Los gafes | Damián Beneyto

Feb 23, 2021

Los gafes

DAMIÁN BENEYTO

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en clave de humor del ‘mal fario’ que tienen algunos y el provecho que se les puede sacar a esos aguafiestas. Un don que no se sabe muy bien si es hereditario o adquirido por algún maleficio. El gafe transmite la mala suerte a alguien o a algo, pero también como veremos, puede padecerla.

Los gafes han existido siempre, como también las personas gafadas; pero es en el ámbito de la política donde, por su transcendencia, más se hacen notar. Dice un refrán castellano que ‘hay quien nace con estrella y quien nace estrellado’ y en nuestro país de estrellados sabemos bastante.

A lo largo de la historia ha habido multitud de personajes que han sido gafes o han estado gafados"

Según los expertos en ‘gafancia’, hay cuatro tipos de cenizos: gafe, supergafe, sonatillo y manzanoide. Los más peligrosos son los dos últimos, con una diferencia; mientras el sonatillo reparte mala suerte a troche y moche, pero él no la padece, el manzanoide es más solidario y comparte las desdichas que provoca.

También podemos incluir entre los que provocan desgracias ajenas a los que practican de manera consciente o inconsciente el ‘mal de ojo’, es decir, a los que con una mirada son capaces de hacer la pascua al más pintado. En el caso del practicante consciente suele ser fruto de la envidia.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

A lo largo de la historia ha habido multitud de personajes que han sido gafes o han estado gafados. José Luis Vila-San Juan en su entretenido libro ‘Reyes gafes y reyes gafados’ pone al descubierto a algunos monarcas a los que la ‘gafancia’ marco su vida y su reinado. Algunos españoles, como Dña. Blanca II de Navarra, D. Enrique IV de Castilla o D. Carlos II, último rey de la Casa de Austria. También, pero esta vez como gafado, incluye en el libro a D. Alfonso XIII, aunque en mi opinión es más bien un gafe del tipo manzanoide.

Ya en tiempos menos remotos sobresale un personaje de la política patria que formó parte del ‘clan de la tortilla’ del PSOE sevillano que tenía mal fario por arrobas; se trata de D. Luis Yáñez. Como Secretario de Estado de Cooperación Internacional logró hazañas tan portentosas como el hundimiento de la nao ‘Victoria’ al ser botada en Sevilla, uno de los símbolos de la Expo 92; el incendio y destrucción del Pabellón del Descubrimiento, dos meses antes de su inauguración, y el incendio y hundimiento de parte del ‘Duomo’ de Torino, en una visita que realizó el susodicho. Vamos, un artista de la ‘gafancia’ cercano al tipo manzanoide, pues sus sublimes cualidades cenizas malograron su carrera política.

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Dicen algunos expertos en ‘gafancias’ que este don es posible heredarlo y en el caso del PSOE, el partido más gafe de la historia de España, el Sr. Yáñez le debió pasar los efluvios al más grande gafe sonatillo conocido; me estoy refiriendo al Sr. Rodríguez Zapatero.

Nuestro expresidente, en lo que a la ‘gafancia’ se refiere, es un prodigio tanto a nivel nacional como internacional. Entre sus logros está la presentación de la Candidatura de Madrid 2012, que acabó con las posibilidades olímpicas de la capital de España; el hundimiento de la Bolsa de Madrid tras su visita en abril de 2007, y donde también las acciones del Santander bajaron inexplicablemente un 3,2% tras otra visita en septiembre de ese. mismo año; España perdió, también en 2007, la final del Campeonato de Europa de Baloncesto de un punto con su presencia en el palco; se hundió parte del trazado del AVE de Barcelona pocos días después de ser inaugurado por él.

El gafé, Damián Beneyto

A nivel internacional, quién no recuerda cuando al final de la campaña electoral norteamericana de 2004 apoyó a John Kerry, claro favorito hasta ese momento, ganando inexplicablemente George W. Busch; o cuando participó en la campaña electoral francesa de 2007 apoyando a la gran favorita, Ségoléne Royal, pero ganando las elecciones el Sr. Sarkozy. Ya como expresidente, allá donde va la lía, y si no que se lo pregunten a los pobres venezolanos. Su apoyo al sátrapa Maduro ha llevado a Venezuela a la más absoluta miseria y desolación.

En el centro-derecha patrio lo que acaban de descubrir es que los cenizos son los edificios; 'lo de Bárcenas', 'la gürtel' y demás francachelas se deben al habitáculo"

Nuestro actual presidente también apunta maneras de gafe sonatillo, y si no recuerden cuando fue a apoyar a la Sra. Clinton. Nada se les resiste a estos ‘supercenizos’; ni las encuestas favorables a sus víctimas, ni las meteduras de pata de sus rivales; son infalibles. Seguramente el Sr. Trump nunca será consciente del gran servicio que le prestó el actual Secretario General del PSOE ni Dña. Hillary tampoco sabrá que ha sido víctima de los efluvios calamitosos del apolíneo y peripatético D. Pedro.

Pero en lo que el Sr. Sánchez lo está bordando es en la política patria. Desde su ascenso a la presidencia, en este país no pueden pasar más desgracias. No digo yo que su ‘gafancia’ tenga que ver con la pandemia, pero que hayamos sido los campeones del mundo en muertos ‘per cápita’ es bastante sospechoso. En cuanto a la situación económica tampoco hay que echarle toda la culpa, pero da que pensar que seamos el país de la Unión Europea con peores perspectivas económicas a pesar de que todos han sufrido y siguen sufriendo los efectos del Covid-19.

En lo que al secesionismo autóctono se refiere, hay que ver como florece y engorda, ahí están los resultados catalanes, y no les digo nada del gobierno que ha formado con lo más granado del comunismo hispano que ya hasta han conseguido declarar ‘non gratos’ para la salud pública al aceite de oliva y al jamón ibérico.

Por tener, ya tenemos hasta terremotos, que han llegado a afectar a la misma Alhambra; y nevadas, que no se veían desde los tiempos de ‘maricastaña’. Como buen sonatillo, él sigue más ancho que pancho; es más, prospera adecuadamente mientras a sus socios del ‘frente popular’ se les ve cada vez más escuálidos, alicaídos y meando fuera de tiesto. Su ultima ‘cenizada’ ha sido conseguir sacar a la calle a lo peor de cada casa ‘a liarla parda’ y a cargarse lo poco que les va quedando a los sufridos autónomos.

Desde el ascenso a la presidencia de Pedro Sánchez, en este país no pueden pasarnos más desgracias"

Ustedes se preguntarán si no hay ‘gafes’ de derechas y, seguramente los habrá. Pero en el centro-derecha patrio lo que acaban de descubrir es que los cenizos son los edificios; vamos que ‘lo del tal Bárcenas’, la ‘Gürtel’ y demás francachelas con más ruido que nueces, se deben al habitáculo; y como dice D. Antonio Burgos, “tener la sede nacional en el número 13 de la calle Génova, es para haberse ‘matao’”.

Lo raro es que los Sres. Aznar y Rajoy no se percataran de tan funesta circunstancia y no solicitaran al alcalde de Madrid un cambio numérico al edificio en cuestión.

Reyes gafes y reyes gafados
Disponible en:

Para terminar mi parrafada les voy a contar un chascarrillo que pasa por verídico y que ocurrió allá por los años sesenta en un lugar de Extremadura de cuyo nombre no logro acordarme. Cuentan que el cura de un pueblo acostumbraba a jugar una partida de dominó todos los días con otros parroquianos y que a su lado tenía la costumbre de sentarse a observar el evento un lugareño con bastante mala pata. El pobre clérigo no ganaba una partida ni por equivocación e, interpelado por el mirón de que si creía en los gafes, le respondió, alzando los ojos al cielo, ‘¡más que en Dios hijo, más que en Dios!’  Pues eso, haberlos, ‘haylos’…

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario