Pensamiento único | Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

Pensamiento único | Damián Beneyto

Pensamiento único

DAMIÁN BENEYTO

Parece que fue el periodista gallego Ignacio Ramonet allá por 1994 el primero en utilizar el concepto de ‘pensamiento único’ en su libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único”Ramonet lo define como “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente, envuelve cualquier razonamiento rebelde, lo inhibe, lo perturba, lo paraliza y acaba por ahogarlo”.

Lo que está claro es que el ‘pensamiento único’ es el pensamiento de los que lo saben todo, de los que se creen que están por encima del bien y del mal, de los que afirman estar en posesión de la verdad absoluta y, por consiguiente, se sienten intelectual y moralmente por encima de los demás.

Curiosamente este concepto fue utilizado por la izquierda anticapitalista para poner en evidencia el neoliberalismo económico como único pensamiento aceptable.

El 'pensamiento único' el el pensamiento de los que lo saben todo, de los que creen que están por encima del bien y del mal, de los que afirman estar en posesión de la verdad absoluta"

Desde un punto de vista filosófico fue Arthur Schopenhauer, primero, y Herbert Marcuse, después, los que inicialmente utilizaron este concepto, pero con un significado distinto al que se le da actualmente.

No cabe duda que la globalización ha contribuido a la expansión de la uniformidad de pensamiento y en pocos años, especialmente en los países más desarrollados, se ha convertido en una especie de religión en la que uno ingresa sin enterarse y que cada día tiene más adeptos y es más fundamentalista.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Naturalmente esta ‘religión’ tiene sus ‘popes’, sus propagadores, evangelizadores o proselitistas que desde los poderes fácticos políticos y económicos dicen al pueblo soberano lo que debe pensar y, como consecuencia de esa unidad pensante, qué debe comprar, a quién debe votar, qué debe opinar, cómo debe vestir e incluso cómo deben responder ante los problemas que suscita el mero hecho de existir.

Los medios de comunicación son los grandes propagadores. Son los encargados de decirnos lo que está bien y lo que está mal, según los patrones perfectamente diseñados por los ‘queridos líderes’ que gobiernan el otrora planeta azul. La humanidad poco a poco se va imbuyendo de ese ‘dogmatismo ético’ que no admite ningún tipo de discusión.

El pensamiento único ha creado unos principios éticos con los que se valora tanto el presente como el pasado, sin tener en cuenta la evolución histórica y cultural del ser humano. Todo es evaluado desde esta nueva normativa moral.    

Para la implantación de este ‘nuevo orden’ es necesario limitar el espíritu crítico del personal y para ello ha de ser lo más dependiente posible de los poderes establecidos.

Hay que hacer creer al pueblo soberano que la supervivencia y el bienestar son imposibles sin el concurso del poder político, pero además, para fijar esta creencia, los probos ciudadanos deben sentirse protagonistas de la elección de sus gobernantes, aunque al final sólo hayan metido en la urna, en el mejor de los casos, una papeleta donde figuran un determinado número de personajes que no conoce en su mayoría y para cuya inclusión en la misma no se le ha pedido ni siquiera opinión.

La intervención en los sistemas educativos es fundamental para conseguir que las nuevas generaciones sean cada vez más dúctiles y maleables. Adoctrinar a niños y jóvenes es la mejor forma de conseguir para el futuro una sociedad adocenada, ignara y carente de la capacidad de rebelarse ante el nihilismo moral o ético imperante, donde nada es moralmente apropiado o inapropiado salvo lo que se ha dado en  llamar lo ‘políticamente correcto’.

Discrepancia

Hoy para cambiar la sociedad no es necesario tomar el Palacio de Invierno; basta con tomar las escuelas".

François Mitterrand

 Hoy en día, si no quieres complicarte la vida, si quieres ser aceptado socialmente, si no quieres ser tachado de retrogrado, reaccionario o faccioso tienes que comulgar con unos principios que emanan de ese ‘pensamiento único’ y que te va a dar el sello de ‘corrección política’ tan valorado hoy en día.

No quiero decir que esos principios no sean en algunos casos loables, si se toman en su justa medida, ni que puedan suponer un avance para que cada vez la sociedad sea más tolerante y justa; pero mucho me temo que en demasiadas ocasiones se consiga el efecto contrario y lo que es peor, puedan suponer un atentado a las libertades individuales del ser humano.

Así, por ejemplo, el feminismo –‘hembrismo’ en mi humilde opinión, por una cuestión semántica- entendido como la igualdad jurídica, laboral  y social entre  hombres y mujeres

se ha acabado convirtiendo, con el beneplácito de gran parte de la sociedad, en lo que algunos llamamos ‘feminazismo’. Es decir, en una corriente ideológica que hace al macho culpable de todos los males de la humanidad. A tal punto se ha llegado que no se ha tenido ningún pudor jurídico en negarle al varón la presunción de inocencia ante cualquier denuncia que provenga de una ‘dama’ sin ni siquiera comprobar la veracidad de la misma.

Es cierto que la violencia machista provoca decenas de crímenes al año en nuestro país y que sigue habiendo violaciones y abusos, lo cual es absolutamente condenable, pero no es menos cierto que no puede haber discriminación por razón de sexo, como dice nuestra Constitución, y en nuestro país esa discriminación existe en contra de los hombres. Cualquier ciudadano macho está expuesto a que su vida se convierta en un infierno si es denunciado por alguna hembra resentida, aunque sea más inocente que los pensamientos de Bambi.

No se trata de discriminar, se trata de igualar y para eso, tanto ellas como ellos deben demostrar sus aptitudes y sus méritos. La discriminación positiva es, al fin y al cabo, discriminación sin apellidos. Pero nadie o muy pocos ponen en tela de juicio ese abuso manifiesto del sexo femenino sobre el masculino.

Lo del lenguaje ya es de traca. Usar de forma genérica el masculino se ha convertido en un atentado contra la igualdad y ya no conformes con utilizar redundantemente ambos géneros, aunque muchas veces nos los inventemos -lo cual es de un cursi empalagoso además de una gilupolluá-,  sino que, además, algunos zaparrastrosos de la cultura se han inventado un tercer género que debe ser un cruce entre feminazi y alienígena.

Lo grave de este desmadre idiomático es el mensaje que se lanza a una juventud que, dada su ignorancia, acabará no sabiendo hablar, agravándose en que ya escribir casi no sabe.

La superioridad moral de la izquierda profunda es en nuestro país otro dogma del ‘pensamiento único’. Para ello, no han tenido ningún problema en tergiversar acontecimientos acaecidos en nuestra historia, especialmente en lo referente a la Segunda República y posterior Guerra Civil, ocultando y falseando hechos y documentos, y llevando a cabo un revisionismo grosero y obsceno con el fin de blanquear a unos partidos de izquierda cuyos dirigentes nos llevaron a uno de los peores momentos de nuestra historia.

El culmen de esta tropelía es la creación de una Ley de Memoria Histórica, convertida ahora en Ley de Memoria Democrática, que no es más que una forma de legitimar una visión absolutamente partidista y maniquea de lo que ocurrió en España entre 1931 y 1975. Naturalmente, este juicio sectario de la historia se convertirá, Dios mediante, en materia obligatoria en nuestro sistema educativo como parte del adoctrinamiento programado.

Las etiquetas del pensamiento único

Lo que más sorprende de este lavado de cerebro al que vamos a someter a nuestros niños y jóvenes es el lamentable espectáculo que está dando la derecha patria, que sigue absolutamente acomplejada y que no es capaz de plantar cara a tamaño desafuero. La Ley de Memoria Histórica, además de partir de premisas falsas y maniqueas, es un atentado contra las libertades individuales de los españoles.

Manifestarse de derechas o de izquierdas en este país también nos hace más o menos ‘políticamente correctos’. Ser ‘de derechas’ no está bien visto y de ahí, fruto de una especie de sentimiento culpatorio instigado especialmente por los medios, nos hemos inventado eso del centro-derecha, que nos tranquiliza mucho la conciencia. Ser de derechas es en nuestro país ser un facha -forma coloquial de denominar a los fascistas-, aunque, por mucho que se empeñen los sesudos propagandistas rojelios, en España nunca hubo fascismo (para saber lo que es el fascismo les recomiendo la lectura de “El Hijo del Siglo” de Antonio Scurati). Sin embargo, sí ha habido y hay comunismo; una ideología que, donde ha conseguido gobernar, ha masacrado a la población y teniendo a sus espaldas más de 100 millones de muertos y la ruina social y económica de muchos países.

Pues, ya ven, fruto de ese ‘evangelio progre’, uno no puede negar el holocausto nazi, bajo pena incluso de cárcel, pero si puede negar el genocidio de Stalin en Ucrania o el gulag siberiano, donde murieron millones de personas, unas ajusticiadas y otras de frio y hambre. Incluso se permite poner en lugares públicos fotos en homenaje al mayor asesino de la historia –el ‘camarada Stalin’-, ayuntamientos incluidos.

El ecologismo y el cambio climático también forman parte del ‘pensamiento único’. Aun siendo cierto que estamos en un periodo de cambio climático y que el aumento de la población de la tierra hace que se necesiten más recursos, no parece muy científico hacer al ser humano único responsable del llamado ‘calentamiento global’. Desde el Jurásico se han producido en nuestro planeta más de mil cambios climáticos con glaciaciones que han congelado medio planeta y periodos interglaciares muy cálidos. Esto se debe, según los expertos del Instituto de Tecnología de Massachusetts, a los cambios en la órbita de la Tierra alrededor del Sol. También sus estudios demuestran que los periodos cálidos son más prolongados que los glaciares.

La contaminación ambiental es un hecho innegable, como también lo es la utilización política y económica que de la misma hacen los poderes fácticos que manejan el cotarro en el mundoLos partidos de izquierda han encontrado un filón ideológico en eso del ecologismo y, a pesar de que los países más rojelios son los que más contaminan, sin ningún pudor se han lanzado a acusar al capitalismo y al liberalismo de todos los desastres habidos y por haber. Como ejemplo les diré –según datos que me ha facilitado el profesor Julián Mora Aliseda– que China, país ‘de derechas’ donde los haya, emite el 30% del total del CO2 humano al planeta y, además, se dedica a esquilmar los recursos naturales de los países africanos y sudamericanos. Sin embargo, Europa, cuna del capitalismo, ha reducido un 25% las emisiones de CO2 desde 1990 y ha aumentado su superficie forestal en un 30%.

Damián Beneyto y el pensamiento único

El 'feminismo' se ha convertido en una corriente ideológica que hace al macho culpable de todos los males de la humanidad, negándole sin pudor la presunción de inocencia ante cualquier denuncia que provenga de una 'dama' ".

Pero, a pesar de lo evidente, lo ‘políticamente correcto’ es ser de izquierdas si te preocupa el medio ambiente. Uno no puede ser ecologista de derechas, ¡faltaría más! Claro que hay ecologismos fundamentalistas que rayan en la paranoia y que, como ocurre en Extremadura, pueden acabar poniendo a la especie humana en peligro de extinción.    

En los temas migratorios también hay que estar con la doctrina oficial y decir, con la boca chica, que ‘ancha es Castilla’ y que todos ‘p´alante’.  Este espíritu tan caritativo acabará convirtiéndose en un gran problema, si ya no lo es. Curiosamente, son los países capitalistas los más solicitados –nadie emigra a Rusia, China, Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Irán, etc.– por la pobre gente que huye despavorida de su tierra, bien por el hambre, bien por la guerra o por ambas cosas. No deja de ser una paradoja trágica que sean nuevamente los partidos de izquierda quienes pretendan convertirse en los paladines de los emigrantes, cuando muchos de ellos huyen despavoridos de países con regímenes comunistas.

Convertir a Europa y a Norteamérica en únicos destinos de decenas de millones de personas no solo no soluciona el problema si no que lo va agravando y se convierte en una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento. Decir este axioma le puede costar a uno ser catalogado de xenófobo, racista y otras lindezas; pero si no se tratan los problemas de los países productores de emigrantes en origen, en pocos años la cultura occidental y el estado del bienestar habrán desaparecido de la faz de la tierra.

Tener espíritu crítico, disentir de la ‘propaganda oficial’, defender la libertad individual y educar en la autonomía, la independencia, el atrevimiento y el descubrimiento, no entra en ese ‘pensamiento único’ de lo ‘políticamente correcto’. Se impone la dictadura de las ideas y solo valen aquellas que hacen al ser humano más dependiente, más obediente, menos autónomo y, naturalmente, menos libre.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

Ecologismo & ‘oncologismo’ | Damián Beneyto

Ecologismo & 'oncologismo'

DAMIÁN BENEYTO

El ecologismo se está convirtiendo en la gran religión del siglo XXI y, como ocurrió en las grandes religiones del mundo, hay ecologistas de nacimiento y ecologistas conversos.

Los primeros siempre mostraron su preocupación por la salud del planeta, suelen estar bien informados y con su comportamiento y ejemplo intentan contribuir a la conservación de la naturaleza y a mejorar el medio ambiente.

Hay quiénes se han arrimado al ecologismo porque es lo políticamente correcto en estos tiempos, aunque en realidad les importa un pito, un carajo o un pimiento la capa de ozono, el cambio climático o el calentamiento global"

Entre los segundos, es decir los conversos, los hay de dos tipos: los que, como San Pablo, un día vieron la luz y descubrieron que este es un planeta que merece la pena ser cuidado y los que se han arrimado al ecologismo porque es lo políticamente correcto en los tiempos en que nos ha tocado vivir, aunque, en realidad, les importa un pito, un carajo o un pimiento la capa de ozono, el cambio climático o el calentamiento global.

Como le ocurre a cualquier religión, una parte del ecologismo también ha caído en el fundamentalismo, es decir en una corriente que promueve el sometimiento absoluto a esa doctrina de manera intransigente. Hoy discutir algunas de las teorías de los ‘popes’ del ecologismo es casi delictivo y te puedes ver personal y profesionalmente en una difícil situación.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Como también ha ocurrido y ocurre en las grandes religiones esta ideología también ha llegado a la política. Los primeros que la asumieron para que se hicieran visibles sus reivindicaciones fueron los llamados ‘verdes’ que convirtieron, sus hasta entonces asociaciones naturalistas, en partidos políticos. La respuesta electoral que recibieron por parte de los ciudadanos en muchas naciones, especialmente en Europa, hizo que se convirtieran en llave para gobernar algunos países.

Los partidos de izquierda, especialmente los socialdemócratas, viendo el protagonismo que adquiría este credo y que su ‘estado del bienestar’ había sido ‘adquirido’ por el centro-derecha -que encima lo hacía mejor-, decidieron hacerse más verdes que los chistes de la mili. Habían encontrado ‘un algo’ para distinguirse de la pérfida derecha a la que ya podían acusar de todos los desastres ecológicos del planeta, a pesar de que los países que más han contaminado históricamente han sido -y lo siguen siendo- los de régimen comunista.

En España al furor ecologista de toda la izquierda en general hay que añadir, para completar su estandarte, la ‘memoria histórica’, la ‘guerra de sexos’ con sus ridículas consecuencias idiomáticas y el ‘plurinacionalismo’.

Como he empezado diciendo en mi parrafada, es necesario cuidar de nuestro planeta y conseguir menores niveles de contaminación que reduzcan ese llamado ‘calentamiento global’. Indudablemente estamos asistiendo a un cambio climático, lo que yo no tengo tan claro es que sea únicamente como consecuencia de la acción del hombre.

De una forma u otra, nadie, sea de la ideología que sea, simplemente por una cuestión de supervivencia quiere cargarse este planeta azul donde vivimos.

El ecologismo fundamentalista olvida, como decía un compañero mío del PREX, que la primera especie que hay que cuidar y preservar es la ‘especie humana’. Anteponer el bienestar de otras especies a la supervivencia del hombre es un crimen de lesa humanidad y eso, desgraciadamente, es lo que algunos pretenden.

Manifestación contra el complejo turístico de Valdecañas

Buscar energías alternativas está muy bien, pero convertir tierras productivas en desiertos gracias a los huertos solares es discutible. Impedir la implantación de empresas que den trabajo y fijen la población en un territorio, impidiendo la emigración forzosa y, como consecuencia, la despoblación aduciendo problemas medioambientales de fácil solución técnica, es una canallada.

En Extremadura sabemos mucho de ecologismo fundamentalista. En esta tierra, el ecologismo ha sido ‘oncologismo’ puro y duro, es decir un cáncer que ha evitado y sigue evitando el desarrollo económico y social. El exceso de suelo protegido sin ninguna razón que lo justifique en muchas ocasiones e impedir la utilización de nuestros recursos naturales aduciendo impactos medioambientales fácilmente corregibles con la tecnología existente, nos están condenando a la miseria. Somos la comunidad de España con mayor índice de pobreza y la que mayor riesgo tiene de que aumente.

Manifestación contra la refineríai en Tierra de Barros

La última ocurrencia del fundamentalismo ecologista que nos azota es la llamada figura de ‘Paisaje Protegido’. Como dice el profesor Julián Mora Aliseda, cualquiera que no quiera una industria cerca, un complejo turístico o unos regadíos, aunque la zona no tenga nada de reseñable, recurrirá a los grupos de presión correspondientes para que, abusando de esa figura, se paralice aquello que les molesta o les hace la competencia, que también pudiera ser.  

Extremadura tiene un cáncer en forma de ecologismo fundamentalista que obstaculiza su progreso y, si no se extirpa, será imposible un desarrollo sostenible que permita la armonía entre el hombre y el medio natural.

Damián Beneyto

Nota del autor: La palabra ‘oncologismo’ es una licencia de vocabulario que me he tomado ya que en el diccionario de la RAE no existe.

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Nuevo orden mundial: horizonte 2030 | Isaac Alonso Garduño

Nuevo orden mundial: horizonte 2030 | Isaac Alonso Garduño

Nuevo orden mundial: horizonte 2030 | Isaac Alonso Garduño

Nuevo orden mundial

Horizonte 2030: ¿Conspiración o realidad?

ISAAC ALONSO GARDUÑO

Hoy, a una década de llegar al futuro 2030, la sociedad a nivel global ha despertado a un profundo interés sobre el desarrollo sostenible. Estoy convencido de que hemos replanteado nuestro sentido de la existencia, nuestro estilo de vida, nuestro presente y la capacidad de incidir en el futuro, para que este sea más libre, limpio, justo y sustentable.

Actualmente estamos viviendo una época de la historia inigualable, en la cual los constantes cambios indican que una nueva era en la política ha llegado; también en las sociedades, en los distintos órdenes de gobierno, en las maneras en que interactuamos, aprendemos, consumimos; cambios en la economía, que están sucediendo de manera acelerada, y cambios geo-políticos. Inclusive aquí y ahora el cambio es acelerado, sin que seamos realmente conscientes de esta realidad ambigua.

Nos hemos replanteado nuestro sentido de la existencia, nuestro estilo de vida, nuestro presente y la capacidad de incidir en el futuro para que este sea mas libre, justo y sustentable"

Hoy también, la juventud somos los mayores herederos de la Agenda 2030; lo hayamos aceptado o no tendremos que asumir la responsabilidad de dar cumplimiento exitoso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, y a una agenda internacional, la cual tiene 169 metas específicas, 231 indicadores y pone a la persona en el centro de las políticas públicas.

Sabemos que el desarrollo sostenible implica un equilibrio entre las esferas del desarrollo económico, el desarrollo social y el desarrollo ambiental. En el núcleo de estas tres esferas, con el fin de satisfacer las necesidades de todas las personas, la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas se basa en cinco ‘P’s’, las cuales son Paz, Prosperidad, Personas, Partnerships (o Alianzas, en español) y la última ‘p’ que corresponde a Planeta.

Isaac Alonso Garduño Becerril

Isaac Alonso Garduño Becerril es Licenciado en Relaciones Económicas Internacionales por la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México y formado en el Leadership Institute de Estados Unidos.

Capacitador asistente electoral dentro del INE y Asesor de la agenda 2030 para la Secretaría Técnica del Gabinete del Gobierno del Estado de México.

Embajador de ‘Youth and Democracy in the Americas’ para México, ante la Organización de Estados Americanos, OEA. Actualmente es Director Internacional de Alianzas en la Red Mundial de Jóvenes Políticos y Coordinador de distrito para México Libre en el Estado de México.

Algunos de los principios para comprender mejor el éxito de los ODS son los siguientes:

  • Tarea de todos. Los gobiernos no pueden solos.
  • Implementación. Exige definir objetivos, metas, indicadores de progreso.
  • Es una hoja de ruta para gobiernos, sector privado, universidades, organizaciones de la sociedad civil, etcétera.
  • Es posible implementar a todos los niveles territoriales: a nivel local, municipal, metropolitano, estatal, nacional, regional y, por supuesto, ante el nuevo orden mundial.

El documento final, titulado ‘Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible’ fue adoptado por los 193 estados miembros de la Naciones Unidas. El documento incluye los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, para que nadie quede rezagado para el 2030. Estos son los 17 objetivos:

Objetivos sostenibles 2030 - Visioncoach

Sin embargo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, no incluyen temas como, por ejemplo, libertad de expresión, democracia, finanzas y políticas fiscales, políticas comerciales públicas que resuelvan los retos del comercio internacional. Además, es importante señalar que los ODS no son un tratado internacional jurídicamente vinculante, es decir, no son obligatorios.

Demos una vuelta rápida por el presente y el futuro. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, la población mundial actualmente asciende a 7.300 millones de personas. La estimación para 2030 es que seremos más de 8.300 millones de personas viviendo en el planeta tierra. Es decir, mil millones de habitantes más, pues la cifra asciende continuamente. Esta tendencia tendrá importantes repercusiones para las generaciones venideras.

También es cierto que durante los próximos años, usted y yo seremos testigos de distintos cambios estructurales, denominados ‘mega-tendencias’; este es uno concepto manejado internacionalmente por consultores como E&Y y PWC e instituciones como la OCDE y WeForum, para referirse a los grandes cambios que afectan a miles de millones de personas en diferentes aspectos de sus vidas, abarcando regiones geográficas extensas, que toman hasta 60 años en formarse, por ejemplo Internet, o bien pueden formarse en tres meses, como por ejemplo la pandemia del Covid-19.

Lo cierto es que estas mega-tendencias permiten visualizar o ideal el contexto en el que se desarrolla nuestra sociedad global en diversas partes del mundo. Aquí es donde podemos aplicar los objetivos de desarrollo sostenible como estrategias para hacer frente a los retos, para encontrar soluciones a los desafíos que se presentan en la gobernanza a nivel local, estatal o nacional, con una visión de un futuro más sustentable, digno para todas las personas, más justo. Sin embargo, no es una tarea sencilla ni fácil.

Agenda 2030, Nuevo orden mundial, Isaac Alonso Garduño

Existen cinco mega-tendencias. Estas son:

1. Cambios demográficos y sociales. Existen distintas formas de medir las características de la población, como el tamaño, la tasa de mortalidad, la distribución de edades, el nivel de escolaridad o en número de inmigrantes; cuando suceden transformaciones en la forma en que interactúan, viven y mueren las personas estamos hablando de cambios demográficos y sociales.

Por ejemplo, si ahora una tercera parte de la población mundial somos jóvenes, en el futuro habrá un aumento en la población de la tercera edad, aumento de la tasa de natalidad, mayor inclusión financiera, incremento en el acceso a la educación, cambios en los sistemas de acceso a la salud y sus servicios.

2. Cambios climáticos y escasez de recursos naturales. Cambios que están directamente relacionados con la pérdida, la escasez y distribución de recursos como el agua, la tierra para sembrar, los alimentos, especies de animales y vegetales, entre otros.

Por ejemplo, habrá un aumento en el uso de energías alternas, generación de modelos de negocio sustentables, agricultura y silvicultura sostenibles; habrá una mayor demanda a los gobiernos para mejorar las condiciones ambientales.

3. Cambios en la economía. Esta mega-tendencia hace referencia al uso de los recursos, su aprovechamiento en condiciones de escasez, enfocándose en la disponibilidad y variación de estos, dependiendo del contexto, como en nivel socioeconómico, ubicación geográfica nacional o incluso regional.

Por ejemplo, la reducción de la pobreza y el crecimiento de la clase media en economías emergentes, trabajo y migración internacional, economía digital y modelos de negocio con innovación social.

4. Cambios geopolíticos. Influencia que tiene la ubicación geográfica de un lugar, por ejemplo, un país, sobre la organización y comportamiento de su poder político o gobierno. Esta mega-tendencia hace referencia a las modificaciones de las políticas dentro y entre naciones, lo cual da origen a nuevos comportamientos de los gobiernos y sus habitantes.

Por ejemplo, demanda de paz y prosperidad de los individuos a sus gobiernos, reformas al comercio internacional, cooperación internacional y crecimiento de áreas urbanas.

La mujer en África y los objetivos sostenibles, Visioncoach

5. Cambios tecnológicosConjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico, por ejemplo, la inteligencia artificial, la automatización de procesos, la seguridad en Internet y la hiper-conectividad, conexión permanente a Internet.

En conclusión, los retos de la sociedad en general para llegar al futuro 2030 requieren de corresponsabilidad de nuestra parte, ya que los objetivos de desarrollo sostenible se vinculan con las cinco mega-tendencias que he mencionado y la necesidad de acción por parte nuestra, de los líderes e innovadores emergentes, esta es una responsabilidad que mi generación está obligada a asumir.

Debemos ser conscientes de que nuestras decisiones en el presente, definirán nuestro futuro. Es bueno que como ciudadanos de una nación, hagamos un gran esfuerzo para convertirnos en una sociedad civil mejor organizada e involucrarnos más en los temas de interés público, en ocupar los espacios públicos para trabajar por el bien común, porque definitivamente tenemos que incidir en la agenda nacional e internacional, nos debemos de organizar como sociedad.

A mi generación le corresponde actuar en pro del bien común, sin importar nuestra edad, nuestra nacionalidad, nuestro género, nuestra raza, nuestras condiciones económicas, religiosas y sociales. Se debe hacer un gran esfuerzo para alzar la voz en favor de las causas justas. Estoy seguro de que nuestras coincidencias son mucho mayores a las diferencias. Se requiere unidad para llegar al año 2030 con la frente en alto, conscientes de que hemos dado nuestro mayor esfuerzo para construir un mundo mejor.

Isaac Alonso Garduño.

Otros artículos de Isaac Alonso Garduño

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

Incierto futuro medioambiental en El Salvador | Daniel Girón

El Salvador post-pandemia. Incierto futuro medioambiental

DANIEL GIRÓN

 

Actualmente, la población de El Salvador no solo es presa de multitud de fenómenos naturales y vulnerabilidades que ya posee. La pandemia causada por el Covid-19 es solo la punta del iceberg de otras diversas debilidades que El Salvador enfrenta. Nuestro país se encuentra bajo amenaza permanente de fenómenos como la actividad sísmica, huracanes, inundaciones, derrumbes, deslizamientos de tierras, incendios, sequías, además de estar en lucha constante contra enfermedades como el dengue, las diarreas por rotavirus y el cólera, por mencionar solo algunas de ellas.

Al meditar qué viene después de la pandemia, pues tarde o temprano saldremos de ella, cualquiera pensaría que viene lo mejor; que se acerca el regreso a las actividades normales, sin restricción a la movilidad, y seguiremos viviendo como hasta ahora. En pocas palabras, regresar a la cotidianidad. Pero es importante reflexionar a qué normalidad se quiere regresar: ¿a la que provoca el tráfico diario? ¿a aquella donde encontramos escuelas precarias? ¿a un sistema político excluyente que se se auxilia de intelectuales y académicos? ¿a una sociedad dividida por la política? ¿a una sociedad desigual en oportunidades de toda índole?

Los problemas medioambientales en El Salvador acelerarían los efectos del cambio climático, canalizarían sucesivas crisis hídricas, desestimación, contaminación de acuíferos y ríos y una mayor desigualdad social"

Daniel Girón; Red de Jóvenes Políticos de Latinoamérica;

César Daniel Girón Segovia pertenece a la Red Mundial de Jóvenes Políticos. Es investigador científico acreditado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de El Salvador (CONACYT). Formador acreditado en la Agenda 2030, sigue líneas de investigación con interés en temas medioambientales donde enfoca también su actividad política. Ha sido premiado por la Universidad de El Salvador con el Premio a la Innovación Social.

El futuro es incierto. Ahí están todos los préstamos internacionales que nuestro gobierno ha realizado para superar la crisis por el Covid-19 y la tormenta tropical que, hasta la redacción de este artículo, presentaba una deuda ya muy por encima de los 500 millones de US$, según el Banco Mundial. Son préstamos que dejan al país en números rojos y que, tarde o temprano, pasarán factura a la población salvadoreña

Pero, ¿cuáles serán las acciones para reducir esta deuda y reducir el gasto del estado? Es una pregunta a la que daría miedo responder, pues puede significar tanto la extinción de algunos ministerios que el gobierno actual o el entrante decidan que no son necesarios ni relevantes, la privatización de buena parte de otros ministerios para reducir el número de empleados públicos, como el cese de puestos y el abandono de varios subsidios de los que se beneficia la población.

La principal preocupación es que, en esa búsqueda de recuperar la economía y buscar inversiones, se otorguen más privilegios a las empresas privadas, que tomarían un papel mucho más dominante en la gestión de los recursos naturales, como el agua -factor clave para su privatización, aumento y aceleración de construcciones- sin dar importancia al impacto ambiental que se puede provocar a corto y largo plazo: aumento de una producción textil causante de la contaminación de muchos de nuestros ríos, represalias sobre líderes ambientales que protegen puntos clave en las cuencas hidrográficas y un sinfín de atentados para los ecosistemas de El Salvador.

Estos problemas ambientales solo acelerarían los efectos del cambio climático. Serían los catalizadores de sucesivas crisis hídricas que provocarían desertificación, contaminación de mantos acuíferos y de ríos con contaminantes químicos y desechos sólidos, así como un aumento de la vulnerabilidad de los más pobres y una mayor desigualdad. Los pobres serían más pobres y los ricos, más ricos.

Agricultores en El Salvador;

Como algunos analistas discuten, las pandemia ha traído un respiro para nuestra capa de ozono. A finales de enero, en medio de la cuarentena de algunos países industrializados, la NASA capturó fotografías y registros de la disminución de CO2 entre un 25 y un 50% y de NO2 entre un 20 y un 30%, gases que son causantes directos del calentamiento global y del cambio climático.

Esto nos obliga a meditar y a tomar conciencia. ¿Por qué no tomamos medidas drásticas similares y concretas para frenar el calentamiento global? Lamentablemente, estos cambios positivos no han llegado para quedarse. Solo son noticias de alegría momentánea, más para los ambientalistas que ven que el planeta toma un breve respiro, pero la actividad humana y los métodos de producción retomarán la normalidad y será aun más fuerte por querer recuperar en breve el tiempo perdido.

Importa más el tema de la pandemia por su capacidad de contagio y su mortalidad que la muerte de los ecosistemas causado por el calentamiento global que afectará en mayor medida a las clases pobres y nos traerá sequías, inundaciones, pérdidas de fauna y flora, cambios y reducción de temporadas lluviosas, entre algunos factores que se sucederán inevitablemente. La crisis climática no nos dará una segunda oportunidad permitiendo regresar a una normalidad después de tomar actas en el asunto.

Futuro medioambiental incierto; El Salvador; Día Mundial del MedioAmbiente El Salvador;

La solución al calentamiento global no es parar la actividad humana, sino cambiar sus sistemas de producción energética. No se trata de buscar como objetivo el crecimiento económico a cualquier precio, sino buscar el desarrollo para toda la población y la disminución de las desigualdades sociales.

De no hacer algo, y hacerlo pronto, los efectos no solo afectarán a la economía, sino también a la vida misma. Si seguimos invadiendo los ecosistemas es muy probable que surjan nuevas pandemia, que aumenten las enfermedades zoológicas y que aparezcan nuevos virus y bacterias que podrían ser aun más devastadoras que el Covid-19.

Es el momento de avanzar con pasos concretos, firmes y decididos, para fomentar el cuido de los ecosistemas, la restauración de bosques y de selvas, de limitar, sobre todo, la deforestación y de cuidar de nuestra fauna y flora endémica. Para eso, la población debe tener mayor participación política y, entre muchos otros consejos, exigir a sus representantes que legislen en favor de la población.

¿A qué normalidad queremos volver? ¿Cómo será el mundo que nos encontremos cuando la pandemia pase? ¿Encontraremos al final una sociedad más solidaria e igualitaria o saldremos de esta como podamos y, al final, todo acabará más o menos igual que antes? ¿Seremos igual de ricos e igual o más pobres de cómo empezamos? Las respuestas son nuestra responsabilidad.

Daniel Girón – 5 de junio de 2020 – DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE – El Salvador

Otros artículos de Daniel Girón

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Rotary y el lujo del agua | Alberto Astorga

Rotary y el lujo del agua | Alberto Astorga

Rotary y el lujo del agua | Alberto Astorga

Rotary y el lujo del agua

ALBERTO ASTORGA

Nuestro sistema de vida y nuestro estado de bienestar nos permiten disfrutar de un bien del que disponemos pero no valoramos: contar con agua corriente en nuestras casas con el sencillo gesto de abrir un grifo o presionar el pulsador de una cisterna. Y además, disponer de agua con calidad, limpia, potable, útil para las necesidades de higiene y de consumo humano. Si no lo habían hecho antes, por favor, piénsenlo ahora. 

Efectivamente, es todo un lujo. Un lujo del que solo nos hacemos conscientes de su valor cuando falta, cuando una avería obliga a cortar el suministro al vecindario donde vivimos o cuando la sequía obliga a restricciones. Es ahí cuando echamos de menos el lujo del agua.

Pero en el mundo, en ese resto del mundo al que tenemos olvidado pero al que también pertenecemos, no siempre sucede así. Las cifras son escalofriantes: 2.500 millones de personas carecen de acceso a saneamiento por la falta o escasez de agua potable; 748 millones de personas no cuentan con agua salubre para beber; cada día fallecen en nuestro mundo 1.400 niños debido a enfermedades derivadas de la falta de saneamiento y agua salubre; en algunas zonas rurales de África, las mujeres pasan 6 horas al día acarreando agua de una fuente lejana.

Rotary y el abastecimiento de agua
Rotary logo pequeño

En nuestro pequeño planeta, el agua es vida. Conservar su calidad se convierte en una responsabilidad y en un reto para todos; todos podemos hacer algo, por poco que creamos que significan nuestras acciones"

En nuestro pequeño planeta, el agua es vida. Gracias a ella nuestro planeta es azul y se desarrolla la vida. Conservar su calidad se convierte en una responsabilidad y en un reto para todos. Todos podemos hacer algo, por poco que creamos que significa cada una de nuestras acciones. Muchos pocos, hacen un mucho.

Rotary International, centra gran parte de su actividad en mejorar el saneamiento y la higiene mediante acciones concretas que faciliten el acceso al agua y a mejorar y conservar su calidad.

En los distintos proyectos que se desarrollan alrededor del mundo, Rotary impulsa programas de agua, de saneamiento y de higiene, movilizando recursos, forjando alianzas e invirtiendo en infraestructura y capacitación para generar un cambio a largo plazo.

Se trata de proyectos como la construcción de servicios sanitarios que desagüen en una alcantarilla, de organizar anualmente cientos de programas educativos para promover los buenos hábitos de higiene, pues el simple hecho de lavarse las manos con agua y jabón reduce el riesgo de enfermedades. Son también miles los pozos que se han construido y que permiten extraer el agua de los acuíferos subterráneos o bien, instalar sistemas de captación de agua pluvial que pueda usarse para beber o recargar esos acuíferos.

Rotary logo pequeño

Rotary International centra gran parte de su actividad en mejorar el saneamiento y la higiene mediante acciones concretas que faciliten el acceso al agua y a mejorar y conservar su calidad"

Rotary y el abastecimiento de agua;

El suministro de agua, el saneamiento y la educación sobre la higiene son necesidades básicas para gozar de un ambiente saludable y una vida productiva. Cuando la gente, tiene acceso a una fuente de agua salubre e instalaciones de saneamiento, disminuyen las enfermedades transmitidas por el agua y los niños permanecen sanos por lo que asisten a clases de manera más regular, y las madres pasan menos tiempo transportando agua y más tiempo ayudando a sus familias.

Según lo cuento, parece que describo escenas ya superadas. Y lo están, pero no en todos los lugares ni afecta a todas las personas. Sin agua, es imposible la vida. Sin agua de calidad, la higiene es deficiente, las enfermedades no desaparecen y la muerte llega.

Dotar o mejorar el abastecimiento de agua a aquellas zonas del planeta cuyas comunidades carecen de suministro digno y abordar su depuración, mejoraría la calidad de vida de aquellos 2.500 millones de personas que citábamos antes. Desde la comodidad que hemos logrado, debemos ayudar a aquellos que tienen dificultades para lograrlo por sí mismos.

Alberto Astorga

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario