El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Mar 22, 2021

El mejor banco de pruebas

CARMEN HERAS

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con ‘seres incapaces’. Clara Campoamor fue la impulsora del sufragio femenino en nuestro país y el cambio se produjo.

Pero poder votar no significa necesariamente poder ser votadas y ni una cosa ni la otra consiguieron, de forma inmediata, la igualdad real entre los géneros. Y eso, a pesar de que desde la fecha en que la Campoamor dijera aquello: “He trabajado para que en este país los hombres encuentren a las mujeres por todas partes y no solo donde ellos vayan a buscarlas”, haya llovido mucho.

Poder votar no significa necesariamente poder ser votadas, y ni una cosa ni la otra consiguieron, de forma inmediata, la igualdad real entre los géneros"

Daniel Innerarity lo analiza en su libro ‘Una teoría de la democracia compleja’ donde escribe que la democracia sólo puede volverse efectiva cuando se logre plenamente la igualdad de género. Igualdad entendida como un derecho democrático y no solo como un mero acto de justicia hacia un grupo pequeño y minusvalorado, pues las mujeres no lo forman al constituir el 50% de la población.

La generación de nuestros padres, nacidos en las primeras décadas del siglo XX, y desde luego otras anteriores a ella, reconocieron como válido, a la hora de construir una familia, un contrato sexual que permite distribuir a los géneros en dos espacios claramente diferenciados: el público para el hombre, el privado para la mujer.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011
Podcast CONTRAPUNTO de Visioncoach

Desde el convencimiento de que para que personas soberanas y autosuficientes en lo económico puedan trabajar en el primero, era necesario que el otro sexo no lo fuera y se encargase de gestionar las tareas propias de la dependencia.

Hay historiadores que afirman que la filosofía griega llegó a existir y ha gozado de tanta influencia porque los filósofos que la hicieron posible, disponían de esclavos. Ya que para subsistir en lo básico, no necesitaron emplear parte de su tiempo en labores domésticas y asistenciales, pudieron dedicarse en cuerpo y alma a otros asuntos más elevados del intelecto como lo es, sin duda, el alumbramiento de una teoría filosófica.

Democracia compleja; Daniel Inneraity
Disponible en:

Visto todo desde este punto de vista, la esclavitud no solo no sería nociva -salvo para los esclavos-, sino algo tan oportuno que ha logrado, a la postre, mucho bien para la cultura humana, tan cimentada en la griega. Sin embargo, el ejemplo y el argumento son tan aberrantes como los referidos a la conservación del patrimonio antiguo en un país, cuando se la atribuye a la ausencia de desarrollo del mismo. “De haber llegado a tiempo el progreso a ciertos lugares –nos dicen algunas mentes pensantes- muchos de esos palacios, castillos, pinturas, etc, obras de arte sin parangón, ya no existirían pues se habrían vendido al mejor postor”.

La división de roles entre hombres y mujeres, sobre la que se fundamentó nuestra esctructura de vida y convivencia, nunca fue casual, sino pergueñada para que el espacio público fuera ocupado por el hombre"

Se que lo escrito más arriba da pie a profundos debates, con intervenciones apasionadas y oportunas, que otro día haremos. Hoy lo uso solo como ejemplo de que la división de roles entre hombres y mujeres, sobre la que se fundamentó nuestra estructura de vida y convivencia, nunca fue casual sino pergueñada para que el espacio público fuera ocupado por el hombre (entendido de un modo genérico). Y para ello, era preciso que el otro sexo, el femenino, se encargara de gestionar las tareas más dependientes de la vida, relegadas al ámbito privado y nunca al público, sin relación entre ambos.

El que la democracia de nuestros días sepa interrelacionarlos o no, constituye un buen banco de pruebas de su sinceridad.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario