chicago no transmitía adecuadamente la idea de Rotary y le añadieron engranajes para crear así una rueda de trabajo. Se trataba de una rueda más mecánica e industrial, que pretendía simbolizar la necesidad de trabajar en equipo para lograr objetivos.

Rueda de Rotary International

En la convención nacional de 1911 en Portland, siendo secretario de Rotary Chesley Reynolds Perry, se recomendó que se tomarán las medidas pertinentes “para que la rueda formase parte del diseño básico del emblema de todo club rotario”. Con esta idea de adoptar un emblema estándar para toda la organización, se decidió copiar aquel el emblema utilizado por el Rotary Club de Filadelfia: la rueda dentada.

Posteriormente, ante la falta de un criterio uniforme, se modificaban en los distintos clubes el número de radios, el número de dientes y la forma de estos. Por ello, en 1918, la dirección de Rotary designó a Charles Mackintosh, del Club Rotario de Chicago, y a Oskar Bjorge, del Club Rotario de Duluth, para formar y gestionar un Comité Especial para la Estandarización del emblema de Rotary

Para Bjorge, el emblema utilizado era “un insulto a la ingeniería que sólo el cerebro de un artista podría concebir”. Aquella rueda, con 19 engranajes, no podría funcionar nunca: tenía dientes de forma cuadrada y de tamaño desproporcionado y, además, estaban espaciados irregularmente. Para corregirlo, diseñó una rueda con seis radios, los seis objetivos de Rotary en aquel momento, y veinticuatro dientes.

Los cuatro fundadores de Rotary

Posteriormente, en 1924, y por sugerencia de Will R. Forker, del Club Rotario de Los Ángeles, se añadió a la rueda una ranura de chaveta que garantizara el movimiento. La explicación es bastante clara. El diseño de Bjorge hacía imposible la función de impulsar la rueda mediante un eje, por lo que quedar inerte, inmóvil. Para Forker, que concebía a Rotary como una “fuerza viva”, insertar un chavetero en el cubo de la rueda la convertía en una rueda de trabajo eficaz. Ese es, desde entonces, el emblema de Rotary.

Hoy en día, la rueda rotaria, que comenzó como una idea de Paul Harris, se ha convertido en emblema a cuyo alrededor hay una organización compuesta por más de un millón de personas en todo el mundo e identifica una forma de ser y de actuar.

Como curiosidad, la rueda rotaria más grande del mundo se encuentra sumergida en la Bahía de Lamón, en la ciudad costera de Atimonan, provincia de Quezón, Filipinas, y es la imagen que ilustra este artículo. 

En 2005, los pescadores locales recurrieron al Club Rotary de Atimonan en busca de ayuda. En aquella época, la industria pesquera se encontraba en su peor momento debido a que los barcos de pesca comercial venían utilizando dinamita, cianuro y redes de malla fina, agotando con ello los recursos pesqueros. La pesca es considerada el alma de los pueblos costeros de la zona y durante años, los pescadores de la aldea habían luchado, sin éxito, para proteger las aguas que alimentaban a sus familias.

Como idea para recuperar la pesca, decidieron construir un arrecife artificial. Para ello, el club rotario local necesitó asociarse para este proyecto con el Rotary Club de Madera, California, y poder financiar proyecto que costaría más de un millón de dólaresConstruyeron así un arrecife al que dieron la forma de la rueda dentada de Rotary, que permite bastante superficie para que crezcan los corales además de innumerables rincones donde la pesca puede refugiarse. 

Fue fabricada en acero reforzado, mide aproximadamente cuatro metros de alto y veintiuno de diámetro y tiene un peso de varias toneladas. Se sumergió en las tranquilas aguas azules de la Bahía de Lamón, donde su presencia se ha convertido en orgullo de los pescadores locales, además de un guiño a toda la organización Rotary.

No solo es el arrecife de coral más grande de Filipinas y ha resistido varios tifones, sino que es un punto de atracción de multitud de especies y regenerador de la pesca en la zona. También se ha convertido en una atracción turística que ha impulsado la economía local y que permite a los pescadores alquilar balsas de bambú para que los turistas visiten el arrecife y practiquen buceo y pesca deportiva.

Alberto Astorga.

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Que no falten juguetes | Alberto Astorga

Que no falten juguetes | Alberto Astorga

Que no falten juguetes | Alberto Astorga

Que no falten juguetes

 

ALBERTO ASTORGA

 

Cartel Gala Solidaria Ningún Niño Sin Juguete; Badajoz 2019; Rotary Badajoz Juvenex;

Aquellos días de reyes en Astorga. Muy de mañana, todos los niños de la familia nos levantábamos y corríamos hasta la enorme cocina, lugar del estar doméstico. Allí nos sorprendíamos de que hubiese tanto juguete y que hubiera llegado sin hacer ruido. Eran los ultimos años de la década de los sesenta y primeros de los setenta y el bullicio de críos junto a la euforia de los adultos convertía el momento en todo un acontecimiento. Se diría que eran otros tiempos.

Sucede lo mismo en millones de hogares, porque son fechas de que, si nada sucede, sea así. Sin embargo, hay momentos en la vida, en que esos días se convierten en una pesadilla extraordinaria porque hay familias que no pueden permitirse abrir las puertas a los Reyes Magos y que aparezca el brillo en los ojos de los más pequeños. Esto está sucediendo entre nosotros. Lo tenemos muy cerca.

Todavía hay familias donde los ingresos no llegan a fin de mes, se agotan y convierten un juguete en un artículo de lujo

 

La crisis económica golpeó con sorpresa y dureza haciendo tambalearse familias que no lo esperaban. Ingresos que no llegan a final de mes, que se agotan y que convierten un juguete en un artículo de lujo. La fecha se aproxima, la ilusión de los pequeños crece y el desánimo de los mayores, silencioso, va comiendo las entrañas.

Club Rotary Badajoz y Juvenex estamos en el mundo, al igual que ustedes. Sabemos de esa situación y de la desazón que provoca en las familias. Por eso en estas fechas hemos vuelto a celebrar, por quinto año consecutivo, la Gala Benéfica Ningún Niño Sin Juguete. Un esfuerzo conjunto que nos motiva, que nos hace mejores y nos llena de satisfacciones.  

Escribo estas líneas teniendo muy reciente todas las emociones vividas el viernes 22 de noviembre pasado y la responsabilidad que asumíamos todos los que estábamos en la organización. Los asistentes, la lluvia que amenazaba, los artistas invitados, la logística y preparación de la sala, todos los detalles que separan la calidad del andar por casa. Tenía que ser perfecta.

Debo agradecer la presencia de 456 personas y el apoyo desinteresado de un centenar de empresas, instituciones y profesionales de diversas áreas que han aportado su patrocino para el evento, financiado cada una de las mesas, aportado obsequios para subastas o sorteos y difundir la Gala en medios de comunicación y redes sociales.

Nuestro objetivo, un año más, se ha cumplido. Con lo obtenido, se cederán los juguetes recibidos a instituciones altruistas, asociaciones sociales, parroquias y organizaciones juveniles para su distribución en Extremadura y allí donde haga falta.

Con lo recaudado organizaremos excursiones en la naturaleza para fomentar la convivencia y la sociabilización y otras actividades que ayuden a la educación y la integración social de niños y jóvenes.

Premios solidarios Gala Ningún Niño sin Juguete Badajoz 2019

Resaltar la asistencia de la Gobernadora del Distrito 2201 Rotary, Ana Puerto, gran parte de su equipo y amigos rotarios de Valladolid, Cáceres, Salamanca, Gijón, Palencia y Canarias, así como la actuación de artistas como Nuria Fergó, Andy&Lucas y los extremeños Pilar Boyero, Juan Ledesma, Manuel Alienígena, Diana&Pablo y la bautizada como Rotary Music Band compuesta por Pepe Burgos, Juanjo Roncero, Diego Trejo, Antonio Colore y Pedro Monty, fantásticos e incansables toda la noche.

Se entregaron también diversos reconocimientos, resaltando el Reconocimiento Solidario del Año 2019, que recibió José Lorenzo Jiménez y su firma Mundi Fútbol, implicado en difundir la gala, aumentar los patrocinios, reclutar artistas para las actuaciones y animarnos a todos a mejorar cada año.

Es la participación más alta que hemos tenido hasta ahora y creo que se ha convertido en uno de los mayores eventos solidarios que mueve a más personas, empresas y artistas en nuestra región. Más de 600 personas solidarias a las que solo cabe devolverles 600 abrazos, seiscientos mil agradecimientos y las muchas sonrisas que dejarán en el rostro de los niños. De los niños que, sin duda, pronto tendrán juguetes. Todo salió perfecto. Gracias a ustedes.

Alberto Astorga, Presidente de Rotary Club Badajoz.

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La erradicación de la polio | Alberto Astorga

La erradicación de la polio | Alberto Astorga

La erradicación de la polio | Alberto Astorga

La erradicación de la polio en el mundo

 

ALBERTO ASTORGA

 

En España ya casi nadie se acuerda de la enfermedad de la polio. Solo aquellos que la padecieron, principalmente porque, desde entonces, deben convivir con sus secuelas. 

Afortunadamente, España se declaró oficialmente libre de la enfermedad en 2002. Desde entonces nuestra sociedad ve la enfermedad como muy lejana sin saber que todavía está presente en nuestro mundo y que, por tanto, hay riesgo de nuevos brotes.

El 24 de octubre se celebró el Día Mundial contra la Polio. Esa fecha fue elegida por Rotary por ser el aniversario del nacimiento del médico y virólogo norteamericano Jonas Salk, quien dirigió el primer equipo para desarrollar una vacuna contra la poliomelitis. 

Desde hace más de 30 años, desde Rotary se trabaja para erradicar la polio. En 1979 se efectuaron las primeras vacunaciones en Filipinas, fruto de un acuerdo con gobierno filipino, en el que ambas partes se comprometieron a emprender una campaña multianual conjunta en beneficio de un total aproximado de seis millones de niños.

Bill and Melinda Gates Foundation and End Polio Now
Rotary and End Polio Now; International Day of Polio

A estos le seguirían millones y millones de niños más alrededor de todo el mundo. El éxito de este proyecto sentó las bases de un programa que se convertiría en la prioridad principal de Rotary. Se emprendió el proyecto PolioPlus en 1985 y en 1988 Rotary sería uno de los miembros promotores de la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio, en la que también están presentes la OMS, UNICEF, Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y la Fundación Bill y Melinda Gates.

Hace pocos días recibíamos dos noticias que nos dan esperanza pero que también nos dicen que no todo está hecho. Por una parte, Nigeria, el último país de África en notificar un caso de polio, lleva tres años sin un nuevo registro de la enfermedad, lo que es un primer paso para certificar a todo el continente libre de esta enfermedad. Sin embargo, en Filipinas, país donde se iniciaron las campañas, se han diagnosticado, por primera vez en veinte años, dos casos en Manila. En ambos casos se trata de virus derivados de la vacuna, una forma de transmisión de la enfermedad que puede producirse de forma muy excepcional cuando las campañas de vacunación son incompletas o irregulares, fruto de la confianza y de dar por vencida una enfermedad que todavía sigue ahí. 

Queda poco, siempre queda poco. Pero está todavía pendiente la total erradicación de la enfermedad, pese a los continuos esfuerzos que anualmente se realizan para ello. 

Bill and Melinda Gates Foundation and End Polio Now
Rotary and End Polio Now; International Day of Polio

Dos países se resisten especialmente: Afganistán y Pakistán. La situación social y política que se vive en ambos hace muy difícil llegar a todos los rincones para poder administrar la vacuna. Sin embargo, el empeño de las organizaciones internacionales implicadas y la colaboración de los distintos gobiernos, cuando esta tienen lugar, hace posible que pronto se alcance el objetivo perseguido

Pero debemos alertar de que en aquellos países donde ya se ha declarado su fin, no puede bajarse la guardia. Ni por las autoridades sanitarias ni por las familias. 

La desconfianza ante las vacunas, el calentamiento global, la contaminación, la debilidad de los sistemas de atención primaria, el éxodo y los movimientos incontrolados de personas, la fragilidad de muchos asentamientos humanos, la resistencia a los antibióticos, suponen circunstancias de riesgo que facilitan nuevos brotes tanto de la polio, como de otras enfermedades que creíamos desaparecidas.

Rotary celebra cada año el Día Mundial contra la Polio. Nos sirve para recordar lo hecho, pero también para ser conscientes de que todavía el objetivo no está logrado y que hay que seguir manteniendo los esfuerzos. El bienestar de los ciudadanos y su calidad de vida son factores que nunca debemos relajar. 

Alberto Astorga

Memoria democrática, por Damián Beneyto

‘Memoria democrática’ | Damián Beneyto

Leía hace un tiempo en los medios los anhelos de un alcalde comunista por fusilar al personal, anhelo que, por otra parte, no debe extrañar a los que conocen los métodos tan 'democráticos' que ha utilizado el comunismo en el mundo para imponerse. A este 'pobre...
Los espantapájaros, por Carmen Heras

Los espantapájaros | Carmen Heras

A estas alturas de la película, todo aquel al que le gusta seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo .si los hubiera. destinen...
El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario