Flores congresuales | Carmen Heras

Nov 22, 2021

Flores congresuales

CARMEN HERAS

Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas.

En estos congresos, además de una nueva dirección renovada, se discute y aprueba la ponencia marco sobre la que luego han de asentarse los programas electorales que se presentan a los ciudadanos. Previamente -al menos en el PSOE-, el texto del borrador ha circulado por las distintas agrupaciones locales de modo que cualquiera de los militantes ha podido, en uso de su libertad de opinión, realizar enmiendas al contenido del mismo. Debatidas y votadas éstas, en las comisiones correspondientes, se produce la aprobación definitiva de aquel en el plenario.

Todo depende del color del cristal con que se mire o del extremo de la mesa en que esté situado"

El trabajo lo hacen los delegados elegidos para el congreso, en uso de la representatividad que le otorgaron los compañeros para representarlos.

Me cuentan que todo el proceso ha cambiado notablemente en el fondo y en la forma y, aunque no puedo detallar los pormenores, porque no he asistido a ninguno de los últimos cónclaves celebrados, lo que sí puedo atestiguar es que de puertas afuera, y según la información publicada por los diarios, no hay nada digno de resaltar en relación al mensaje político, más allá de las generalidades consabidas sobre feminismo, ecología, etc.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Pero de lo que sí se ha hecho eco la información pública es de los nombres de las personas que componen los próximos órganos de dirección. Nombres que a unos pueden parecerles adecuados y a otros no, pues ya es conocido que todo depende -para muchos- del color del cristal con que se mire. O del extremo de la mesa en que se esté situado.

Que sean unos nombres u otros tiene una importancia relativa en estos momentos. La manera de gobernarse las organizaciones hoy, da a sus ‘números uno’ todo el poder orgánico, para bien o para mal. No en vano se requieren liderazgos fuertes -en otro momento hablaremos de lo que hoy se entienden como tales- y éstos se enfundan el cargo, sin ambages.

De las últimas citas socialistas celebradas, tres asuntos me han llamado poderosamente la atención.

El primero, la sumisa reverencia -al menos aparentemente- al líder, de una gran mayoría de elegidos para las Ejecutivas o los Comités y que no se han molestado en disimular. Por el contrario, y como si de una coreografía se tratase, unos detrás de otros han expandido a través de las redes, su agradecimiento al Secretario General por haberse fijado en ellos para formar parte del órgano de decisión.

Juan Espadas y Pedro Sánchez; Flores congresuales, por Carmen Heras

Todos cuánto lo han hecho parecen obviar -quizá no lo aprendieron nunca- que sin la aprobación real y de manera mayoritaria por la asamblea de compromisarios elegidos por las bases y asistentes al Congreso, no formarían parte de esos órganos (ejecutivas y comités) de dirección, por mucho que el jefe directo los eligiera. De ahí que sean directivos porque el Plenario los votó y no por decisión única e irrevocable del líder.

El segundo asunto, también sorprendente para mí, es que los militantes que obtienen un lugar en la dirección del partido no lo hacen necesariamente por méritos políticos reconocibles. En muchos casos, incluso, es al revés, han obtenido, como responsables de un lugar determinado, unos pésimos resultados electorales o mantienen fuertes divisiones en las agrupaciones locales que están bajo su férula. Otros deben ser los motivos, pués.

El tercer asunto, es esa reiteración continua sobre la total unión interna con la que se sale de los congresos, a decir de quienes han estado allí. Pero ¿qué opinan los otros militantes, los que no han ido, los críticos, los marginados… que también existen y pagan sus cuotas? Supongo que nadie les preguntó. En la mente de los oradores no existen.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario