I. Por un puñado de euros | Carmen Heras

Nov 29, 2020

(I) Por un puñado de euros

CARMEN HERAS

Con dos interrogantes se inicia este artículo. Los hago para analizar el comportamiento humano dentro de una organización política, puesto que la forma de relación entre individuos del mismo grupo impregna la metodología de trabajo con los adversarios políticos y, por ello, las reglas de la vida pública.

El primero es si, en situaciones internas de asalto al poder, los partidos defienden a sus ‘miembros honorables’; la segunda, si esos mismos partidos apuestan por la ‘inteligencia política’ o por lo contrario. Comencemos.

Las historias partidarias enseñan que un modo de subir en cualquier organización es pelear por el poder orgánico interno y, desde ahí, dar el salto a la escena pública. Para cualquier persona puramente ambiciosa resulta menos arriesgado hacerlo así que demostrando ‘madera de líder social’ y confrontarse públicamente con la causa del adversario político, frente al que hay que tener solvencia y argumentos.

Un modo de 'subir' en cualquier organización es pelear por el poder orgánico interno y, desde ahí, dar el salto a la escena pública"

La lucha interna posee mayor impunidad, pues la ‘cultura política’ es la misma y, por tanto, las fortalezas y debilidades de unos y otros son conocidas y abarcables. Se puede litigar por muchos asuntos: por un sueldo, por el de la pareja de otro; por parecer más interesante ante los ojos del jefe; por aburrimiento; por orfandad. Por un puñado de votos o por mantener una vicepresidencia. Y más; de todo hay. Y para conseguirlo siempre se comienza socavando la fama y trayectoria de lo existente. En todas las direcciones. No hay censura ni freno.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Fajarse con ‘los de dentro’ solo precisa tener una ‘parroquia’. De esas que colocan a sus fieles en distintos lugares de la sala en las reuniones generales. Para el que no lo sepa, aclaro que es una táctica demoledora contra la base de estabilidad del adversario. De repente, este nota que lo atacan desde ‘diferentes sitios, personas diversas y por cuestiones inverosímiles’. Los sujetos han sido aleccionados convenientemente, obedecen a un plan, están preparados para ‘arañar’; ora unos, luego otros, como si fueran elementos independientes, lo que multiplica el efecto del ataque.

Se trata de ‘apretar’. Hacerlo en la ‘yugular moral’ del destinatario; dejarlo sin aire. Y que lo vean todos. La verdadera humillación debe ser pública. La ‘cabeza decapitada’ ha de presentarse en una bandeja.

Asamblea en la que se prepara el enfrentamiento para cuestionar al líder - Carmen Heras

Muchos ingenuos presentes en la asamblea caen en la trampa de creer que lo que está sucediendo es espontáneo y sincero; que obedece a un deseo de mejora y de crítica útil"

Se utiliza el barullo; todos fingen hablar a la vez; todos piden la dimisión del ‘reo’; todos ponen voces de enfado. Tan bien lo hacen, que muchos ingenuos presentes en la asamblea caen en la trampa de creer que lo que está sucediendo es espontáneo y sincero; que obedece a un deseo de mejora, de crítica útil. Y se contagian porque piensan que tantos no pueden estar equivocados.

No vislumbran las tretas, la media sonrisa cínica, las miradas pícaras y los guiños de júbilo de la ‘soldadesca asalariada’. Así que no hay quien detenga la fuerte borrasca que cae directamente sobre ‘el objetivo a abatir’ hasta que este opta por ‘poner el cargo a disposición’ y desaparecer, incapaz de resistir el vendaval, casi exánime. Y solo.

Cuando la agrupación se rompe, se reclama la actuación de ‘algún árbitro’. Y este recibe a unos y a otros y dictamina que ‘todos y ninguno tienen razón’. Así que no se decanta por nadie y actúa salomónicamente. Y comienza ‘la jerga’ de las gestoras con miembros de uno y otro bando. Y los estados confabuladores preparatorios de una nueva votación para dirimir quién será el nuevo dirigente. Ya no importa quién fue el asaltante y quién el asaltado; quién ha sido ‘traidor’ y quién ‘responsable’. Y se vota. Y el más inocente, pierde. Y se inicia un tiempo distinto, totalmente blanqueado con la aquiescencia del mando en plaza.

 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Vivir en la ignorancia y vivir de la ignorancia, por Damián Beneyto

Vivir en la ignorancia vs. Vivir de la ignorancia | Damián Beneyto

Cuanto más se adentra uno en la historia de nuestro país -gran desconocida para la mayoridad-, más se da cuenta de que desde los más remotos tiempos en España, sus habitantes, excepto honrosas excepciones, se han dividido, y no de forma equitativa precisamente, entre...
¿Quedan políticos como los de antes?, por Carmen Heras

¿Quedan políticos como los de antes? | Carmen Heras

A menudo se oye en el mundo de la opinión pública la frase manida de que 'ya no hay políticos como los de antes'. Si se pregunta a una persona de edad, lo afirmará con contundencia, razonándolo desde la mirada épica sobre unos tiempos pasados en los que tanto...
La democracia no se predica, se practica, por Emilio Borrega

La democracia no se predica, se practica | Emilio Borrega

  Asistimos cada día al espectáculo que sin pedirlo ni desearlo nos ofrecen los políticos de nuestro país. Espectadores que, además, tenemos la facultad de aplaudir, o no, al final de la representación. Dicho de otro modo, somos quienes ostentamos la decisión final...
La provocación desde la izquierda, Damián Beneyto

La provocación y las cuatro balas | Damián Beneyto

PROVOCACIÓN: Cuando una persona o grupos de personas mediante palabras o actos hostiles hacen que otra u otras personas se enfaden y reaccionen también de forma hostil. La provocación busca, pues la confrontación y suele acabar, si los provocados no aguantan los...
2 de mayo, por José María Martín

2 de mayo | José María Martín

De Móstoles a MadridDe Madrid a toda EspañaUn grito recorre el mundoUn grito de libertad Un pueblo se alza valienteGente sencilla de EspañaLuchando por sus derechosPor su vida, por su honor Nadie podrá con MadridNadie podrá con su genteSu espíritu, su amor, su honraSu...
Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario