Camarada Putin | Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

Camarada Putin

DAMIÁN BENEYTO

La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin.

Tanto la Rusia zarista como la comunista siempre tuvieron un afán desmedido por acaparar territorios. El primero que utilizó el título de Zar fue un tal Iván IV, al que apodaron ‘El Terrible’ -empezaba la cosa bien- allá por el 1500 y pico, que ya apuntaba maneras imperialistas, y años después, zares como Pedro I o Catalina II ambos apodados ‘El/La Grande’, se anexionaron territorios declarando la guerra a suecos, turcos, polacos y demás vecinos, mientras ucranianos y bielorrusos pasaban de ser vasallos de Polonia a serlo de una Rusia cada vez más heterogénea con etnias de todos los colores.

A principio del siglo XX el imperio ruso de los zares se convirtió por arte y parte del comunismo en la Unión de Repúblicas Socialitas Soviéticas, URSS, Unión Soviética para abreviar, que era lo mismo pero en rojelio. La figura del Zar fue remplazada por un Camarada Secretario General.

A los pobres campesinos y demás curritos les empezaron a llamar proletarios, que era más políticamente correcto, aunque pasaran la misma hambre o más que en el régimen anterior y sufrieran una opresión y una falta de libertades de toma pan y moja.

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Si la mayoría de los zares ya se caracterizaron por ser bastante despóticos y algunos francamente crueles con sus pobres siervos, no se imaginaban los pobres ‘mujiks’ la que se les venía encima con el comunismo. Después de una guerra civil que duró más de 5 años (1917-22) y que se llevó por delante a más de 9 millones de personas, el comunismo puso sus proletarias posaderas en la antigua Rusia imperial, se anexionó a todos los vecinos aprovechando cualquier excusa y comenzó con uno de los regímenes más terribles de la historia de la humanidad.

El primer Camarada Secretario General fue el siniestro Vladimir Ilich Ulianov, alias ‘Lenin’, al que se trata de blanquear a pesar de ser un auténtico genocida. Ahí van algunos ejemplos de sus hazañas:

  • Más de un millón de personas asesinadas por motivos políticos o religiosos.
  • Entre 300.000 y 500.000 cosacos asesinados.
  • Cientos de miles de trabajadores y campesinos asesinados por hacer huelgas.
  • 240.000 muertos en la represión de la rebelión de Tambov.
  • Más de 50.000 prisioneros de guerra blancos ejecutados.
  • Entre 3,9 millones y 7,75 millones de muertos por hambrunas entre rusos, kazajos y tártaros.

El que sustituyó a este ‘padrecito’ criminal fue su discípulo Iósif (en ruso) Stalin que no inventó nada en cuanto a la represión se refiere, pero eso sí, superó a su maestro, aunque parezca difícil, en brutalidad, sadismo, iniquidad y truculencia. A partir de 1930 comenzó lo que se llamó Gran Purga. Entre 1930 y 1937 más de 11 millones de personas murieron de hambre debido a los planes quinquenales, siendo los ucranianos –curioso, verdad-, a pesar de ser unos grandes productores de alimentos, los que se llevaron la peor parte falleciendo por inanición más de 8 millones, mientras otros centenares de miles eran deportados a Siberia. Fue tal la desesperación de aquella pobre gente que cayó en el canibalismo para poder subsistir.

El investigador Robert Conquest cifra en entre 11 y 15 millones los muertos por la hambruna y la represión política. El escritor ruso Vadim Erlikman calcula que hubo 1,5 millones de ejecuciones, 5 millones de víctimas de los gulags y 1 millón de prisioneros de guerra asesinados en los campos a los que hay que añadir los millones, casi todos ucranianos, que murieron de hambre durante el mandato del quizás mayor asesino de la humanidad.

Rusia ataca a Ucrania

Estos rusos y aquellos soviéticos siempre han estado con el dedo en el gatillo para que los países limítrofes les olieran los pedo y, en cuando alguno sacaba el ambientador, tenía los tanques rusos a la puerta de su casa"

La muerte de Stalin no acabó con la represión en la Unión Soviética y hasta 1987 el hambre, el frio, las palizas y las balas acabaron con muchos hombres, mujeres y niños. Los muertos por el régimen soviético (1917-1987) varían según los historiadores entre los 50 y los 80 millones de personas (*).

Esto, que no se estudia en los colegios, aunque sí el holocausto nazi, tiene mucho que ver en que, en pleno siglo XXI, haya personajes como el camarada Putin. Este matón de discoteca proviene de la KGB. La KGB fue, sin lugar a dudas, la policía política más cruel del mundo y en ese cuerpo se hizo un ‘hombrecito’ nuestro camarada. Nada más llegar al gobierno puso en marcha la segunda guerra chechena para desempalagar y siguió con una política de anexión de las repúblicas que se habían escindido de la antigua Unión Soviética. Georgia y Crimea ya saben como las gasta este tipejo y ahora le ha tocado el turno a Ucrania.

El camarada Putin es un comunista de la nueva ola que, como otros, ha utilizado el sistema democrático para llegar al poder y luego ‘si te he visto no me acuerdo’. No tiene escrúpulos en cargarse a cualquiera que le plante cara utilizando desde el atentado callejero –la periodista Ana Polikóvskaya– a sofisticados venenos -el ex oficial de la KGB y escritor Aleksandr LitvinenkoEs un bravucón y un matasietes, acostumbrado a conseguir sus propósitos utilizando la violencia.

La invasión de Ucrania, que aun no sabemos cómo va a acabar, no es nuevo en el historial imperialista de la URSS, siempre han estado con el dedo en el gatillo para que los países limítrofes les olieran los pedos y, en cuanto alguno sacaba el ambientador, tenía los tanques rusos a la puerta de su casa en menos que dice una mentira el tal Sánchez.
Alemania del Este en 1953, Hungría en 1956, Checoslovaquia en 1968 son solos algunos ejemplos de cómo las gasta el comunismo soviético.

Como les decía, no sabemos hasta donde va a llegar este malandrín, pero si sus intenciones son volver a unificar la antigua URSS lo tenemos claro. Algunos de esos países como las Repúblicas Bálticas pertenecen a la OTAN y, si son invadidas, ya no hay excusa para que EEUU y Europa sigan catalépticas. El armamento nuclear ahí está y en cantidades abundantes. Los chinos, a la expectativa y mirando a Taiwán. Irak y sus adláteres fundamentalistas islámicos frotándose las manos. El mundo es una caldera que puede explotar en cualquier momento.

El camarada Putin es un sociópata comunista al que hay que parar los pies como sea, y ya se sabe: “Muerto el perro, se acabó la rabia”, ahí lo dejo…
.

Damián Beneyto

(*) Zbigniew Brzezinski ya había establecido los muertos del régimen soviético en 50 millones, en su obra ‘El gran fracaso: nacimiento y muerte del comunismo en el siglo XX’Robert Conquest, cuyos trabajos sobre la Unión Soviética le convirtieron en una autoridad, estimó 40 millones de víctimas, sin contar a los fallecidos en la Segunda Guerra Mundial. En 1987, Rudolph Rummel, de la Universidad de Hawai, dijo que la URSS había matado a 61,9 millones de personas entre 1917 y 1987. Mientras que el historiador ruso y premio Nobel de Literatura, Aleksandr Solzhenitsyn, en el segundo volumen de su ‘Archipiélago Gulag’, de 1973, cifró el número de víctimas de la represión en 88 millones. (Datos de ABC)

Otros artículos de Damián Beneyto

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...
¿Todos los partidos son iguales? por Carmen Heras

¿Todos los partidos son iguales? | Carmen Heras

twitter Copiando a Tolstói en 'Ana Karenina', yo también creo que las familias felices son todas iguales, pero que las desgraciadas lo son cada una a su manera, tanto más si nos referimos a los partidos políticos, la segunda familia de uno, en opinión de algún...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos

CARMEN HERAS

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en el caso de que la opinión pública pudiera ser mayoritariamente desfavorable a la iniciativa- influir en un cambio de aquella; c) si el clima siguiera siendo negativo, utilizar la estratagema para quedar bien, incluso si no se hiciera, con quienes -para subsistir- ha de entenderse políticamente?

Veamos el mismo asunto pero ahora desde la otra parte. Imaginemos que la población a la que se dirige la noticia reacciona distribuyéndose en los tres grupos habituales: los indiferentes, los que están a favor y los de en contra. Y supongan ustedes que éstos últimos se hacen lenguas destacando el mucho desgaste del gobierno al tomar una decisión tan complicada. Hay en este grupo un sector que defendió en su momento la medida que hoy se pretende invalidar, con lo que parece lógica su actitud (‘sostenerla y no enmendarla’) y al que además no le importa el descrédito del que gobierna, es más, lo pretende en todas y cada una de sus intervenciones. Desde un punto de vista totalmente teórico y primario, extremo en el que se mueven últimamente las opiniones en España, éstos últimos pudieran ser los más interesados en la equivocación del gobierno y, creyendo que lo va a hacer, y eso le acarreará la pérdida de las elecciones, barajar la hipótesis de dejarle concluir, en vez de oponerse.

Subir o bajar los impuestos son decisiones que siempre recaen y de manera bastante general en el mismo sector de la población, que no es otro que la gran clase media"

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

El debate está asegurado en todo lo anterior. Lo mismo que con los impuestos. Hemos llegado a una situación en la que parece necesario, a juicio de unos, el subirlos y, a juicio de otros, el bajarlos. Y la pregunta del millón aquí no es el sí o el no a secas, sino el por qué ambas decisiones recaen siempre y de manera bastante general en el mismo sector de población, que no es otro que la gran clase media, gran pagana en todas las últimas crisis.

Lo sé porque está compuesta por la gran mayoría y sus componentes no son los únicos que pagan a Hacienda. Todos somos Hacienda. Pero la tarea de cuantos han hecho creer a los pequeños y medianos autónomos que su situación es semejante a la de los grandes empresarios no tiene desperdicio y ha producido un aumento de las desigualdades.

Lo mismo que el discurso de la idéntica responsabilidad de unos y otros en pos del bien común. A pesar de las declaraciones populistas afirmando que se exigirá más a quienes más tienen, las posibles mejoras de la economía pública pensadas por unos y otros se basan, hasta la fecha, en subidas generales de impuestos que afectan sobre todo a las cuentas más transparentes. A funcionarios con nómina y autónomos.

La subida de impuestos que prepara Pedro Sánchez

Puestas así las cosas y tratando el tema desde un punto de vista totalmente pragmático de consecución de votos, cabe preguntarse por qué si son los grupos citados los principales proveedores de impuestos, no se incrementan las medidas favorables del Ejecutivo (y los partidos que lo sustentan) hacia ellos, puesto que les ayudan a hacer política. Para que así, a la hora de aportar, dispongan de una mayor holgura (nótese la ironía).

La reforma fiscal no es algo que se pueda hacer a la ligera. La última completa viene de la época de la extinta UCD, fuerza política liderada por Adolfo Suárez, primer presidente de España, una vez restaurada la democracia, a la muerte de Franco. Exige un acuerdo parlamentario entre partidos y una justificación amplia y transparente a los ciudadanos. Como en el caso del primer párrafo de este artículo.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...
¿Todos los partidos son iguales? por Carmen Heras

¿Todos los partidos son iguales? | Carmen Heras

twitter Copiando a Tolstói en 'Ana Karenina', yo también creo que las familias felices son todas iguales, pero que las desgraciadas lo son cada una a su manera, tanto más si nos referimos a los partidos políticos, la segunda familia de uno, en opinión de algún...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

2020, un bisiesto de muchos bemoles | Damián Beneyto

2020, un bisiesto de muchos bemoles | Damián Beneyto

2020, un bisiesto de muchos bemoles | Damián Beneyto

2020, un bisiesto de muchos bemoles

DAMIÁN BENEYTO

Decía mi amigo Manolo que ‘uno no se podía fiar de los años bisiestos, pues siempre traían alguna desgracia’ y, como en casi todas sus sentencias, mi recordado amigo tenía razón. El bisiesto 2020, que está a punto de acabar cuando escribo estas líneas, ha sido de órdago a ‘la grande’, a ‘la chica’, a los ‘pares’ y al ‘juego’, que diría un jugador de mus.

Desde 1936 no habíamos tenido en España un bisiesto de este calibre. Nadie, ni los más viejos del lugar, podían prever que de golpe y repente nos veríamos inmersos en una catástrofe sanitaria de esta gravedad que, además, ha traído aparejada una crisis económica a la que aún no hemos visto en todo su ‘esplendor’.

Después de múltiples elucubraciones y vaticinios de supuestos expertos en menesteres epidemiológicos, nos dimos cuenta que el virus en cuestión era una bomba de relojería"

Quién nos iba a decir que lo que empezó, según cuentan, en un mercado de una ciudad china llamada Wuhan, nos iba a complicar la vida y la muerte de esta manera. En pocos días, allá por el mes de marzo, comenzamos a padecer los efectos de un virus que supuestamente había pasado de algún animal al hombre, que era parecido al de la gripe y del que apenas se sabía nada en occidente. Pronto, después de múltiples elucubraciones y vaticinios de supuestos expertos en menesteres epidemiológicos, nos dimos cuenta que el virus en cuestión era una bomba de relojería que tarde o temprano afectaría a todo el planeta.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La verdad es que, excepto a los comunistas chinos, al resto del mundo les pilló de sopetón y nadie, en principio, previó la gravedad de lo que se nos venía encima. En España pasamos de minimizar los efectos del ‘bicho’, a encerrarnos en casa a cal y canto en pocos días. Lo que iba a ser una especie de gripe que ‘solo contagiaría a tres o cuatro’, según ‘D. Simón’, acabó siendo una pandemia en toda regla en la que aun en estas fechas estamos sumidos. Más de un millón de contagios y decenas de miles de fallecidos van de momento.

Que esté gobernando en España un gobierno socialcomunista, apuntalado por una especie de ‘frente popular’, tiene sus pros y sus contras. A pesar del recorte de libertades individuales y de una gestión de la pandemia más que deficiente, se ha mantenido la paz social y el pueblo soberano, salvo algunas excepciones muy puntuales, se ha plegado o resignado a los no siempre lógicos dictámenes de un ejecutivo más pendiente de blanquear sus errores que de no cometerlos. Muy distinto habría sido si el gobierno fuera de centro-derecha; en ese caso, a pesar de que no tengo la menor duda que la gestión habría sido mucho mejor, la izquierda patria, como ya hizo en otras ocasiones, hubiera montado ‘la marimorena’ y, casi con seguridad, a los muertos por la pandemia habría que añadir los fallecidos en las revueltas, amén de otras calamidades.

La hostelería se hunde bajo el Covid-19

La situación económica durante este bisiesto de marras está siendo catastrófica y va a peor; sectores tan importantes como la hostelería y el turismo están prácticamente en quiebra"

La situación económica durante este ‘bisiesto de marras’, como se puede suponer, está siendo catastrófica y va a peor. Gracias a la tan criticada reforma laboral del Sr. Rajoy, se contuvo momentáneamente la supervivencia de muchas empresas y de puestos de trabajo, pero sectores tan importantes para nuestra economía como la hostelería y el turismo están prácticamente en quiebra técnica.

Los fondos europeos prometidos, aún no han llegado y no parece que vayan a ser suficientes, amén de que tampoco creo que vayan a ser utilizados convenientemente, teniendo en cuenta la ‘clarividencia’ de este gobierno.

Todas las actividades públicas y privadas se han visto afectadas de una u otra manera; algunas se han reintentado y adaptado a las circunstancias, mientras que otras simplemente han desaparecido. La cultura y el deporte están bajo mínimos al no poderse acceder a los eventos de forma presencial y tener que conformarnos con hacerlo a través de los medios de comunicación. La capacidad económica del deporte profesional se ha resentido y está siendo muy complicado pagar a los profesionales unos sueldos que, a todas luces -e independientemente de las circunstancias-, eran y son totalmente disparatados, lo que lleva a que algunos clubs estén cerca de la bancarrota si esto sigue así.

Los chinos nos han hecho la puñeta, no sabemos si intencionadamente o no, aunque yo del comunismo, sea oriental u occidental, me fio más bien poco"

Los aeropuertos con el Covid; Damián Beneyto

Nuestra vida ha cambiado, de eso no hay duda. Este año, que está a punto de finalizar, ha puesto al mundo patas arriba. Los chinos nos han hecho la puñeta, no sabemos si intencionadamente o no, aunque yo del comunismo sea oriental u occidental me fio más bien poco. Lo cierto es que lo que está ocurriendo da pié a todo tipo de teorías conspiradoras, unas más creíbles que otras. El virus en cuestión tiene una mala uva tremenda; afecta a nuestro organismo con una sofisticación que asusta; el contagio por vía aérea nos hace especialmente vulnerables y los síntomas son tan variados que nos van a volver a todos hipocondriacos.

Lo que está claro es que la humanidad es tremendamente vulnerable y, a pesar de los adelantos tecnológicos de todo tipo, ‘un triste virus’ es capaz de meternos en casa y paralizar la economía mundial. La sanidad no estaba preparada para un acontecimiento como este, aunque algunos países pararon el primer envite de forma más eficaz que otros. La OMS ha demostrado que, como la mayoría de los organismos internacionales, valen para poco y que esta pandemia les pilló ‘con los pantalones a media asta’ y aún no se los han subido.

Los 'illas' y los 'simones'

En España nos hemos ido dando cuenta que nuestra sanidad pública no era lo eficaz que pensábamos y la primera oleada nos cogió sin medios, con un personal sanitario totalmente desbordado y ‘solo ante el peligro’. Nuestro narcisista gobierno reaccionó tarde y mal y, cuando vieron que la cosa no era como la habían pintado ‘los illas y los simones’, soltaron amarras y le pasaron la patata caliente a las Comunidades Autónomas, que no se las habían visto tan gordas en su vida. Eso sí, minimizaron los efectos, escondiendo fallecidos y mintiendo descaradamente sobre la gestión realizada, cosa que parece que agradece gran parte del pueblo soberano.

La normativa ‘Covid’ está siendo absolutamente caótica. Ante la dejación de funciones del gobierno frente-populista, cada comunidad está haciendo ‘de su capa un sayo’, lo que está llevando a los ciudadanos a no saber a qué atenerse, con la consiguiente incertidumbre e inseguridad. Los preceptos navideños son un ejemplo de la disparidad de criterios entre los gobiernos regionales que da la impresión que legislan a golpe de ocurrencia.

Este ‘funesto bisiesto’, que pasará a los anales de la historia para mal, a lo mejor le ha enseñado al mundo, como decía David Viscott, que «aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratar de ocultarla es la mejor manera de adaptarse a la realidad».

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...
¿Todos los partidos son iguales? por Carmen Heras

¿Todos los partidos son iguales? | Carmen Heras

twitter Copiando a Tolstói en 'Ana Karenina', yo también creo que las familias felices son todas iguales, pero que las desgraciadas lo son cada una a su manera, tanto más si nos referimos a los partidos políticos, la segunda familia de uno, en opinión de algún...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Alberto Astorga y Visioncoach, nominados a los premios Napolitan Victory Awards 2017

Alberto Astorga y Visioncoach, nominados a los premios Napolitan Victory Awards 2017

Alberto Astorga y Visioncoach, nominados a los premios Napolitan Victory Awards 2017

Alberto Astorga y Visioncoach, nominados

 

a los premios'Napolitan' 2017

 

NOTA DE PRENSA

Queremos compartir con vosotros, lectores, clientes, amigos y compañeros de muchos proyectos, una noticia que desde hace pocos días ya es pública y que, con una humildad infinita, nos llena de satisfacción, alegría orgullo y también de responsabilidad.

The Washington Academy of Political Arts and Sciences, WAPAS, acaba de dar a conocer la relación de nominados a los premios ‘Napolitan Victory Awards 2017’. Entre los nominados al Mejor Blog Político del año 2017, se encuentra, por segundo año consecutivo, este blog, VISIONCOACH. Si en 2016 partíamos con un blog muy básico y personal, en 2017 terminamos de ‘dar forma’ a la nueva página web, con más contenidos, con mejor diseño, más atractivo y profesional, y que se actualiza con una perioricidad cada vez mayor con entrevistas y artículos de gestión de liderazgos y pensamiento crítico.

Estar nuevamente nominado en 2017, significa recibir el respaldo y el reconocimiento de los profesionales y expertos que integran la Academia. Como decía Albert Camus, ‘hasta que una persona no ha sido vista y bendecida por otra persona, no existe todavía plenamente’. La decisión de la WAPAS, supone para nosotros haber sido ‘vistos y bendecidos’ por un exquisito elenco de profesionales de la consultoría política que dan valor de forma explícita y pública a una labor en la que vamos siendo considerados como una referencia.

The Washington Academy Of Political Arts and Sciences - Visioncoach

Este año, los premios, que ya cumplen su sexta edición, pasan a denominarse ‘Napolitan Victory Awards’, rindiendo así homejame y tomando el nombre para esta y futuras ediciones de Joseph ‘Joe’ Napolitan, a quien puede considerarse como ‘padre y pionero’ de la consultoría política moderna. Falleció en 2013, realizó una exitosa labor para políticos de la talla de John F. Kennedy, Lyndon B. Johnson, ambos presidentes de los Estados Unidos, Boris Yeltsin, presidente de Rusia, y Óscar Arias, presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la paz, entre otros muchos.

Según Ricardo Paz, «estos notables políticos y otros cientos de candidatos en más de 20 países, durante más de 50 años, tuvieron la suerte de contar con el mejor consultor político de todos los tiempos».

En la categoría de ‘Mejor Blog Político del año 2917’, además de nosotros, Visioncoach, han sido también nominados expertos profesionales de la comunicación y de la consultoría política con una amplia experiencia y con prestigio en sus respectivos campos de actividad. Desde Argentina, están nominados tres grandes profesionales. Andrés Fernández, de Mix Político, con un completo blog de comunicación y política. Gisele Parvanoff, por su blog Política Comunicada, sobre innovación y política en Iberoamérica, y el politólogo René González Palacios, por el blog de su web sobre comunicación política. Desde México, se encuentra nominado Carlos Javier Ramírez Hernández, por su portal Indicador Político. Originario de Colombia, ha sido también nominado Carlos Suárez Rojas, por su blog Suarezterapia. En este certamen, España ha tenido la fortuna de contar con cinco nominaciones, la mitad del total. Además de Visioncoach, se ha nominado a Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor internacional en comunicación política, institucional y empresarial, con su propia web. César Toledo, consultor de comunicación, por su blog de Análisis no verbal. También Diana Rubio, politóloga y experta en eventos, por su blog Política y protocolo, además de la web de Software Libre y Comunicación, donde participan tres grandes profesionales como Luís Salazar, Shey Aarvik y José Luis Acedo.

Poder estar entre todos estos valiosos profesionales de España, Europa y Latinoamérica, nos llena de satisfacción y orgullo y es ya un regalo para nosotros. Suerte para todos.

El próximo día 1 de septiembre, Alberto Astorga estará presente en Washington. Ese día será la Gala de Premiación a la que asistirán los profesionales más relevantes de la consultoría política en América y Europa, siendo el momento decisivo en el que la Academia dará a conocer los ganadores en las distintas categorías. Estamos, todos, muy ilusionados en que ahora pueda ser posible traer para nuestras estanterías tan preciada y valiosa estatuilla.

Mientras tanto, agradecer a los miembros de la Academia y a todos los que cada día estáis ahí, por haber visto y bendecido este blog.

Muchas gracias.

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...
¿Todos los partidos son iguales? por Carmen Heras

¿Todos los partidos son iguales? | Carmen Heras

twitter Copiando a Tolstói en 'Ana Karenina', yo también creo que las familias felices son todas iguales, pero que las desgraciadas lo son cada una a su manera, tanto más si nos referimos a los partidos políticos, la segunda familia de uno, en opinión de algún...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario