Programas y pactos electorales | Carmen Heras

Mar 31, 2019

Programas y pactos electorales

CARMEN HERAS

Todo el mundo coincide en que la política no va por buenos derroteros. El Parlamento se ha convertido en una olla de grillos. Cada partido político intenta gritar más alto que sus oponentes y, a veces, de tan gruesa que es la frase que se arrojan a la cara, se siente vergüenza ajena por la falta de fineza y de inteligencia en el trato.

A los votantes nos gustaría mayor precisión en los programas electorales de los partidos, a fin de cuentas son a modo de contratos con el ciudadano. Vengo de otros tiempos políticos. En aquellos, el mérito -es verdad que no siempre- era una virtud en el expediente. Hoy lo son la edad, más bien su falta; la agresividad, hasta extremos insospechados, pues se aplica también a la vida personal; el vasallaje, hacia cualquier ‘jefecillo’ que se precie y haga valer sus derechos, y la falta de trayectoria, para evitar las críticas de otros ante cualquier situación del pasado políticamente incorrecta desde la perspectiva de censores sin cuento.

Los méritos en la política de hoy en día son la edad (más bien su falta), la agresividad (hasta extremos insospechados), el vasallaje al 'jefecillo' y la falta de trayectoria personal"

Para acabar de completar el cambalache, hasta existen quienes convienen en negarse a sí mismos y a los demás, su propio esfuerzo y dedicación, ¡que ya es el colmo! Todo, con tal de no ser confundidos en ese momento de crisis, con la víctima propiciatoria. Embarcados en una falsa tónica ‘reformista’ abjuran de cuanto bueno hicieron hasta la fecha al lado del caído en desgracia para ofrecerse, cuan pecador arrepentido, ante sus nuevos jefes, sin confesarse a sí mismos que en el fondo lo que desean es ocupar el trono que queda vacante.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Y es este juego del ‘ratón y el gato’ el que impera en las organizaciones consideradas en otros tiempos sinónimo del buen hacer  democrático y hasta ético. De vez en cuando, a todas las recorre una especie de vértigo que las hace involucionarse sobre ellas mismas, aunque se explique con términos tales como ‘la renovación’, y ‘dar paso a generaciones y talentos nuevos.

Detrás de ese vértigo, los militantes son capaces de rechazar la inteligencia si ésta si dibuja en una cara ‘rodeada de canas’ o la utilizan gentes que han probado suficientemente que ‘saben hacer política y gobernar’, para ir en pos de tropas y rostros nuevos por descubrir -intuyo que en una especie de ‘justificación sobre sus propias posibilidades de ascender’-.

Las listas de renovación en los partidos

De ahí las prisas de nuestros líderes actuales en cualquiera de los partidos más reconocidos por la opinión pública. Saben que quizá no se les de una segunda oportunidad, pues ni siquiera están seguros de merecer la primera. Y es, en mi modesto entender, esa falta de seguridad en ellos mismos lo que les vuelve imprevisibles y erráticos en sus comentarios, en sus fichajes, en sus ofertas de pactos, antes y después de las elecciones. Eso, y las encuestas.

A muchos electores todo lo dicho les intranquiliza. Porque, a tenor de tanta declaración en los medios, a lo mejor, su voto, va donde no quieren que vaya.

Porque, ¿votar a Podemos es votar al PSOE? ¿votar a Ciudadanos es votar al PP en las nacionales y al PSOE en las autonomías y locales? ¿votar a VOX es votar a la derecha de siempre, pues, al final, unirán fuerzas como en Andalucía? ¿y si votar al PSOE, como dice el PP, significara votar a los nacionalistas.

Señores políticos, ¿no ven que sus prisas por intentar llegar a la máxima posición de liderazgo, a costa de ‘difuminar’ los supuestos, nos están desconcertando a todos?

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario