El trust de los miserables | Damián Beneyto

El trust de los miserables | Damián Beneyto

El trust de los miserables | Damián Beneyto

El trust de los miserables

DAMIÁN BENEYTO

Titulaba mi última parrafada ‘Tontos del culo’ y afirmaba que la cantidad de estos especímenes en nuestro país era cada vez mayor, lo que estaba produciendo unos efectos nefastos que nos estaban llevando a la ruina moral, política y económica.

Sin embargo, no es sólo el ‘tontoculismo’ el que está haciendo de España un paraíso de la inmoralidad y la necedad, hay también un holding de personajes que, aprovechando la estulticia ‘pompilea’ de muchos de sus compatriotas y la falta de arrestos de los poderes ejecutivo y judicial, campean por sus respetos atentando contra la dignidad, la decencia, la honradez y el honor de un pueblo soberano cada vez más acostumbrado al ultraje al que consideran como algo irremediable y fútil.

Hay también un holding de personajes que, aprovechándo el 'tontoculismo' de nuestra sociedad, atentan contra la honradez y la decencia: llamémosle 'el trust de los miserables'

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Este holding, que recuerda a ‘el trust de la coliflor’ de la obra de Bertolt Brecht, “La resistible ascensión de Arturo Ui”, está formado por una serie de personajes que dada su ruindad y vileza sólo se les puede denominar como MISERABLES.

Socios fundadores de este club de canallas son los políticos amantes de lo ajeno y que utilizan sus cargos públicos para hacer el agosto y cubrirse bien los riñones por si vienen mal dadas. Los hay que utilizan sus influencias para recibir prebendas por los servicios prestados y los que se limitan directamente a meter la mano en el cajón. Mal está una cosa y la otra, pero llevarse el dinero que se iba a dedicar a paliar los efectos de la miseria y el paro de los ciudadanos, a los que dicen representar, demuestra una  falta total de conciencia y una bellaquería aberrante.

En este mismo saco hay que meter a los sindicalistas de pro que, no solo no se conforman con pasar toda su vida laboral viviendo del cuento, sino que además, se pegan la vida padre a costa del dinero público que debería servir para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. Los sindicatos denominados ‘de clase’ demuestran un día sí y otro también de que ‘clase’ son sin ni siquiera ponerse colorados y eso que presumen de rojos.

Los naZionalistas también han hecho méritos más que suficientes para pertenecer al  ‘trust de los miserables’. Se podrá o no estar de acuerdo con pertenecer a un estado, pero lo que no es de recibo es pretender  utilizar de forma privativa unos recursos que son de todos los españoles y usar el chantaje como arma para conseguir más beneficios que el resto haciendo de la insolidaridad y el abuso una constante. Pero ya el colmo de la vileza es no respetar a los que viviendo en su misma comunidad no piensan como ellos sometiéndolos a todo tipo de vejaciones y amenazas.

Los miserables proetarras liderados por Otegi; Damián Beneyto; Visioncoach;
Los miserables nacionalistas que arruinan España; Damián Beneyto

El naZionalista es per se totalitario, aunque se vale de las instituciones democráticas para conseguir sus objetivos. No le importa jurar, prometer en falso o comprometer su honor si eso le conduce a llevar a cabo sus propósitos. Se aliará con cualquiera que crea que le puede facilitar sus propósitos aunque su ideología no tenga absolutamente nada que ver. El fin justifica los medios y esos medios no tienen  límites.

Pero si hay unos personajes siniestros que pertenecen con todos los merecimientos a este holding, esos son los terroristas por muy blanqueados que crean estar. Gracias a una Ley electoral que no se ha modificado en tiempo y forma, los criminales y sus herederos campan a sus anchas en las instituciones mientras agravian, injurian y ultrajan a las víctimas y sus familias organizando fastos y agasajos a asesinos sin escrúpulos. Hoy, haber sido un terrorista y un criminal está considerado, para una parte de la izquierda de nuestro país –incluido el gobierno del tal Sánchez-, como algo meritorio, mientras que –al más puro estilo Odón Elorza– se considera a las víctimas y sus familias como fascistas recalcitrantes.

Seguro que a ustedes se les ocurre algún colectivo más al que podríamos hacer ‘socio’ del ‘trust de los miserables’, pero yo ahí lo dejo; pues creo que son más que suficientes para tener a este país manga por hombro con la inestimable colaboración de los ‘tontos del culo’.

Pedro Sánchez, ejemplo de político inaceptable; Damián Beneyto;

Que esta gentuza tenga patente de corso en la mayoría de las ocasiones indica que nuestro sistema político hace aguas y que no se han emprendido las reformas necesarias para que España sea de verdad un país democrático donde la solidaridad interterritorial sea una realidad y la justicia ciega, rápida y eficaz.

No me cansaré de repetir que tenemos una Ley Electoral que en sí misma atenta contra la democracia, facilitando el acceso de algunos ‘miserables’ a los órganos legislativos nacionales y, como consecuencia, haciendo posible el chantaje al poder ejecutivo. Naturalmente esto ocurre por la inacción de los gobiernos ‘tontos de culo’, incapaces, dada su estulticia, de pactar con los que defienden la Constitución y la democracia para impedir el protagonismo de semejante gentuza.

Si a eso añadimos un poder judicial absolutamente politizado, al menos en las altas estancias, con jueces y fiscales catalogados como conservadores o progresistas, lo cual ya da bastante que pensar, y un sistema jurídico absolutamente farragoso, con falta de medios, excesivamente garantista y de una lentitud exasperante, lo normal es que miles de miserables se escapen por la gatera de la prescripción.

Entre ‘miserables’ y ‘tontos del culo’ este país no puede dar más de sí.

¡Feliz Año Nuevo! a todos los que tienen la caridad de leerme.

Damián Beneyto

Nota: Utilizo la palabra ‘miserable’ en su acepción, según el diccionario de la RAE, de ruin o canalla.

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Fuegos artificiales | Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

Fuegos artificiales | Carmen Heras

Fuegos artificiales

CARMEN HERAS

La celebración de las primarias en el PSOE de Badajoz para elegir a su secretario provincial, por más que se trate de un proceso interno, ha vuelto a poner sobre la mesa la idoneidad, o no, de las mismas, no solo para elegir al mejor dirigente entre varios, sino sobre todo para ayudar a relanzar el entusiasmo de los militantes, piezas claves -o así debería ser- en una victoria electoral.

He asistido, después de su celebración, a encendidos debates entre personas pertenecientes a las bases del partido, con planteamientos contrarios, y he de decir que las puyas entre ellos, una vez conocidos los resultados, han sido muchas.

La mayor parte de las veces, por no decir todas, quien gana las primarias no se fía de quien ha competido en su contra"

Como Churchill cuando decía que ‘la democracia es el menos malo de los sistemas de gobierno’, yo creo que la elección de un dirigente por primarias sería la forma más transparente de hacerlo si las cartas todas estuvieran sobre la mesa, e imperase el sentido común y la objetividad en los votantes para, sin ambages y cortapisas, elegir al mejor dotado/a para el cargo. Y sobre todo, si no hubiera después represalias, directas o indirectas, con los perdedores.

Sucede, sin embargo, que en la mayor parte de las veces, por no decir en todas, el/la que gana, no se fía de quien ha competido en su contra e incluso los perdedores dedican su tiempo a intentar poner zancadillas al elegido.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Cuando alguno de los ganadores no cumple esta norma e intenta integrar en su equipo a varios oponentes, suele ser calificado de débil y pusilánime, de modo tal que las ansias de ‘escalar al trono’ aumentan para sus adversarios.

En la época de los grandes lideres, con ‘sus capitanes’ desplegados por todo el territorio, se convirtió en dogma de fe la declaración de uno de ellos cuando advertía a quien quisiera oírlo, que en política cada cual labra su puesto y sale llorado de casa. De tal premisa, incuestionable para los leales seguidores y mayoritariamente aceptada, se derivó una cierta cultura interna que fijó los cimientos de los aspectos más sanguinarios que la política tiene.

La vida política, interna y externa a los propios partidos, maneja demasiada hipocresía"

Las primarias de Pedro Sánchez

Bajo el citado precepto, no parece quedar otra que salir a pelear con toda clase de ‘armas’ entre los compañeros, cuando se desea sobresalir. Y si no, pregúntenle a Ángel Gabilondo, el defenestrado candidato del PSOE a la Asamblea de la Comunidad madrileña. Fuera ya de la política, ha reclamado su derecho a ‘no ser malo’, es decir, a no jugar a trapacerías y deslealtades, frente a quienes con la boca pequeña ahora -primero fue utilizado como candidato y después echado, por unos y otros, del terreno de juego- dicen que que es un gran hombre.

La vida política, interna y externa a los propios partidos, maneja demasiada hipocresía. Las primarias son una muestra. Tal como se realizan, semejan ritos eclesiales destinados a permitir una cierta ‘actuación’ de la militancia entre ella misma, ya que tiene vetado (por unas causas u otras) un verdadero trabajo político, acorde con la defensa de sus convicciones, dentro de la sociedad civil. Durante unos días, los candidatos y sus adláteres pueden pasearse entre los afiliados y declarar sus intención sobre un proyecto político a reivindicar, en el que el ‘pueblo’ manda y elige su propio destino.

A mi se me asemejan a fuegos de artificio. Como ellos, estallan en luces de colores, para luego oscurecerse bajo el control de siempre de los ‘aparatos’. Éstos últimos, ciegos y totalmente insensibles ante las particularidades.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del 'sanchismo' al 'pedrismo'

DAMIÁN BENEYTO

Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el pueblo soberano.

Normalmente suele cambiarse a aquellos ministros que han tenido que ‘bailar con la más fea’ -dicho popular sin connotaciones sexistas- o han tenido unas meteduras de pata de ‘armas tomar’.

En el caso que nos ocupa, he leído opiniones en los medios para todos los gustos y aun siendo, a lo mejor, todas validas, tratándose del personaje en cuestión no hay que descartar nada por descabellado que sea.

Normalmente se suele cambiar a aquellos ministros que han tenido que 'bailar con la más fea' o han tenido unas meteduras de pata de 'armas tomar'"

Es cierto que ha fulminado a los que lo apoyaron cuando pintaban bastos en el PSOE. A la Sra. Calvo, que más bien parecía su tía favorita a la que se le perdonaba todos sus desvaríos, y al Sr. Ábalos, su mamporrero particular, tan primitivo como útil, pero bastante alocado a veces y capaz de las mayores meteduras de pata.   

Otros caídos han sido la Sra. Celaá, una de las mayores sectarias del pasado gobierno y madrastra de una Ley de Educación que va a abocar, si Dios no lo remedia, a que tengamos la mayor generación de ígneos de nuestra historia; el Sr.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Campos‘partenaire’ de la Sra. Batet, la camuflada secesionista que preside el Congreso- otro sectario y, sobre todo, con un inmoral sentido de la justicia y la Sra. Laya, la peor ministra de Exteriores de la historia -y mira que era difícil superar al pobre Sr. Moratinos– que aunque parecía que no había roto nunca un plato, ha conseguido cabrear a todo el mundo allende nuestras fronteras.

La retirada de la escena de los Sres. Duque -el astronauta- y Rodríguez Uribe -el culturín-, dado su fantasmagórico paso por el gobierno, no merece ni comentario.

Quién merece una parrafada es mi conocido D. Iván Redondo. He de confesar que para mí ha sido una sorpresa que saliera en este momento, salvo que haya algo que se me escape. Este ilusionista de la política y fabricante de humo suele aguantar el tirón y marcharse con el pobre candidato al que ha hundido, pero en este caso no ha contado con que el tal Sánchez-como cualquier mediocre acomplejado- no perdona a los que le hacen sombra y más si se publica un libro sobre el susodicho prestidigitador, aunque sea sólo para ponerlo a parir. La ocurrencia del paseíto de 30 segundos con el tal Biden, los resultados electorales en Madrid y la pretensión de ser ministro de la Presidencia también pueden haber contribuido al derrocamiento; pero en este ‘affaire’, insisto, algo se me escapa.

Ivan Redondo, Damián Beneyto

Los sustitutos, la mayoría desconocidos fuera de su ámbito político, son un intento claro de nuestro ínclito presidente de hacernos olvidar sus múltiples desvaríos. Se trata de pasar del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’.  No es sólo un cambio generacional, como ha dicho ‘su eminencia’ en la rueda de prensa pertinente, se trata de ir preparando el barbecho, que es en lo que se ha convertido el PSOE, para hacerlo productivo y poder plantar nabos y algunas chirivías que le permitan eternizarse como secretario general socialista.  

En política las casualidades no existen y que algunas de las nuevas ministras provengan de comunidades regidas por barones socialistas díscolos, se parece bastante a una premonición de cara a las próximas elecciones autonómicas. La aragonesa Sra. Alegría, la manchega Sra. Rodríguez y la valenciana Sra. Morant van a ser un buen pedrusco en los zapatos de los Sres. Lambán, García-Page y Puig.

Otro signo inequívoco de las filias y las fobias del tal Sánchez es el intentar lanzar al estrellato a alguien que  pueda rivalizar con la Sra. Ayuso en Madrid y para eso le ha dado galones a la Sra. Llop, pues al pobre Sr. Gabilondo entre unos y otros lo han dejado para el arrastre cual astado en San Isidro.

La cuota catalana por supuesto que hay que pagarla y de paso apretarle las tuercas al tal Illa, para lo cual la Sra. Sánchez cumple las expectativas.

Abalos hundido por Sanchez

El resto de nuevos ‘purpurados’ son su nueva guardia pretoriana a excepción del Sr.Albares– el de la foto hortera del Falcon- que, como jefe de la diplomacia, tendrá que lidiar con los moros, con el tal Biden y con la UE, esperemos que con mejor tino que su antecesora. Tanto el Sr. Bolaños, como el amnistiado y poco dotado Sr. López son ‘pedristas’ de reconocido prestigio y con muchas menos pretensiones que el ‘ilusionista’ Sr. Redondo.

De los que se quedan, y no son de Podemos, sólo el Sr. Marlaska le puede causar algún sobresalto a ‘su serenísima’. El juez metido a político es un converso al ‘pedrismo’ sin lugar a dudas, besa por donde pisa ‘su eminencia’ y hasta ha aprendido a soltar trolas tan gordas como las de su líder, al que mira con ojos de cordero degollado.

Los ministros podemitas, a pesar de su incapacidad manifiesta, de su vagancia y de su infinita habilidad para hacer el ridículo, son intocables de momento para mantener la estabilidad parlamentaria, pero todo se andará…

En resumen, tenemos un nuevo gobierno menos ‘sanchista’ y más ‘pedrista’ para mayor gloria de su líder. Dudo mucho que vaya a solucionar los problemas de los españoles, pero de lo que no me cabe duda es que el tal Sánchez se prepara para hacer un PSOE a su imagen y semejanza desde el que, sin sobresaltos, pueda seguir tomando el pelo al pueblo soberano e intentar perpetuarse en el poder.

Damián Beneyto

Nota del autor: Como habrán podido observar, no hay ningún ministro extremeño y es que a D.Guillermo lo tiene seguro, yo diría que obnubilado. No se queja de nada, dice a todo que sí y le rinde pleitesía. Extremadura es un chollo para el ‘pedrismo’ y así nos va…

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos | Carmen Heras

Indultos e impuestos

CARMEN HERAS

¿Que pensarían ustedes si, supongamos por un momento, alguien con mucho mando en plaza diese a conocer un día cualquiera un supuesto planteamiento sobre algo realmente importante y lo hiciese para: a) saber qué opina el personal sobre su propósito; b) intentar -en el caso de que la opinión pública pudiera ser mayoritariamente desfavorable a la iniciativa- influir en un cambio de aquella; c) si el clima siguiera siendo negativo, utilizar la estratagema para quedar bien, incluso si no se hiciera, con quienes -para subsistir- ha de entenderse políticamente?

Veamos el mismo asunto pero ahora desde la otra parte. Imaginemos que la población a la que se dirige la noticia reacciona distribuyéndose en los tres grupos habituales: los indiferentes, los que están a favor y los de en contra. Y supongan ustedes que éstos últimos se hacen lenguas destacando el mucho desgaste del gobierno al tomar una decisión tan complicada. Hay en este grupo un sector que defendió en su momento la medida que hoy se pretende invalidar, con lo que parece lógica su actitud (‘sostenerla y no enmendarla’) y al que además no le importa el descrédito del que gobierna, es más, lo pretende en todas y cada una de sus intervenciones. Desde un punto de vista totalmente teórico y primario, extremo en el que se mueven últimamente las opiniones en España, éstos últimos pudieran ser los más interesados en la equivocación del gobierno y, creyendo que lo va a hacer, y eso le acarreará la pérdida de las elecciones, barajar la hipótesis de dejarle concluir, en vez de oponerse.

Subir o bajar los impuestos son decisiones que siempre recaen y de manera bastante general en el mismo sector de la población, que no es otro que la gran clase media"

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

El debate está asegurado en todo lo anterior. Lo mismo que con los impuestos. Hemos llegado a una situación en la que parece necesario, a juicio de unos, el subirlos y, a juicio de otros, el bajarlos. Y la pregunta del millón aquí no es el sí o el no a secas, sino el por qué ambas decisiones recaen siempre y de manera bastante general en el mismo sector de población, que no es otro que la gran clase media, gran pagana en todas las últimas crisis.

Lo sé porque está compuesta por la gran mayoría y sus componentes no son los únicos que pagan a Hacienda. Todos somos Hacienda. Pero la tarea de cuantos han hecho creer a los pequeños y medianos autónomos que su situación es semejante a la de los grandes empresarios no tiene desperdicio y ha producido un aumento de las desigualdades.

Lo mismo que el discurso de la idéntica responsabilidad de unos y otros en pos del bien común. A pesar de las declaraciones populistas afirmando que se exigirá más a quienes más tienen, las posibles mejoras de la economía pública pensadas por unos y otros se basan, hasta la fecha, en subidas generales de impuestos que afectan sobre todo a las cuentas más transparentes. A funcionarios con nómina y autónomos.

La subida de impuestos que prepara Pedro Sánchez

Puestas así las cosas y tratando el tema desde un punto de vista totalmente pragmático de consecución de votos, cabe preguntarse por qué si son los grupos citados los principales proveedores de impuestos, no se incrementan las medidas favorables del Ejecutivo (y los partidos que lo sustentan) hacia ellos, puesto que les ayudan a hacer política. Para que así, a la hora de aportar, dispongan de una mayor holgura (nótese la ironía).

La reforma fiscal no es algo que se pueda hacer a la ligera. La última completa viene de la época de la extinta UCD, fuerza política liderada por Adolfo Suárez, primer presidente de España, una vez restaurada la democracia, a la muerte de Franco. Exige un acuerdo parlamentario entre partidos y una justificación amplia y transparente a los ciudadanos. Como en el caso del primer párrafo de este artículo.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas?

CARMEN HERAS

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados ‘nuevos’, en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un interesante debate sobre los recorridos y el estado actual de cada uno de ellos, situación que los comentaristas dan por finalizada -prácticamente- en el caso de Ciudadanos y muy ‘al ralentí’ en el caso de Podemos. Todo ello a la vista de los resultados obtenidos en las elecciones a la Asamblea de Madrid en la que el primero se quedó fuera, y se ha producido la posterior salida de Pablo Iglesias de la política activa.

La pandemia nos ha hecho dar un salto gigantesco de percepción de un futuro ya no tan previsible como creíamos"

¿Qué ha ocurrido para que aparentemente su ciclo haya sido tan corto? Los intervinientes radiofónicos han hecho hincapié en las características propias de los tiempos actuales, donde el hoy puede ser un instante, las redes presionan con sus mensajes en el aquí y ahora y la pandemia -a pesar de habernos obligado a una paralización de nuestras costumbres-, nos ha hecho dar un salto gigantesco de percepción hacia un futuro ya no tan previsible como creíamos y tan lleno de inseguridades.

Hay quien defiende que los logros alcanzados por éstos partidos han sido tan rápidos, que eso ha traído consigo su pronta extinción -sobre todo en el caso de Podemos, donde su máximo líder ha sido vicepresidente del Gobierno de España, ha renunciado a ello para presentarse como cabeza de lista en unas elecciones autonómicas, ante el riesgo de desaparición de la organización que él -junto a otros- creó, y ha optado por dimitir de todas sus responsabilidades la misma noche electoral por entender que no había logrado unos resultados acordes con sus propias expectativas y las de su partido.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Con su marcha ha dejado a cuantas fuerzas políticas lo usaron como un saco de boxeo, sin el objetivo sobre el que todas ellas golpeaban.

Pero no parece que algunos de los éxitos achacables a Podemos sean exclusivos de ellos y de su estrategia; se deben, más bien a los deméritos de sus contrincantes en el espacio electoral. De haber tenido el PSOE los votos suficientes en las últimas elecciones generales, nunca los hubiera pretendido como socios de gobierno dados los antecedentes de otros pactos anteriores con resultados no demasiado exitosos para los socialistas.

La fugacidad de la nueva política: Podemos
La fugacidad de los partidos de la nueva política: Ciudadanos

Más allá de que haya en ambos partidos un determinado número de militantes defensores del entendimiento entre ambas fuerzas políticas, existe otro número aún mayor que desconfía de esa asociación, fundamentándose en la historia y su devenir en un pasado inmediato. Dada la conocida incapacidad de la izquierda para entenderse entre ella misma, sin duda fue el objetivo de formar gobierno la causa fundamental que obligó al PSOE a pactar con Podemos, puesto que un acuerdo con Ciudadanos (dos no pueden cuando uno no quiere) se volvió prácticamente imposible después de las declaraciones de su líder, tan partidarias de unirse con el PP, y las voces de la militancia frente a ‘Ferraz’ gritando “con Ciudadanos, no”.

Tampoco parece exacta la definición de ‘nuevos’ para ninguno de dichos partidos –Podemos y Ciudadanos-, a pesar de ser un latiguillo tan usado. Si se bucea en los idearios que cada uno de ellos defienden, pueden encontrarse similitudes con los de otras fuerzas que con mayor o menor fortuna y asentamiento existieron en el pasado. La historia, a veces, parece dar vueltas sobre si misma. Una y otra vez. Veremos.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario