A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar

EMILIO BORREGA

 

Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en seco, de hacer un alto en el camino, reflexionar serenamente y, hablando en términos tecnológicos, resetearse.

La política es el bello arte de lo posigle, una ciencia que, como cualquier otra, se estudia y se trabaja. A través de la acción política podemos cambiar, para bien o para mal, el destino de millones de personas. La política, no solamente son nuestros políticos. Hay política en todos los lugares donde haya más de dos personas con intereses comunes, hay política empresarial, asociativa, deportiva, judicial, vecinal, económica, social, sectorial, etc. En definitiva, todo es política.

"Son personas quiénes, ya desde los colegios, se veía inquietos, críticos, participativos, reivindicativos, molestos con todo aquello que no les gustaba"

La política, al igual que el sufragio en España, puede ser activa o pasiva. Es decir, podemos actuar e intervenir en política siendo parte activa, o ser meros espectadores y opinadores de lo que ocurre, siendo entonces sujetos pasivos.

Mucha es la gente que participa en política pensando en el origen en esa vocación de servicio público. Son personas que no quieren ser meros espectadores y quieren aportar su granito de arena para cambiar las cosas, para mejorarlas. No tienen que ser grandes genios ni tener expedientes académicos brillantes. No tienen que ser los mejores de la clase, simplemente tener esa vocación del servicio público y, desde donde puedan o les dejen, llevar a cabo una acción que, por mínima que parezca, siempre será importante para mejorar las cosas.

Estos sujetos activos de la política suelen manifestar esa vocación de ayuda a los demás, de servir y de no servirse, desde muy temprano. Son personas que, ya desde los colegios, se veían inquietos, críticos, participativos, reivindicativos, molestos con todo aquello que nos les gustaba. Que un día dieron el paso y que, por lo general, no buscan ni reconocimiento en lo que hacen ni un modo de vida económico con el que subsistir. Son esos que siempre estuvieron, están y estarán al servicio de los demás. Los que vinieron a servir.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio J. Borrega es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política. Ha compaginado siempre su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja

Pero también hay quiénes descubren esa “vocación de servicio público” cuando ocurren, por lo general, dos cosas. Una, que ven una alivio económico en la acción que desarrollan, porque altruismo no se les reconoce fuera de la política. Y dos, aquellos que teniendo resuelta esa parcela económica de la vida, pretenden un reconocimiento que en otros lares no han sido capaces de obtener

Son aquellos que no habiendo estado nunca en ningún colectivo, asociación, agrupación, etc., de repente aparecen en nuestras vidas, como adalides de la regeneración, y se convierten en actores todopoderosos de nuestros destinos, sin saber muy bien por qué. Personas que nunca manifestaron una vocación de servicio sin recibir nada a cambio. Son aquellos que no vienen a servir, sino a mandar.

Podemos y los podemitas
Podemos y los podemitas

"Espero que nos sirva para mirar alrededor, observar y saber diferenciarlos"

Servir o mandar. Esta dicotomía nos hace pensar sobre qué tipo de políticos queremos que nos gobiernen, nos dirijan y decidan sobre nuestras vidas. Daría para una tesis, puesto que tanto en la parte de servir, como en la parte de mandar, múltiples son las personalidades que podemos encontrar, pero, como pensamiento involutivo para resetearnos con todo lo que está aconteciendo estos últimos meses, espero que nos sirva para mirar alrededor, observar y saber diferenciarlos.

Otros artículos de Emilio Borrega

 

Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La crisis de la comunicación política | Víctor Píriz

La crisis de la comunicación política | Víctor Píriz

La crisis de la comunicación política | Víctor Píriz

La crisis de la comunicación política

 

VICTOR PÍRIZ

 

No se me ocurre mejor tribuna que esta para expresar lo que la crisis que vivimos está reportando a la comunicación y para analizar las causas que están llevando al Gobierno de España a fracasar estrepitosamente en su manejo.

En comunicación hay varios principios fundamentales, al menos en comunicación política.  En esta crisis se están soslayando todos. No se están teniendo en cuenta y afectan cada día más a la credibilidad de un gobierno que, si vemos las encuestas de este fin de semana sobre el manejo de la situación que atravesamos, está fracasando estrepitosamente, no solo en la resolución de la misma, que es un hecho incontestable, si no en su organización comunicativa.

En primer lugar, hay que trasladar credibilidad, una credibilidad que esté basada en hechos objetivos, y hay que hacerlo desde la humildad. Si alguien sigue las ruedas de prensa de Pedro Sánchez estas semanas, verá que lo más próximo a ese concepto es la desnuda arrogancia con la que se dirige a los españoles. Resulta cuanto menos curioso que en una crisis en la que están muriendo decenas de miles de compatriotas apenas tiene palabras para reconocer errores y dar consuelo a los familiares de las víctimas

Hay que trasladar credibilidad, una credibilidad basada en hechos objetivos, y hay que hacerlo, además, desde la más profunda humildad

 

Frente a eso, exhibe una arrogancia impropia con la situación que vivimos. Cuando más creíbles debemos de sonar los políticos, más alejados se hayan algunos de los ciudadanos de discursos repelentes, trufados de frases grandilocuentes y ridículas. La gente en sus casas, los españoles, nuestra gente, esa que está sufriendo, no quiere frases hechas, quiere frases creíbles. Y no las está encontrando cada vez que Pedro Sánchez lee en su telepronter.

En crisis de esta magnitud, al comunicar debes trasladar seguridad y conocimiento de los temas que tienes entre manos. El no enfrentarte a las preguntas abiertas de los periodistas, limitando tanto su derecho a informar como el derecho de los ciudadanos a saber, no hace sino ampliar aún más la brecha entre los políticos y los ciudadanos. Que en pleno siglo XXI, con los medios electrónicos de que disponemos, el gobierno pretenda ocultar las preguntas incómodas y contestar solo aquellas que quiere contestar, ahondando más aún en los mensajes previos, es sin duda un error mayúsculo.  

Victor Piriz diputado del PP en el Congreso
Victor Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamenario Popular.
Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de Empresa y Trabajo por la Universidad de Extremadura.
Ha dirigido departamentos financieros de empresas regionales, nacionales y multinacionales. Ha sido Director y Subdirector de FUNDECYT.
Cómo única experiencia previa en política está el haber sido Concejal del Ayuntamiento de Talavera la Real, en Badajoz. 

No pueden insultar así la inteligencia de los ciudadanos, porque los españoles son perfectamente conscientes que, cuando un dirigente no se enfrenta al escrutinio de la prensa es porque, o bien no conoce los temas, o bien no sabe lo suficiente como para someterse a preguntas sin filtro previo. O lo que es peor, no tiene seguridad propia, seguridad ni en lo que hace ni en lo que dice.

Aprovechar una crisis para limitar el derecho a la información de la prensa y limitar, como nunca antes en la historia de la democracia, el derecho a la legítima oposición y control al Gobierno por parte de los diputados y senadores en las Cortes Generales, traslada la sensación de que se está usando la crisis para algo más serio que para comunicar mal o no comunicar. Traslada la impresión de que se quiere aprovechar la crisis para un cambio de modelo de Estado, para un cambio en las reglas de juego que todos nos dimos hace más de cuarenta años. Supone, en definitiva, un error garrafal de un gobierno superado, de un gobierno que confió todo al poder de la comunicación política y no a la acción política. 

Y cuando se vieron desbordados, cuando vieron que perdían la iniciativa comunicativa pese a tener la mayor parte de los medios controlados con publicidad institucional, cuando todo esto comenzó a pasar, cuando las mascarillas no llegaban, cuando los test que se compraban no funcionaban, cuando nada de lo que intentaban les salía bien, optaron por la peor comunicación posible: desviar la atención.

Y en esa fase estamos ahora en nuestro país. Echando la culpa de todo a unos falsos recortes del PP que los propios datos del Ministerio de Hacienda o la OCDE desmienten. Si para ello hay que pasear por todos los platós a un liberado sindical vestido de enfermero para la ocasión y candidato de Podemos como experto en los recortes sanitarios…se hace. Sin sonrojarse. Si hay que denunciar a Fiscalía que los mayores están muriendo abandonados en las residencias…se hace, aunque la propia Fiscalía lo desmienta en pocos días. Han llegado a un punto que todo les da igual, que utilizan cualquier instrumento, todos los medios a su alcance, todos mensajes y mensajeros, periodistas inventados incluidos, para desgastar a la oposición y salvar su desastre de gestión de crisis.

Victor Píriz y la crisis de la comunicación en el gobierno

Todo les da igual. Desde el gobierno se utiliza cualquier instrumento, todos los medios a su alcance, todos los mensajes y mensajeros, periodistas incluidos, para desgastar a la oposición y hacerles responsables ante los ciudadanos

 

Una estrategia errática que pasa también por situar en la boca de técnicos el mensaje más duro, descansando sobre ellos las malas noticias y los mensajes negativos con un lenguaje apenas entendible para la gente normal en sus casas que viven pegadas al televisor en busca de información y esperanza. Una estrategia de comunicación que pasa por obviar lo más duro de esta crisis que son las decenas de miles de muertos. Porque el desastre de gestión no tiene consecuencias inocuas. Muchos días perdidos por los test falsos, por la no llegada de equipos de protección individual, la falta de toma en consideración de las recomendaciones de la OMS en febrero que llegaron a permitir partidos de fútbol y la manifestación del 8M. Cada día que se ha perdido ha costado vidas. Pérdida de vidas que, en esta comunicación política, para escribir en los manuales de LO QUE NO HAY QUE HACER no se recuerdan ni se honran. No se habla de ellos ni se pone una sola imagen de los verdaderos damnificados de esta crisis. Una comunicación que se queda en el envoltorio pero que no tiene mensaje, es imposible que llegue a nadie.

Y frente a ese desbarajuste, la comunicación de verdad, la que sale del corazón y llega al alma, la que los ciudadanos reciben, entienden y empatizan. La del ejemplo. La del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, acarreando cajas en el hospital de IFEMA, acudiendo a los homenajes a los sanitarios o insuflando cada día ánimo a todos, desde la humildad y la solidaridad

No hace falta tener a todos los medios de comunicación de tu lado. Eso puede ser importante para tratar de manipular, pero para comunicar, solo hace falta tener un buen mensaje y ser creíble. Y ambas cosas las tiene José Luis Martínez Almeida en esta crisis y no las está teniendo Pedro Sánchez

Porque en política hay que comunicar también con el corazón. Si quieres llegar al de la gente que te está escuchando, al de aquellos que hacen voluntariamente mascarillas o batas para los sanitarios llegando donde el Gobierno no llega, o llevan la compra a sus vecinos. Desgraciadamente de eso, de humanidad y de corazón, Pedro Sánchez e Iván Redondo van bien escasos.

Víctor V. Píriz Maya

Otros artículos de Víctor Píriz

 
Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La personalidad de las personas | Alberto Astorga

La personalidad de las personas | Alberto Astorga

La personalidad de las personas | Alberto Astorga

La personalidad de las personas

 

(valga la redundancia)

 

ALBERTO ASTORGA

 

¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Por qué están presentes ciertas actitudes en las personas que nos rodean y en nosotros mismos? ¿Por qué desempeñamos unas tareas mejor que otras?

Desde que el individuo tiene consciencia de sí mismo, de su identidad, estas preguntas han sido una constante que ha ocupado buena parte de sus pensamientos y ha generado todo tipo de teorías y creencias. Ya en la antigua Grecia, los filósofos reflexionaban sobre por qué las personas actúan de la manera en que lo hacen, por qué existen conductas distintas según de qué persona se tratara. La respuesta no era fácil, debido al infinito número de posibilidades y circunstancias, por lo que buscaron hacer clasificaciones que facilitaran su comprensión.

Los filósofos presocráticos, entre los que destaca Empédocles (cerca del 450 a. C.), utilizaron un grupo de elementos de la naturaleza, para explicar los patrones que en ella se encontraban. El pensamiento de que nada puede originarse de la nada y que lo que existe no puede desaparecer, cambió a partir de la consideración de que existían cuatro elementos que se hallaban en constante movimiento, mezclándose y repulsándose por las fuerzas del amor y el odio. Estos elementos, ya propuestos por otros filósofos, eran el agua, la tierra, el fuego y el aire. El agua es, a la vez, fría y húmeda; la tierra se considera seca y fría; el fuego, caliente y seco, y. el aire, húmedo y caliente.

En la misma época, el padre de la medicina, Hipócrates, asoció los cuatro humores distintos que encontró presentes en el cuerpo humano, con esos elementos y, ya desde ahí, el médico y filósofo romano Galeno, en el siglo II d. C, estudió cómo afectaban esos humores al temperamento de las personas

El agua, fría y húmeda, fue asociada a la flema o pituita generadas por el cerebro y el pulmón y, de ahí, al temperamento flemático, que suponía la racionalidad, la calma, la indiferencia, propia del invierno. 

La tierra, seca y fría, fue relacionada con la bilis negra que generaba el bazo, lo que reportaba al individuo un temperamento melancólico, idealista, abatido, somnoliento y depresivo, propio de la estación otoñal.

El fuego, caliente y seco, se identificó con la bilis amarilla del hígado y la vesícula biliar, que inducía un comportamiento colérico, temperamental y fácil de irritar, propio de los calores del verano. 

Finalmente, el aire, húmedo y caliente, se asoció a la sangre del corazón y facilitaba un comportamiento sanguíneo caracterizado por la valentía, la esperanza y el amor, propio de la primavera

Las personalidades de los cuatro humores

"En la antigua Grecia, los filósofos atribúian a ciertos elementos de la naturaleza determinados efectos sobre la personalidad"

 

La salud y el equilibrio personal del individuo era consecuencia, según Galeno, del necesario equilibrio que debía existir entre los cuatro fluidos corporales.

Estas teorías, constituyeron pieza esencial del comportamiento humano hasta la época del Renacimiento. A partir de ahí, no obstante, ha servido de inspiración a algunos psicólogos interesados por el estudio de las diferencias individuales y de la personalidad, entre ellos Hans Eysenck, Carl Gustav Jung y Myers-Briggs.

El primero, Hans Eysenck, desarrolló una teoría basada en tres dimensiones independientes de la personalidad: neuroticismo (N), extraversión (E) y psicoticismo (P), por lo que recibe el nombre de Modelo PEN.

Para Carl Gustav Jungnuestro comportamiento se basa en la manera en que pensamos y procesamos. Sus teorías contribuyeron a la comprensión de los comportamientos “tipo”, en la creencia de que los individuos tenían un “tipo psicológico” y que las personas varían según la forma en que perciben las cosas y toman decisiones. En 1921, Jung publicó el libro, “Tipos psicológicos”, identificando cuatro formas en que experimentamos el mundo: sensación, intuición, pensamiento y sentimiento. Para Carl Gustav Jungnuestro comportamiento se basa en la manera en que pensamos y procesamos. Sus teorías contribuyeron a la comprensión de los comportamientos “tipo”, en la creencia de que los individuos tenían un “tipo psicológico” y que las personas varían según la forma en que perciben las cosas y toman decisiones. En 1921, Jung publicó el libro, “Tipos psicológicos”, identificando cuatro formas en que experimentamos el mundo: sensación, intuición, pensamiento y sentimiento.

Personalidades MBTI

El posterior desarrollo del Myers Briggs Type Indicator (MBTI), elaborado por  Katherine Cocine Brigg y su hija, Isabel Briggs Myers con las teorías de Jung, permitieron establecer en 1962, cuatro dicotomías de la personalidad que generaban dieciséis tipos de personalidades distintas. Las dicotomías revelaban la forma de conducirse las personas en cuatro aspectos distintos.

"El modelo elaborado por Myers-Briggs, a través de la forma de responder a cuatro dicotomías, permitió diferenciar hasta 16 tipos diferentes de personalidades"

 

La primera reflejaba hacía donde orienta el individuo su energía o su atención. Podía ser bien hacia el mundo exterior, la relación con los demás, la participación en acciones; o bien hacia el mundo interior, hacia la reflexión, la meditación, las ideas, el pensamiento. Aquella sería la actitud extrovertida (E), la otra la actitud introvertida (I).

La segunda trata de cómo el individuo capta la información, la percibe y recoge, para generar una respuesta. Las opciones son bien captar a través de los sentidos aquella información que está disponible, es tangible y concreta, o bien dejarse llevar por los pálpitos o intuiciones, más abstractas y sin origen determinado. Los primeros serían los sensitivos (S) y los segundos los intuitivos (N).

La tercera dicotomía revela la forma en que las personas toman las decisiones. Puede deberse a un proceso racional, más distante, y que considera aquello que es razonable, lógico, causal, consistente y ajustado a cierto conjunto de reglas establecidas. La otra forma sería tomarlas dando prioridad a las emociones, la empatía por la situación, la armonía y el consenso con las partes implicadas. Aquella sería una actitud de pensamiento (T) y la contraria sería la basada en el sentimiento (F).

La cuarta y última, valora la forma en cómo el individuo prefiere gestional su mundo exterior, su entorno, su estilo de vida. Los hay juiciosos, sistemáticos, programados y metódicos, a quienes gusta llevar un control sin sobresaltos. Los hay, por el contrario, a quienes les atrae la espontáneidad, la informalidad y esquivar las reglas preestablecidas. Se trataría de los juiciosos (J) y de los perceptivos (P).

Si respondemos a cada una de esas dicotomías, nos encontramos con que la preferencia personal de cada uno de nosotros señala aquellas más dominantes, pemitiéndonos establecer dieciséis tipos de cuatro preferencias o dinámicas de tipos.

El desarrollo del Modelo de Personalidad DISC

Por su intuitiva sencillez y, sobre todos, porque sustenta a la mayoría de los instrumentos de medición de la personalidad en el mundo empresarial, debe destacarse la teoría desarrollada a partir de 1928 por William Mountos Marston, psicólogo de la Universidad de Harvard. En su libro, “The Emotions of Normal People”, Marston analizó los retos comunes y ordinarios de la gente normal en su día a día. Pretendía entender y describir el comportamiento humano, el por qué la gente, cada persona, hace lo que hace.

Identificó lo que denominó “las cuatro emociones principales” y asoció sus respuestas conductuales a distintos grados de intensidad. Hoy, sus investigaciones las conocemos como Modelo DISC, por los cuatro estilos de personalidad que distingue: Dominante (D), Influyente (I), Sensatos (S) y Correcto (C).

El Modelo DISC, por su aplicación, sencillez e identificación con las conductas reales, se ha comvertido en un sistema de medida de los rastos de la personalidad conductual, así como un poderoso predictor del comportamiento de las personas y extraordinariamente util en organizaciones, instituciones, empresas, familias y en todo tipo de circunstancias en que existan relaciones interpersonales y de equipo, como situaciones de ventas y compras, resolución de conflictos, procesos de negociación, comportamientos en familia, reuniones, organizaciónde equipos, contratación de personas, promoción a responsabilidades, etcétera.

Los tipos de personalidad DISC

Todos somos una mezcla de los cuatro tipos básicos citados, siendo las puntuaciones más altas las que dan la información más relevante para determinar la conducta predecible de la persona. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Por qué reaccionamos como reaccionamos? ¿Cómo puedo comunicarme mejor con los demás?

Cada estilo de personalidad cuenta con alto que se llama “miedo básico”. Se trata de un miedo completamente inconsciente para la persona, pero que la conduce a tomar decisiones y a reaccionar de formas que otras personas, con otros estilos y otros miedos básicos, no entienden.

Cada personalidad se motiva de una forma distinta. Si no entendiéramos cómo se motiva cada uno de los estilos de personalidad, intentaríamos motivarlos como nos motivamos nosotros mismos y esto puede resultar en ocasiones, contraproducente.

Fue durante la década de 1940 cuando la técnica de Marston adquirió importancia, al ser adoptada por el ejército de Estados Unidos como ayuda en el reclutamiento durante la Segunda Guerra Mundial. Durante las décadas siguientes, su simplicidad y flexibilidad facilitó que se utilizaran cada vez más en todo el mundo, ampliándose sus áreas de interés y de utilidad y aplicándose a las empresas y a las organizacion.

Los tipos de personalidad DISC. Personalidad D Cristiano Ronaldo
Los tipos de personalidad DISC. Personalidad C Ana Patricia Botín

Características generales del Estilo D: Directo, dominante, determinado.

Es el estilo con el que actúa, normalmente, el 3% de la población. Es líder natural, tiene fuerza de voluntad, es persistente y tiene metas claras y orientado a ellas. No tienr mucha paciencia, puede herir a las personas y piensa que sus maneras son mejores que las de los demás. Un ejemplo podría ser Cristiano Ronaldo.

El D controla la situación y temerá cualquier idea de fracasar y perder el control. Teme que le fallen las personas que considera de confianza o que otros se aprovechen de él. 

Características generales del Estilo I: Influyente, inspirado, impulsivo.

Es el estilo con el que actúa, normalmente, el 11% de la población. Es el vendedor natural, buen animador, flexible y divertido. Se aburre fácilmente, se olvida de las cosas y de las personas y es superficial. 

Dado que la aceptación y aprobación por los demás es el principal deseo de I, el rechazo es su mayor temor, por lo que intentará llevarse bien con todo el mundo. Sergio Fernández, “El Monaguillo, podría ser un excelente candidato para este tipo de personalidad. 

El Monaguillo. Personalidad I DISC
Tipos de personalidad DISC. Personalidad S Doctor Cavadas

Características generales del Estilo S: Sensato, seguro, estable.

Es el estilo con el que actúa, normalmente, el 69% de población. Su lado positivo es el ser un cuidador natural, pacificador, tener mucha empatía y ser muy familiar. Su parte negativa es la pasividad, no querer confrontar ni enfrentarse a nada ni a nadi3 y no suele decir “no”, sino que utiliza un “vale“, para salir del paso y luego hacer lo que quiera. El Dr. Cavadas, parece ser un buen candidato para este tipo de personalidad. El Dr. Cavadas, podría ser un ejemplo de personalidad S.

Debido a que S busca la estabilidad y un sentir de paz y seguridad, teme la pérdida de seguridad a través de situaciones de cambio. No es capaz de priorizar y puede ser rencoroso.

Características generales del Estilo C: Correcto, controlador, cumplidor.

Completamente opuesto al I. Es el estilo con el que actúa, normalmente, el 17% de la población. Su aspecto positivo es ser un estudiante natural, detallista, ordenado y exacto. Su parte negativa es el temor al fracaso, ser lento y no ser flexible. Ana Patricia Botín, da seguridad y confianza en sus valoraciones.

El test DISC

Inicialmente, los perfiles de DISC se creaban a partir de cuestionarios impresos, marcados y evaluados a mano. Con la llegada de la informática y de Internet, DISC se adapta fácilmente a un enfoque más automatizado, por lo que ahora las pruebas de personalidad pueden ser administradas de forma completamente automática. No solo se pueden administrar las pruebas en la web, sino que los sistemasa espertos pueden compilar informes personalizados a partir de los resultados, sin necesidad de intervención humana. Todo esto hace que DISC sea una solución ideal de creación de perfiles para el siglo XXI.

DISC es un instrumento aceptado universalmente y altamente válido para medir tendencias de comportamiento. El Modelo DISC provee un lenguaje común para hablar sobre el comportamiento humano y abre una puerta para una comunicación más ectiva. A través del test DISC, puedes descubrir qué tipo de conducta tienes y obtener de forma gráfica cuáles son tus dos valores más altos que conforman tu lenguaje de comunicación y tu personalidad. Las evaluaciones DISC te ayudarán a conocer cuál es tu estilo de comportamiento.

En Visioncoach estamos CERTIFICADOS EN CONDUCTA HUMANA, DISC, debidamente acreditados por The Insitute of Motivational Living. Por ello, realizamos habitualmente consultoría organizacionas con muy diversos casos en los que el Método  DISC se ha convertido en una herramienta muy interesante y muy útil. Para procesos de selección de personal, para puestos con determinadas especificaciones, ascensos y promociones de mandos a mayores responsabilidades, encajar equipo que no funcionan, dar competencias a quien puede realizarlas mejor, relaciones de pareja, relaciones familiares, negocioaciones, gestión de conflictos y liderazgo. 

Conocer la metodología y su utilidad en las organizaciones, sirve para crear mejores ambientes, conocer cómo hablar con las personas, aprovechar sus fortalezas y crear un mayor bienestar personal en los entorno en que nos movemos.

Alberto Astorga.

Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Oposición no es solo oponerse | Emilio Borrega

Oposición no es solo oponerse | Emilio Borrega

Oposición no es solo oponerse | Emilio Borrega

Oposición no es solo oponerse

EMILIO BORREGA

Cuando nuestro querido barón de Monstequieu en su “El espíritu de las leyes”, desarrolló la teoría política de la división de poderes, nos dejó absolutamente claros y definidos cuáles deben ser estos y cómo funcionan. Se trata de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. 

 «En cada Estado existen tres clases de poderes: la potestad legislativa, la potestad ejecutiva de las cosas que proceden del derecho de gentes y la potestad ejecutiva de aquellas que dependen del derecho civil.»

«En virtud de la primera, el Príncipe o Magistrado hace leyes transitorias o definitivas, y enmienda o deroga las existentes. Por la segunda, hace la paz o la guerra, envía o recibe embajadas, establece la seguridad pública y previene las invasiones. Por la tercera, castiga a los criminales, o determina las disputas que surgen entre los particulares. Se dará a esta última el nombre de potestad de juzgar, y la otra, simplemente, la potestad ejecutiva del Estado.»

El espíritu de aquella teoría política, todavía hoy vigente en todos los países democráticos del mundo, marcaba y marca que ninguno de ellos tuviese superioridad sobre los otros, y que, tanto unos como otros controlasen su acción política para evitar la superioridad de los poderes sobre los ciudadanos.

Se pretendía poder vivir en una sociedad libre e igual, sometida al obligado cumplimiento de las leyes por todos, sin supremacías, discriminaciones ni abusos.

«Cuando en la misma persona o en el mismo cuerpo de magistratura, la potestad legislativa y la potestad ejecutiva están reunidas, no puede haber libertad; porque se puede temer que el mismo monarca o senado pueda hacer leyes tiránicas, para ejecutarlas tiránicamente.»

«De nuevo, no hay libertad, si la potestad de juzgar no está separada de la potestad legislativa y de la ejecutiva. Si estuviese unido a la potestad legislativa, el poder sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario; debido a que el juez sería el legislador. Si se uniera a la potestad ejecutiva, el juez podría tener la fuerza de un opresor.»

«Todo estaría perdido, cuando el mismo hombre, o el mismo cuerpo, ya sea de los nobles o del pueblo, ejerza esos tres poderes: el de hacer las leyes, el de ejecutar las resoluciones públicas, y el de juzgar los crímenes o las diferencias entre los particulares.»

«La potestad ejecutiva debe estar entre las manos de un monarca, porque esta parte del gobierno, que tiene casi siempre necesidad de una acción momentánea, está mejor administrada por uno que por varios; mientras que lo que depende de la potestad legislativa está mejor ordenada por varios que por uno sólo.»

«Pero si no hubiera monarca y la potestad ejecutiva fuera confiada a un cierto número de personas sacadas del cuerpo legislativo, no habría ya libertad, porque los dos poderes estarían unidos, ya que las mismas personas tendrían a veces, y podrían siempre tener, parte la una en la otra.»

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio J. Borrega es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política. Ha compaginado siempre su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja

Esta teoría del filósofo y jurista francés, cuya obra se desarrolla en el contexto del movimiento intelectual y cultural conocido como la Ilustración, cerraba un círculo político que venía a modernizar la vida pública, a garantizar períodos de paz sobre los conflictos e intereses que generan los autoritarismos, y a poder ejercer el poder por parte de cualquier ciudadano, sea de la clase y condición social que sea, en representación de todo el pueblo, sin necesidad de haber nacido en una familia noble o acaudalada.

Dentro del espíritu que emana del pensamiento de Montesquieu, donde los poderes se controlan entre ellos, el poder ejecutivo siempre fue el más propenso a ejercerlo de manera interesada, autoritaria, e independiente al ser el poder donde más atribuciones se depositan y, por tanto, donde más autonomía cuenta a la hora de ejercer la acción política.

De ahí que, en el poder ejecutivo, tanto interés tiene el legítimo gobierno conformado a partir de un proceso legislativo, como los grupos de oposición, que deben ejercer su legítimo derecho al control de los actos de ese gobierno.

Podemos y los podemitas

"En el poder ejecutivo, tanto interés tiene el legítimo gobierno conformado a través de un proceso legislativo, como los grupos de la oposición, que deben ejercer su también legítimo derecho al control del gobierno"

 

Por eso, estar en la oposición en un Estado libre y de derecho, no es solamente oponerse por oponerse, o por llamarse oposición. La oposición se debe de ejercer a distintas variables. 

  • La oposición controla al gobierno, supervisa su acción política, vigila el estricto cumplimiento de las leyes que nos hemos dado y ejerce su derecho de interpelar sobre todo aquello que entienda que se sale de la norma establecida. Esa es su obligación.
  • La oposición nunca debe ser, “no es no”. Estar en la negación permanente no conduce a nada positivo y produce hartazgo en los ciudadanos, que desean vivir tranquilos y no en la disputa permanente.
  • La oposición, debe aspirar a ser gobierno. Por lo tanto, debe estar preparada para acceder al gobierno cuando los ciudadanos le llamen a ello y debe hacerlo desde el conocimiento y la experiencia. Por eso es importante que desde la oposición se prepare para ese momento.

Estamos en eso que algunos han llamado de manera equívoca “la nueva política”. Desgraciadamente, no vislumbro ahora mismo ningún partido político que represente eso de “la nueva política”, si ello verdaderamente significa hacer política de manera distinta a cómo se venía haciendo. Es cierto que hay nuevos partidos en el tablero del juego político, pero ni hacen nueva política, ni han aprendido de los posibles errores que pudo haber cometido la vieja política. 

"No vislumbro ahora mismo ningún partido que represente eso de 'la nueva política', si eso significa hacer política de manera distinta a cómo se venía haciendo"

 

La política ni es nueva ni vieja. Simplemente es buena o mala. Nos ponemos la capa, nos calificamos de “nuevos políticos”, pero no solo repetimos errores de épocas pasadas, sino que los multiplicamos. Ahora la información vuela rápido, todo se magnifica y se sobreactúa.

Oposición y Oponerse de Emilio Borrega

No innovamos, no arriesgamos ni hacemos en el gobierno lo que decimos en la oposición. Algunos incluso, los más patéticos, se siguen manifestando, megáfono en mano, y pidiendo que se presione cuando es a ellos mismos a quienes se dirige la protesta. 

Por eso, ejercer la oposición debe ser más que oponerse, debe ser optar y aspirar a ser gobierno, alejando a los ciudadanos de la trifulca y de polémica permanente. La oposición debe ser el momento en que se demuestre que se es mejor que el adversario que gobierna, que se tienen mejor ideas y mayor capacidad para resolver los problemas de todos. 

Así, y solo así, la nueva política puede empeza a hacer nuevas cosas, romper con los estereotipos y hacer lo que todo el mundo hace cuando quiere algo que otro también quiere: ser mejor, demostrarlo y, finalmente, ganar la confianza para conseguirlo.

Emilio Borrega

Otros artículos de Emilio Borrega

Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Votaciones y “relatos” | Carmen Heras

Votaciones y “relatos” | Carmen Heras

Votaciones y “relatos” | Carmen Heras

Votaciones y "relatos"

CARMEN HERAS

El “relato”, un valor activo dentro del mundo político, adquiere mucha importancia en esta época en la que la información se produce en tiempo real a través de las redes sociales.

“No perder el relato”, es decir, construirlo cercano a los propios intereses, no es, sin embargo, una táctica nueva. La historia nos narra que muchas de las personalidades públicas con verdadero poder que han existido, dispusieron de sus propios amanuenses para relatar los hechos en los que ellos estuvieron inmersos, buscando siempre ennoblecer las causas y los resultados. Es necesario transmitir bien para hacerse comprender en los asuntos públicos. También para tapar errores o vender una imagen o ideología.

La creencia de que la estructura democrática en nuestro país está consolidada permite un aumento de programas y siglas, pero también del desinterés por la política.

El problema llega cuando el relato sustituye a la acción o la contamina. Bien porque esta no existe o porque no interesa que se conozca tal como es. 

Todo el mundo sabe que últimamente las votaciones ciudadanas desprenden un fuerte tufo de desconfianza hacia los partidos. La distribución del voto entre las opciones políticas, al hacer imposible una mayoría absoluta para una sola de ellas, tiene como primera consecuencia que todas se vean obligadas a pactar

La creencia de que la estructura democrática en nuestro país está consolidada, permite un aumento de la oferta de programas y siglas, pero el criterio de “igualación por abajo” (cualquiera está capacitado para todo) a la hora de elegir a los representantes, conduce a un menor interés por estos.

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Es público y notorio que la preparación personal ya no es considerada necesaria. Ha sido sustituida por unas practicas que tienen más que ver con la lisonja al jefe de turno que con los méritos propios de quienes quieren hacer una carrera política. 

Y aquí es donde alcanza fuerza la elaboración de un relato. Para ser creíble se necesita un “enemigo” identificable por el gran público y la exaltación de una “bandera”. Ambas son herramientas contrastadas y útiles cuando se carece de un modelo de país o de región sobre los que trabajar. 

Si a esto se le unen los actos de fe hacia un líder que, para bien o para mal, se ha aceptado como propio, lo anterior podría explicar muchas trayectorias públicas de nuestros días.

Para que dicha estrategia tenga éxito se necesitan “oyentes” desconocedores de todas las variables que interactúan, ocupados en sus cosas, desentendidos de lo comunitario, un tanto atrofiados por la mucha información contradictoria que reciben. 

Santiago Abascal 10N

Si se parte de la base de que cualquier hecho importante de la vida responde a unas causas, sorprende la simplicidad con que a veces algunas personas enjuician lo que acontece, confundiendo anécdotas con categorías. 

En el análisis político que desgranan, subyace su planteamiento apriorístico de que el líder nunca se equivoca y de que, siempre, la organización debe ser defendida frente a sus enemigos, porque lo fundamental, lo verdaderamente importante, es que siga existiendo con las menos roturas posibles. De ahí el razonamiento de quienes califican, sin dudar, como traidor a un sujeto cualquiera, aunque sea de la misma tribu, solo porque se atreve a denunciar el “mantra” creado. Sin pararse a pensar si lo que dice es cierto. 

Lo sorprendente es que, a veces, los propios intereses particulares de quienes así actúan pueden verse en entredicho con semejantes planteamientos. Sobre todo por lugar de residencia en una determinada región autónoma. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Rotary y la paz en el mundo | Alberto Astorga

Rotary y la paz en el mundo | Alberto Astorga

Rotary y la paz en el mundo | Alberto Astorga

Rotary y la paz en el mundo

 

ALBERTO ASTORGA

 

Las obras y proyectos que inicia Rotary en todo el mundo nacen de la diversa actividad de los distintos clubs en plantear soluciones a aquellas necesidades que requieren atención para mejorar situaciones injustas, determinadas condiciones de vida, mejora de la salud y lucha contra las enfermedades que azotan nuestra sociedad e impiden el desarrollo de las personas.

Si bien esta labor abarca un amplio abanico de circunstancias y posibilidades, Rotary concentra sus mayores esfuerzos en seis áreas específicas que incluyen aquellas necesidades urgentes y comunes de la humanidad. Pasar revista a cada una de ellas, permite valorar en su justa medida la grandeza de los distintos proyectos y de las  personas que, con su empuje y determinación, los ponen en marcha. 

Se trata de seis áreas distintas que abarcan infinitas posibilidades de aportar nuestros esfuerzos personales en beneficio de una sociedad y un mundo mejor.

Emblema de Rotary International

Entre estas áreas cabe destacar la paz y la prevención y resolución de conflictos, pues en este año 2020, celebraremos el 75º aniversario de la Carta de las Naciones Unidas y su misión para la promoción de la paz. 

"En 2020 celebraremos el 75 aniversario de la Carta de las Naciones Unidas"

 

Algo poco conocido pero que viene bien recordar es que Rotary fue una de las 42 organizaciones a las que las Naciones Unidas invitaron para que asesoraran a su delegación en la Conferencia de San Francisco celebrada en 1945, la cual dió lugar a la Carta de la ONU. No es de ahora, sino que desde hace décadas, Rotary trabaja en colaboración con las Naciones Unidas para abordar problemas humanitarios en todos los rincones del mundo. Hoy, Rotary ostenta el mayor rango consultivo que la ONU ofrece a las organizaciones no gubernamentales.

Desde la comodidad de nuestra forma de vida, quizás pasemos por alto que en la actualidad hay 68 millones de personas desplazadas debido a conflictos armados o persecución por diversas cuestiones; que anualmente, las minas antipersonas cobran en muerte o discapacidad un tributo de 20 mil personas; que existen aproximadamente 300 mil niños soldados involucrados en conflictos armados y que el 90% de las víctimas son civiles y, de ellos, la mitad, son niños. 

Rotary responde a este reto, identificando los distintos factores que aceleran o desencadenan el conflicto y toma medidas para mitigarlos. Se trata de brindar apoyo a los grupos más débiles y marginados en riesgo de violencia y persecución. De trabajar también con aquellos niños que han quedado huérfanos, lesionados y traumatizados por el conflicto o situaciones que han vivido y de aquellos que han huido de zonas de conflicto y que ponen en riesgo su propia vida en entornos muy violentos. 

Pero también hay que prevenir estos conflictos. La pobreza, la desigualdad, las tensiones étnicas, la falta de acceso a la educación y la distribución no equitativa de los recursos son causas subyacentes en estas situaciones.

Por eso Rotary pretende crear las condiciones de vida que los impidan. Algunas veces se trata simplemente de mostrar hábitos que sean útiles a la hora de resolver conflictos de forma pacífica así como enseñar y formar a líderes locales las mejores prácticas y habilidades para dirigir sus comunidades y usar alternativas distintas a la violencia para resolver sus diferencias y problemas. En otras, sin embargo, se facilita el acceso a recursos y condiciones de vida dignas a distintos colectivos.

Desde los clubes rotarios del mundo, podemos presentar candidatos a nuestras Becas pro Paz. Cada año Rotary otorga hasta 130 becas completamente financiadas a líderes dedicados de todo el mundo para que cursen estudios en los Centros de Rotary pro Paz.

Rotary en la Organización de Naciones Unidas

La presentación y selección de los distintos candidatos se puede iniciar en cada uno de los clubs que tenemos más cercanos.

Estos centros combinan la capacitación académica y las mejores prácticas para desarrollar capacidades profesionales en el campo de la paz y el desarrollo social. Desde que comenzó el programa en 2002, nuestros centros han capacitado a más de 1300 becarios que hoy trabajan en más de 115 países. Muchos de ellos son líderes en gobiernos, ONGs, ejércitos, educación, servicios y cuerpos de seguridad y en organizaciones internacionales como Naciones Unidas y Banco Mundial.

Se trata de un programa del que nos sentimos especialmente orgullosos y es semilla que poco a poco se va extendiendo en aquellas partes del mundo que más lo necesitan. 

Alberto Astorga

Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario