Pensarlo bien y explicarlo mejor | Carmen Heras

May 26, 2020

Pensarlo bien y explicarlo mejor

CARMEN HERAS

¿Y a mi que me parece que la política tiene cierto parecido con las matemáticas? Y no porque las dos sean exactas, no. La primera evidentemente no lo es con esos ‘jueguitos bailones’ que se trae, y la pregonada exactitud de la segunda está muy deslucida en estos momentos tan de aproximaciones y matices. A mi, si se me antojan parecidas, es por la manera equívoca con que muchas personas las entienden.

Como saben, se ha acuñado el término de ‘geometría variable’ para definir una situación de bloques políticos cambiante. Esa que da lugar a diversas mayorías, según qué partidos se apoyen mutuamente, atendiendo a un momento y necesiad dados. Nada que ver con las antiguas clasificaciones ‘tan arcaicas’. ¡Donde va a parar!

¿Qué ocurriría si los ciudadanos dejasen de ser solo votantes y fuese obligatoria la evaluación continua del hacer de los políticos?"

Sirva como ejemplo lo visto en el último pleno del Congreso en el que se votaba prorrogar quince días más el estado de alarma en este país. El gobierno, para conseguir apoyos a su propuesta, aceptó acordar con otros grupos asuntos varios, más acordes con los intereses electorales éstos últimos que con el pregonado interés general por la salud. No se preocupen, el público parece aceptarlo bien; al menos no se escandaliza e exceso. Sorprendentemente, toma como ‘mal menor’ lo que sucede. Ve como natural que se sumen peras y manzanas y el resultado se venda como peras. Aproximadamente, claro.

Una de las razones de la incomprensión casi generalizada de la matemática estriba en su concepción formal, alejada del acervo común del pueblo, lejos de él y mitificada. Con mil vocecitas teóricas señalándola como importante; un espacio de gente competente para, luego, restarle valor en el trato diario al -por acción u omisión- despreciarla.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Como aquella vez en la que todo un presidente autonómico no tuvo empacho en declarar que ‘él no sabía nada de matemáticas y precisaba que le hicieran el trabajo económico’, incluso en las operaciones básicas. Oyéndolo, recuerdo que pensé que nunca se hubiera atrevido a reconocer tan expresamente su ignorancia de El Quijote, por ejemplo, aun si la tuviera. Lo cual no deja de ser una prueba inequívoca de su leal opinión sobre la cultura obligatoria en un dirigente.

Tengo para mí, que ocurre lo mismo con el concepto de política en una inmensa mayoría de personas, muy impregnado de sentimientos contrarios de respeto y desdén, pues, mientras con cierta expectación la siguen, al tiempo critican fuertemente sus efectos al considerarlos el único origen de multitud de fracasos sociales.

Pacto entre PSOE y Bildu
Otegi mostrando el acuerdo con el Gobierno

A menudo me pregunto qué ocurriría si los ciudadanos dejasen de ser solo votantes cada cuatro años de políticos ‘profesionales’. Si fuese obligatoria una cierta ‘evaluación’ democrática y continua de los quehaceres de estos últimos en relación al interés común y al ‘contrato social’ con el que se presentaron a las elecciones.

Seguramente, todo tendría que pensarse muy bien, porque habría que explicarlo mejor. La política, como las matemáticas, necesita de altavoces cualificados que defiendan su importancia, sí, pero sobre todo precisa de personas con códigos ciertos, fundamentados y entendibles, con preparación y habilidad suficientes para acercarlos a los ciudadanos.

Así, estos no estarían tan confusos y sujetos a la manipulación de cualquiera. Creo que, en este comporamiento bifronte de los individuos/votantes hacia la política y sus ‘intérpretes’, están algunas causas de aquello que la vuelve ‘cínicamente equívoca y descarada’.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Presupuestos, por Damián Beneyto

Presupuestos | Damián Beneyto

twitter Los presupuestos son la planificación por adelantado de los gastos e ingresos de una actividad económica. Normalmente el periodo previsto para su ejecución es anual aunque siempre existe la posibilidad de que se prorroguen si los siguientes no son aprobados....
Fuegos artificiales, por Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

twitter La celebración de las primarias en el PSOE de Badajoz para elegir a su secretario provincial, por más que se trate de un proceso interno, ha vuelto a poner sobre la mesa la idoneidad, o no, de las mismas, no solo para elegir al mejor dirigente entre varios,...
Qué es un plan de negocio, por Carlos Víctor Santos Cabezuelo

¿Qué es un Plan de Negocio? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Sin ánimo de iniciar un texto con palabras que pocos entiendan o algo peor, intentaré responder tres preguntas de manera clara, simple y concreta sobre el Plan de Negocios: ¿Qué es? ¿De qué consta? ¿Para qué sirve? Un Plan de Negocios, como bien dice su...
Egos, derecha y política, por Damián Beneyto

Egos, derecha y políticos | Damián Beneyto

twitter La egolatría es una de las ‘cualidades’ que más adorna a muchos de nuestros políticos. El ególatra es un personaje que siente veneración por sí mismo y espera ser venerado por los demás, es un narcisista que no se besa porque no se alcanza. Necesita ser...
Asesor estratégico, ¿sirve para algo?, por Carlos Victor Santos

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

twitter Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un...
Provocación, por Damián Beneyto

Provocación | Damián Beneyto

twitter Los ciudadanos de derechas, o los que se titulan de centro para disimular, se están acostumbrando a las provocaciones, un día sí y otro también, de la izquierda profunda y del secesionismo que ahora nos gobierna, sin decir, en general, ni esta boca es mía. Se...
Pensamiento único, por Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

twitter Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”. Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente,...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario