Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

Aristocracia,

'el gobierno de los mejores'

DAMIÁN BENEYTO

Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que ver.

La palabra original que procede de la antigua Grecia “aristokatria” viene de “aristos”, que significa excelencia, y de “kratos”, que significa poder. Con este término los griegos denominaban un sistema político cuyos dirigentes eran los más sabios, los más virtuosos y los que tenían mayor experiencia; es decir, “el gobierno de los mejores”.

Solo cuando gobiernan los mejores la sociedad se vuelve más libre y más justa o, por lo menos, anda más cerca de ello"

A pesar de que tanto Platón como Aristóteles fueron fans de este sistema político, pronto los griegos cambiaron de organización política y allá por el siglo V a.C. instauraron, concretamente en Atenas, lo que llamaron “democracia” a partir de los vocablos “demos”, pueblo, y “kratos”, que puede traducirse como poder, lo que nos llevaría a interpretarlo como: “el poder del pueblo”.

Lo que no está tan claro, y así lo hace notar Plutarco, es que fuera todo el pueblo el que tuviera el poder, o mejor dicho, que todo el pueblo participara. Parece ser que en la democracia ateniense solo participaba aproximadamente un 10% de la población ya que la mayoría de trabajadores, mujeres y esclavos quedaban excluidos. En mi opinión se pasó del “gobierno de los mejores” al “gobierno de los poderosos”, que no es lo mismo ni mucho menos.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Sin embargo, lo que en nuestros días entendemos por democracia tiene poco que ver con la “demokratia” de los griegos. La mayoría de los países que hoy llamamos democráticos aparecen a principios del siglo XX y vienen de la mano de lo que se llamó sufragio universal, el fin de la esclavitud y la conquista del voto por parte de las mujeres.

Hoy casi todo el mundo está convencido que la democracia, como sistema político, es el menos malo de los existentes o el mejor de los posibles.

Naturalmente todos los sistemas democráticos no son iguales y en unos los ciudadanos son más protagonistas que en otros. Así tenemos la ‘democracia indirecta o representativa’, que es de la que gozamos en nuestro país, donde los ciudadanos ejercen su poder político a través de sus representantes.

También está la ‘democracia semidirecta o representativa’ que es como la anterior, pero, según en qué asuntos, el pueblo puede coger la sartén por el mango mediante el referéndum, el plebiscito, la iniciativa popular o la revocación del mandato. Algunas de estas figuras existen en nuestro sistema político, pero deben ser impulsadas para hacerlas posibles por los que ejercen el poder y eso no es nada fácil.

La democracia en Atenas

Por último, está la ‘democracia directa’ que es cuando las decisiones las toma siempre el pueblo soberano en asamblea. No hay representantes y, en todo caso, hay delegados que llevan la opinión de la asamblea a los órganos pertinentes.

Hemos cambiado el 'gobierno del pueblo' por el 'gobierno de los partidos', y el 'gobierno de los mejores' por el 'gobierno de los astutos, bribones y granujas'"

Cualquiera de estos tipos de democracia tiene pros y contras, pero es en el reglamento que regula el sistema dónde está el quid de la cuestión.

Planteémonos primero eso del “sufragio universal”: Todos tenemos derecho a voto y todos los votos valen igual. Todos, salvo sentencia judicial, somos elegibles para cualquier cargo político.

Podremos ser cultos, incultos e incluso deficientes mentales; podremos ser delincuentes y estar en prisión que, salvo dictamen expreso de un juez, podremos votar y ese voto tendrá el mismo valor que el resto.

Formar parte de una lista electoral para, si se tercia, ser elegido representante de los ciudadanos, está al alcance de cualquiera. Se puede ser analfabeto funcional, no tener ni oficio ni beneficio, tener antecedentes penales o ser tonto del culo, cualquiera puede llegar a vivir de la mamandurria pública.

Esto nos lleva a la ‘partitocracia’ o ‘partidocracia’, un neologismo que definió Gonzalo Fernández de la Mora como “forma de Estado en que las oligarquías partidistas asumen la soberanía efectiva».

Es decir, un fraude en toda regla al espíritu de la democracia y una forma en que los poderes fácticos, a través de los partidos políticos, manejen a su antojo a los pobres ciudadanos que siguen creyendo que son los protagonistas de la vida política, cuando sólo son unos meros palmeros de una oligarquía que hace y deshace a su antojo.

El poder de los partidos políticos es absolutamente absoluto, valga la redundancia. Los ‘sanedrines’ de cada clan eligen a sus candidatos -aunque algunas veces parezca que con eso de las ‘primarias’ lo hacen los militantes- y confeccionan las listas electorales.

Los prebostes de cada partido, según el ámbito electoral, colocarán convenientemente en las listas electorales a sus correligionarios que más méritos hayan contraído. Se premia la lealtad, el servilismo, la falta de ambición política, la dependencia económica, la imagen pública (solo a los que encabezan candidaturas) y, sobre todo, la disponibilidad para inmolarse por el bien del ‘líder’ si fuera el caso.

Protestas ante las Cámaras Legislativas
El gobierno en el Congreso

Se puede ser analfabeto funcional, no tener oficio ni beneficio, tener antecedentes penales o ser tonto del culo; cualquiera puede vivir de la mamandurria pública"

La preparación intelectual, la experiencia laboral, la bonhomía, la independencia y la capacidad de trabajo son cualidades generalmente poco apreciadas e incluso pueden ser hasta contraproducentes.

Así, no es raro ver en los distintos órganos políticos a cientos de representantes de los ciudadanos’ que ‘no saben hacer la ‘o’ con un canuto’, que no han pegado un palo al agua en su vida -ni piensan hacerlo-, y que están dispuestos, al coste que sea, a vivir opíparamente de la mamandurria pública durante toda su ‘vida laboral’.

Lo curioso de esto, es que los ciudadanos, que con sus votos hacen posible que haya tanto palurdo y tanto sinvergüenza en los escaños, no dejan de despotricar y de pedir las ‘orejas y el rabo’, con perdón, de los susodichos a los que seguramente volverán a votar en los próximos comicios.  

Hemos cambiado el gobierno del pueblo por el gobierno de los partidos, y el gobierno de los mejores por el gobierno de los astutos, bribones y granujas. Nos siguen encandilando con mensajes buenistas, hablándonos de libertad y de estado de derecho, pero lo cierto es que somos cada vez menos libres y que los derechos están cada vez más cerca de los vagos y los maleantes y más lejos de las personas de bien. Tenemos una justicia, gracias a un poder legislativo constituido por cada vez más ignaros, tan garantista para los delincuentes como injusta para las víctimas.

Seguramente este sistema político que llamamos “democracia” sea para algunos el menos malo o el mejor posible, pero yo me quedo con la “aristocracia” de Platón y Aristóteles. Solo cuando gobiernan los mejores la sociedad se vuelve más libre y más justa o, por lo menos, anda más cerca de ello. Utopía quizás. 

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

¿Qué es un Plan de Negocio? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

¿Qué es un Plan de Negocio? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

¿Qué es un Plan de Negocio? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

¿Qué es un Plan de Negocio?

CARLOS VÍCTOR SANTOS CABEZUELO

Sin ánimo de iniciar un texto con palabras que pocos entiendan o algo peor, intentaré responder tres preguntas de manera clara, simple y concreta sobre el Plan de Negocios: ¿Qué es? ¿De qué consta? ¿Para qué sirve?

Un Plan de Negocios, como bien dice su nombre, es cualquier escrito en el que alguien escribe las ideas, los números o simples anotaciones sobre una idea de negocio. Este escrito puede ir desde dos cuentas matemáticas en una servilleta, hasta un libreto de no menos de cincuenta páginas, con graficas realizadas mediante Rdata, Excel y demás programas que podamos utilizar para simplificar las tablas y realizar gráficos.

Y aquí es donde tengo que hacer alguna referencia a la pregunta inicial, ¿de qué consta un Plan de Negocios que pueda considerarse profesional?

Bueno, a título personal y siempre digo que un profesional nunca puede dar menos de lo que puede dar, he adoptado un modelo de Plan de Negocio que se adapta a cualquier tipo de necesidad o contingencia, siempre y en todo momento. Este modelo de Plan de Negocio consta de:

  • Resumen Ejecutivo.
  • Plan Estratégico.
  • Plan de Marketing.
  • Estructura y Recursos Humanos.
  • Plan Financiero.
  • Anexos.

Cada apartado tiene sus sub-apartados donde el profesional informará y aportará todo su conocimiento y experiencia para ayudar al emprendedor o empresario a conseguir su objetivo. Por eso, considero necesario aclarar y apuntar la finalidad de cada uno de los apartados.

El Resumen Ejecutivo se utiliza para captar la atención. Al fin y al cabo un emprendedor o un empresario con el negocio en marcha, querrá atraer la atención del posible inversor, socio o dueño, sobre la necesidad de realizar  

Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Carlos Víctor Santos Cabezuelo, es Asesor Estratégico. Analista Político y Sociólogo.

Gestión y Contabilidad Empresarial,  Centro de Estudios Superiores de la Empresa, 2003. 

Economía del desarrollo y Desarrollo internacional. Universidad Bocconi, 2015.

Ciencia de Datos. BigData. The Johns Hopkins, 2019.

Estrategia Empresarial. Ludwig Maximilians – Universidad de Múnich, 2020. 

Perspectivas críticas sobre la Gestión. Instituto de Empresa,  2020.

los cambios en el negocio o sobre las posibilidades del negocio que quiere emprender. Es un breve documento mediante el cual se quiere atrapar la atención del lector para conseguir que se interese por el negocio que se le presenta.

El Plan Estratégico se centra en ofrecer al lector las ventajas competitivas, las mejores estrategias o estrategias ganadoras en el mercado dado, aclarar la visión y la misión del negocio o simplemente explicar los objetivos del mismo.

El Plan de Marketing es el compendio de estrategias de posicionamiento, de publicidad y de objetivos de venta centrados en el modelo de negocio y el mercado en el que se entra a competir o está ya compitiendo.

La Estructura y Recursos Humanos, nos habla de cómo contratarán a las personas, si realizarán formación interna y de los niveles de compensación y remuneración en relación al talento de la plantilla. Además también del grupo inicial del proyecto.

Pensar en un plan de negocios; Garlos Víctor Santos Cabezuelo;

Un Plan de Negocio nos hace enfrentar el ideal del negocio con la realidad, con el mercado, con la situación social y financiera de nuestros clientes"

Para finalizar, el Plan Financiero nos dará datos sobre los costes del negocio; su ‘punto de equilibrio’ o cantidad de ganancia a alcanzar para no tener pérdidas; el capital trabajo o fondo circulante menor, como cantidad de flujo económico que necesita la empresa para seguir funcionando en el corto plazo, y las distintas proyecciones de flujos de caja, ganancias y perdidas, junto con el balance final o la rentabilidad neta.

Y, aunque los Anexos nos sean más que gráficas y los curriculum de quienes están en el proyecto de negocio o en la empresa, no puedo obviar que es la parte más interesante de todo plan de negocios, al menos para un experto. Aquí es donde la realidad se nos muestra sin tapujos.

Este particular modelo es una adaptación de miles de fórmulas que he ido realizando y he recibido para reformular, algunos llegaron a mis manos únicamente con una cuenta de supuestos beneficios y costos iniciales, otros con el nombre de una marca y su sector, y algunos otros hasta con una introducción de lo guapos, generosos, y bonitos que son todos los emprendedores o trabajadores de la empresa.

No voy a poder explicar el porqué de este modelo, ni siquiera puedo aseguraros que lo mantendré el resto de mi vida como profesional, pero si tengo claro que este es un modelo simple, concreto, que aporta todo lo necesario para un negocio en marcha o un emprendimiento y lo mejor de todo, que aporta el lado más importante de todos, el humano. 

En el Plan de Negocio, el profesional informará y adaptará todo su conocimiento y experiencia para ayudar al empresario o emprendedor a conseguir su objetivo"

Hacer un plan de negocio por un profesional; Asesor estratégico y planes de negocio;

Y ahora la parte más importante, la respuesta de para qué sirve algo que aparenta ser un librito, para un emprendedor o un empresario con un negocio en marcha. Y la verdad, es la siguiente. Un Plan de Negocios no es un cuento, ni una fábula, donde los profesionales escribimos lo ideal, ni siquiera es un simple análisis de mercado donde podemos ver muchos números y le podemos dar el sentido que queramos. Un Plan de Negocios nos hace enfrentar el ideal del negocio con la realidad, con el mercado, con la situación social y financiera de nuestros clientes. Y de ese enfrentamiento saldrán las estrategias para adaptar nuestro modelo de negocio al mercado y no al contrario.

Si adaptamos y modificamos el modelo de negocio, el negocio al mercado, no puedo asegurar un triunfo multimillonario, esto tiene mucho más que ver con la realidad social y financiera de los clientes y sobre todo del mercado. Pero si puedo asegurar que el negocio no será un fiasco absoluto, ni la causa por la que embargues a tu familia por el resto de tu vida. Parece que no, pero un simple librito de no más de 80 páginas, es la diferencia entre ganar y perder dinero.

Y esta es la finalidad del Plan de Negocio, para lo que sirve es para mostrarte la realidad, para ponerte los números desnudos y explicarte qué significan. Acompañado de las estrategias y necesidades que tendrá ese negocio o esa empresa para ser rentable y si es posible que den beneficios. Nada más y nada menos.

Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Otros artículos de Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Asesor estratégico, ¿sirve de algo? | Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Asesor estratégico,

¿sirve de algo?

CARLOS VÍCTOR SANTOS CABEZUELO

Imaginemos que tenemos una idea de negocio, cualquier modelo de negocio en cualquier industria. En nuestra mente contamos los gastos directos y los impuestos y, además, contamos las ganancias, le ponemos un precio a nuestro servicio o producto y hacemos un balance económico final.

Si ese balance es positivo, creeremos que hemos descubierto un modelo de negocio ganador y decidimos montar el negocio.

En este caso tenemos dos salidas: que salga bien o que salga mal. Y ‘que salga bien’ no significa que sólo ‘funcione’, sino que ‘funcione’ tan bien como para darte una buena vida y no una vida de esclavo en tu propio trabajo, esclavo de ser ‘tu propio jefe’. Que salga mal es que llegues a montarlo y te endeudes de tal manera, creyendo que el negocio cambiará a mejor por arte de magia. Y que esa deuda llegue a ser de tal calibre que vivas el resto de tu existencia esclavo del banco..

Te preguntarás cómo es posible que alguna persona saquen adelante sus empresas y otras, con ideas parecidas, fracasen"

Te preguntarás cómo es posible que algunas personas saquen adelante sus empresas y otras, con ideas parecidas o idénticas, fracasen. También te puedes preguntar cómo es posible que ofreciendo exactamente lo mismo, no tengas la ‘suerte’ de esa otra empresa que has querido ‘emular’.

Y para eso tengo la respuesta, ya sea por mi propia experiencia como asesor, ya sea por mi formación. Tengo la respuesta y no es la suerte.

Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Carlos Víctor Santos Cabezuelo, es Asesor Estratégico. Analista Político y Sociólogo.

Gestión y Contabilidad Empresarial,  Centro de Estudios Superiores de la Empresa, 2003. 

Economía del desarrollo y Desarrollo internacional. Universidad Bocconi, 2015.

Ciencia de Datos. BigData. The Johns Hopkins, 2019.

Estrategia Empresarial. Ludwig Maximilians – Universidad de Múnich, 2020. 

Perspectivas críticas sobre la Gestión. Instituto de Empresa,  2020.

Lo que hace que unas empresas triunfen y otras fracasen es su capacidad de adaptarse al mercado, es decir, al cliente. Y resulta que esta ‘capacidad de adaptarse al mercado’ depende totalmente de la estrategia empresarial y de la calidad de esta.

Por tanto, puedo decir que lo que hace triunfar a una empresa es su capacidad de adaptarse y lo que hace fracasar al resto es su incapacidad de hacer exactamente eso.

Ahora volvamos a imaginar esa idea de negocio. Como dije antes, de cualquier idea, en cualquier industria, de cualquier modelo. Pero añadiremos en este caso el acudir a un experto en estrategia, a un asesor estratégico.

El asesor, con los datos que le aportéis, con los datos que le aporte la investigación de mercado o la industria y con un análisis profundo de vuestro modelo de negocio inicial, adaptará vuestra idea a la realidad. Y os dará un ‘protocolo’ para poder mejorar durante la vida ‘útil’ de la empresa. Sí, porque, efectivamente, los modelos de negocio también ‘mueren’ o tienen declives.

Quiero decir que, para hacer triunfar en un emprendimiento, el Plan Estratégico va mucho más allá de un montón de números o datos de mercado. El Plan Estratégico es el que mejor te dirá, paso por paso, cómo hacer que en vez de ganar 5.000, puedas ganar 20.000. Y en verdad, esa es la cuestión; es la manera en la que no tendrás que vivir esclavo de un trabajo que terminarás detestando, o, mejor aún, que no quiebres o te endeudes.

El estratega es una persona que soluciona problemas, que da facilidades y que asegurará tu negocio en los malos momentos. Te llevará a ganar mucho dinero en los momentos claves de la vida útil de tu modelo de negocio, de tu empresa.

Exito y fracaso de los negocios

La Estrategia Empresarial, como la Teoría de Juegos, nos ayuda a elegir, mediante una matriz, la mejor opción posible".

El asesor estratégico no solo sabe analizar y gestionar los datos o la información de tu negocio, sino que también diseña planes de contingencia y protocolos de viabilidad que te permitirán realizar mejoras continuas en tu empresa y que siempre esté adaptada a las necesidades de los clientes.

Y es que, si como empresario no suples sus necesidades o anhelos, serás un empresario en quiebra y endeudado. Y es lo que ni ustedes ni yo deseamos.

Para terminar quisiera daros algunas definiciones académicas de lo que es la estrategia empresarial, que pueden ser útiles:

“La Estrategia Empresarial es el modelo que, recogiendo todos los datos del negocio, pasados, presentes y futuros, y haciendo uso de las matemáticas aplicadas, la teoría de juego y las distintas teorías de la decisión, nos aporta el mejor plan posible para nuestro modelo de negocio.”

“La Estrategia Empresarial, como la Teoría de Juegos, nos ayuda a elegir mediante una matriz, la mejor opción posible.”

“La Estrategia Empresarial es la única herramienta empresarial que nos ayudará a ser competitivos y adaptarnos al mercado. En un mercado muy competitivo y en cambio continuo”.

Carlos Víctor Santos Cabezuelo

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital | Carmen Heras

Pensamientos en el hoy digital

CARMEN HERAS

A lo largo de los últimos años me he preguntado muchas veces cómo es posible que las mismas personas que auparon a unos determinados líderes políticos, en virtud de su cercanía y del mantra de que con ellos era viable la consulta directa a las bases partidarias, hayan aceptado sin crítica no ser preguntadas por aquellos sobre ningún asunto de interés público.

Era y es relativamente fácil el defender un modelo teórico de participación directa, muy incentivado desde las redes. Otra cosa es desarrollarlo realmente en la práctica.

Era y es relativamente fácil el defender un modelo teórico de participación directa pero otra cosa es su desarrollo real en la práctica"

Por ejemplo, Audrey Tang, ministra en Taiwán de los menesteres digitales, afirma que la política debe apoyarse hoy en gobiernos abiertos sostenidos por cuatro grandes columnas: la transparencia; la participación de la gente en la toma de decisiones y creación de programas; la responsabilidad en ideas y acciones; y una mayor inclusión cómplice de los ciudadanos en los procesos públicos.

Dichas características tienen predicamento entre los votantes. Los partidos las defienden sobre el papel, y los hipotéticos líderes ven reforzadas sus posibilidades de serlo cuando abanderan estos modos en democracia.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Si volvemos la vista hacia las campañas electorales de otras épocas, e incluso hacia las acciones de gobierno de antaño, es bastante común observar como se han regido y mucho, por el conocimiento, la intuición y los reflejos de los principales dirigentes acerca de la realidad en cualquier asunto político y de la propia psicología de los administrados. Desde luego, han tenido mucho que ver con lo oportuno del momento, la apreciación visceral de los temas, el conocimiento del territorio y de sus habitantes. También con una mayor o menor implantación del partido desde el que se postulaban.

Y hasta con la historia de un país o de una zona. Desastres políticos propiciados por unas fuerzas determinadas pueden volver inviable durante un espacio de tiempo el voto hacia ellas y en su lugar pueden haber sido elegidos los candidatos de sus oponentes, más por demérito de lo rechazado que por méritos propios. Así se han desenvuelto algunas consultas, pongamos por caso, mientras ha vivido la generación que sufrió la última guerra civil española con su tragedia.

El PSOE consulta a sus bases

Pero volvamos a nuestros tiempos. El famoso autor Yuval Noah Harari habla en su libro ‘Homi Deus. Breve historia del mañana’ de la revolución del humanismo en diferentes frentes, el político, entre otros. A lo que Senén Barro Ameneiro, director del Centro Singular de Investigación en Tecnologías Inteligentes de la Universidad de Santiago de Compostela añade que es preciso incorporar la tecnología, y su difusión generalizada, en esta clasificación, al igual que las posibilidades de trabajo de máquinas cada vez más inteligentes.

La política y su exposición pública están ya fuertemente condicionadas por las tecnologías de la información y de las comunicaciones, puesto que el uso de la minería de datos permite saber lo que quiere la sociedad mucho antes de que ésta se manifieste votando en una urna o contestando a una encuesta. Recuerden el caso de Trump y el software basado en Inteligencia Artificial que predijo que ganaría las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, cuando nadie lo estimaba como favorito.

La intuición ha dejado paso a la prospectiva y a la estadística. Tengámoslo claro.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Revisionismo | Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

Revisionismo | Damián Beneyto

Revisionismo

DAMIÁN BENEYTO

“La historia la escriben los vencedores”. Esta frase se le atribuye al filósofo alemán Walter Benjamin, aunque también al escritor George Orwell e incluso al mismísimo Winston Churchill.  Es de suponer que los tres la utilizarían alguna vez en contextos diferentes.

No seré yo quien enmiende la plana a tan insignes personajes, pero en España, en relación a nuestra última guerra civil y a pesar de los esfuerzos de los vencedores, han sido los perdedores y sus descendientes políticos los que, durante bastante tiempo, se han llevado el gato al agua y han puesto las bases para interpretar este acontecimiento.

En los últimos años del franquismo y principios de la Transición, aparecen multitud de libros sobre nuestra guerra civil de indudable valor histórico e imprescindibles para conocer ese capítulo de nuestra historia"

A pesar de que la historiografía moderna apuesta por un estudio objetivo de la historia, en el tema que nos ocupa la objetividad, en algunos casos, es más que discutible. Durante el franquismo se publicaron cientos de libros en nuestro país sobre la llamada “cruzada” y, excepto raras y honrosas excepciones, la mayoría carecieron de rigor y se dedicaron más a ensalzar las bondades del régimen que a dar una visión histórica de los hechos acaecidos, aunque eso no quiere decir que muchos de los acontecimientos narrados no fueran absolutamente fidedignos.

También, en este mismo periodo, se editaron otros tantos libros fuera de nuestras fronteras escritos por los exiliados -es decir, por los perdedores- que también adolecían de falta de objetividad y de un maniqueísmo tan grosero que resulta, en muchos casos, absolutamente ridículo.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En los últimos años del franquismo y principios de la Transición aparecen multitud de libros sobre nuestra guerra civil, algunos como los del General Jesús Mª Salas Larrazábal y su hermano Ramón, de indudable valor histórico e imprescindibles para conocer aspectos tan importantes de la contienda como la importancia de la aviación, el bombardeo de Guernica, la intervención extranjera o el llamado ‘ejército popular’. Su ‘Historia General de la Guerra de España’ publicada en 1986 es, por el conocimiento que tienen como militares de la táctica y estrategia bélica y su objetividad, un tratado de gran valor histórico

La aparición de los llamados escritores hispanistas como, entre otros, el inglés Hugh Thomas, el irlandés nacionalizado español Ian Gibson o el norteamericano Stanley G. Payne, puso de actualidad en el mundo una guerra que muchos de los que la vivieron querían olvidar y que a la mayoría de los que nacieron durante el franquismo ‘se la traía al pairo’. La visión de los foráneos de nuestra contienda civil no deja de ser interesante y sus discrepancias son más que notables. Recomiendo ‘La Guerra Civil Española’ (2014), de Payne por su fácil lectura y la historiografía utilizada.

Entre la pléyade de escritores autóctonos, y como no podía ser de otra manera, que se diría en ‘politiqués’, hay de todo como en botica. La ideología de los autores está muchas veces por encima de la realidad histórica e incluso se retuercen documentos y testimonios para dar a entender lo contrario de lo acaecido.

Historia General de la Guerra de España, por Salas Larrazábal

La 'Historia General de la Guerra de España' de Ramón y Jesús María Salas Larrazábal, es, por el conocimiento que tienen como militares de la táctica y estrategia bélica y su objetividad, un tratado de gran valor histórico"

Durante algunas décadas los historiadores pro Frente Popular se hicieron dueños y señores de las publicaciones al respecto, con el beneplácito de unos y la resignación de otros. Si querías vender un volumen no te quedaba otra, aunque hubieras militado en la democracia cristiana de Gil Robles, como Javier Tusell, o hubieras sido cura durante el franquismo, como Santos Juliá.

La mayoría de los historiadores rojelios no sólo se han dedicado a tergiversar muchos de los acontecimientos acaecidos y a ocultar hechos y documentos que ponían en riesgo sus teorías, sino que además han hecho de sus conclusiones dogma de fe y cualquiera que ose discutirlas se convierte en un revisionista de tres al cuarto.

Se han inventado una especie de fundamentalismo histórico de nuestra contienda, que está creando un estado de opinión a todas luces sesgado y muy poco objetivo.

Al más puro estilo del marxismo, el historiador que se atreva a revisar de forma significativa las premisas esenciales fijadas por esta caterva de ‘historiadores’ de la siniestra, se convierte en una especie de Eduard Bernstein –político socialista alemán que a finales del XIX puso en solfa algunas de las teorías de Marx, por lo que fue repudiado por la ‘ortodoxia marxista’-.

La aparición en escena de algunos historiadores llamados peyorativamente ‘revisionistas’, con bastante éxito por cierto, ha puesto de los nervios a sus colegas frente-populistas, que aprovechan cualquier circunstancia para desacreditarlos e, incluso, ridiculizarlos.

A  pesar de ese empeño, autores como Pio Moa, Cesar Vidal, Manuel Álvarez o Roberto Villa, entre otros, han puesto en entredicho algunas de las teorías y afirmaciones, siempre interesadas, de la ortodoxia frente-populista. Recomiendo el libro de Manuel Álvarez y Roberto Villa, ‘1936 Fraude y Violencia en las elecciones del frente popular’, que demuestra, sin lugar a dudas, la ilegitimidad del gobierno salido de las urnas en las elecciones de febrero de 1936.

1936 Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular - Visioncoach

La aparición de algunos historiadores llamados peyorativamente 'revisionistas' ha puesto de los nervios a sus colegas 'frente-populistas', que aprovechan cualquier circunstancia para desacreditarlos e, incluso, ridiculizarlos"

Por que la Republica perdió la guerra, Stanlye G. Payne

Por supuesto, detrás de este desmadre historiográfico de los ‘historiadores zurdos’, han estado los partidos de izquierda, especialmente el PSOE, interesado en ocultar su historia llena de miserias políticas y de atentados contra la libertad y la democracia. El sonatillo Zapatero y su alumno aventajado, el tal Sánchez, con sus leyes de ‘vendetta histórica’ sólo pretenden acallar las críticas a una izquierda que propició, y hasta deseó, que se desencadenara una guerra civil en España.

Soy de los que opina que aún no hay perspectiva histórica para abordar con objetividad lo que ocurrió en España en gran parte de la primera mitad del siglo XX; por eso, pretender imponer cual axiomas, teorías fundamentalistas al respecto, no deja de ser una falacia interesada.

La guerra civil fue consecuencia de acontecimientos, incluso anteriores a la instauración fraudulenta de la II República y ya desde 1917 se veía venir. En ese conflicto, como está demostrado, no hubo buenos ni malos, sólo víctimas inocentes utilizadas por unos y otros para imponer su proyecto de estado, que por otra parte, en ningún caso iba a ser democrático, por mucho que se empeñe en rebatirlo el rojerío patrio.

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario