Música y política | Pedro Monty

Música y política | Pedro Monty

Música y política | Pedro Monty

DISONANCIA, falta de correspondencia o armonía entre los sonidos de un conjunto. Término utilizado coloquialmente para expresar que no nos gustan las armonías o que los sonidos nos parecen demasiado desagradables.

Música y política

PEDRO MONTY

La Convención de Ginebra declaró el uso de sonidos fuertes e intensos como una forma de tortura y pocas personas optarían por escuchar música que provoquen ansiedad, ¿o no?

Hay veces que queremos escuchar música que desconcierte nuestras expectativas o buscamos músicas que abra nuestra mente a nuevas posibilidades, con la sana intención de deshacernos de nuestra forma de pensar o escuchar; pensamientos que para nosotros ya están caducados.

La disonancia forma parte de la vida. Muchas cosas no encajan siempre armoniosamente en su sitio y no siempre conseguimos lo que queremos cuando lo queremos. Aunque después de un día duro, en el mejor de los casos de trabajo, la mayoría de nosotros desea relajarse y, por supuesto, no escuchar música disonante

Logo Pedro Monty

Muchas cosas no encajan siempre armoniosamente en su sitio y no siempre conseguimos lo que queremos y cuando lo queremos"

Muchos compositores han buscado la disonancia en los diferentes contextos artísticos y estéticos de su época. Bach utilizó el cromatismo, con disonancias que están fuera de tonalidad. Mozart combinó elementos perfectamente armónicos con pasajes que reflejan la confusión de la vida. Por otro lado, aunque para todos la música de Beethoven nos parece tan increíble y bella, algunos de sus coetáneos describían su música como «estridente y caótica».

Pedro Monty, nacido en el corazón de las Vegas Bajas del Guadiana, Montijo, es el músico más completo de Extremadura. Se mueve con facilidad dentro de diferentes estilos, desde la música clásica al jazz, pasando por el pop, la música de cine o la música látina, lo que, junto a su dedicación a la enseñanza de la educación musical, hace de él un artista creativo siempre buscando novedades.
Hoy, reflexiona sobre su entornos bajo los parámetros que mejor conoce. La música.

El periodo comprendido entre las dos guerras mundiales ha sido el periodo con las composiciones más disonantes, respuesta a los duros acontecimientos de la época.

En muchos casos la disonancia de ayer es la consonancia de hoy, y la disonancia de hoy será la consonancia de mañana. Además lo que es disonancia para unas personas, puede ser éxtasis para otras. En cualquier caso, cuanto más amplia sea nuestra experiencia auditiva, más tolerantes nos volveremos ante las disonancias.

Igual que ocurre con todo el arte contemporáneo, la música puede no ser agradable, pero puede aportar algo nuevo al discurso que mantenemos con el mundo que nos rodea. 

Pero como todo, es una cuestión de grados. Una composición que tenga sólo unos detalles disonantes, algunos acordes o armonías «chirriantes», puede llegar a agradarnos. Pero, si en cambio esos detalles son muchos, su audición puede quedarnos vacíos.

Hay muchas personas que disfrutan con la música disonante o atonal, proporcionándole un gran placer intelectual. Aunque reconozco que no soy una de ellas, seguiré escuchándolas.

Disonancias en la política y en la música
Logo Pedro Monty

No olvidemos que lo más importante en la música y en la vida es ser capaz de emocionarse y satisfacer nuestras necesidades humanas"

La música compuesta con el intelecto puede ser interesante, pero en raras ocasiones es genial. Cuando la esencia sale del corazón, la cosa cambia. No debemos olvidar que lo más importante en la música y en la vida es ser capaz de emocionarse y satisfacer nuestras necesidades humanas, con sus consonancias y disonancias de belleza, vitalidad  y afirmación, en busca de una armonía interior que quizá tengamos enterrada y nos gustaría descubrir.

Pedro Monty, músico.

... y hablando de disonancias:

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario