De fábulas | Carmen Heras

Feb 6, 2021

De fábulas

CARMEN HERAS

Les voy a narrar un cuento verdadero…

Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no tanto; pero aún así se volcaron en loas al recién seleccionado y cantaron sus virtudes.

El candidato creyóselo -era lo fácil-, en parte por autoestima y en parte porque para poder dejar un lugar y volcarse en otro -bastante más incierto- hay que tener un cierto sentido mesiánico de las cosas y notarse ciertamente un elegido. Para creer en lo posible de la victoria.

Durante un tiempo supo lo que se siente al ser tratado como un líder, él que siempre había sido un hombre común"

Y el pretendiente llegó al territorio y todo fue muy deprisa. Durante el tiempo de los mítines, supo lo que se siente al ser tratado como un líder, él que siempre había sido un hombre común. Todo girando alrededor suyo con generosidad. No existía un movimiento no aprovechable para ensalzar sus posibilidades, para exponerle en los mejores foros, para convencerle de la importancia del trabajo realizable a posteriori.

A la salida y a la entrada de los espacios donde se celebraban los mítines, sus teloneros, de aquí y de allá, cubrían sus espaldas -y hasta sus laterales-, y el público -siempre hay un público entregado- aplaudía rompiéndose las manos, literalmente, y muchos -hombres, mujeres y trans- proferían gritos de apoyo y arrobo en su favor. “Vas a ganar -le decían- vas a ganar, dáles caña, amigo, dáles caña”. Y él se ruborizaba suavemente.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Y cuando el gran día amaneció, todo resultaba excitante, incluída la espera para conocer el resultado de las votaciones. Y como nunca, el partido parecía unido; todos los grupúsculos al alimón, como una gran fruta plena y cerrada lista para repartir entre los fieles.

No ganó; no, para ser el líder indiscutible. Pero si mejoraría las condiciones y eso, -y el cúmulo de intereses creados-, volvieron los resultados en una cierta victoria interna. Para seguir. Y empezó el camino difícil, las hipotéticas negociaciones, las aspiraciones, los puestos y la nueva etapa. Ahora ya reconvertido nuevamente en un hombre corriente. Sin tantas virtudes como antes del día D se le suponían. Con la cabeza, los pies y las manos como las de tantos otros, sin superioridades exclusivas, funcionario -y no más- de un proyecto y una organización que deben labrarse en el diario, a costa de esfuerzo y con inexactitudes. El valle y la cima largamente trabajados, desde arriba hacia abajo -según los mandados- y no al revés.

De fábulas, por Carmen Heras

Los candidatos son como los caballos de carrera a los que se mima con cariño y excelente forraje mientras se necesita de su porte y esfuerzo para correr"

Los candidatos, amigos, son siempre como caballos de carrera a los que se mima con cariño y un excelente forraje mientras se necesita de su porte y esfuerzo para correr en ella, con la esperanza de que queden en primer lugar o -al menos- entre los mejores. Para eso, se les crean expectativas altas, se les convence de que son viables, de que contarán con el favor del público votante… pero que -como toda esa tensión no se puede mantener durante un tiempo excesivo- volverán del combate letalmente transformados. Tanto si ganan como si pierden. Para lo bueno y para lo peor. En la paz y en la guerra, que en la vida orgánica siempre van juntas.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Fascismos y comunismos son tal para cual; Damián Beneyto;

Comunismo y fascismo, tal para cual | Damián Beneyto

El 19 de diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que equiparaba el comunismo y el nazismo. La resolución aprobada sentencia que “mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue...
Los gafes, por Damián Beneyto

Los gafes | Damián Beneyto

En 1959 se estrenaba una deliciosa película titulada ‘El gafe’ –que les recomiendo- dirigida por Pedro Luis Ramírez sobre un guión de Vicente Escrivá. Los protagonistas eran dos magníficos actores, José Luis Ozores y Antonio Garisa, y como el título indica, trata en...
Unidos por el litigio, Carmen Heras

La selección de unas élites planas | Carmen Heras

Martin Gurri*, ex analista de la CIA, publicó en el 2014 un libro titulado 'La revuelta del público y la crisis de la autoridad en el nuevo milenio' en el que relaciona el aumento de información que hoy proporcionan las redes, con el descenso de la autoridad de...
Nación de naciones, por Damián Beneyto

‘Nación de naciones’ | Damián Beneyto

"Tú eres, oh, España, sagrada y madre siempre feliz de príncipes y de pueblos, la más hermosa de todas las tierras que se extiende de Occidente hasta la India. Tú, por derecho, eres ahora la reina de todas las provincias, de quién recibes prestadas sus luces no sólo...
Las fábulas y cuentos de los candidatos salvadores, por Carmen Heras

De fábulas | Carmen Heras

Les voy a narrar un cuento verdadero... Pues sucedió que pensaron en él para ser candidato -por esto y por lo otro- y el fuego de la esperanza renació de las cenizas y todo el mundo aparatero pareció congraciarse. Algunos hasta se alegraron de veras, otros no...
Buenismo en la política, por Damián Beneyto

Buenismo | Damián Beneyto

"A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas" Friedrich Nietzsche El término buenismo es relativamente joven pero se ha extendido rápidamente, especialmente cuando se refiere a la acción política. Según la RAE,...
Todos somos buenos; de Carmen Heras;

Todo el mundo es bueno | Carmen Heras

Cuando después de la muerte de Franco, volvieron a visualizarse los partidos políticos, existía una determinada forma de aceptar militantes en ellos, al menos en algunos partidos de izquierda. Consistía en que, para entrar a formar parte de la organización, era...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario