El pensamiento conservador | Carmen Heras

May 5, 2019

El pensamiento conservador

CARMEN HERAS

En unas elecciones, la fuerza política que ha tenido la mayoría de votos nunca habrá de reconocer que los resultados obtenidos no son debidos a sus propios méritos. Por el contrario, repetirá que ha ganado una y otra vez, pues es parte de la estrategia política rutinaria el refrendar lo obvio, bajo el prisma de que a la opinión publica le entusiasma la gente ganadora y rehuye a los perdedores. Y hasta habrá muchos que lo crean de verdad. 

Ahora bien, cualquiera que conoce algo del juego político sabe que las elecciones no se ganan nunca, sino que siempre hay alguien que las pierde y que por tanto también en esta última cita electoral, más que ganadores (definidos en términos absolutos), lo que existen son perdedores. Y si no me creen analicen la suma total de votos, por bloques en vez de por partidos, para darse cuenta. 

Las elecciones no las ha ganado el pensamiento progresista, sino el conservador. España parece mantenerse en un saber estar, aún cuando muchos necesiten desfogarse locuazmente en redes y cafeterías"

En principio parece que a los perdedores ni el “ejército” natural ni la estrategia les ha ayudado suficientemente. Compitiendo unos con otros, separándose de posiciones centradas y prudentes, riñendo desaforadamente entre sí, con adjetivos gruesos, la imagen ofrecida originaba inquietud al votante, nerviosismo y tensión, y al cabo, miedo. Porque ¿dónde poner el tope? y ¿cómo saber cuando van a detenerse? 

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Tengo para mi que las elecciones no las ha ganado el pensamiento progresista, sino el conservador. España, afortunadamente, parece querer mantenerse en un saber estar, aún cuando muchos necesiten desfogarse locuazmente en redes o cafeterías. Lo cierto y verdad es que nadie, aquí y ahora, quiere desprenderse totalmente de una manera de vivir, en la cual los derechos fundamentales están cubiertos, e incluso aparecen prestaciones públicas, concedidas por los gobiernos últimos para casos específicos. 

La necesidad de agradar a las minorías, dada la falta visible de nuevas ideas en los partidos, ha llevado a prodigarse con ellas. Es real un cierto conservadurismo en pensamiento y actitudes (lógicos por otra parte), que aconseja a la generalidad no tirar todo por la borda sin estar demasiados seguros de que lo que se escoge va a ser mejor que lo que se tiene. 

Pablo Casado valora los resultados del 28A
Ciudadanos valora los resultados del 28A

Así que el subconsciente colectivo (emoción e interés a partes iguales), parece acomodarse con el voto en unos cauces justos de radicalidad que evidentemente no han coincidido con lo que los partidos de mayorías, radicalizándose, pretendían. El único de los partidos nacionales que no lo hizo fue el PSOE y acertó. 

Si la derecha, por seguir con el nombre genérico, no se hubiera dividido y no se hubiera descentrado, sin duda se estaría hablando de otros datos y otra distribución de escaños. Pero posiblemente fue inevitable esa división, aunque los más hábiles hubieron de aconsejar que, aún existiendo, deberían haberse conseguido unas mínimas condiciones de acuerdo entre ellos mismos y sus discursos, para no suicidarse directamente con la ayuda de todos.

Pedro Sánchez valora los resultados del 28A
Abascal valora los resultados del 28A para Vox

Porque de sobra es sabido que, siendo la parte menor que el todo, es imposible que no se pierdan votos cuando se pesca en el mismo caladero. Reflexión -por otro lado bastante obvia-, que ya se habrá expuesto en cuanta reunión se haya realizado de forma privada, para el análisis y evaluación de los resultados. 

Vistas así las cosas, desde la óptica de quién ha perdido las elecciones y no de quien las ha ganado, no se dispara tanto el entusiasmo de los segundos ni la desmoralización de los primeros, y hasta puede que sirva de consejo en la siguiente carrera electoral. 

Si al cabo estas elecciones las ha ganado el conservadurismo (el pensamiento conservador de que es más práctico y seguro que quede todo como está) puede que también las gane en la siguiente cita. Deshacer eso, exige inteligencia, no solo dejarse llevar por la ola. 

Carmen Heras 

Otros artículos de Carmen Heras

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario