El valor estratégico de la educación | Carmen Heras

Jun 15, 2020

El valor estratégico de la educación

CARMEN HERAS

Soy del grupo de personas que creen que hacer desaparecer -sin más- de la vista pública o privada, personas y hechos de otras etapas, no ayuda a construir una información certera de los acontecimientos históricos que han sucedido. Lo interesante sería ponerlos en su sitio, interpretándolos a la luz de lo que se consideran los principios fundamentales que han de regir la vida de los pueblos y los hacen progresar.

En política sucede que unas generaciones puedan tapar lo que otras hicieron. De hecho, ocurre con bastante frecuencia. Supongo que tiene que ver con la consabida necesidad metafórica de ‘matar al padre’, para así crecer ocupando su espacio.

Perder el rastro de sucesos históricos no supone mejorar las cosas, sino convertir a las nuevas generaciones en analfabetas de su propio pasado"

De forma idéntica a como les pasa a los niños que, siendo muy pequeños, piensan que no existe aquello que no tienen delante, resulta difícil que individuos cualesquiera de una época determinada puedan poner en perspectiva y ‘leer’ los hechos históricos, si cada vez que estos se consideran -o son- deleznables, según el criterio común, en vez de interpretarlos y analizarlos como son dentro de un contexto, se esconden haciendo desaparecer cualquier vestigio de los mismos.

Mientras que la evidencia de los errores o latrocinios que los tiempos han demostrado como tales puede mover a una sociedad a intentar hacerlo mejor, la desparición de cualquier vestigio de aquellos ayuda a conformar gente átona y desideologizada que no ve necesario combatir ni contrarrestar nunca algo que, para ellos, no existió. Es conformar personas sin sentido de pertenencia a un lugar propio en la cadena que los seres humanos construimos a lo largo de los tiempos.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Perder el rastro de unos sucesos históricos, dejándolos solo como objeto de conocimiento de los estudiosos en clases específicas, a priori no supone mejorar las cosas, sino cargarlas de una simplicidad y reduccionismo tales que permiten convertir a las nuevas generaciones en analfabetas de su propio pasado como espece, volverlas carentes de espíritu crítico que, en verdad, es lo que permite construir un pensamiento evolucionado y no repetir errores, crímenes y desafueros. Y hacerlo desde el equilibrio y los derechos fundamentales y con la ayuda de una educación bien construida.

La sanidad y la educación son dos sectores fuertemente estratégicos en cualquier sociedad que se precie. Una de las cuestiones que la pandemia del coronavirus ha demostrado es que la salud es un asunto totalmente global, que exige medidas globales, aunque deba aplicarse localmente en los lugares físicos donde se produzcan los casos. Los problemas en el campo sanitario tienen, además, profundas ramificaciones e influencias en entornos sociales y económicos a los que hay que atender si no se quiere un colapso del sistema en el que vivimos.

Movilizaciones antirracistas en Estados Unidos
Estatua de Winston Churchill en Londres

Algo parecido sucede con la educación, que tiene un gran componente político global que, de una manera u otro, nos afecta a todos. Lo sabe cada partido que gobierna. De ahí la importancia estratégica que le otorga cuando busca cambiar o modificar las leyes educativas existentes.

Como referencia de todo lo demás, qué duda cabe que los diferentes planteamientos ideológicos inmersos en las teorías educativas, corresponden a las formas distintas que tenemos los seres humanos de entrever la vida y las relaciones, y conllevan diferentes opciones de hacer política. Los marcos de relación -de los individuos entre sí y de los individuos y sus sistemas-, corresponden a una predeterminada visión del mundo y de las cosas que todos, en mayor o menor medida, poseemos. Claro está que no hablo de los autómatas que, simplemente siguen ‘consignas’ de un partido u organización. Me refiero, más bien, a los que optan por la creencia en unos postulados después de reflexionar con cordura sobre ellos.

 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario