¿Un partido solo de mujeres? | Carmen Heras

Nov 21, 2019

¿Un partido solo de mujeres?

CARMEN HERAS

Soy de las que cree -aunque veo improbable que suceda- que si se formase una organización, sea partido o de otro tipo, constituido solo por mujeres en pos de los derechos de estas, con líneas bien definidas y líderes experimentadas, honestas e inteligentes, mucho tendría que decir y aportar en el mundo político de hoy.

No es fácil. Se necesitaría entrecruzar los deberes y derehos específicos de las mujeres en cada una de las áreas de los discursos políticos. Es decir, en la educación, en la cultura, en la ciencia, en el urbanismo, en la búsqueda y consecución de trabajo, en los impuestos, en las responsabilidades familiares, etc., etc. Se me dirá que esto que propongo ya lo hay, es cierto; pero, posiblemente por la extraordinaria personalidad de quien lo dirige, aparece como si estuviera solamente formado por una única mujer que, aun siendo muy competente, solo es activista en asuntos particulares de la causa.

Cuando se cite este siglo y sus grandes movilizaciones y protestas, habrá de recordarse la importancia de la reivindicación femenina"

Cuando se habla de política, es necesario hacer una reflexión muy seria sobre el verdadero papel de las mujeres dentro de ella -en la teoría y en la práctica- así como de la influencia de las reivindicaciones relacionadas con el género femenino en los discursos y realizaciones de cualquier partido político de los hoy existentes en España.

Sin duda alguna, cuando se cite este siglo y sus grandes movilizaciones y protestas, habrá de recordarse la importancia de la reivindicación feminista, sea por su cantidad, por la importancia dada en los medios de comunicacion a la misma -lo que ha contribuido de todas todas a su visibilidad-, o por la interconexión entre las distintas generaciones de mujeres, que ha conseguido agrandar la imagen, dándole un sentido mucho más completo y general al movimiento femenino.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Para dar fe de ello, nada más hay que observar el cuidado de la inmensa mayoría de partidos políticos en ‘no ofender’ al colectivo y en el interés de visibilizar su apoyo, incorporando un mayor número de mujeres en sus listas.

Todo ello supone un avance, de eso no hay duda; pero también una maniobra -no sé si calculada- para ‘encuadrar el movimiento entre determinados límites’, de modo que no se tambalee demasiado el esquema económico-social que tenemos.

Quiero contarles una anécdota que me ha hecho reflexionar. Al igual que muchos de ustedes, estoy incluida en diferentes grupos de Whatsapp en los que sus miembros muestran su opinión ante asuntos dispares. El fin de semana pasado, durante un periodo determinado de tiempo, me mantuve atenta a los mensajes de dos grupos distintos en composición y preocupaciones. En el primero, constituido íntegramente por mujeres, el asunto a tratar era ‘la menstruación’, bajo diferentes matices, interesantes sin duda. En el otro, integrado por gente de todo tipo y condición, las conversaciones trataban de ‘los posibles pactos políticos para constituir un gobierno en este país’.

Un partido solo de mujeres - Carmen Heras

Sin pretender hacer generalizaciones, pues se trata exclusivamente de una vivencia particular, lo cierto es que si la mujer ha de hacerse hueco definitorio hacia su propia condición dentro de la esfera política, por creer que solo desde ella y sus decisiones puede mejorar tanto su estatus como el respeto del resto, así no puede competir con garantías de ganar en la lucha por sus derechos específicos, que solo pueden desarrollarse dentro de ese ‘todo’ que significa la sociedad. Porque va a otro ritmo más lento, más volcado hacia ella misma y sus características genéticas, y no hacia el ‘exterior’.

Se me dirá que muchas no lo pretenden. Estoy de acuerdo; pero ‘como el mundo es uno’, es en él en el que hay que fajarse. Y, además, deberá hacerse en igualdad de condiciones con el resto. Inteligentemente.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (II) | Damián Beneyto

twitter El terrorismo también se ha hecho presente, desgraciadamente, en alguna de las Olimpiadas. En la de Múnich en 1972, el grupo terrorista palestino Septiembre Negro secuestro a once miembros de la delegación de Israel a los que asesinó, también murieron cinco...
Olimpismo, por Damián Beneyto

Olimpismo (I) | Damián Beneyto

twitter Se han terminado los Juegos Olímpicos de Tokio. Era la XXXII edición, aunque hubo tres que no se disputaron por las guerras mundiales y quizás hayan sido, junto con los de Londres en 1948, los más tristes de la historia, especialmente por la falta de público....
Los reinos de taifas autonómicos

Reinos de taifas | Damián Beneyto

twitter Las Taifas fueron pequeños reinos en los que se dividió el Califato de Córdoba en 1009. Estos reinos aparecieron como consecuencia de la llamada Revolución Cordobesa, que depuso al califa Hisham II, y aunque el califato no desapareció en ese momento, sí lo...
Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario