Los espantapájaros | Carmen Heras

Sep 22, 2020

Los espantapájaros

CARMEN HERAS

A estas alturas de la película, todo aquel al que le guste seguir estas cosas sabe, o intuye, que un gobierno puede subsistir por los errores de los adversarios, aun cuando no tenga méritos suficientes. De ahí que los estrategas del mismo, si los hubiera, destinen esfuerzos a hacer oposición a la oposición, porque si esta se fractura, el gobierno se refuerza.

La oposición a un gobierno, o la oposición a dicha oposición, puede conducirse en diferentes frentes. En un hipotético adelanto o atraso de los ritmos de trabajo de una determinada estructura fundamental, en el también hipotético impulso -desde la barrera- de antiguas reivindicaciones cívicas y hasta en la más que hipotética creación -dentro y fuera- de listas alternativas que dividan el voto. Siempre en nombre de las más estrictas normas democráticas.

Junto a las propuestas del programa, puede haber una serie de asuntos usados como repulsivo y acicate para los seguidores; incluso un 'espantajo' a agitar para distraer de otras cuestiones más relevantes"

Y, ayudándose de las características más implícitas de la sociología del entorno (ser o no ser de un lugar; tener o no tener unos determinados apellidos; creencias tradicionales y otros intangibles) que siempre retroalimentan este tipo de procesos, a veces, a favor del candidato (el ‘no me gusta, pero es de los mios’) y a veces en su contra.

Toda regla tiene sus excepciones, claro; pero eso no la invalida para ser aplicada. De ahí la necesidad política de algunos componentes de las cúpulas partidarias al no querer darse cuenta de por dónde llegan los fuegos adversarios. Y de que, a la larga, cualquier debilidad estructural acaba siendo debilidad propia.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

No les importa demasiado. Saben que aunque quede poco para repartir, para ellos sí habrá, pues son el pequeño grupo que ha de hacerlo. Su miopía y egoismo son los causantes de los daños colaterales, aunque las ‘bases adocenadas’ no hagan esfuerzo alguno por el equilibrio y tengan también su parte de responsabilidad.

En política son necesarias las estrategias. Para ganar, para mantenerse, para tener mayorías absolutas. Estrategias para todo. Hay todo un juego de posibilidades que los muy avezados idean sin descanso. En la ‘sala de máquinas’ de cualquier partido siempre están los ideólogos, cuya función es crear las circunstancias que permitan la permanencia en el poder.

En la ‘cocina’ de cualquier organización, se confeccionan ‘los platos’; a veces por los propios comensales, otras por empresas de comunicación contratadas a través de sus ‘gurús’ correspondientes. Se trata de que los electores ‘elijan’ de acuerdo a los propios objetivos de la organización, partido o sindicato.

Los espantapájaros, por Carmen Heras

Junto a las propuestas de un programa electoral refrendado en mayor o menor medida con unos votos, puede haber en la acción de gobierno -de cualquier gobierno- una serie de asuntos usados como revulsivo, como acicate para los propios seguidores, un ‘caramelo en la boca’, un dulce en el mostrador, para ser tomado. Incluso un ‘espantajo’ a agitar que distraiga de otras cuestiones más perentorias y urgentes que no se hacen, ante las cuales no existe la fortaleza precisa. 

Por eso, al ‘adversario’ hay que elegirlo bien. No siempre interesa señalar como tal al más directo. Si se convierte al grupo más extremo en objeto de diatribas, dejando en la oscuridad al grupo adversario natural cercano, se consiguen dos objetivos de una sola ‘tacada’: oscurecer a éstos últimos de su papel como alternativa y dirigir el sentido del voto de quienes, por encima de todos los demás, no quieren gobernando a radicalismos populistas extremos. Pero eso bien vale otro artículo.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...
¿Todos los partidos son iguales? por Carmen Heras

¿Todos los partidos son iguales? | Carmen Heras

twitter Copiando a Tolstói en 'Ana Karenina', yo también creo que las familias felices son todas iguales, pero que las desgraciadas lo son cada una a su manera, tanto más si nos referimos a los partidos políticos, la segunda familia de uno, en opinión de algún...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario