Los huertos escolares en El Salvador | Ondina Ramos

Dic 8, 2019

Los huertos escolares en El Salvador

ONDINA RAMOS

Un huerto escolar es más que una simple área de cultivo de hortalizas, granos, cereales y frutas, entre otros, dentro de un espacio escolar o lugar próximo a la escuela. Se trata también de una forma natural y económica de producir alimentos nutritivos

Reactivando su implantación en las escuelas de El Salvador se busca enseñar al niño, a todos los alumnos, conocer y saber cultivar de manera sana aquellos alimentos que requiere para su alimentación, conocer cómo se producen y comprender la importancia de transformar el modelo agrícola actual en un modelo más sostenible para la propia salud y para el medio ambiente.

Los huertos escolares tratan de promover la sana alimentación en las escuelas a través de valorar la producción, el esfuerzo y la dedicación personal en la actividad"

Uno de sus principales objetivos es el de promover la sana alimentación en las escuelas a través de la propia producción, el propio esfuerzo y dedicación personal.

Ondina Ramos; La importancia de los huertos escolares en El Salvador;
Ondina Ramos es Jefa del Departamento de Asesoría en Obesity El Salvador.
Ha estudiado Ingeniería de los Alimentos en la Universidad ‘Dr. José Matías Delgado’ y es Coordinadora Nacional de Seguridad Alimentaria de la Red Mundial de Jóvenes Políticos en El Salvador. 

Está comprobado que esta práctica ayuda a la convivencia con la naturaleza, permitiendo cuidar las plantas, sus frutos y adquirir valores como la responsabilidad y la constancia; también permite a los docentes enseñar a los menores acerca de una correcta y sana nutrición, además de  fomentar la actividad física y ayudar a mitigar la pobreza alimentaria en las zonas más vulnerables de El Salvador.

Se trata de una estrategia pedagógica y un recurso fundamental que pretende transformar las instituciones educativas en lugares y escenarios posibilitadores de innovadoras experiencias relacionadas con el ecosistema natural. También permite entender la correlación existente entre los agentes productivos y los agentes consumidores, contribuyendo a formar hábitos de responsabilidad ciudadana y de respeto por el medio natural.

Estoy plenamente convencida de que la recuperación de los huertos escolares y la creación de los mismos en nuestras escuelas servirá para tomar conciencia de que la alimentación sana y la producción natural de alimentos fomenta en los estudiantes buenos hábitos medioambientales y de consumo y, por ende, mejorará la calidad de vida de nuestros estudiantes y de las próximas generaciones enseñándoles la importancia de consumir alimentos saludables,  mejorar su rendimiento y aportar nuevas, enriquecedoras y productivas habilidades en las escuela, además de involucrar en un proyecto de producción agrícola bien para propio consumo o para comercializar los productos obtenidos.

Durante la etapa preescolar, los niños deben alimentarse con los nutrientes necesarios para estimular los procesos cognitivos, fortaleciendo la actividad cerebral por medio de la absorción de macronutrientes, proteínas, grasas, minerales y vitaminas que, además, contribuyan a su desarrollo neuronal y creen la suficiente energía en el infante que le permita estar totalmente activo durante el proceso de aprendizaje. 

Los huertos escolares en El Salvador, por Ondina Ramos

Al recuperar y desarrollar los huertos escolares, se debe combinar el aprendizaje práctico púramente agrícola con el social, así con la preparación para la vida activa y promover un cambio en el estilo de vida. 

El éxito de la implantación de los huertos escolares dependerá de la actitud, las motivaciones y la comprensión tanto de la escuela como de la comunidad, así como de su capacidad para sostener la explotación del huerto durante, al menos, un año.

En educación, siempre debemos recordar que el respeto por el entorno comienza en el hogar y continua y se fortalece en la propia escuela.

La satisfacción personal de niños y adultos en esta actividad se produce cuando son ellos mismos los que recogen sus hortalizas y preparan la comida con los productos que han producido. Les enseña que todo trabajo tiene su fruto, que toda dedicación obtiene sus resultados.

Aquello que se cosecha se pueden también utilizar en los comedores escolares, además de poder aportarlo a las casas y a la economía de sus familias. Otra opción es que la puedan vender en su comunidad y utilizar las ganancias para mantener el propio huerto, comprar nuevas semillas y materiales necesarios.

Los huertos escolares requieren de mucha dedicación, constancia, orden, respeto e involucramiento de toda la comunidad educativa: padres y madres, maestros y alumnos. Por lo tanto, la educación que se imparta dentro de estos huertos escolares debe ser considerada como un elemento importante para lograr el objetivo de seguridad alimentaria. Es decir, lograr que todas las personas tengan acceso a una alimentación sana y posean los conocimientos sobre cómo alcanzar  una alimentación saludable.

Es necesario en El Salvador, empezar a fomentar el respeto a la naturaleza y el trabajo del campo y del agricultor, ya que está siendo poco valorado pese a su gran importancia para el desarrollo económico del país. A medida que crece la preocupación por el medio ambiente, aumentan los problemas de salud relacionados con la alimentación y la nutrición y es importante tomar medidas que minimicen los impactos negativos en la vida de cada salvadoreño.

Por todo ello, no dudo de que los huertos escolares son una herramienta pedagógica-práctica que permitirá disminuir la pobreza alimentaria que se vive sobre todo de las zonas rurales del país. Trabajemos nuestra tierra para ser autosostenibles, tomar conciencia de nuestras posibilidades y buscar el desarrollo integral de cada familia salvadoreña.

   

Ondina Ramos.

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario