Tontos del culo | Damián Beneyto

Tontos del culo | Damián Beneyto

Tontos del culo | Damián Beneyto

Tontos del culo

DAMIÁN BENEYTO

En mis tiempos mozos llamábamos ‘tonto del culo’ al que ya no podía ser más tonto, al culmen de la tontuna, al súmmum de la necedad. Claro que de estos especímenes sólo había alguno que otro y el apelativo se utilizaba de forma jocosa y coloquial en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, con lo que está ocurriendo de unos años a esta parte en nuestro país, uno cada vez está más convencido que el número de ‘tontos del culo’ ha aumentado exponencialmente.

Este germen de la tontuna anal comenzó a cobrar virulencia cuando al PSOE se le ocurrió, a falta de buenos, poner de Secretario General a un tal Zapatero que, además de gafe sonatillo, es un ejemplo inconmensurable de incapacidad política manifiesta.

Un pueblo soberano que es 'tonto del culo' solo puede aspirar a tener gobiernos 'tontos del culo'. Esto es un axioma."

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Este ridículo personaje que ahora se dedica a aconsejar a dictadorzuelos bananeros de tres al cuarto que, lógicamente, son más incapaces que él (lo cual es dificilísimo), gobernó en España durante casi ocho años gracias -al menos eso nos han contado- a unos supuestos moros de la morería que, móviles y mochilas en ristre, volaron unos trenes mientras nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estaban en stand-by.

La astucia del siniestro Rubalcaba, con la colaboración inestimable de algunos ‘gabilondos’ cualquiera, hicieron posible que millones de españolitos se creyeran aquello de que no se merecían un gobierno que los mintiera, sin percatarse –de ahí la tontez- que ‘salían de Málaga para meterse en Malagón’ y que para gobierno de troleros el que estaba por venir.

Se necesitaron casi dos legislaturas para que el pueblo soberano se percatara de su ‘tontuna de rulé’, pero ya tenía latente el germen en su organismo y a las primeras de cambio volvió a las andadas con incluso más frenesí.

El detonante de la vuelta a la estulticia ‘pompilea’ fue lo que algunos llamaron interesadamente el movimiento de los ‘indignaos’, cuando más bien debió llamarse el movimiento de los ‘espabilaos’. Cuatro pelachufas de tres al cuarto, hijos de papá, con más cara que un saco de sellos –de los de antes- y que no habían pegado un palo al agua en su vida, convencieron al personal de que la monarquía constitucional y la democracia de la que disfrutábamos era lo peor de lo peor. Que ellos eran los salvadores de la ‘matria’ y que nos llevarían a un paraíso donde los miembros y las ‘miembras’ seríamos felices para siempre.

A eso, que luego se llamó ‘populismo’ y que no era, ni es, más que comunismo rancio aderezado con algunas gotas de anarquismo ‘durrutiano’, se unió la sentencia de un magistrado de cuyo nombre no quiero acordarme y la habitual metedura de pata del PSOE eligiendo como Secretario General a un tal Sánchez, que está haciendo bueno al gafe de Zapatero, cosa que se me antojaba harto difícil, pero que, por lo visto, es posible.

El resultado de esta ristra de acontecimientos fue una moción de censura que llevó a la Moncloa al casi olvidado Frente Popular de 1936, dispuesto a volver por donde solía y a devolvernos los años de ‘esplendor’ de la II República ante un pueblo soberano henchido en su gozo y babeante ante tales acontecimientos.

Nuevamente el ‘tontoculismo’ había vuelto y esta vez aumentado y corregido por una pandemia, dicen que de origen chino, que ha llevado al personal a niveles de excelsa estupidez nunca antes alcanzados en nuestra historia.

El gobierno más inepto e incompetente del mundo conocido se encontró con una crisis sanitaria a la que respondió tarde, de forma equivocada y anteponiendo sus intereses políticos a los de la salud pública como ha desvelado la hoy ‘vicecomunista’ segunda, Yolanda Díaz.

Cuando ya a finales de febrero y primeros de marzo de 2020 el norte de Italia era un foco de contagio de indudable virulencia, el tal ‘D. Simón’, arquetipo del servilismo político, nos decía que aquí, como mucho, habría 3 ó 4 casos de intensidad leve, cual gripe estacional. Naturalmente, no se tomó ninguna medida, ni se compró material sanitario de protección, lo que nos llevó a ser el país de Europa con más sanitarios contagiados.

Lo del 8M ya es para nota, y demuestra el grado de idiocia anal de gran parte del ‘populus, populi’. Mientras en la Unión Europea saltaban todas las alarmas, nuestros ‘indignaos’ del Frente Popular animaban al personal a salir a la calle y, bien apretaditos, reivindicar los sublimes valores del feminazismo patrio. Hasta el pobre de ‘D. Simón’ animó al personal poniendo a su hijo, cual Guzmán el bueno o Moscardó, como víctima propiciatoria del ‘aquí no pasa ná’.

Las consecuencias fueron un auténtico ‘genocidio’, especialmente en las residencias de mayores, donde los ancianos fallecieron por miles sin que el entonces ‘vicecomunista’ segundo, ‘El Pollo de Galapagar’, encargado de estos menesteres, se diera por aludido.

Tonto de capirote, Damián Beneyto

La reacción del personal ante un gobierno incapaz y un personal sanitario desbordado por la falta de medios, fue patética; no hubo protestas, no se pidieron -ni hoy se piden- responsabilidades; lo arreglaron, fruto del ‘tontoculismo’ secular que nos adorna, aplaudiendo desde ventanas y balcones.

Las medidas tomadas por el frentepopulista gobierno del tal Sánchez, hoy algunas declaradas inconstitucionales, -‘pero que les quiten lo bailao’- estuvieron más enfocadas a evitar las críticas de la oposición que a paliar los efectos de la pandemia y así, declararon el Estado de Alarma a largo plazo y cerraron el Congreso a cal y canto. Los ‘partes de guerra’ del ínclito ‘D. Simón’ y alguna que otra vergonzosa y trolera homilía del tal Sánchez, con la firma de D. Iván, mantuvieron a raya al personal que, excepto en algún que otro escarceo puntual, no dijo ni esta boca es mía.

Y ahí seguimos, vacuna va, vacuna viene en un sinvivir.

  • Con miles de muertos descontados del total para mejorar las estadísticas.

  • Con una economía absolutamente depauperada con la quiebra de miles de empresas.

  • Con una dependencia energética de terceros países que ha puesto el precio de la energía en valores estratosféricos.

  • Con una deuda pública de toma pan y moja.

  • Con unos socios de gobierno tahúres y chantajistas.

  • Con un presidente de Gobierno que ha hecho de la mentira su único argumento.

  • Con unos sindicatos amamantados por el gobierno de turno para que no den la lata.

  • Con una oposición que se dedica a tirarse los trastos a la cabeza y que está más preocupada de sus egos que de España y los españoles.

  • Con un índice de pobreza cada vez mayor y con nuestros jóvenes emigrando a otros países.

  • Con una justicia controlada por el ejecutivo y cuyas sentencias se pasan por el arco del triunfo.

  • Con una sanidad pública cada vez más carente de profesionales y de medios.

  • Con una educación que ha hecho del adoctrinamiento y la “burricie” su bandera.

  • Con un país que no respeta ni sus símbolos, ni su unidad, ni su historia.

  • Con…

Muy tontos nuestro políticos; Damián Beneyto

Ante tanto desafuero, y entre vacuna y vacuna, es fácil vender burras cojas a las mesnadas de ‘tontoculistas’ que pueblan esta ‘España cañí’. Un poquito de feminazismo, otro poco de ‘vendetta histórica’, algo de ridículo lenguaje inclusivo, mentiras y más mentiras y a otra cosa mariposa.

No tengo la menor duda que en mis años mozos había muchísimos menos ‘tontos del culo’ que ahora. España tiene los políticos que se merece indudablemente. Un pueblo soberano que es ‘tonto del culo’ sólo puede aspirar a tener gobiernos ‘tontos del culo’; esto es un axioma.

Damián Beneyto

Nota: Naturalmente en España hay algunas personas que no son ‘tontas del culo’, pero, visto lo visto, no son más que la excepción que confirma la regla.

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La provocación y las cuatro balas | Damián Beneyto

La provocación y las cuatro balas | Damián Beneyto

La provocación y las cuatro balas | Damián Beneyto

La provocación y las cuatro balas

DAMIÁN BENEYTO

PROVOCACIÓN: Cuando una persona o grupos de personas mediante palabras o actos hostiles hacen que otra u otras personas se enfaden y reaccionen también de forma hostil.

La provocación busca, pues la confrontación y suele acabar, si los provocados no aguantan los improperios o no soportan las iniquidades, en una conflagración de proporciones imprevisibles.

Los partidos de izquierda en nuestro país han utilizado, desde que existen, la provocación, además de la violencia callejera, como principal arma política. Se trata de buscar el enfrentamiento para justificar medidas que siempre tenderán a conculcar la democracia y las libertades individuales. La izquierda patria considera que cualquier oposición a sus políticas es reaccionaria y, por lo tanto, ilegítima. Uno de los motivos del fracaso de la II República fue que socialistas y comunistas nunca creyeron que la democracia fuera igual para todos sino que debía ser un régimen exclusivamente suyo.  

El llamado '15M' sacó a la calle a lo peor de cada casa, liderados por unos niños de papá que no habían pegado un palo al agua en su vida"

Durante la Transición, el PSOE, convertido en un partido socialdemócrata, aceptó el juego democrático y consideró la alternancia como algo normal. Sin embargo, la llegada del sonatillo Zapatero, por arte y parte de algunos prebostes del PSOE y de un atentado terrorista, a la presidencia del Gobierno, hizo que el socialismo volviera a las andadas de los tiempos de la república y que consideraran que lo único importante era pura y simplemente conseguir y mantener el poder.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La ineptitud, torpeza e incompetencia del hoy ‘mayordomo’ de Maduro para resolver los problemas de los españoles, fue disfrazado por un modelo de gobierno basado en suscitar problemas donde no los había y en incitar al personal a hacerlos suyos.

La llamada Ley de Memoria Histórica volvió a abrir heridas que parecían curadas y alentó odios y rencores en generaciones que, por el tiempo transcurrido desde nuestra guerra civil, no tenían ningún motivo para albergar esos sentimientos. El ‘estatut catalá’ fue otra de las provocaciones que se sacó de la chistera el inefable bolivariano de adopción, alentando al adormilado secesionismo catalán a sacar los pies del tiesto, lo que conduciría al golpe de estado de 2017.

El periodo ‘zapateril’ fue una continua provocación a todos los niveles, incluida nuestra política exterior. Como muestras, el agravio a la bandera de Estados Unidos cuando permaneció sentado  a su paso, o su famosa ‘Alianza de Civilizaciones’ que dió alas a los países totalitarios, al terrorismo islámico y a la inmigración ilegal. Sólo una crisis económica a la que no supo hacer frente y que negó hasta el último minuto, hizo que el PSOE volviera momentáneamente a la cordura con Rubalcaba.

Dolores Ibarruri, la Pasionaria

La vuelta de la derecha al poder con Mariano Rajoy, que dicho de paso fue crucial para la recuperación económica de nuestro país, hizo que aflorara una izquierda profunda que parecía olvidada, que se había alimentado del guerracivilismo aireado por Zapatero y que no era la IU de Julio Anguita, Gaspar Llamazares o Cayo Lara.

El llamado movimiento ’15M’ sacó a la calle, excepto honrosas excepciones que ya han desertado, a lo peor de cada casa, liderados por unos ‘hijos de papá’ que no habían pegado un palo al agua en su vida y se creían y creen salvadores de la patria. Con un discurso que han llamado los medios ‘populista’ y mintiendo como bellacos, convencieron a millones de españolitos de que la Transición fue un despropósito y que la generación que trajo la democracia a España eran un atajo de fascistas.

Dolores Ibarruri, la Pasionaria, dijo, refiriéndose al Sr. Calvo Sotelo, Diputado de la CEDA, 'este hombre ha hablado por última vez'. Un mes después era asesinado"

La provocación y la violencia suelen ir de la mano y la izquierda española ha aprovechado siempre cualquier excusa para utilizar la tensión en beneficio propio. Recuerden cuando el sonatillo Zapatero confió al sectario periodista, hermano del metafísico Gabilondo, aquello de: ‘nos conviene que haya tensión’. Hay que buscar un ‘casus belli’ para provocar, aunque haya que fabricarlo. Esa es la consigna del socialcomunismo.

En las campañas electorales afloran con más frenesí, si caben, las provocaciones violentas de los partidos de izquierda, y ya durante la II República en todas las elecciones se montaba la marimorena. Así, en las elecciones de 1933, según Stanley Payne en su libro “La guerra Civil Española”, hubo muchos incidentes, la mayoría organizados por los socialistas, que produjeron 28 muertos. Tampoco podemos olvidar que en las elecciones de febrero de 1936 muchos candidatos de los partidos de centro-derecha se tuvieron que retirar al ser amenazados de muerte por los partidos del Frente Popular (Stanley Payne, «¿Por qué la República perdió la Guerra?», y Roberto Villa y Manuel Álvarez, «1936. Fraude y violencia del Frente Popular»).

Y ya para provocaciones y amenazas las que tuvieron que soportar los diputados de centro-derecha en el mismo Congreso de los Diputados a cargo de personajes de la izquierda.

Así, el fundador del PSOE, Pablo Iglesias, en 1910 pronunció un discurso en que, tras anunciar que su partido «luchará en la legalidad mientras pueda y saldrá de ella cuando deba», añadió, «para evitar que Maura suba al poder debe llegarse hasta el atentado personal».

Dolores Ibarruri, “la Pasionaria”, que vergonzosamente da nombre a una avenida -con monolito incluido- en Plasencia, dijo, refiriéndose al Sr. Calvo Sotelo, diputado de la CEDA: “Este hombre ha hablado por última vez“. Un mes después era asesinado.

El 4 de julio de 1934 el líder socialista Indalecio Prieto saco en el Congreso una pistola con la que amenazó al diputado de la CEDA, Jaime Oriol.

La ministra por pernada, Irene Montero, amenzando al Rey
Los comunistas de España amenazan a Alberto Ruiz Gallardos, por Damián Beneyto
Tania Sánchez y sus amenazas al Rey
La izquierda y las amenazas a la Corona; por Damián Beneyto
Amenazas de la izquierda a Toni Cantó, por Damián Beneyto
Pablo Iglesias amenazando con la guillotina, Damián Beneyto

Como se puede observar, nuestra izquierda no se andaba con chiquitas y ya en nuestros tiempos son famosos los escraches a políticos del PP o el apedreamiento a candidatos y simpatizantes de VOX. También algunos prebostes del comunismo patrio se dedican en sus momentos de asueto, que son muchos, a amenazar en las redes al Jefe del Estado y a políticos de centro derecha. He aquí algunas muestras:

La ínclita ministra por méritos de alcoba, Irene Montero, decía: “#FelipeNoSerásRey que vienen nuestros recortes y serán con guillotina”, (12-4-13 en Twitter).

Tania Sánchez, diputada de Más Madrid: “Una familia real de gatillo fácil y huesos débiles sólo tienen una salida #guillotina #aporlatercera”, (14-4-12 en Twitter).

Pablo Soto, concejal de Más Madrid -cargo del que dimitió al ser acusado de acoso sexual por una compañera-: “Yo puedo aseguraros que por torturar o matar a Gallardón se vaya a cambiar toda esta historia, pero por probar no perdemos nada”, (20-12-13 en Twitter).

Jorge García Castaño, diputado autonómico de IU y concejal de Ahora Madrid. “Compañeras, creo que ha llegado el día de empalar a Toni Cantó” (25-2-13 en Twitter).

Las supuestas amenazas a Pablo Iglesias; por Damián Beneyto

Los acontecimientos en plena campaña a la Comunidad de Madrid, dan mucho que pensar y, dados quiénes son los destinatarios, parece más un fraude manifiesto que una auténtica amenaza"

Hay, naturalmente, muchas más ‘perlas’ de apología de la violencia dichas y escritas por políticos de la extrema izquierda y, como se puede observar, es una continua provocación que no persigue otra cosa nada más que el enfrentamiento. 

Sin embargo, una de las argucias más utilizadas por la siniestra en nuestro país es la de ejercer el victimismo cuando las cosas le van mal dadas o si desde la derecha se les tilda de deshonestos, antidemocrátas, vagos, caraduras, sinvergüenzas, ineptos y otras ‘virtudes’ que tienen por arrobas. Entonces, se hacen las víctimas y piden que caiga todo el peso de la ley sobre sus ‘aduladores’. Su victimismo llega hasta lo dantesco y cuando no encuentran motivos aparentes, los inventan.

Los últimos acontecimientos acaecidos en plena campaña electoral a la Comunidad de Madrid dan mucho que pensar y, dados quiénes son los destinatarios, parece más un fraude manifiesto que una auténtica amenaza. Mandar balas en sobres era algo que hacía ETA para amenazar, especialmente a periodistas, para amedrentarlos y que no siguieran criticándoles. A los que querían asesinar no les mandaban nada por correo, lo hacían a mano o por control remoto.

Lo que está claro es que este hecho beneficia electoralmente a la izquierda y, salvo que el autor sea un desequilibrado, no parece probable que nadie contrario a las tesis socialcomunistas se pegue un tiro en el pié, más bien parece que alguna mente maquiavélica cercana al gobierno lo haya urdido.

No sé si nos enteraremos alguna vez de quién ha sido el ‘manda balas’, pero, como decía Roosevelt, “en política no ocurre nada por casualidad” y la izquierda patria es una maestra en el arte de la provocación y el engaño, aunque luego le salga el tiro por la culata.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los gafes | Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

Los gafes

DAMIÁN BENEYTO

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en clave de humor del ‘mal fario’ que tienen algunos y el provecho que se les puede sacar a esos aguafiestas. Un don que no se sabe muy bien si es hereditario o adquirido por algún maleficio. El gafe transmite la mala suerte a alguien o a algo, pero también como veremos, puede padecerla.

Los gafes han existido siempre, como también las personas gafadas; pero es en el ámbito de la política donde, por su transcendencia, más se hacen notar. Dice un refrán castellano que ‘hay quien nace con estrella y quien nace estrellado’ y en nuestro país de estrellados sabemos bastante.

A lo largo de la historia ha habido multitud de personajes que han sido gafes o han estado gafados"

Según los expertos en ‘gafancia’, hay cuatro tipos de cenizos: gafe, supergafe, sonatillo y manzanoide. Los más peligrosos son los dos últimos, con una diferencia; mientras el sonatillo reparte mala suerte a troche y moche, pero él no la padece, el manzanoide es más solidario y comparte las desdichas que provoca.

También podemos incluir entre los que provocan desgracias ajenas a los que practican de manera consciente o inconsciente el ‘mal de ojo’, es decir, a los que con una mirada son capaces de hacer la pascua al más pintado. En el caso del practicante consciente suele ser fruto de la envidia.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

A lo largo de la historia ha habido multitud de personajes que han sido gafes o han estado gafados. José Luis Vila-San Juan en su entretenido libro ‘Reyes gafes y reyes gafados’ pone al descubierto a algunos monarcas a los que la ‘gafancia’ marco su vida y su reinado. Algunos españoles, como Dña. Blanca II de Navarra, D. Enrique IV de Castilla o D. Carlos II, último rey de la Casa de Austria. También, pero esta vez como gafado, incluye en el libro a D. Alfonso XIII, aunque en mi opinión es más bien un gafe del tipo manzanoide.

Ya en tiempos menos remotos sobresale un personaje de la política patria que formó parte del ‘clan de la tortilla’ del PSOE sevillano que tenía mal fario por arrobas; se trata de D. Luis Yáñez. Como Secretario de Estado de Cooperación Internacional logró hazañas tan portentosas como el hundimiento de la nao ‘Victoria’ al ser botada en Sevilla, uno de los símbolos de la Expo 92; el incendio y destrucción del Pabellón del Descubrimiento, dos meses antes de su inauguración, y el incendio y hundimiento de parte del ‘Duomo’ de Torino, en una visita que realizó el susodicho. Vamos, un artista de la ‘gafancia’ cercano al tipo manzanoide, pues sus sublimes cualidades cenizas malograron su carrera política.

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Dicen algunos expertos en ‘gafancias’ que este don es posible heredarlo y en el caso del PSOE, el partido más gafe de la historia de España, el Sr. Yáñez le debió pasar los efluvios al más grande gafe sonatillo conocido; me estoy refiriendo al Sr. Rodríguez Zapatero.

Nuestro expresidente, en lo que a la ‘gafancia’ se refiere, es un prodigio tanto a nivel nacional como internacional. Entre sus logros está la presentación de la Candidatura de Madrid 2012, que acabó con las posibilidades olímpicas de la capital de España; el hundimiento de la Bolsa de Madrid tras su visita en abril de 2007, y donde también las acciones del Santander bajaron inexplicablemente un 3,2% tras otra visita en septiembre de ese. mismo año; España perdió, también en 2007, la final del Campeonato de Europa de Baloncesto de un punto con su presencia en el palco; se hundió parte del trazado del AVE de Barcelona pocos días después de ser inaugurado por él.

El gafé, Damián Beneyto

A nivel internacional, quién no recuerda cuando al final de la campaña electoral norteamericana de 2004 apoyó a John Kerry, claro favorito hasta ese momento, ganando inexplicablemente George W. Busch; o cuando participó en la campaña electoral francesa de 2007 apoyando a la gran favorita, Ségoléne Royal, pero ganando las elecciones el Sr. Sarkozy. Ya como expresidente, allá donde va la lía, y si no que se lo pregunten a los pobres venezolanos. Su apoyo al sátrapa Maduro ha llevado a Venezuela a la más absoluta miseria y desolación.

En el centro-derecha patrio lo que acaban de descubrir es que los cenizos son los edificios; 'lo de Bárcenas', 'la gürtel' y demás francachelas se deben al habitáculo"

Nuestro actual presidente también apunta maneras de gafe sonatillo, y si no recuerden cuando fue a apoyar a la Sra. Clinton. Nada se les resiste a estos ‘supercenizos’; ni las encuestas favorables a sus víctimas, ni las meteduras de pata de sus rivales; son infalibles. Seguramente el Sr. Trump nunca será consciente del gran servicio que le prestó el actual Secretario General del PSOE ni Dña. Hillary tampoco sabrá que ha sido víctima de los efluvios calamitosos del apolíneo y peripatético D. Pedro.

Pero en lo que el Sr. Sánchez lo está bordando es en la política patria. Desde su ascenso a la presidencia, en este país no pueden pasar más desgracias. No digo yo que su ‘gafancia’ tenga que ver con la pandemia, pero que hayamos sido los campeones del mundo en muertos ‘per cápita’ es bastante sospechoso. En cuanto a la situación económica tampoco hay que echarle toda la culpa, pero da que pensar que seamos el país de la Unión Europea con peores perspectivas económicas a pesar de que todos han sufrido y siguen sufriendo los efectos del Covid-19.

En lo que al secesionismo autóctono se refiere, hay que ver como florece y engorda, ahí están los resultados catalanes, y no les digo nada del gobierno que ha formado con lo más granado del comunismo hispano que ya hasta han conseguido declarar ‘non gratos’ para la salud pública al aceite de oliva y al jamón ibérico.

Por tener, ya tenemos hasta terremotos, que han llegado a afectar a la misma Alhambra; y nevadas, que no se veían desde los tiempos de ‘maricastaña’. Como buen sonatillo, él sigue más ancho que pancho; es más, prospera adecuadamente mientras a sus socios del ‘frente popular’ se les ve cada vez más escuálidos, alicaídos y meando fuera de tiesto. Su ultima ‘cenizada’ ha sido conseguir sacar a la calle a lo peor de cada casa ‘a liarla parda’ y a cargarse lo poco que les va quedando a los sufridos autónomos.

Desde el ascenso a la presidencia de Pedro Sánchez, en este país no pueden pasarnos más desgracias"

Ustedes se preguntarán si no hay ‘gafes’ de derechas y, seguramente los habrá. Pero en el centro-derecha patrio lo que acaban de descubrir es que los cenizos son los edificios; vamos que ‘lo del tal Bárcenas’, la ‘Gürtel’ y demás francachelas con más ruido que nueces, se deben al habitáculo; y como dice D. Antonio Burgos, «tener la sede nacional en el número 13 de la calle Génova, es para haberse ‘matao’».

Lo raro es que los Sres. Aznar y Rajoy no se percataran de tan funesta circunstancia y no solicitaran al alcalde de Madrid un cambio numérico al edificio en cuestión.

Reyes gafes y reyes gafados
Disponible en:

Para terminar mi parrafada les voy a contar un chascarrillo que pasa por verídico y que ocurrió allá por los años sesenta en un lugar de Extremadura de cuyo nombre no logro acordarme. Cuentan que el cura de un pueblo acostumbraba a jugar una partida de dominó todos los días con otros parroquianos y que a su lado tenía la costumbre de sentarse a observar el evento un lugareño con bastante mala pata. El pobre clérigo no ganaba una partida ni por equivocación e, interpelado por el mirón de que si creía en los gafes, le respondió, alzando los ojos al cielo, ‘¡más que en Dios hijo, más que en Dios!’  Pues eso, haberlos, ‘haylos’…

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

La selección de unas élites planas

CARMEN HERAS

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado ‘La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio’ en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de nuestros dirigentes. Argumenta que la producción de aquella en cantidades elevadas incrementa las turbulencias sociales y por ende las políticas, afectando a la autoridad institucional que ya no puede controlar la información y manejarla según su criterio. Al ser conocidos un número mucho mayor de datos que hace unos años, la confianza pública desfallece y la crisis de credibilidad alcanza a las instituciones, pues cualquier error existente se visualiza de inmediato, bastante más que los logros.

Al ser conocidos un número mucho mayor de datos que hace unos años, la confianza pública desfallece y la crisis de credibilidad alcanza a las instituciones"

Se suelen equiparar equivocadamente los conceptos de ‘público’ y ‘pueblo’, aún siendo distintos. Mientras que ‘pueblo’ es una abstracción usada en política, por ‘público’ se conoce, no a un grupo fijo de gente, sino a personas interesadas en un asunto concreto y generalmente contrarias a su desarrollo.

Cuando el asunto deja de estar sobre la mesa, el público se pierde, pues no tiene una estructura institucional, ni unos líderes. Un grupo de este tipo suele formarse alrededor de aquello que no les gusta, porque si lo hicieran alrededor de lo que sí, acabarían peleando al no ponerse de acuerdo en las posibles opciones existentes. Los une el litigio. Cuando éste desaparece o se difumina, desaparecen con él o se camuflan.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Vistas así las cosas, para Gurri las clásicas categorías de izquierda y derecha no pueden servir como referentes a la hora de analizar los vericuetos de la política actual. Según él solo existen el centro y los márgenes.

El primero, el centro, semeja una pirámide muy pronunciada que se mueve muy despacio, pero que, una vez que lo hace, dispone de planes de actuación y dinero. La Unión Europea, por ejemplo, representaría ese centro.

Un grupo suele formarse alrededor de aquello que no les gusta. Les une el litigio. Cuando este desparece o se difumina, desaparece con él o se camuflan"

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach
“La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio de Martín Gurri
Disponible en:

Para los segundos, los márgenes, importan la virtud y la igualdad y no tanto la planificación; negociar con ellos es prácticamente imposible pues no hay líderes, ni estructuras o programas, solo un número diverso de voces con parecida relevancia. Curiosamente, no son personas pertenecientes a ningún sector marginal las que integran esos ‘márgenes’: han ido a la universidad, disponen de vehículos, ordenadores, vivienda… Los une la indignación. Los ejemplos están por todas partes y no hace falta que yo los señale.

Izquierda y derecha no pueden servir como referentes a la hora de analizar los vericuetos de la política actual"

El autor del libro reitera algo sabido: que cualquier sociedad necesita ser gestionada por unas verdaderas élites. Sin ellas, las instituciones se aplanan en demasía. Que es lo qué ahora está ocurriendo en todo el mundo. Lo que significa, hablando de manera global, que las élites existentes no están a la altura de los retos actuales. Y, claro, la democracia titubea. Posiblemente porque la que ahora se necesita no es la misma de la de hace 100 años.

El ‘público’ tiene su responsabilidad en todo ello pues es él quien selecciona a sus élites al decidir cuál es la gente a la que presta atención en cualquier faceta de la vida, ya sea en política, moda, comercio, ocio, etc. Y es ese ‘público’, que se aglutina alrededor de ‘lo que no le gusta’ pero que carece de alternativas a lo que intenta destruir, quien elige a los líderes que luego tomarán decisiones para todos. ¿Verdad que les suena?.

Carmen Heras

* Martin Gurri es analista geopolítico y experto en nuevos medios y efectos de la información. Perfil de twitter @mgurrihttps://thefifthwave.wordpress.com

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Los políticos y los ‘influencers’ | Carmen Heras

Los políticos y los ‘influencers’ | Carmen Heras

Los políticos y los ‘influencers’ | Carmen Heras

Los políticos y los 'influencers'

CARMEN HERAS

Me ‘devano los sesos’ (metafóricamente) para intentar comprender los criterios usados por los ‘confeccionadores’ de la lista con los 50 políticos más influyentes en la España de hoy que ha publicado un medio de comunicación.

No citaré a ninguno por aquello de la elegancia, pero sí he de confesar que me asombran algunos de los nombres, pues por mucho que lo intento, no les encuentro esa ‘influencia’ (tal como yo la entiendo) más allá de los cotos particulares de sus propios partidos o la escenografía madrileña, y aún así habría mucho que hablar al respecto. Pero ahí están, elegidos al parecer por una serie de personas a las que se les preguntó, para general alegría de los seleccionados y sus fans.

De nada vale su presencia o su buena relación mediática o partidista si el ciudadano no recibe ninguna consecuencia de sus acciones en su vida diaria o en sus problemas cotidianos"

¿Qué significa tener influencia? ¿Ser conocidos? ¿Tener un buen sueldo? ¿Salir en los papeles? ¿Disponer de un montón de aduladores? Entonces sí; todos y cada uno de los pertenecientes al listado son influyentes, claro que sí. Disponen, o pueden disponer, de todo tipo de información, hacen declaraciones a la prensa sobre asuntos varios, son invitados a los actos de relieve durante los cuales pueden codearse con personas y personajes de la onda nacional.

Aquellos que forman parte de un gobierno (de cualquier gobierno) tienen otras personas a su cargo, o mejor dicho, ‘a su servicio’, con lo cual pueden disponer de una red clientelar que, en principio, le será fiel.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Hasta el alcalde del municipio más pequeño sabe esto. Sabe de la importancia de las familias, de los fondos de mantenimiento y las peonadas. La influencia existe. Y reparte.

Hoy se ha puesto de moda el término ‘influencer‘ para calificar a una persona con presencia y credibilidad en las redes sociales. No le hace falta ser famosa a priori, sino brindar espontaneidad y frescura, mostrarse constante y activa en dichas redes. Su trabajo en ellas le logra un reconocimiento en asuntos específicos y del gusto del público. Desde ahí, lo mismo puede lanzar una marca nueva en el mercado, dar difusión a eventos determinados, promocionar productos, etc., lo que, a su vez, le da mayor notoriedad. Influye, vaya si influye. Se les busca y se les mima en los contratos. Ejemplos tenemos de todo tipo.

Ahora bien, lo de los políticos es otra cosa. En virtud del objetivo de su trabajo, están obligados a que su influencia recaiga sobre los contribuyentes como un buen maná y si no es así, se les pueda pedir cuenta de ello. Sin acritud, pero contundentemente. De nada vale su presencia o su buena relación mediática o partidista si el ciudadano no recibe ninguna consecuencia de sus acciones en lo que se refiere a su vida diaria y sus problemas cotidianos.

Mi lista sería bien distinta. Colocaría en ellas a muchos buenos profesionales de la política, humildes en el escalafón, pero dispuestos a ejercer sabia y honestamente su influencia entre los ciudadanos"

Pedro Sánchez Influencers Superstar

Bajo estas premisas, me pregunto ¿cuántos de esos ‘importantes políticos’ son influyentes y destacables? ¿A cuántos se deben mantener y justificar?

Desde luego mi lista seria bien distinta. Colocaría en ella a muchos buenos profesionales de la política, humildes en el escalafón, pero ampliamente dispuestos a ejercer, sabía y honestamente su influencia entre sus conciudadanos.

Nunca aparecerán en ningún listado elaborado por nadie, quizá porque también los presupuestos de los que disponen no son muy altos. O quizá porque a nadie le interese realzarlos en la estructura tal como está preelaborada. Una estructura y una visión social y periodística que necesita importantes cambios en el concepto.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario