Equipos ganadores | Alberto Astorga

Nov 9, 2020

Equipos ganadores

 

ALBERTO ASTORGA

Cuando abordamos la estructura y composición de un equipo, siempre nos encontramos, afortunadamente, que lo conforman personajes de distinto tipo. Cada uno con sus manías, sus circunstancias, sus peculiaridades, sus habilidades, su forma de ser y de socializar y su estilo de comunicarse. Hay quienes colaboran activamente y muestran siempre una disposición productiva, pero, sin embargo, hay otros que, tras asistir a reuniones y sumar su asentimiento al acuerdo tomado, de forma inmediata, en la propia cafetería, se explayan en la crítica y en la disconformidad con lo que hace escasos momentos se acordó y aceptó.

 

En los equipos no es más cierto aquello de que “de todo hay en la viña del señor, uvas, pámpanos y agraz”, que dijera aquel predicador del rey Felipe IV, Fray Hortensio de Paramicino, en su sermón de la viña.

Efectivamente, dirigir un equipo diverso supone siempre un gran reto para todo aquel que tiene esa responsabilidad. Si en nuestra vida personal tendemos a relacionarnos con personas afines, con aquellos con los que compartimos sentido del humor, intereses, forma de ser y de actuar, en los equipos profesionales no tiene por qué ser así y es frecuente que suceda exactamente lo contrario.

El empresario estadounidense Willian Wrigley Jr., decía que “cuando en un equipo, dos personas piensan igual, una de ellas es prescindible”. Por ello, la falta de diversidad en los equipos es un gran inconveniente y una circunstancia que tiende a empobrecer sus resultados.

La falta de diversidad en los equipos es un gran inconveniente y una circunstancia que tiende a empobrecer sus resultados"

Walt Disney, para generar los creativos proyectos de su factoría, se ‘desdoblaba’ en tres ‘walts distintos’, el soñador, el realista y el crítico, sin que su equipo supiera a cuál de ellos se podría encontrar en la siguiente reunión a la que acudía. Estos tres caracteres se hicieron omnipresentes en la organización. Se trata de los tres ingredientes clave que deben estar presentes en un equipo exitoso.

 

El soñador genera nuevas ideas, proyectos y objetivos, pero sin la presencia del realista y del crítico, no podrá convertir sus ideas en realidad; el realista es aquel que favorece que las ideas se hagan realidad, pero sin la colaboración del soñador y del crítico, sería un robot que automatizaría sus actividades habituales sin posibilidad de que estas mejoren o se generen innovaciones; el crítico es el filtro que refina y pule las ideas, busca sus carencias, se adelanta a los problemas y propone las mejoras, pero sin el soñador y sin el realista, se convertiría en un amargado aguafiestas perfeccionista.

Qué papel nos corresponde en cada equipos; estar en el sitio y gestionarlo para el equipo;

Si solo faltara el realista, el crítico y el soñador entablarían una disputa mutua baldía; en ausencia del crítico, el realista intentaría hacer realidad las ideas del soñador, pero no tendría opciones de mejorarlas; sin el soñador, el realista y el crítico establecerían mecanismos de funcionamiento burocráticos y estándar, pero no generarían ninguna innovación.

Todos son necesarios, todos cumplen un papel. Si todos en el grupo fueran martillos, todos los problemas que se plantearan tenderían a verse como clavos y la solución más inmediata sería clavarlos. Los resultados, efectivamente, serían rápidos y consistentes, pero nunca serían innovadores. Nuestras organizaciones son más complejas y los problemas deben ser analizados desde diversos puntos de vista para poder aportar soluciones eficientes.

Cuanto mayor sea la diversidad de un equipo, más innovador y de mayor riqueza y calidad será su desempeño. Cada miembro que se incorpore debe aportar una combinación única de conocimiento y habilidades al equipo para lograr una síntesis de equipo ganador.

A la hora de conformar un equipo, se debe encontrar un punto ideal y equilibrado de diversidad tanto entre aquellas habilidades profesionales relacionadas con las tareas a desempeñar como con las cualidades personales de cada uno de los miembros que permitan alcanzar el objetivo que la organización desea.

Para sacar el máximo partido de la diversidad, sirve reflexionar sobre con qué elementos debemos contar y combinar de cara a los objetivos marcados y que encajen con el modelo de funciones que han de utilizarse.

Los equipos formados con personas con experiencia y con habilidades de relación con los demás; construir equipos desde los equipos;

La diversidad es siempre un aspecto positivo en toda organización de éxito porque amplía las perspectivas y enriquece los análisis, pero para ello es necesario que el grupo colabore para llegar a una solución creativa"

La diversidad es siempre un aspecto positivo en cualquier organización de éxito, porque amplía las perspectivas y enriquece los análisis, pero para ello es necesario que el grupo colabore para llegar a una solución creativa. Este proceso puede alargar los debates y puede también que provoque relaciones tensas ante ideas contrarias.

¿Cuál es, por tanto, la cantidad justa de diversidad que ha de contener un buen equipo? Responder acertadamente es determinante para componer el equipo que deseamos.

Para completar las tareas son necesarias personas que aporten experiencia práctica en aquellas tareas que se le van a asignar, pero también que conozcan el sector en el que se actúa. Se necesitan habilidades tecnológicas, pues no están los tiempos para obviar esta cuestión, pero también personas inquietas, curiosas, que indaguen, busquen, investiguen y analicen adecuadamente los datos que encuentran. Y, algo que es siempre importante: que sepan expresarse, tanto por escrito como hablado, que sepan explicarse y explicar.

En cuanto a las habilidades necesarias para que puedan trabajar con armonía en el equipo, se debe contar con aquellos que faciliten el desarrollo de las reuniones, que sean capaces de alcanzar acuerdos, de consensuar, de comentar y de enriquecer las propuestas con ideas bien presentadas. Personas capaces de negociar, de autorregularse, de motivarse y de gestionar conflictos, que cuenten con habilidades de inteligencia emocional y que lideren su tarea y a las personas con las que colaboran más directamente, así como aquellos terceros ajenos al equipo que también están presentes en el proyecto.

Qué cualidades deben tener un equipo para saber que está formado equilibradamente; Alberto Astorga;

Partiendo de estas premisas generales, hay tres aspectos que son importantes y que servirán de aportación añadida basada en la experiencia a la hora de crear equipos.

Primero. Que el equipo sea pequeño. Cuanto más grande sea más dificultades de cohesión y de comunicación aparecen. Más difícil será encontrar un momento para reunirse, más tiempo llevará tomar decisiones y más compleja será la comunicación entre ellos y la coordinación de los trabajos. Lo habitual es que un equipo eficaz esté compuesto por entre tres y siete personas, no más. Aquellas que aportan, pero a las que se necesita tan solo de forma ocasional, son aliadas, expertos en contenidos, asesores, pero no son parte del ‘núcleo duro’ al que llamamos equipo.

Segundo. Incorporar habilidades y conocimientos. Saber qué habilidades y experiencia son necesarias para abordar el objetivo del equipo. No solo aquellas que hagan falta para el trabajo en sí, sino también aquellas otras que faciliten la colaboración entre las personas. Identifica el menor número de personas que puedan cubrir esos requisitos que necesitas.

Tercero. Incluir distintos enfoques. Los mejores equipos cuentan con una mezcla diversa de estilos de trabajo. Unos más orientados al trabajo, otros más orientados a las relaciones. Unos más ágiles, más extrovertidos, más atrevidos, frente a otros más pausados, más introvertidos, más prudentes. Unos con visión global, pero también otros más centrados en los detalles.

En definitiva, contar con equipos diversos y eficaces, con perspectivas y características personales distintas, enriquece los resultados, facilita la búsqueda de soluciones, las hace más innovadoras, más imaginativas y, sobre todo, más fáciles de gestionar. La diversidad enriquece, mientras que la uniformidad no crea innovación alguna en unos entornos que cada vez son más cambiantes.

Alberto Astorga

Jaque al rey (1) por Emilio Borrega

I. Jaque al Rey: ‘el equipo imposible’ | Emilio Borrega

  Al igual que tú, y como cualquier persona de bien, asistimos atónitos a la deriva que el llamado 'sanchismo' está imponiendo en el socialismo español y en nuestra sociedad. La mejor prueba de ello es el polémico pacto entre EHBildu y el PSOE de Pedro Sánchez...
El efecto Lucifer, por Damián Beneyto para Visioncoach

El efecto Lucifer | Damián Beneyto

Leo un interesante artículo titulado "El efecto Lucifer para una post-democracia" de Luis de Miguel Ortega, que me ha mandado vía WhatsApp mi dilecto amigo Julián Mora. El artículo en cuestión ratifica alguna de mis impresiones sobre el comportamiento de la sociedad...

La política de la Educación | Carmen Heras

La experiencia como docente durante cuarenta y tantos años me ha enseñado que se puede desmotivar el aprendizaje cuando, a esfuerzos distintos y progresos distintos, se les iguala por abajo. El sistema educativo, en su base, constituye un marco mínimo de referencia...
El alcalde de Castuera ha sido condenado en primera instancia por acoso laboral - Visioncoach

El alcalde de Castuera | Damián Beneyto

La sentencia en primera instancia condenatoria al alcalde de Castuera ha vuelto a poner en candelero eso de la presunción de inocencia. En España, país cainita donde los haya, cuando a uno se le acusa de algo y aparece en los medios ya lo tiene claro; mejor que haga...
Martinez Almeida ayuda en una cadena en el Banco de Alimentos de Madrid

La política de vocación | Víctor Píriz

    La 'política de verdad' es la que se hace cuando se está de paso en ella. Yo creo firmemente que es una etapa de tu vida, tú puedes decidir cuál, en la que debes servir a los demás, en la que debes dedicar tu tiempo a hacer mejor la de los demás; pero...
Las empresas necesitan construir equipos con diversidad y habilidades de relación personal; Alberto Astorga;

Equipos ganadores | Alberto Astorga

 Cuando abordamos la estructura y composición de un equipo, siempre nos encontramos, afortunadamente, que lo conforman personajes de distinto tipo. Cada uno con sus manías, sus circunstancias, sus peculiaridades, sus habilidades, su forma de ser y de socializar y su...
Hijos de Celaá, por Damián Beneyto en VisionCoach

Hijos de Celaá | Damián Beneyto

A la generación de los 'hijos de la LOGSE' le va a seguir la de los 'hijos de la tal Celaá' que van a dar testimonio, corregido y aumentado, de una formación humana e intelectual sin parangón en nuestras historia. Con esta nueva ley educativa, se va a rizar el rizo de...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario