Camarada Putin | Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

Camarada Putin

DAMIÁN BENEYTO

La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin.

Tanto la Rusia zarista como la comunista siempre tuvieron un afán desmedido por acaparar territorios. El primero que utilizó el título de Zar fue un tal Iván IV, al que apodaron ‘El Terrible’ -empezaba la cosa bien- allá por el 1500 y pico, que ya apuntaba maneras imperialistas, y años después, zares como Pedro I o Catalina II ambos apodados ‘El/La Grande’, se anexionaron territorios declarando la guerra a suecos, turcos, polacos y demás vecinos, mientras ucranianos y bielorrusos pasaban de ser vasallos de Polonia a serlo de una Rusia cada vez más heterogénea con etnias de todos los colores.

A principio del siglo XX el imperio ruso de los zares se convirtió por arte y parte del comunismo en la Unión de Repúblicas Socialitas Soviéticas, URSS, Unión Soviética para abreviar, que era lo mismo pero en rojelio. La figura del Zar fue remplazada por un Camarada Secretario General.

A los pobres campesinos y demás curritos les empezaron a llamar proletarios, que era más políticamente correcto, aunque pasaran la misma hambre o más que en el régimen anterior y sufrieran una opresión y una falta de libertades de toma pan y moja.

Damián Beneyto

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Si la mayoría de los zares ya se caracterizaron por ser bastante despóticos y algunos francamente crueles con sus pobres siervos, no se imaginaban los pobres ‘mujiks’ la que se les venía encima con el comunismo. Después de una guerra civil que duró más de 5 años (1917-22) y que se llevó por delante a más de 9 millones de personas, el comunismo puso sus proletarias posaderas en la antigua Rusia imperial, se anexionó a todos los vecinos aprovechando cualquier excusa y comenzó con uno de los regímenes más terribles de la historia de la humanidad.

El primer Camarada Secretario General fue el siniestro Vladimir Ilich Ulianov, alias ‘Lenin’, al que se trata de blanquear a pesar de ser un auténtico genocida. Ahí van algunos ejemplos de sus hazañas:

  • Más de un millón de personas asesinadas por motivos políticos o religiosos.
  • Entre 300.000 y 500.000 cosacos asesinados.
  • Cientos de miles de trabajadores y campesinos asesinados por hacer huelgas.
  • 240.000 muertos en la represión de la rebelión de Tambov.
  • Más de 50.000 prisioneros de guerra blancos ejecutados.
  • Entre 3,9 millones y 7,75 millones de muertos por hambrunas entre rusos, kazajos y tártaros.

El que sustituyó a este ‘padrecito’ criminal fue su discípulo Iósif (en ruso) Stalin que no inventó nada en cuanto a la represión se refiere, pero eso sí, superó a su maestro, aunque parezca difícil, en brutalidad, sadismo, iniquidad y truculencia. A partir de 1930 comenzó lo que se llamó Gran Purga. Entre 1930 y 1937 más de 11 millones de personas murieron de hambre debido a los planes quinquenales, siendo los ucranianos –curioso, verdad-, a pesar de ser unos grandes productores de alimentos, los que se llevaron la peor parte falleciendo por inanición más de 8 millones, mientras otros centenares de miles eran deportados a Siberia. Fue tal la desesperación de aquella pobre gente que cayó en el canibalismo para poder subsistir.

El investigador Robert Conquest cifra en entre 11 y 15 millones los muertos por la hambruna y la represión política. El escritor ruso Vadim Erlikman calcula que hubo 1,5 millones de ejecuciones, 5 millones de víctimas de los gulags y 1 millón de prisioneros de guerra asesinados en los campos a los que hay que añadir los millones, casi todos ucranianos, que murieron de hambre durante el mandato del quizás mayor asesino de la humanidad.

Rusia ataca a Ucrania

Estos rusos y aquellos soviéticos siempre han estado con el dedo en el gatillo para que los países limítrofes les olieran los pedo y, en cuando alguno sacaba el ambientador, tenía los tanques rusos a la puerta de su casa"

La muerte de Stalin no acabó con la represión en la Unión Soviética y hasta 1987 el hambre, el frio, las palizas y las balas acabaron con muchos hombres, mujeres y niños. Los muertos por el régimen soviético (1917-1987) varían según los historiadores entre los 50 y los 80 millones de personas (*).

Esto, que no se estudia en los colegios, aunque sí el holocausto nazi, tiene mucho que ver en que, en pleno siglo XXI, haya personajes como el camarada Putin. Este matón de discoteca proviene de la KGB. La KGB fue, sin lugar a dudas, la policía política más cruel del mundo y en ese cuerpo se hizo un ‘hombrecito’ nuestro camarada. Nada más llegar al gobierno puso en marcha la segunda guerra chechena para desempalagar y siguió con una política de anexión de las repúblicas que se habían escindido de la antigua Unión Soviética. Georgia y Crimea ya saben como las gasta este tipejo y ahora le ha tocado el turno a Ucrania.

El camarada Putin es un comunista de la nueva ola que, como otros, ha utilizado el sistema democrático para llegar al poder y luego ‘si te he visto no me acuerdo’. No tiene escrúpulos en cargarse a cualquiera que le plante cara utilizando desde el atentado callejero –la periodista Ana Polikóvskaya– a sofisticados venenos -el ex oficial de la KGB y escritor Aleksandr LitvinenkoEs un bravucón y un matasietes, acostumbrado a conseguir sus propósitos utilizando la violencia.

La invasión de Ucrania, que aun no sabemos cómo va a acabar, no es nuevo en el historial imperialista de la URSS, siempre han estado con el dedo en el gatillo para que los países limítrofes les olieran los pedos y, en cuanto alguno sacaba el ambientador, tenía los tanques rusos a la puerta de su casa en menos que dice una mentira el tal Sánchez.
Alemania del Este en 1953, Hungría en 1956, Checoslovaquia en 1968 son solos algunos ejemplos de cómo las gasta el comunismo soviético.

Como les decía, no sabemos hasta donde va a llegar este malandrín, pero si sus intenciones son volver a unificar la antigua URSS lo tenemos claro. Algunos de esos países como las Repúblicas Bálticas pertenecen a la OTAN y, si son invadidas, ya no hay excusa para que EEUU y Europa sigan catalépticas. El armamento nuclear ahí está y en cantidades abundantes. Los chinos, a la expectativa y mirando a Taiwán. Irak y sus adláteres fundamentalistas islámicos frotándose las manos. El mundo es una caldera que puede explotar en cualquier momento.

El camarada Putin es un sociópata comunista al que hay que parar los pies como sea, y ya se sabe: “Muerto el perro, se acabó la rabia”, ahí lo dejo…
.

Damián Beneyto

(*) Zbigniew Brzezinski ya había establecido los muertos del régimen soviético en 50 millones, en su obra ‘El gran fracaso: nacimiento y muerte del comunismo en el siglo XX’Robert Conquest, cuyos trabajos sobre la Unión Soviética le convirtieron en una autoridad, estimó 40 millones de víctimas, sin contar a los fallecidos en la Segunda Guerra Mundial. En 1987, Rudolph Rummel, de la Universidad de Hawai, dijo que la URSS había matado a 61,9 millones de personas entre 1917 y 1987. Mientras que el historiador ruso y premio Nobel de Literatura, Aleksandr Solzhenitsyn, en el segundo volumen de su ‘Archipiélago Gulag’, de 1973, cifró el número de víctimas de la represión en 88 millones. (Datos de ABC)

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’ | Damián Beneyto

Del 'sanchismo' al 'pedrismo'

DAMIÁN BENEYTO

Se puede considerar bastante normal que en un gobierno haya cambios a mitad de legislatura. Ocurre casi siempre y se suele buscar con ello nuevos ímpetus para volver a ilusionar al electorado y darle un toque de ‘verosimilitud’ al compromiso adquirido con el pueblo soberano.

Normalmente suele cambiarse a aquellos ministros que han tenido que ‘bailar con la más fea’ -dicho popular sin connotaciones sexistas- o han tenido unas meteduras de pata de ‘armas tomar’.

En el caso que nos ocupa, he leído opiniones en los medios para todos los gustos y aun siendo, a lo mejor, todas validas, tratándose del personaje en cuestión no hay que descartar nada por descabellado que sea.

Normalmente se suele cambiar a aquellos ministros que han tenido que 'bailar con la más fea' o han tenido unas meteduras de pata de 'armas tomar'"

Es cierto que ha fulminado a los que lo apoyaron cuando pintaban bastos en el PSOE. A la Sra. Calvo, que más bien parecía su tía favorita a la que se le perdonaba todos sus desvaríos, y al Sr. Ábalos, su mamporrero particular, tan primitivo como útil, pero bastante alocado a veces y capaz de las mayores meteduras de pata.   

Otros caídos han sido la Sra. Celaá, una de las mayores sectarias del pasado gobierno y madrastra de una Ley de Educación que va a abocar, si Dios no lo remedia, a que tengamos la mayor generación de ígneos de nuestra historia; el Sr.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Campos‘partenaire’ de la Sra. Batet, la camuflada secesionista que preside el Congreso- otro sectario y, sobre todo, con un inmoral sentido de la justicia y la Sra. Laya, la peor ministra de Exteriores de la historia -y mira que era difícil superar al pobre Sr. Moratinos– que aunque parecía que no había roto nunca un plato, ha conseguido cabrear a todo el mundo allende nuestras fronteras.

La retirada de la escena de los Sres. Duque -el astronauta- y Rodríguez Uribe -el culturín-, dado su fantasmagórico paso por el gobierno, no merece ni comentario.

Quién merece una parrafada es mi conocido D. Iván Redondo. He de confesar que para mí ha sido una sorpresa que saliera en este momento, salvo que haya algo que se me escape. Este ilusionista de la política y fabricante de humo suele aguantar el tirón y marcharse con el pobre candidato al que ha hundido, pero en este caso no ha contado con que el tal Sánchez-como cualquier mediocre acomplejado- no perdona a los que le hacen sombra y más si se publica un libro sobre el susodicho prestidigitador, aunque sea sólo para ponerlo a parir. La ocurrencia del paseíto de 30 segundos con el tal Biden, los resultados electorales en Madrid y la pretensión de ser ministro de la Presidencia también pueden haber contribuido al derrocamiento; pero en este ‘affaire’, insisto, algo se me escapa.

Ivan Redondo, Damián Beneyto

Los sustitutos, la mayoría desconocidos fuera de su ámbito político, son un intento claro de nuestro ínclito presidente de hacernos olvidar sus múltiples desvaríos. Se trata de pasar del ‘sanchismo’ al ‘pedrismo’.  No es sólo un cambio generacional, como ha dicho ‘su eminencia’ en la rueda de prensa pertinente, se trata de ir preparando el barbecho, que es en lo que se ha convertido el PSOE, para hacerlo productivo y poder plantar nabos y algunas chirivías que le permitan eternizarse como secretario general socialista.  

En política las casualidades no existen y que algunas de las nuevas ministras provengan de comunidades regidas por barones socialistas díscolos, se parece bastante a una premonición de cara a las próximas elecciones autonómicas. La aragonesa Sra. Alegría, la manchega Sra. Rodríguez y la valenciana Sra. Morant van a ser un buen pedrusco en los zapatos de los Sres. Lambán, García-Page y Puig.

Otro signo inequívoco de las filias y las fobias del tal Sánchez es el intentar lanzar al estrellato a alguien que  pueda rivalizar con la Sra. Ayuso en Madrid y para eso le ha dado galones a la Sra. Llop, pues al pobre Sr. Gabilondo entre unos y otros lo han dejado para el arrastre cual astado en San Isidro.

La cuota catalana por supuesto que hay que pagarla y de paso apretarle las tuercas al tal Illa, para lo cual la Sra. Sánchez cumple las expectativas.

Abalos hundido por Sanchez

El resto de nuevos ‘purpurados’ son su nueva guardia pretoriana a excepción del Sr.Albares– el de la foto hortera del Falcon- que, como jefe de la diplomacia, tendrá que lidiar con los moros, con el tal Biden y con la UE, esperemos que con mejor tino que su antecesora. Tanto el Sr. Bolaños, como el amnistiado y poco dotado Sr. López son ‘pedristas’ de reconocido prestigio y con muchas menos pretensiones que el ‘ilusionista’ Sr. Redondo.

De los que se quedan, y no son de Podemos, sólo el Sr. Marlaska le puede causar algún sobresalto a ‘su serenísima’. El juez metido a político es un converso al ‘pedrismo’ sin lugar a dudas, besa por donde pisa ‘su eminencia’ y hasta ha aprendido a soltar trolas tan gordas como las de su líder, al que mira con ojos de cordero degollado.

Los ministros podemitas, a pesar de su incapacidad manifiesta, de su vagancia y de su infinita habilidad para hacer el ridículo, son intocables de momento para mantener la estabilidad parlamentaria, pero todo se andará…

En resumen, tenemos un nuevo gobierno menos ‘sanchista’ y más ‘pedrista’ para mayor gloria de su líder. Dudo mucho que vaya a solucionar los problemas de los españoles, pero de lo que no me cabe duda es que el tal Sánchez se prepara para hacer un PSOE a su imagen y semejanza desde el que, sin sobresaltos, pueda seguir tomando el pelo al pueblo soberano e intentar perpetuarse en el poder.

Damián Beneyto

Nota del autor: Como habrán podido observar, no hay ningún ministro extremeño y es que a D.Guillermo lo tiene seguro, yo diría que obnubilado. No se queja de nada, dice a todo que sí y le rinde pleitesía. Extremadura es un chollo para el ‘pedrismo’ y así nos va…

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta | Alberto Astorga

Me espanta

ALBERTO ASTORGA

Me espanta todo esto que está sucediendo en el mundo, pero mucho más me espanta lo que está sucediendo en la España en que vivimos.

Podría referirme al clima social de crispación en que vivimos desde hace ya algunos años, la falta de horizonte y de proyectos de futuro que reúnan y aúnen a los ciudadanos en una meta colectiva. Hay crispación e incertidumbre, pues quiénes tienen que tomar decisiones, manifiestan una cosa en un momento determinado según las circunstancias; dicen otras distintas o incluso contrarias, cuando los momentos han pasado y, finalmente, hacen lo que les parece, sabiendo que la memoria colectiva es endeble, que los medios de comunicación tienen un precio y que los mensajes pueden ser diseñados para ‘conducir’ la voluntad de las personas -o del rebaño- allá donde se quiera. La mentira, el engaño y la inseguridad en qué sucederá en el futuro esta al cabo de la calle.

Me espanta que, teniendo así la casa, desde fuera se den golpes en la puerta, se fuerce la cerradura y se nos cuelen aquí donde vivimos, por la fuerza y sin permiso, extraños que poco o nada aportan porque poco o nada tienen. Y me espanta que, pese a la irrupción ‘a las bravas’ de esa inmigración ilegal tengamos que acondicionar alguno de nuestros destartalados habitáculos para darles acomodo, demostrándonos que las cosas siempre pueden ir peor. Incluso anunciamos que caben más donde los que ya están administran como pueden su miseria, su paro, su falta de alternativas y su enorme, enorme y enorme deuda pública.

Me espanta la burla que desde el gobierno se hace al poder judicial. Dos poderes esenciales que deben respetarse. No ya es se haya nombrado a una Fiscal General del Estado que meses antes había sido ministro socialista –que ya es un escándalo ético-; ni siquiera es que se intente un asalto al Consejo General del Poder Judicial para someterlo como a la fiscalía citada –“¿de quién depende?, pues eso”– y poner a fieles seguidores de la doctrina oficial y del pensamiento único, sino que, más aun, me espanta, y mucho, que se aprueben indultos donde no cabe indultar. No es la falta de arrepentimiento de los condenados, que daría casi igual, sino el anuncio descarado de que se repetirán las situaciones y, con ellas, las tensiones. Cuando se vulnera la legalidad se abre una peligrosa puerta a nuevas vulneraciones, porque ya no existirá medida de lo justo y de lo injusto, y de ahí a la selva, solo hay un paso.

Persecución covid: Me espanta, por Alberto Astorga

Aunque el proceso de vacunación sea 'voluntario', me resulta de una voluntariedad bastante imperativa, pues ya se anuncia que para viajar en autobús, avión, ir al cine, montar en metro... hay que tener un 'Pasaporte Covid'. ¡Caramba con la voluntariedad!"

Pero lo que me tiene todavía más preocupado es la cantinela esta del Covid. No logro comprender qué está sucediendo con la pandemia, con los ‘comités de expertos’ que no existen, con aquellos estudiosos que concluyen una cosa y dicen al rato otra; que lo dicho se contradiga con lo analizado por otros expertos distintos y que lo maticen posteriormente, sumergiéndonos en un mar de dudas y temores, con el inestimable apoyo, cobertura y difusión de los medios de comunicación que se hacen eco de todo y que contribuyen a difundir la confusión y la inseguridad.

Les confieso que, pese a mis convicciones y ante este panorama, era reacio a vacunarme. Un proceso de investigación e implementación de una vacuna lleva años de estudio y de experimentación. Años. Sin embargo, aunque según los expertos –a saber quiénes- sabemos poco del virus, han aparecido, no uno, sino varios laboratorios que un plazo brevísimo han sacado distintos tipos de vacunas -en meses- y en las que sus porcentajes de efectividad son más una cuestión de marketing que de ciencia. Que además hayan surgido problemas de tolerancia, según edades o sexo. Que un día una dosis sea suficiente, al día siguiente debería ser dos y poco después se esté hablando de hasta de tres dosis. Que nadie explica nada y te chutan la dosis como otrora vacunaban a los quintos en la mili.

Y aunque se diga que el proceso es ‘voluntario’, me resulta de una voluntariedad bastante imperativa, pues ya se está anunciando que para montarse en un autobús, en el tren, en el avión, entrar a otro país, hospedarte y moverte libremente deberás estar vacunado y tener un ‘Pasaporte Covid’. ¡Acabáramos! ¡Caramba con la voluntariedad! ¡O te vacunas o te declaro apestado!

Me he vacunado, sí. Lo he hecho con miedo, impulsado por una responsabilidad ciudadana de grupo, pero con preocupación sobre qué hará eso que me están metiendo en años venideros y cómo afectará a mi salud. Nadie lo sabe, porque no ha habido tiempo para ello. Asumimos riesgos sobre los que luego, si sucediera algo, nadie asumirá responsabilidad alguna, ni los que gobiernan, ni los expertos, ni las agencias internacionales. 

Estoy de acuerdo con cualquier proceso de vacunación que se lleve a cabo, como la mejor forma de controlar enfermedades peligrosas, pero no por ello olvido que a toda una generación, a los de mi edad –yo me libré por los pelos-, se nos extirpaban las anginas para evitar ‘problemas futuros’, como si arrancáramos el motor del coche para evitar averías futuras. Hoy, afortunadamente, no se hace tan alegremente, pero antes era el ‘aquí te cojo, aquí te mato’, en beneficio de la salud. O aquel antibiótico maravilloso llamado tetraciclina que posteriormente se descubrió que suministrado a niños y embarazadas se fijaba en los dientes colorándolos, dañándolos y creando un problema futuro en todos los también ‘voluntarios’ pacientes. Por eso, mi espanto continúa.

Alberto Astorga

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Autopsia electoral | Damián Beneyto

Autopsia electoral | Damián Beneyto

Autopsia electoral | Damián Beneyto

Autopsia electoral

DAMIÁN BENEYTO

“En la huerta del Segura cuando ríe una huertana resplandece de hermosura toda la vega murciana”.

‘La Parranda’, zarzuela en tres actos del maestro Alonso.

Quién nos iba a decir que la decisión de adelantar las elecciones en la Comunidad de Madrid se debería a una moción de censura en la Región de Murcia que acabó ‘como Cagancho en Almagro’.

El asalto al liderazgo del centroderecha, perpetrado por la Sra. Arrimadas con la colaboración inestimable del ‘Rasputín’ monclovita Sr. Redondo, produjo una reacción en cadena que acabó con la convocatoria electoral anticipada en la Comunidad de Madrid.

La Sra. Ayuso, oliéndose que el ‘Bellido Dolfos’ de Ciudadanos, Sr. Aguado, la estaba preparando una celada para deponerla vía moción de censura, se adelantó a los acontecimientos disolviendo la Asamblea madrileña y convocando elecciones.

La campaña electoral ha sido una de las más ácidas que recuerdo; a la violencia verbal en grado sumo se ha unido, al más puro estilo abertzale, la violencia física"

Visto lo visto, la jugada no le ha podido salir mejor a la lideresa popular, ni peor al pobre felón de Ciudadanos que ha acabado -con perdón- ‘como puta por rastrojo’.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La jugada política de Dña. Isabel dejó descolocado a más de uno y cortó de raíz los intentos de mociones en otras comunidades. Tanto fue así que ‘naranjiles’ y socio-comunistas intentaron vía judicial que se anulara la convocatoria electoral, pero sin resultado.

Después de las elecciones catalanas, que habían pasado sin pena ni gloria y que aún están por resolver, las madrileñas crearon una expectación fuera de lo normal, por lo inesperadas y por las circunstancias que las provocaron.

Los partidos políticos se pusieron manos a la obra y la gran sorpresa fue la aparición en escena del estrafalario mayor del reino, Sr. Iglesias, que, cual salvador de la patria, dejó la vicepresidencia del Gobierno para disputar la presidencia de la Comunidad de Madrid a la Sra. Ayuso al grito guerra civilista de ¡no pasarán!  

El resto de los partidos no tardaron en nombrar a sus cabezas de cartel, manteniendo -excepto Ciudadanos, que optó por defenestrar al pobre del Sr. Aguado– a sus actuales portavoces en la Asamblea madrileña. El 4 de mayo era la fecha elegida para unas elecciones que se presumía que darían mucho que hablar.

La campaña electoral ha sido una de las más ácidas que recuerdo; a la violencia verbal en grado sumo se ha unido, al más puro estilo abertzale, la violencia física y así, mamporreros de la extrema izquierda podemita se han dedicado a lanzar pedruscos a los ‘terribles fascistas’ de VOX.

Resultados electorales del 4M en Madrid

Soy de los que piensan que este asunto 'de las balas' no deja de ser una ocurrencia de alguna mente privilegiada que pulula por los despachos monclovitas"

Otra singularidad de esta campaña ha sido las amenazas que vía postal han recibido algunos prebostes del frente popular y la Sra. Ayuso. Las misivas llevaban cartuchos de Cetme y hasta alguna faca albaceteña, sin que, de momento, quitando al ‘Luis Candelas’ de El Escorial, sepamos quiénes han sido los autores. Eso sí, la seguridad de Correos ha quedado absolutamente puesta en evidencia.

Soy de los mal pensados que cree que este asunto de ‘las balas’ no deja de ser una ocurrencia de alguna mente ‘privilegiada’ de las muchas que pululan por los despachos monclovitas, pero, al menos,  le ha dado un cierto glamur a estos comicios.

El CIS del Sr. Tezanos también ha cumplido con nota en su papel de animador electoral y ha cocinado con todo primor encuestas que iba sacando en sucesivas dosis para intentar ilustrar y adoctrinar a los votantes al más puro estilo ‘goebbelsiano’.

Hay que reconocer que los candidatos se han empleado a fondo aunque, como se ha visto, algunos con más acierto que otros.

En mi opinión el que peor lo ha hecho, y a los resultados me remito, ha sido el Sr. Gabilondo. Un venerable catedrático de universidad no debería haberse prestado a ser tratado como un zascandil o chisgarabís por sus directores de campaña. Entre ‘el gurú’ D. Iván y los iletrados Sr. Ábalos y Sra. Lastra han llevado al pobre de D. Ángel “com cagalló per senda”, que dicen en mi tierra natal. El papelón del metafísico socialista ha sido melodramático, rayando en lo fúnebre.

Isabel Díaz Ayuso ha demostrado que no hace falta renunciar a los valores del centro derecha para conseguir la confianza de los ciudadanos"

Isabel Diaz Ayuso y los resultados del 4M, por Damián Beneyto

Las candidatas de VOX y MÁS MADRID se han batido el cobre con bastante solvencia. Dña. Rocío tenía que salvar los muebles ante una Sra. Ayuso que arrasaba, y lo ha conseguido. Dña. Mónica ha sabido aprovecharse de las flaquezas del Sr. Gabilondo y de los ridículos graznidos del Sr. Iglesias y, a pesar de su condición de pija comunista, ha arramplado con un buen montón de votos de la izquierda profunda.

Del Sr. Iglesias poco se puede decir que no se haya dicho. Saltó al ruedo con la intención de salir por la puerta grande y ha salido por la puerta de cuadrillas a almohadillazo limpio. Nefasto personaje que sólo ha conseguido crear cizaña y enfrentar a los españoles y que, desgraciadamente, lo seguirá haciendo desde fuera de la política.

Dña. Isabel ha estado por encima de lo esperado, que ya era mucho. Muy bien asesorada, ha demostrado que no hace falta renunciar a los valores del centro derecha para conseguir la confianza de los ciudadanos y que la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace es posible en política.

Doña Isabel Díaz Ayuso no ha derrotado al Sr. Gabilondo, que también; ha derrotado al Secretario General del PSOE y Presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y además de forma abrumadora y sin paliativos"

Isabel Diaz Ayuso y el Partido Popular ganan las elecciones de Madrid 2021

En el resultado de estas elecciones hay, por encima de todos, un gran perdedor que, aunque no figuraba en las listas, estuvo desde la Moncloa medrando con sus decisiones para desprestigiar a la Sra. Ayuso. Este no es otro que el tal Sánchez que, cual pájaro de mal agüero, lleva desde el comienzo de la pandemia intentando desprestigiar al Gobierno de Madrid a base de perjudicar a los madrileños con decisiones políticas más que cuestionables. Dña. Isabel no ha derrotado al cariacontecido Sr. Gabilondo, que también; ha derrotado al Secretario General del PSOE y además de forma abrumadora y sin paliativos.

No cabe duda que el Partido Popular ha dado un paso importante para su futuro, pero mal haría el Sr. Casado si se creyera él, el triunfador. El triunfo del PP en Madrid ha sido por la gestión realizada por la Sra. Ayuso, sin olvidar al Sr. Martínez-Almeida que desde el Ayuntamiento de Madrid está haciendo una magnifica gestión.

El Sr. Casado, para convertirse en el próximo presidente del Gobierno de España, tiene que ofrecer a los ciudadanos un discurso firme, coherente, sin complejos y con propuestas creíbles para solucionar los graves problemas socioeconómicos por los que atraviesa España.

El resultado electoral de Madrid puede ser, a medio plazo, el motor de la recuperación de España y también del PSOE, si el sector socialdemócrata del partido logra echar de la política al tal Sánchez y a sus acólitos.

“Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la España en que nací por algo te hizo Dios la cuna del requiebro y del chotis”.

‘MADRID’, de Agustín Lara.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

'Nación de naciones'

DAMIÁN BENEYTO

«Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo el ocaso, sino también el Oriente. Tú eres el honor y el ornamento del orbe y la más ilustre porción de la tierra, en tu suelo campea alegre y florece con exuberancia la fecundidad del pueblo godo«

San Isidoro de Sevilla – año 626

Con esta cita de “De laude Spaniae” (Alabanza de España) de San Isidoro de Sevilla comienza el interesantísimo libro de D. José Soto Chica titulado “Los Visigodos” y que les recomiendo, pues no sólo describe con precisión la caída del Imperio Romano sino que además, detalla y documenta la conversión de la Hispania romana en una entidad independiente allá por el siglo VII a la que los godos denominaros Spania y que ocupaba toda la península ibérica.

Apenas si queda una semana para las elecciones en el antiguo principado de Cataluña, elecciones que desde hace unos años generan una gran expectación en el resto de España. El afán secesionista de parte del pueblo catalán, nuevamente marcará unos comicios cuyo resultado tendrá mucho que ver en el devenir de esta Comunidad y del resto del Estado.

Los catalanes van a votar si quieren o no quieren pertenecer a una nación que ya apuntaba maneras allá por el siglo VII de nuestra era"

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En Cataluña no se va a votar, al menos en primera instancia, cómo quieren los catalanes que sea su sanidad, su educación, su economía o su política fiscal. Los catalanes van a votar en primera instancia si quieren o no quieren pertenecer a una nación que ya apuntaba maneras allá por el siglo VII de nuestra era y a la que Cataluña siempre perteneció de una forma u otra. Van a ser unas elecciones “fraudulentas” que, como otras anteriores, no van a cumplir la finalidad que la Constitución las otorga.

El secesionismo en España es decimonónico a pesar de algún escarceo que otro durante el siglo XVII, más fruto de la malinterpretación interesada de la historia que de la intencionalidad de los hechos acaecidos. Convertir, por ejemplo, la  Guerra de Sucesión en una guerra de “secesión” es una de tantas gilipolluás inventadas por embaucadores que sólo perseguían y persiguen incrementar su peculio y su prestigio a costa de la ignorancia de unos pobres payeses de remensa.

Como les decía, es a partir del siglo XIX cuando comienza el secesionismo en España, especialmente en las Vascongadas (hoy País Vasco) y en Cataluña. En el secesionismo vasco -que fue más vizcaíno que otra cosa- tuvo mucho que ver el carlismo, que nunca admitió su derrota después de tres guerras civiles y que prendió ideológicamente sobre todo en la burguesía rural vasca.

Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

El padre del nacionalismo vasco fue un tal Sabino Arana –una piedra con boina según Alfonso Ussía-. El tal Sabino era descendiente de una familia carlista y bastante desequilibrado, según se desprende de su obra literaria. Sus mensajes son racistas y machistas, considera al resto de los españoles, vascos incluidos si no tenían al menos 10 apellidos autóctonos, como seres inferiores a los que llama ‘maquetos’ y los tilda de afeminados, sucios, incivilizados y violentos. A las mujeres las pone a caldo y para muestra este botón: «La mujer es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades propias de la naturaleza humana. (…) Es inferior al hombre en cabeza y en corazón. (…) ¿Qué sería de la mujer si el hombre no la amara? Bestia de carga, e instrumento de su bestial pasión: nada más«.

Tanto vascos como catalanes solo han perseguido chupar del bote del resto de los españoles; se trata de esquilmar a aquellos a quienes odian y desprecian"

La España rota que quieren los secesionistas vascos y catalanes; Damián Beneyto;

Este es pues el germen del secesionismo vasco, así que no es de extrañar que una escisión del mismo, alentado por el resto de la caterva, acabara pegando tiros y poniendo bombas a diestro y siniestro y que aún hoy se mantenga el germen terrorista en Bildu.

Los catalanes también comenzaron sus peripecias independentistas en la segunda  mitad del siglo XIX, a pesar de su empeño por defender que ya eran una nación cuando los cromañones y neandertales poblaban el mundo. El racismo también está presente en sus fundadores, así Pompeu Gener uno de los padres del nacionalismo catalán escribió: “«Creemos que nuestro pueblo es de una raza superior a la de la mayoría de los que forman España. Sabemos por la ciencia que somos arios». Otro ‘ilustre nacionalista’, Josep Genovés Moles, dejo esta otra perla escrita: «Ningún catalán ni ninguna catalana dignos de tal nombre admitirán unión matrimonial con individuo español o hijo de españoles».

Sin embargo, detrás de estas razones “existencialistas”, tanto vascos como catalanes sólo han perseguido, como ya expuse en mi artículo ‘¿Quién roba a quién?’, chupar del bote del resto de los españoles. Es el nacionalismo del ‘dómine Cabra’, de los ‘Supertacañones del 1-2-3’; se trata de esquilmar a aquellos que odian y desprecian aduciendo razones históricas inventadas o manipuladas de forma chapucera.

Otro de los logros del separatismo en nuestro país ha sido tener como aliados a los partidos de izquierda, desde el PSOE hasta el PCE, hoy Podemos, y demás bandas siniestras.

Los Visigodos, de José Soto
Disponible en:

Ni las lenguas ni las costumbres autóctonas pueden separar lo que a través de los siglos ha unido la sangre"

En los últimos años hay que agradecer al socialismo patrio su labor en pro del fomento del secesionismo. El sonatillo Zapatero, con su ‘estatut’ tan inconstitucional como la bandera republicana, y el tal Sánchez, con su ‘nación de naciones’, una de las mayores estupideces, boberías y necedades dichas por un político en la historia de España, han dado alas a los hijos putativos de los Arana y los Pompeu; y, si a esto le añadimos la prodigalidad con que los gobiernos socialistas han regado la causa secesionista con miles de millones de euros en detrimento del resto de España, no es de extrañar que el día de San Valentín vuelvan a cortar orejas y rabo las huestes de Puigdemont y del ‘agraciado’ Junqueras.

La Hispania romana, la Spania visigótica y la España de los Reyes Católicos no fueron nunca ‘una nación de naciones’ fue la patria común de hombres y mujeres a los que les une, mal que les pese a algunos, más de lo que les separa.

Si hubo momentos en nuestra historia -durante la Reconquista- en que por intereses políticos se rompió la unidad administrativa, nunca se rompió la complicidad del pueblo soberano. El mestizaje es total y absoluto, ni la lengua, ni las costumbres autóctonas pueden separar lo que a través de los siglos ha unido la sangre.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario