La ‘nueva’ forma de entender España | Emilio Borrega

May 4, 2020

La "nueva" forma de entender España

 

EMILIO BORREGA

 

“Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad” es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la “fase cero”- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en libertad y que ahora, el equipo de marketing de la Moncloa, quiere denominara “nueva normalidad”.

No crean que el nombre del Plan viene copiado de algún país comunista de medio pelo, de ningún manifiesto bolchevique de Corea del Norte, Cuba o Venezuela. Este plan de transición, elaborado por el equipo de marketing y/o los “expertos” que igual valen para un roto como para un descosido, no ha tenido en cuenta lo acontecido durante estos dos meses que llevamos de estado de alarma, ni puede ser el título de una hoja de ruta anunciada y deseada.

El 'Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad' es el título elegido para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en libertad y que ahora, desde el equipo de marketing de Moncloa, pretenden llamarlo como 'nueva normalidad'"

Las alarmas sanitarias que vienen sonando desde finales de enero en España fueron desoídas por nuestro gobierno social-comunista, porque Pedro Sánchez y su numerosa corte de ministros nunca pensó, ni pensaron, gestionar una pandemia. Eso no entraba en sus planes. Él, Pedro Sánchez, el presidente, quiso ser presidente para otra cosa, para cambiar España tal y como la conocemos, para transitar hacia un estado más fuerte, más controlador, con poderes ejecutivos, legislativos y judiciales y, de paso, también mediáticos y sociales. Es decir, Pedro Sánchez quiso ser presidente para “matar a Montesquieu” y a cualquier hijo de vecino que lo recordase.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio José Borrega Romero es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política.
Ha compaginado su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación de la Diputación Provincial de Cáceres.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja, UNIR

Para ello, nada mejor que una alianza con Podemos, con un partido que, a todos luces y sin complejos, siempre ha dejado claro que nuestra democracia está obsoleta, que el estado español es rancio, que el Rey ha de ser ‘guillotinado’ (quiero creer que la amenaza lo es en su sentido político y no físico) y que Venezuela, Cuba, Bolivia o Irán son ejemplos del tipo de gobierno y de la forma de vida que quisiéramos instaurar en España.

A esta feria se suman, con otros objetivos pero con el nexo común de destruir la España en que vivimos, los nacionalistas catalanes y vascos, sean republicanos, de derecha o de izquierda, separatistas radicales y comunistas de moqueta y visas oro, para aupar al líder, Pedro Sánchez, ambicioso, ególatra y narcisista hasta límites insospechados, para dirigir tamaña empresa, toda vez que ha sido capaz de imponer en el PSOE un estado de sitio intelectual en el que nadie critica ni cuestiona las decisiones del líder y ni siquiera se plantea una mínima réplica o contradicción.

Cuando todo esto del gobierno parecía que echaba a andar, van los chinos y se dejan escapar un virus, sin vacuna aparente, que se extiende por el mundo, que llega a España, nos cambia la vida y nos lo para todo. Absolutamente todo. Los planes del gobierno social-comunista pasan a ser ahora lo de transitar hacia una nueva forma de entender España.

Nos vemos obligados por imperativo de la realidad, a centrarnos en solucionar una crisis sanitaria sin precedentes, que alcanza más de 25.000 fallecidos -y subiendo-, miles de infectados -y subiendo- y sin vislumbrar después de todo, un horizonte esperanzador a la vista. Como todo en la vida, lo que empieza, acaba. Esta crisis empezó y terminará. Y cuando suceda, el gobierno seguirá con su siniestra hoja de ruta, hoja de ruta que han venido en llamar “nueva normalidad”.

Decreto de la nueva normalidad tras el Covid19

La crisis sanitaria, además de poner de manifiesto una vez más que “izquierda” y “gestión” son conceptos incompatibles, ha servido para acelerar y tratar de imponer a los españoles una “nueva normalidad” que realmente debería haberse denominado “una nueva forma de entender España”, como modelo distinto al vivido desde hace cuarenta y cinco años gracias a aquel gran pacto que supuso la Transición y a la concordia alcanzada en y desde la Constitución de 1978.

Me gustaría estar equivocado y ser tachado como “alarmista”. Creo que el Estado de Derecho español cuenta con herramientas de defensa para contra atacar con efectividad cualquier intento de sublevación, aunque se haga desde esa “política líquida y blanda” que nos quieren imponer a través de la manipulación desde la comunicación. Pero entiendo que, cuando un gobierno social-comunista lo controla prácticamente todo, Fiscalía General de Estado incluida, todo es posible. Más que posible.

El marketing, el marketing político, ha venido para quedarse. Tras el estado de alarma prorrogado una y otra vez, hemos comprobado cómo se vive con las libertades recortadas y sin el reconocimiento de derechos fundamentales que ampara nuestra Constitución. Eso que ha sido amparado sucesivamente por el Congreso de los Diputados, no puede extenderse sine die al resto de nuestras vidas. Esa “nueva normalidad” no puede ser esa “nueva forma de entender España” que se nos quiere imponer. Si nos resignamos, viviremos en un estado de alarma permanente y no creo que para eso estemos preparados.

Emilio Borrega 

 

Otros artículos de Emilio Borrega

 

Ecologismo y 'oncologismo'

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

twitter El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos. Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen...
Nuevo gobierno reflexiones desde el sentimentalismo; por Carmen Heras

Nuevo gobierno: rápido análisis sentimental | Carmen Heras

twitter Como todos a los que les gusta la política, he seguido con atención mucho de lo escrito estos días con motivo del cambio de gobierno en España. Lamento no estar de acuerdo con algunos comentarios bien intencionados sobre lo ocurrido. Salvo los...
Del sanchismo al pedrismo, por Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

twitter Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el...
Niñatos de mierda, por Damián Beneyto

Niñatos de mierda | Damián Beneyto

La pandemia que azota al mundo –ojalá estemos en el principio del fin- ha sacado de nosotros lo mejor y lo peor. Frente a la entrega, solidaridad, altruismo y generosidad de unos, también ha habido grandes dosis de egoísmo, mezquindad, insolidaridad e...
Ruptura en el movimiento feminista, por Carmen Heras

¿Ruptura del movimiento feminista? | Carmen Heras

twitter El movimiento feminista parece estar gravemente herido. El tiempo dirá si es herida mortal o no. Peligrosa si lo es. Sus más destacadas y sólidas representantes, aquellas mujeres lúcidas y reflexivas que lo ayudaron a elevarse sobre las meras...
El sexo del asesino. por Damián Beneyto

El sexo del asesino | Damián Beneyto

“El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales”. “Para los...
Pensamientos en el hoy digital, por Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

twitter A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario