Tributos y mayores | Carmen Heras

Tributos y mayores | Carmen Heras

Tributos y mayores | Carmen Heras

Tributos y mayores

CARMEN HERAS

Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas.

El primero es el que se refiere a las cargas impositivas obligatorias para cualquier ciudadano español. Aminorarlas equivale a recaudar menos, pero no hay duda de que si se pregunta a los integrantes de la amplia clase media de este país, dos de cada tres individuos dirán que unos precios tan altos en energía y alimentos, bien merecen una bajada de impuestos añadidos de modo que se ayude a cada familia a contrarrestarlos. Eso, por no hablar de las cargas del pequeño y mediano empresario, aún no recuperado de los estragos económicos derivados de la pandemia.

No se debiera permitir que la experiencia de los mayores se dilapide en la forma en que hoy se viene haciendo"

Es sabido que cualquier partido de los llamados ‘de izquierda’ no acepta, por principio, una bajada general de impuestos. Por el contrario, defiende que las políticas de reparto de la riqueza han de apoyarse en una correcta percepción de tributos y una eficaz persecución de los fraudes fiscales.

Su ideario lo justifica desde el concepto de la solidaridad, entendida ésta como la búsqueda de un equilibrio entre las oportunidades de quienes poseen disponibilidad económica y las de aquellos cuyas rentas no cubren sus necesidades fundamentales.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

En este momento, nuestro estado de bienestar recoge cuestiones varias, consideradas también como derechos, añadidas a los clásicas de educación, sanidad y cuidado de mayores.

Modular lo que cada cuál tiene por nacimiento, para que los de menor renta no se encuentren en situaciones extremas que los lleve a situaciones vergonzantes o delictivas, ha sido el objetivo de quienes creen que una sociedad, por ética o para no sufrir desórdenes sociales, debe buscar un cierto ‘ten con ten’ entre sus diferentes estratos si se quiere que funcione con una cierta equidad, sin esclavismos o subyugación, repudiables en cualquier democracia. Y aunque es obvio que hoy en dia los ricos son cada vez más ricos, también es cierto que incluso las clases más bajas, socialmente hablando, viven mejor que hace cuarenta o cincuenta años y el obrero no se ve como tal.

Tributos y Mayores, por Carmen Heras

El segundo asunto tiene como protagonistas a los mayores de sesenta y cinco años y su sitio actualizado en nuestra época, en la que, afortunadamente, la longevidad es mayor que hace treinta o cuarenta años, y ya no son meras personas ubicables en centros sociales esperando a fallecer. Constituyen un amplio espectro social, que espera seguir teniendo una vida activa con intereses y deseos muy marcados. Tienen disponibilidad económica y muchos una estupenda formación. ¡Ojo, no se asusten! no desean regresar al mercado de trabajo.

La política debe volver los ojos hasta este grupo, no solo por su extensión y capacidad adquisitiva, como ya he dicho, sino también porque no se debiera permitir que la experiencia, acumulada durante años por sus integrantes, se dilapide en la forma en que hoy se viene haciendo.

Hay que frenar el contrasentido que significa que una persona pase de un día para otro, de ser un individuo activo, con el que todo el mundo cuenta, a convertirse en ocioso y olvidado. Para ello se debe cambiar la perspectiva de las políticas sociales; hay algunos proyectos interesantes. Hoy, la socialización programada por los poderes públicos, para los hombres y mujeres mayores de sesenta y cinco años, pasa por apuntarse, con mayor o menor tino, a las actividades ofrecidas específicamente en centros de la tercera edad o realizar viajes con el Inserso.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas? | Carmen Heras

¿La fugacidad de las bengalas?

CARMEN HERAS

Lo que tenga que ser será, pero cuando se cumplen aproximadamente unos siete años de la fundación de Podemos y quince de la de Ciudadanos -dos partidos de los llamados ‘nuevos’, en contraste con dos de viejo cuño como son el PSOE y el PP-, escucho en la radio un interesante debate sobre los recorridos y el estado actual de cada uno de ellos, situación que los comentaristas dan por finalizada -prácticamente- en el caso de Ciudadanos y muy ‘al ralentí’ en el caso de Podemos. Todo ello a la vista de los resultados obtenidos en las elecciones a la Asamblea de Madrid en la que el primero se quedó fuera, y se ha producido la posterior salida de Pablo Iglesias de la política activa.

La pandemia nos ha hecho dar un salto gigantesco de percepción de un futuro ya no tan previsible como creíamos"

¿Qué ha ocurrido para que aparentemente su ciclo haya sido tan corto? Los intervinientes radiofónicos han hecho hincapié en las características propias de los tiempos actuales, donde el hoy puede ser un instante, las redes presionan con sus mensajes en el aquí y ahora y la pandemia -a pesar de habernos obligado a una paralización de nuestras costumbres-, nos ha hecho dar un salto gigantesco de percepción hacia un futuro ya no tan previsible como creíamos y tan lleno de inseguridades.

Hay quien defiende que los logros alcanzados por éstos partidos han sido tan rápidos, que eso ha traído consigo su pronta extinción -sobre todo en el caso de Podemos, donde su máximo líder ha sido vicepresidente del Gobierno de España, ha renunciado a ello para presentarse como cabeza de lista en unas elecciones autonómicas, ante el riesgo de desaparición de la organización que él -junto a otros- creó, y ha optado por dimitir de todas sus responsabilidades la misma noche electoral por entender que no había logrado unos resultados acordes con sus propias expectativas y las de su partido.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Con su marcha ha dejado a cuantas fuerzas políticas lo usaron como un saco de boxeo, sin el objetivo sobre el que todas ellas golpeaban.

Pero no parece que algunos de los éxitos achacables a Podemos sean exclusivos de ellos y de su estrategia; se deben, más bien a los deméritos de sus contrincantes en el espacio electoral. De haber tenido el PSOE los votos suficientes en las últimas elecciones generales, nunca los hubiera pretendido como socios de gobierno dados los antecedentes de otros pactos anteriores con resultados no demasiado exitosos para los socialistas.

La fugacidad de la nueva política: Podemos
La fugacidad de los partidos de la nueva política: Ciudadanos

Más allá de que haya en ambos partidos un determinado número de militantes defensores del entendimiento entre ambas fuerzas políticas, existe otro número aún mayor que desconfía de esa asociación, fundamentándose en la historia y su devenir en un pasado inmediato. Dada la conocida incapacidad de la izquierda para entenderse entre ella misma, sin duda fue el objetivo de formar gobierno la causa fundamental que obligó al PSOE a pactar con Podemos, puesto que un acuerdo con Ciudadanos (dos no pueden cuando uno no quiere) se volvió prácticamente imposible después de las declaraciones de su líder, tan partidarias de unirse con el PP, y las voces de la militancia frente a ‘Ferraz’ gritando “con Ciudadanos, no”.

Tampoco parece exacta la definición de ‘nuevos’ para ninguno de dichos partidos –Podemos y Ciudadanos-, a pesar de ser un latiguillo tan usado. Si se bucea en los idearios que cada uno de ellos defienden, pueden encontrarse similitudes con los de otras fuerzas que con mayor o menor fortuna y asentamiento existieron en el pasado. La historia, a veces, parece dar vueltas sobre si misma. Una y otra vez. Veremos.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well'

DAMIÁN BENEYTO

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste ‘en déshabillé’ a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el famoso virus, que no nos iba a afectar según el tal Simón, nos está haciendo la puñeta.

Muy pocos esperaban que la protagonista de este folletín iba a ser una angelical lideresa de verbo fácil, pero poco avezada en el ‘arte’ de la política. Dña. Inés, que así se llama la susodicha, ha caído cual tierna paloma, o mejor dicho como pobre pardilla, en las garras de D. Iván, alcahuete de cámara del inefable D. Pedro, ‘el trolero’. El maquiavélico plan urdido por el Rasputín monclovita ha resultado, cuando escribo esta parrafada -en política todo es posible-, todo un fiasco y la pobre damisela puede darse por ‘ultrajalla y violalla’, políticamente hablando, por supuesto.

Siempre he dicho que las mociones de censura las carga el diablo y en la mayoría de las ocasiones solo sirven para hacerse notar"

Siempre he dicho que las mociones de censura las carga el diablo y en la mayoría de las ocasiones sólo sirven para hacerse notar, como aquella que puso D. Guillermo al Sr. Monago y de la que fui testigo y parte. Sin embargo, a veces salen bien cuando uno es capaz de recabar los apoyos de lo peor de cada casa, como hizo el Sr. Sánchez para mandar al ‘registro’ al Sr. Rajoy. Lo que está claro es que, salvo en circunstancias excepcionales, este procedimiento parlamentario busca llegar al poder sin haber ganado en las urnas, lo cual es bastante poco democrático y se presta a chalaneos poco éticos.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

En el caso que nos ocupa, Dña. Inés, dirigida por el servicio de inteligencia de Moncloa, ha pretendido llevarse por delante los gobiernos de unas cuantas comunidades y algún ayuntamiento que otro, dejando al Sr. Casado más seco que la mojama. Dejar al PP sin referencias de gobierno, si exceptuamos Galicia, y a Ciudadanos gobernando en alguna que otra comunidad o ayuntamiento de relumbrón, beneficiaba tanto al partido naranja -ahora ‘pomelo’- que conseguía un protagonismo nunca soñado, como al PSOE que, sumiendo a los populares en una crisis importante, tenía agarres por su derecha y por su izquierda para gobernar ‘per saecula saeculorum’.

Pero todo este plan ha saltado por los aires, de momento, y la pobre damisela y sus cada vez más escurridas huestes han quedado, y nunca mejor dicho, como Cagancho en Murcia. El Sr. Redondo no contó con el factor humano y no ha tenido en cuenta que los diputados ‘naranjiles’ murcianos también tienen su corazoncito y que a algunos, eso de pactar con el socialcomunismo no les iba a hacer mucha gracia. Tragarse al tal  D. Pedro, ‘el trolero’, ya es complicado, pero si en el mismo lote va el Marqués de Galapagar, con niñera incluida, el ‘agraciado’ Junqueras y el filo-terrorista Otegui, no hay estómago que lo resista salvo que tengas unas tragaderas como las de D. Guillermo.

Ines Arrimadas, por Damián Beneyto

Otro personaje de este vodevil ha sido el tal Ábalos que suele actuar de ‘sobresaliente’ del todo poderoso D. Iván y de mamporrero del tal Sánchez. Esta lumbrera, imagen viva de ‘El Algarrobo’ –como es valenciano, ‘El Garrofer’– no ha dudado en salir a la palestra a llamar tránsfugas, vendidos e incluso esclavos a los diputados que no optaron por obedecer a su lideresa, sin percatarse que el auténtico tránsfuga y desleal es el que rompe las reglas del juego a mitad del partido.

La pobre damisela y sus cada vez más escurridas huestes han quedado, y nunca mejor dicho, como Cagancho en Murcia"

Cuando uno va a unas elecciones en la candidatura de un partido político determinado es porque está básicamente de acuerdo con la ideología de ese partido y también con el programa electoral que presenta a los ciudadanos; y, si sale elegido, hará lo posible por llevar esa política a cabo. Lo que tiene poco sentido es que a mitad de legislatura tu partido se cambie de chaqueta y ‘donde dijo digo, diga Diego’.

De repente, y yo sé bien de lo que hablo, te dicen que tienes que apoyar políticas contrarias a tu ideología y pactar con los que están en las antípodas de tus ideales y de tu forma de entender la democracia y el estado de derecho. ¿Quiénes son los trásfugas?, Tú, que no te has movido, o los que están dispuestos a ir en contra de los ciudadanos que pusieron su confianza en ellos buscando el protagonismo a cualquier coste. Sólo se puede pedir disciplina de partido cuando no hay traición a los que te han votado y cumples los objetivos para los que te han votado.

Si alguien en este entuerto ha actuado con sentido común y sentido de estado ha sido la Sra. Ayuso que, viendo venir la puñalada trapera del ‘celosón’ Aguado, ha tenido los reflejos de convocar elecciones anticipadas antes que entregar la Comunidad de Madrid a las hordas rojelias. Ahora veremos si el 4 de mayo los madrileños se levantan contra los mamelucos comunistas o se dejarán subyugar por los que quieren convertir Madrid en otra Cataluña empobrecida, enfrentada, con una presión fiscal asfixiante y con menos futuro que ‘el Buda’ de Cáceres.

Si alguien en este entuerto ha actuado con sentido común y sentido de Estado ha sido la Sra. Ayuso que, viendo venir la puñalada trapera, ha tenido los reflejos de convocar elecciones anticipadas "

Isabel Diaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid

‘Yes, very well’ (sí, muy bien), Sra. Ayuso; pero ahora hay que rematar la faena y, si me admite un consejo, yo me preocuparía más del fuego amigo que de los ‘Gabilondos’, ‘Iglesias’ y ‘Errejones’; a esos se les ve venir, esos son los contrincantes. Los enemigos están dentro y muchas veces no se les ve venir; ahí tiene los ejemplos de Dña. Esperanza, Dña. Cristina y la mejor alcalde que jamás tuvo Valencia, Dña. Rita Barberá. Los celos en política se han llevado a muchos por delante, se lo digo por experiencia.

Esperemos que todo esto sirva, al menos, para que el pueblo soberano vea por dónde van los tiros y haga que el ‘partido pomelo’ se vaya por donde ha venido.

Damián Beneyto

P.D.: En mi próxima parrafada hablaré de la sorpresiva candidatura ‘del tal Iglesias’ a la Comunidad de Madrid. El tema promete.

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

2020, un bisiesto de muchos bemoles | Damián Beneyto

2020, un bisiesto de muchos bemoles | Damián Beneyto

2020, un bisiesto de muchos bemoles | Damián Beneyto

2020, un bisiesto de muchos bemoles

DAMIÁN BENEYTO

Decía mi amigo Manolo que ‘uno no se podía fiar de los años bisiestos, pues siempre traían alguna desgracia’ y, como en casi todas sus sentencias, mi recordado amigo tenía razón. El bisiesto 2020, que está a punto de acabar cuando escribo estas líneas, ha sido de órdago a ‘la grande’, a ‘la chica’, a los ‘pares’ y al ‘juego’, que diría un jugador de mus.

Desde 1936 no habíamos tenido en España un bisiesto de este calibre. Nadie, ni los más viejos del lugar, podían prever que de golpe y repente nos veríamos inmersos en una catástrofe sanitaria de esta gravedad que, además, ha traído aparejada una crisis económica a la que aún no hemos visto en todo su ‘esplendor’.

Después de múltiples elucubraciones y vaticinios de supuestos expertos en menesteres epidemiológicos, nos dimos cuenta que el virus en cuestión era una bomba de relojería"

Quién nos iba a decir que lo que empezó, según cuentan, en un mercado de una ciudad china llamada Wuhan, nos iba a complicar la vida y la muerte de esta manera. En pocos días, allá por el mes de marzo, comenzamos a padecer los efectos de un virus que supuestamente había pasado de algún animal al hombre, que era parecido al de la gripe y del que apenas se sabía nada en occidente. Pronto, después de múltiples elucubraciones y vaticinios de supuestos expertos en menesteres epidemiológicos, nos dimos cuenta que el virus en cuestión era una bomba de relojería que tarde o temprano afectaría a todo el planeta.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

La verdad es que, excepto a los comunistas chinos, al resto del mundo les pilló de sopetón y nadie, en principio, previó la gravedad de lo que se nos venía encima. En España pasamos de minimizar los efectos del ‘bicho’, a encerrarnos en casa a cal y canto en pocos días. Lo que iba a ser una especie de gripe que ‘solo contagiaría a tres o cuatro’, según ‘D. Simón’, acabó siendo una pandemia en toda regla en la que aun en estas fechas estamos sumidos. Más de un millón de contagios y decenas de miles de fallecidos van de momento.

Que esté gobernando en España un gobierno socialcomunista, apuntalado por una especie de ‘frente popular’, tiene sus pros y sus contras. A pesar del recorte de libertades individuales y de una gestión de la pandemia más que deficiente, se ha mantenido la paz social y el pueblo soberano, salvo algunas excepciones muy puntuales, se ha plegado o resignado a los no siempre lógicos dictámenes de un ejecutivo más pendiente de blanquear sus errores que de no cometerlos. Muy distinto habría sido si el gobierno fuera de centro-derecha; en ese caso, a pesar de que no tengo la menor duda que la gestión habría sido mucho mejor, la izquierda patria, como ya hizo en otras ocasiones, hubiera montado ‘la marimorena’ y, casi con seguridad, a los muertos por la pandemia habría que añadir los fallecidos en las revueltas, amén de otras calamidades.

La hostelería se hunde bajo el Covid-19

La situación económica durante este bisiesto de marras está siendo catastrófica y va a peor; sectores tan importantes como la hostelería y el turismo están prácticamente en quiebra"

La situación económica durante este ‘bisiesto de marras’, como se puede suponer, está siendo catastrófica y va a peor. Gracias a la tan criticada reforma laboral del Sr. Rajoy, se contuvo momentáneamente la supervivencia de muchas empresas y de puestos de trabajo, pero sectores tan importantes para nuestra economía como la hostelería y el turismo están prácticamente en quiebra técnica.

Los fondos europeos prometidos, aún no han llegado y no parece que vayan a ser suficientes, amén de que tampoco creo que vayan a ser utilizados convenientemente, teniendo en cuenta la ‘clarividencia’ de este gobierno.

Todas las actividades públicas y privadas se han visto afectadas de una u otra manera; algunas se han reintentado y adaptado a las circunstancias, mientras que otras simplemente han desaparecido. La cultura y el deporte están bajo mínimos al no poderse acceder a los eventos de forma presencial y tener que conformarnos con hacerlo a través de los medios de comunicación. La capacidad económica del deporte profesional se ha resentido y está siendo muy complicado pagar a los profesionales unos sueldos que, a todas luces -e independientemente de las circunstancias-, eran y son totalmente disparatados, lo que lleva a que algunos clubs estén cerca de la bancarrota si esto sigue así.

Los chinos nos han hecho la puñeta, no sabemos si intencionadamente o no, aunque yo del comunismo, sea oriental u occidental, me fio más bien poco"

Los aeropuertos con el Covid; Damián Beneyto

Nuestra vida ha cambiado, de eso no hay duda. Este año, que está a punto de finalizar, ha puesto al mundo patas arriba. Los chinos nos han hecho la puñeta, no sabemos si intencionadamente o no, aunque yo del comunismo sea oriental u occidental me fio más bien poco. Lo cierto es que lo que está ocurriendo da pié a todo tipo de teorías conspiradoras, unas más creíbles que otras. El virus en cuestión tiene una mala uva tremenda; afecta a nuestro organismo con una sofisticación que asusta; el contagio por vía aérea nos hace especialmente vulnerables y los síntomas son tan variados que nos van a volver a todos hipocondriacos.

Lo que está claro es que la humanidad es tremendamente vulnerable y, a pesar de los adelantos tecnológicos de todo tipo, ‘un triste virus’ es capaz de meternos en casa y paralizar la economía mundial. La sanidad no estaba preparada para un acontecimiento como este, aunque algunos países pararon el primer envite de forma más eficaz que otros. La OMS ha demostrado que, como la mayoría de los organismos internacionales, valen para poco y que esta pandemia les pilló ‘con los pantalones a media asta’ y aún no se los han subido.

Los 'illas' y los 'simones'

En España nos hemos ido dando cuenta que nuestra sanidad pública no era lo eficaz que pensábamos y la primera oleada nos cogió sin medios, con un personal sanitario totalmente desbordado y ‘solo ante el peligro’. Nuestro narcisista gobierno reaccionó tarde y mal y, cuando vieron que la cosa no era como la habían pintado ‘los illas y los simones’, soltaron amarras y le pasaron la patata caliente a las Comunidades Autónomas, que no se las habían visto tan gordas en su vida. Eso sí, minimizaron los efectos, escondiendo fallecidos y mintiendo descaradamente sobre la gestión realizada, cosa que parece que agradece gran parte del pueblo soberano.

La normativa ‘Covid’ está siendo absolutamente caótica. Ante la dejación de funciones del gobierno frente-populista, cada comunidad está haciendo ‘de su capa un sayo’, lo que está llevando a los ciudadanos a no saber a qué atenerse, con la consiguiente incertidumbre e inseguridad. Los preceptos navideños son un ejemplo de la disparidad de criterios entre los gobiernos regionales que da la impresión que legislan a golpe de ocurrencia.

Este ‘funesto bisiesto’, que pasará a los anales de la historia para mal, a lo mejor le ha enseñado al mundo, como decía David Viscott, que «aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratar de ocultarla es la mejor manera de adaptarse a la realidad».

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Seducción | Damián Beneyto

Seducción | Damián Beneyto

Seducción | Damián Beneyto

Seducción

DAMIÁN BENEYTO

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, «dueña» de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a la pobre de Doña Inés, que a todas luces parece más simple que el mecanismo del botijo.

En nuestra querida España en pleno siglo XXI se está perpetrando una seducción que, no por ser política, desmerece de la del Tenorio de Don José Zorrilla. Se apresta nuestro apuesto presidente con la imprescindible colaboración del ‘Rasputin moscovita’ –Don Iván-, cual Brígida alcahueta, a embaucar a Doña Inés de Arrimadas y da la impresión que va a caer en la celada cual inocente paloma:

Logo de Ciudadanos Cs; Visioncoach

"No sé qué tengo, ¡ay de mi! que en tumultuoso tropel mil encontradas ideas me combaten a la vez"

Acto III, escena II

No cabe duda que las intenciones de nuestro presidente ‘Tenorio’ son las de torcer la voluntad ‘liberal’ de la cancamusa lideresa de Ciudadanos. Por otro lado, Doña Inés, a pesar de su ingenuidad manifiesta, necesita hacerse visible ante la opinión pública para insuflar algo de energía electoral a su depauperado partido. El resultado de este frenesí político va a ser, si el ‘Mejías’ de turno no lo impide, que nuestro ‘Tenorio’ patrio se a llevar al catre a la liberal Doña Inés para después ‘si te he visto, no me acuerdo’.

No se da cuenta la lideresa de Ciudadanos que el liberalismo y el socialcomunismo casas muy mal; es más, se repelen.

Damián Beneyto; Regionalismo extremeños; Asamblea de Extremadura; Visioncoach;

Damián Beneyto Pita es natural de Carcaixent (Valencia), pero extremeño y residente en Plasencia desde 1977.  Profesor de Enseñanza Secundaria. Fue Director del Centro de Artes Escénicas y de la Música, CEMART, entre 2007 y 2011. Director también de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura entre 2007 y 2010, Diputado en la Asamblea de Extremadura por el Partido Regionalista Extremeño, PREX, entre 2011 y 2015.

Ines Arrimadas seducida por Pedro Sánchez, por Damián Beneyto

Los Presupuestos Generales de Estado son la aplicación práctica de la ideología de los redactores, aunque muchas veces son auténticos ‘brindis al sol’, pues la ingeniería financiera se encarga de modificar las partidas presupuestarias y de frenar o acelerar, según proceda, el nivel de ejecución de las mismas.

Pero además, el rédito político, para bien o para mal, no es para el que consiente; aunque no lo parezca, es para quien ejecuta, que no es otro que el gobierno de turno

Renunciar a los principios ideológicos para estar en el canderelo unos días y hacerse alguna foto que otra con el ‘Tenorio’ de turno, solo conduce, a la larga, al descrédito. Cuando el gobierno ha abandonado la socialdemocracia para revolcarse con sus socios necesarios -sin los cuales no estarían gobernando- en el comunismo rancio bolivariano, es imposible, salvo bajada evidente en ropa interior, que un partido liberal llegue a acuerdos que contrarresten las demandas de Podemos, Bildu, ERC y cía. Cualquier justificación al efecto no dejan de ser pamplinas para tranquilizar conciencias.

Doña Inés, como en el drama de  Don José Zorrilla, será seducida mientras nuestro presidente ‘Tenorio’ arruinará este país y luego se justificará de sus desatinos como un Don Juan cualquiera, repitiendo los versos ‘zorrillenses’;

Logo del PSOE - Visioncoach

"Clamé al cielo y no me oyó, y pues sus puertas me cierra de mis pasos en la tierra responda el cielo, y no yo"

Acto IV, escena X

Damián Beneyto

Otros artículos de Damián Beneyto

Un PP regionalista, por Damián Beneyto

Un PP ‘regionalista’ en Extremadura | Damián Beneyto

twitter Una de las claves de que el actual Presidente del Partido Popular, Sr. Núñez Feijóo, consiguiera cuatro mayorías absolutas en Galicia fue, sin lugar a dudas, su galleguismo. El PP gallego, sin dejar de ser un partido españolista, supo conciliar lo nacional con...

Tributos y mayores | Carmen Heras

twitter Creo que cualquier partido que quiera ganar las próximas elecciones generales, deberá enfrentar en su programa (entre otros) dos asuntos importantes, aunque solo sea porque matemáticamente afectan a un gran número de personas. El primero es el que se...
El oro de Moscú, por Damián Beneyto

El oro de Moscú | Damián Beneyto

twitter La llegada a mis manos del libro de Mariano Ansó, ‘Yo fui ministro de Negrín’, aunque publicado hace ya algún tiempo, ha despertado en mí un cierto interés por lo que para algunos ha sido el mayor robo ocurrido en España en toda su existencia y para otros tan...
El PP que viene, por Damián Beneyto

El PP que viene | Damián Beneyto

twitter Siempre pensé que el sucesor de Rajoy debería haber sido el Sr. Feijóo y, estoy casi seguro, que si no dio el paso adelante fue por el guirigai que había en el partido después de la esperpéntica moción de censura. Las primarias a tres bandas dejaron tocado a...
Malos derroteros, por Carmen Heras

Por malos derroteros | Carmen Heras

twitter Con verdadera curiosidad escuchaba yo las declaraciones de un alto cargo del ministerio de Irene Montero. Explicaba su propósito de introducir variantes en la ley para conseguir declarar objeto de baja laboral la regla mensual de las mujeres en aquellos casos...
Los sindicatos, por Damián Beneyto

Los sindicatos | Damián Beneyto

twitter El sindicalismo en España siempre se ha caracterizado por su politización, su sectarismo y por su incoherencia. La aparición de los sindicatos ‘de clase’ a finales del siglo XIX (UGT) y principios del XX (CNT), que deberían haber sido fundamentales para...
Camarada Putin; de Damián Beneyto

Camarada Putin | Damián Beneyto

twitter La madre Rusia, como era llamada con veneración por aquellos pobres campesinos de la época zarista, vuelve a las andadas esta vez de manos de un iluminado, cruzado entre el sifilítico Iván IV, ‘El Terrible’ y el genocida Stalin. Tanto la Rusia zarista como la...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario