Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Relaciones de aluvión

CARMEN HERAS

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo común. Por lo general, la gente que se acerca a un personaje público, lo hace movida por el papel y la influencia que este ostenta y, si ese papel se pierde o deteriora, desaparece para una parte de ella, en mayor o menor grado, la importancia de los otros aspectos de la persona, incluida la relación de cariño y cercanía.

Es una regla cruel pero es preciso conocerla cuando se recorre un camino político, para sobrevivir en la isla desierta que se construye alrededor de quien pierde puesto, arte y otras ‘dotes’, por elección o por las circunstancias sobrevenidas

"La gente que se acerca a un personaje público lo hace movida por la influencia que ostenta. Si ese papel se pierde, desaparece con él la importancia, el cariño y la cercanía"

Si entendiéramos bien el trabajo de cualquier agente en la cadena social, podríamos enjuiciar con mayor conocimiento de causa sus planteamientos y discursos. El periodismo trata de contar lo hechos concretos que ocurren. Elucubrar sobre que un acuerdo puntual para salvar un estado de prórroga significa un apoyo futuro en cualquier otra situación es mucho suponer. Puede que sí, puede que no.

En un parlamento como el nuestro, tan polarizado ideológicamente en la teoría, pero tan pragmático en el juego de alianzas que permiten sobrevivir a sus líderes y fuerzas, lo que ocurra en el futuro tendrá mucho más que ver con los votos a ganar o no perder, que con otras razones, aunque sigan importando estas en una pequeña parte. 

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Durante bastante tiempo, muchos se han dedicado a crear con éxito ese consabido mantra de que “el pueblo español no se merece los políticos que tiene”, aunque yo, señores, me pregunte sobre quién los puso ahí, porque no llegaron del espacio interplanetario. En ellos y ellas solo se visualizan los ángeles y demonios de sus propios votantes. Los que les votaron y los que esperan que lo hagan.

A veces, hasta intuyen que no les queda otro remedio que producir advertencias catastróficas para intentar doblegar la posible dureza del contrario. “Si aviso -parecen pensar- sobre lo que puede suceder, caso de no incluir lo que yo pienso, la amenaza que hago puede ayudar a modificar una conducta, con pocos daños colaterales, siendo la responsabilidad compartida”. Y, así, todos contentos, pues el equilibrio general entre fuerzas se mantiene. Es la regla de máximos que, quienes como los sindicatos tienen detrás de ellos muchas horas de negociación, han utilizado siempre en sus negociaciones con la patronal correspondiente.

Porque, a estas alturas de la película ¿alguien confía en que dentro de las cámaras parlamentarias o en las entrevistas, los intervinientes hablen con total sinceridad, apoyándose solo en la mejora de lo que es prioritario para todos? Puede que haya alguien que lo haga, pero no es lo común. Otros se lo afearán, llamándoles ingenuos

Ciudadanos vota por continuar el estado de alarma

Los ciudadanos sabemos que la toma de una determinada posición nunca es químicamente pura. Se nutre de lo que debiera hacerse, matizado con lo que conviene al partido y a la propia persona que la emite desde el punto de vista de la supervivencia política y el poder correspondiente.

Así que, las declaraciones histriónicas, surrealistas, agresivas o levemente celosas con las que tropezamos todos los días, me parece que deben de analizarse, no tanto en clave de aceptación o no de lo que se discute, sino en clave de lo que a un partido y a sus dirigentes les interesa desde el punto de vista electoral, competencial, etcétera. También, desde el punto de vista del ‘relato’ que se esté contando a los espectadores. Para mantenerlo, mientras les de réditos. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

El nuevo liderazgo en las organizaciones, por Javier Cabanillas

El nuevo liderazgo en las organizaciones | Javier Cabanillas

¿Creéis que volveremos a lo que teníamos antes? Por supuesto que no. Nadie hoy en día sabe cuáles serán las reglas que están por llegar. No sabemos cuál será su intensidad ni el tiempo que durará esta etapa de transición que creo será prolongada. Lo que sí debemos...
La ineptocracia, por Carmen Heras en Visioncoach

La ineptocracia | Carmen Heras

Este artículo se sustenta en la tesis de que si bien el más puro sentido generalista de la democracia lleva consigo la plena posibilidad -para todos- de representación, una vez probado tal aserto debiéramos conseguir, que ciertos puestos claves de acción y dirección...
Jóvenes Liberales de Ecuador;

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional. A Jóvenes Liberales Ecuador nos...
Liderazgo de elites, por Carmen Heras

La necesidad de una verdadera élite | Carmen Heras

Amigos, hagamos una radiografía, aproximada, de situación: Año 2008 y siguientes: crisis económica, rebaja de expectativas laborales, empobrecimiento de la clase media, paro, corrupción, reformas laborales. Políticamente se demandan cambios, rejuvenecimiento,...
El extraño caso de Garvín de la Jara, por Emilio Borrega

El extraño caso de Garvín de la Jara | Emilio Borrega

  Garvín de la Jara es un pequeño municipio al noroeste de la provincia de Cáceres, en la Comarca de La Jara, limítrofe con la vecina provincia de Toledo y con una población de 95 habitantes, poco más o menos. Resulta que en esta pequeña localidad, en las pasadas...
Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19

FRANCISCO FERNÁNDEZ OCHOA

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición.

Ni PSOE, Podemos o Vox han articulado una respuestas integral a la altura de la dramática situación histórica que vivimos. Se han limitado a establecer medidas, pero no a prevenir una Ley nacional como hacemos los liberales

Todos nos preguntaremos, en cuanto termine el estado de alarma ¿y ahora qué va a suceder con nuestras vidas ante la recesión económica?

Mientras el PSOE mira hacia Europa y Estados Unidos en busca de ayudas económicas y ha ofrecido una solución transaccional que supondrá endeudamiento para los autónomos y la pequeña y mediana empresa, Podemos intenta nacionalizar la economía para asegurarse el poder con medidas comunistas cuando finalice el estado de alarma ocasionado por el Covid-19. VOX, por su parte, continúa en una línea radical inasumible para cualquier demócrata humanista.

Estamos en un momento en el que nada debe volver a ser igual, precisamente para honrar a los españoles caídos por la pandemia del Covid-19 y no volver a caer en extremos políticos que solo llevan al enfrentamiento entre los propios españoles. En España debemos hacer las cosas bien. Esta vez sí deben hacerse bien y no con el retraso con el que se ha suministrado el material de protección a los sanitarios, a las Fuerzas Armadas o a los Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Lo que no se pide, no se dará.

Francisco Fernández Ochoa; Proyecto Liberal Español; PLIE;
Francisco Fernández Ochoa es fundador y Presidente de Proyecto Liberal Español, PLIE, desde 2007.
Es Abogado y también Politólogo.  Licenciado en Derecho y Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, por la Universidad de Granada.
Siempre defensor de posiciones políticas liberales es fundador, junto con otros compañeros, el Proyecto Liberal Español, PLIE, como alternativa liberal.
Ha sido candidato a la alcaldía de Palma de Mallorca, así como  al Govern de las Islas Baleares. 
Es abogado en ejercicio en Palma de Mallorca.

Por este motivo, el Proyecto Liberal Español, PLIE, propone una Ley integral de Beneficios Fiscales para nuestro tejido empresarial.

El Progreso debe ser hacia mejor, si no, no es progreso. Estamos en un momento histórico en el que tenemos que ser capaces de cambiar nuestro sistema de convivencia a mejor, en definitiva, humanizarlo.

PLIE, Proyecto Liberal Español, propone, como partido liberal y humanista, un nuevo modelo económico y de producción que beneficie a los afectados por el Covid-19, nos implique a todos en la renovación de las estructuras de nuestro país hasta que termina la recuperación y convierta al Estado en un elemento dinamizador de la economía, que ya ha entrado en recesión desde que se decretara el estado de alarma.

Proyecto Liberal Español; pLIE

El Estado, como colectivo, debe organizar la respuesta firme a la recesión económica, incentivando a los empresarios para que presten su apoyo a la regeneración de las infraestructuras sanitarias y para alcanzar un medio ambiente sostenible, así como apelar a la responsabilidad social y ciudadana y de los agentes económicos, que es el sentido en el que debe interpretarse la finalidad social contemplada en el artículo 33 de la Constitución española, sin poner en riesgo la propiedad privada. 

Para que nunca más vuelva a pasar, para que nunca más se sacrifique a la población para hacer frente a una incidencia sanitaria o de índole catastrófica.

Este esfuerzo requiere el compromiso no cortoplacista de los partidos políticos. Requiere de la unidad de acción verdadera de todo un país, esforzándose en un solo sentido: el de mejorar nuestro sistema y fortalecerlo.

Desde Proyecto Liberal Español, PLIE, proponemos la redacción de una Ley de ámbito nacional de Beneficios Fiscales para quienes se sumen a la estructuración del sistema sanitario nacional, consistente en la reforma de los viejos hospitales y su mantenimiento, así como en la creación de los espacios públicos sanitarios necesarios para que nunca más falten camas o se tengan que improvisar hospitales de campaña. Esta Ley entraría en vigor de forma inmediata y terminaría el 31 de diciembre de 2021.

No basta con la movilización de 200.000 millones de euros del presupuesto público para endeudar más a los pequeños y medianos empresarios, a la clase media, sino que hace falta una inversión pública en infraestructuras de primer nivel, porque dinamizará el empleo, generará muchos puestos de trabajo que serán necesarios a partir de ahora, y asegurará unas instalaciones a la altura del siglo XXI, Un ejemplo de lo que es capaz de hacer España para Europa y para el mundo.

Francisco Fernández Ochoa

Propuesta de PLIE de beneficios fiscales contra el Covid-19

No basta con la movilización de 200.000 millones de euros del presupuesto público para endeudar todavía más a los pequeños y medianos empresarios.

Propuesta fiscal del PLIE con ocasión del Covid-19
Propuesta de PLIE para el IRPF
Propuesta fiscal del PLIE por el Covid-19

Otros artículos de Francisco Fernández Ochoa

El nuevo liderazgo en las organizaciones, por Javier Cabanillas

El nuevo liderazgo en las organizaciones | Javier Cabanillas

¿Creéis que volveremos a lo que teníamos antes? Por supuesto que no. Nadie hoy en día sabe cuáles serán las reglas que están por llegar. No sabemos cuál será su intensidad ni el tiempo que durará esta etapa de transición que creo será prolongada. Lo que sí debemos...
La ineptocracia, por Carmen Heras en Visioncoach

La ineptocracia | Carmen Heras

Este artículo se sustenta en la tesis de que si bien el más puro sentido generalista de la democracia lleva consigo la plena posibilidad -para todos- de representación, una vez probado tal aserto debiéramos conseguir, que ciertos puestos claves de acción y dirección...
Jóvenes Liberales de Ecuador;

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional. A Jóvenes Liberales Ecuador nos...
Liderazgo de elites, por Carmen Heras

La necesidad de una verdadera élite | Carmen Heras

Amigos, hagamos una radiografía, aproximada, de situación: Año 2008 y siguientes: crisis económica, rebaja de expectativas laborales, empobrecimiento de la clase media, paro, corrupción, reformas laborales. Políticamente se demandan cambios, rejuvenecimiento,...
El extraño caso de Garvín de la Jara, por Emilio Borrega

El extraño caso de Garvín de la Jara | Emilio Borrega

  Garvín de la Jara es un pequeño municipio al noroeste de la provincia de Cáceres, en la Comarca de La Jara, limítrofe con la vecina provincia de Toledo y con una población de 95 habitantes, poco más o menos. Resulta que en esta pequeña localidad, en las pasadas...
Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

La "nueva" forma de entender España

 

EMILIO BORREGA

 

“Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad” es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la “fase cero”- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en libertad y que ahora, el equipo de marketing de la Moncloa, quiere denominara “nueva normalidad”.

No crean que el nombre del Plan viene copiado de algún país comunista de medio pelo, de ningún manifiesto bolchevique de Corea del Norte, Cuba o Venezuela. Este plan de transición, elaborado por el equipo de marketing y/o los “expertos” que igual valen para un roto como para un descosido, no ha tenido en cuenta lo acontecido durante estos dos meses que llevamos de estado de alarma, ni puede ser el título de una hoja de ruta anunciada y deseada.

"El Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en libertad y que ahora, desde el equipo de marketing de Moncloa, pretenden llamarlo como "nueva normalidad"

Las alarmas sanitarias que vienen sonando desde finales de enero en España fueron desoídas por nuestro gobierno social-comunista, porque Pedro Sánchez y su numerosa corte de ministros nunca pensó, ni pensaron, gestionar una pandemia. Eso no entraba en sus planes. Él, Pedro Sánchez, el presidente, quiso ser presidente para otra cosa, para cambiar España tal y como la conocemos, para transitar hacia un estado más fuerte, más controlador, con poderes ejecutivos, legislativos y judiciales y, de paso, también mediáticos y sociales. Es decir, Pedro Sánchez quiso ser presidente para “matar a Montesquieu” y a cualquier hijo de vecino que lo recordase.

Para ello, nada mejor que una alianza con Podemos, con un partido que, a todas luces y sin complejos, siempre ha dejado claro que nuestra democracia está obsoleta, que el estado español es rancio, que el Rey ha de ser “guillotinado” (quiero creer que la amenaza es en el sentido político y no físico) y que Venezuela, Cuba, Bolivia o Irán son ejemplos del tipo de gobierno y de la forma de vida que quisieran instaurar en España.  deseada.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio J. Borrega es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política. Ha compaginado siempre su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja

A este feria se suman, con otros objetivos pero con el nexo común de destruir la España en que vivimos, los nacionalistas catalanes y vascos, sean republicanos, de derecha o de izquierda, separatistas radicales y comunistas de moqueta y visas oro, para aupar al líder, Pedro Sánchez, ambicioso, ególatra y narcisista hasta límites insospechados, para dirigir tamaña empresa, toda vez que ha sido capaz de imponer en el PSOE un estado de sitio intelectual en el que nadie critica ni cuestiona las decisiones del líder y ni siquiera se plantea una mínima réplica o contradicción.

Cuando todo esto del gobierno parecía que echaba a andar, van los chinos y se dejan escapar un virus, sin vacuna aparente, que se extiende por el mundo, que llega a España, nos cambia la vida y nos lo para todo. Absolutamente todo. Los planes del gobierno social-comunista pasan a ser ahora lo de transitar hacia una nueva forma de entender España.

Nos vemos obligados por imperativo de la realidad, a centrarnos en solucionar una crisis sanitaria sin precedentes, que alcanza más de 25.000 fallecidos -y subiendo-, miles de infectados -y subiendo- y sin vislumbrar después de todo, un horizonte esperanzador a la vista.

Como todo en la vida, lo que empieza, acaba. Esta crisis empezó y terminará. Y cuando suceda, el gobierno seguirá con su siniestra hoja de ruta, hoja de ruta que han venido en llamar “nueva normalidad”.

La anormal normalidad que se quiere imponer en España

La crisis sanitaria, además de poner de manifiesto una vez más que “izquierda” y “gestión” son conceptos incompatibles, ha servido para acelerar y tratar de imponer a los españoles una “nueva normalidad” que realmente debería haberse denominado “una nueva forma de entender España”, como modelo distinto al vivido desde hace cuarenta y cinco años gracias a aquel gran pacto que supuso la Transición y a la concordia alcanzada en y desde la Constitución de 1978.

Me gustaría estar equivocado y ser tachado como “alarmista”. Creo que el Estado de Derecho español cuenta con herramientas de defensa para contra atacar con efectividad cualquier intento de sublevación, aunque se haga desde esa “política líquida y blanda” que nos quieren imponer a través de la manipulación desde la comunicación. Pero entiendo que, cuando un gobierno social-comunista lo controla prácticamente todo, Fiscalía General de Estado incluida, todo es posible. Más que posible.

El marketing, el marketing político, ha venido para quedarse. Tras el estado de alarma prorrogado una y otra vez, hemos comprobado cómo se vive con las libertades recortadas y sin el reconocimiento de derechos fundamentales que ampara nuestra Constitución. Eso que ha sido amparado sucesivamente por el Congreso de los Diputados, no puede extenderse sine die al resto de nuestras vidas. Esa “nueva normalidad” no puede ser esa “nueva forma de entender España” que se nos quiere imponer. Si nos resignamos, viviremos en un estado de alarma permanente y no creo que para eso estemos preparados.

Emilio Borrega 

 

Otros artículos de Emilio Borrega

 

El nuevo liderazgo en las organizaciones, por Javier Cabanillas

El nuevo liderazgo en las organizaciones | Javier Cabanillas

¿Creéis que volveremos a lo que teníamos antes? Por supuesto que no. Nadie hoy en día sabe cuáles serán las reglas que están por llegar. No sabemos cuál será su intensidad ni el tiempo que durará esta etapa de transición que creo será prolongada. Lo que sí debemos...
La ineptocracia, por Carmen Heras en Visioncoach

La ineptocracia | Carmen Heras

Este artículo se sustenta en la tesis de que si bien el más puro sentido generalista de la democracia lleva consigo la plena posibilidad -para todos- de representación, una vez probado tal aserto debiéramos conseguir, que ciertos puestos claves de acción y dirección...
Jóvenes Liberales de Ecuador;

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional. A Jóvenes Liberales Ecuador nos...
Liderazgo de elites, por Carmen Heras

La necesidad de una verdadera élite | Carmen Heras

Amigos, hagamos una radiografía, aproximada, de situación: Año 2008 y siguientes: crisis económica, rebaja de expectativas laborales, empobrecimiento de la clase media, paro, corrupción, reformas laborales. Políticamente se demandan cambios, rejuvenecimiento,...
El extraño caso de Garvín de la Jara, por Emilio Borrega

El extraño caso de Garvín de la Jara | Emilio Borrega

  Garvín de la Jara es un pequeño municipio al noroeste de la provincia de Cáceres, en la Comarca de La Jara, limítrofe con la vecina provincia de Toledo y con una población de 95 habitantes, poco más o menos. Resulta que en esta pequeña localidad, en las pasadas...
Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Política en estos tiempos

CARMEN HERAS

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa, resulta bastante evidente que los líderes pertenecen al último grupo y tienen, como el resto de los miembros de él, una mezcla de las características de los dos primeros.

Si aceptamos la palabra líder para designar a cualquier dirigente, podemos decir que un líder ha podido llegar al poder por diferentes caminos, también por un examen de oposición, claro, pero esto último cuenta menos porque la autoridad añadida a un puesto determinado no tiene por qué ser carismática. La mayoría de las veces, el líder lo es porque alguien lo puso ahí, bien sea un superior o unas “bases”, con más o menos libertad en el juicio

"La mayoría de las veces, el líder lo es porque alguien lo puso ahí, bien sea un superior o unas 'bases' con más o menos libertad en el juicio"

En otros tiempos, hemos conocido el sentimiento crítico de esas “bases”, contrastando siempre lo que sus líderes decían. Bajo el planteamiento implícito de que, puesto que el poder puede tender a abusar, deben existir mecanismos para controlarlo o contrarrestarlo. Es lo mismo que dijo Lord Acton: “La limitación es esencial a la autoridad, pues un gobierno solo es legítimo si está efectivamente limitado”.

De ahí deriva la obligatoriedad de convocar asambleas de militantes para debatir y aprobar, o no, las cuestiones fundamentales en las organizaciones, tales como la elección de candidatos para cargos públicos e incluso para evaluar la propia gestión de sus cometidos una vez elegidos. 

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

También, la forma de entender las intervenciones dentro de los órganos representativos, que no podían (en otras épocas) ser laudatorias, ya que, si hacerlo bien es obligado, no hay motivo para ensalzarlo como algo sublime.

Muchos hemos visto decaer estas costumbres hasta llegar a situaciones equívocas desde un punto de vista estatutario y democrático. Cuando esto ha ocurrido, la militancia de la organización, esa que le da forma y la ayuda a existir con su trabajo político y sus cuotas económicas, no siempre ha estado a la altura necesaria. Unas veces por desidia, otras por compadreo, otras por intereses propios, etc. Aunque creo que el mayor número de vejeces por falta de preparación, técnica y política, para saber enfrentar un debate serio de los temas. Un partido que se precie, debería saber cuidar a su militancia, no solo a su nomenclatura. Si lo hiciera, y aquella estuviera claramente formada, no hay duda de que toda la estructura tendría un mayor crédito en los espacios públicos

El líder que controla al líder

Las circunstancias han vuelto imposible que hoy asciendan inevitablemente “los mejores” en un partido político. Tras el claro “derecho” de todos a poder ostentar una representación o un cargo, se ha implantado un clientelismo feroz y una oferta y demanda encubierta, que ha conseguido que se pueda colocar en los lugares importantes del ámbito democrático, cualquiera con las dosis suficientes de ambición y servilismo, aunque poco más puede ofrecer al puesto al que aspira.

Que cierto es, tal como leí hace unas fechas en el blog de una persona inteligente, que el gratis total que solicitan algunos en cualquier esfera de la vida, no es a la larga una buena solución ni siquiera para ellos, porque bajo ese planteamiento, el propio valor de su trabajo esta devaluado. Han rebajado tanto las condiciones precisas para ostentarlo y ejercerlo, que a nadie le parece prestigioso. Y el prestigio es necesario para convencer. Y más, en circunstancias extraordinarias. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

El nuevo liderazgo en las organizaciones, por Javier Cabanillas

El nuevo liderazgo en las organizaciones | Javier Cabanillas

¿Creéis que volveremos a lo que teníamos antes? Por supuesto que no. Nadie hoy en día sabe cuáles serán las reglas que están por llegar. No sabemos cuál será su intensidad ni el tiempo que durará esta etapa de transición que creo será prolongada. Lo que sí debemos...
La ineptocracia, por Carmen Heras en Visioncoach

La ineptocracia | Carmen Heras

Este artículo se sustenta en la tesis de que si bien el más puro sentido generalista de la democracia lleva consigo la plena posibilidad -para todos- de representación, una vez probado tal aserto debiéramos conseguir, que ciertos puestos claves de acción y dirección...
Jóvenes Liberales de Ecuador;

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional. A Jóvenes Liberales Ecuador nos...
Liderazgo de elites, por Carmen Heras

La necesidad de una verdadera élite | Carmen Heras

Amigos, hagamos una radiografía, aproximada, de situación: Año 2008 y siguientes: crisis económica, rebaja de expectativas laborales, empobrecimiento de la clase media, paro, corrupción, reformas laborales. Políticamente se demandan cambios, rejuvenecimiento,...
El extraño caso de Garvín de la Jara, por Emilio Borrega

El extraño caso de Garvín de la Jara | Emilio Borrega

  Garvín de la Jara es un pequeño municipio al noroeste de la provincia de Cáceres, en la Comarca de La Jara, limítrofe con la vecina provincia de Toledo y con una población de 95 habitantes, poco más o menos. Resulta que en esta pequeña localidad, en las pasadas...
Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Cuando gobierna el clientelismo

MAR RODRÍGUEZ

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las mariscadas del sindicalismo. De la E de español le queda el hecho de estar registrado como partido en España, que si no, ni eso.

El Partido Sanchista exObrero y exExpañol, ahora en maridaje con el comunismo bolivariano, lo mejorcito de cada casa del independentismo catalán y vasco y hasta herederos de aquellos asesinos en cuya mochila pesan casi novecientos crímenes, es una red clientelar como pocas ha habido en los más de cuarenta años que llevamos de democracia en España. A la vista está que, salvando un par -no más- de honrosas excepciones, las instituciones del Estado están dirigidas por una peligrosísima banda de cuatreros de quienes resulta más que obvio, han entrado en ellas con el único y exclusivo propósito de destruir la democracia que tanto esfuerzo y tanto sacrificio costó a la generación de nuestros padres conseguir.

"El Partido Sanchista ex-Obrero y ex-Español es una red clientela como pocas ha habido en los más de cuarenta años que llevamos de democracia en España."

Pedro Sánchez  ha convertido el poder ejecutivo en un reparto de cuotas. Ha pagado en ministerios, secretarías generales y puestecitos varios, el altísimo peaje exigido por las cuatro patas que sostienen la mesa de su desmedida y patológica ansia de poder. Y lo peor de todo es que no le importa lo más mínimo.

Lo que nuestro “Narciso” no esperaba era llegar a la presidencia del gobierno y que una crisis sanitaria, como una plaga bíblica, lo golpeara directamente en su talón de Aquiles. Su ausencia total de capacidad de liderazgo y su absoluta incapacidad para gestionar un país, se han puesto en evidencia. Y es que el marketing está muy bien para venderse, pero no sirve para gestionar un país, máxime si te has rodeado de una panda de inútiles integrales.

El ejemplo más gráfico de todo esto lo estamos viendo cada día los ciudadanos que asistimos impotentes a las continuas improvisaciones de los ministerios de Pedro Sánchez. Porque esa cuota llamada Salvador Illa, filósofo de pro, cuya única relación con la medicina es portar su cartilla sanitaria, ha dejado totalmente al descubierto las vergüenzas de la panda de Pancho Villa en que se ha convertido el gobierno de España.

Mar Rodríguez Márquez @ReinaKhalesi
Mar Rodríguez Márquez es abogada  desde hace más de veintisiete años, especializada en Derecho Civil y de Familia. Preside el Foro Hispano-Israelí para la Cooperación.
Experta universitaria en Comunicación Política e Institucional y en Derecho Tecnológico.
Forma parte del Gabinete de Comunicación y Prensa del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea Regional de Murcia.
Escribe opinión en Metrópolis FM Región de Murcia para el programa “El día menos pensado”, y participa en la tertulia de esta emisora junto a afamados periodistas.
Formó parte del Comité electoral de Ciudadanos en la campaña 2019.
Reconocida tuitera con el alias @ReinaKhalesi entre los top 10 del pasado mes de febrero.

El Ministerio de Sanidad, suele ser un ministerio que, en condiciones normales, no da muchos quebraderos de cabeza ni exige demasiadas comparecencias de su titular. Pero, hete aquí, que a “Sócrates” le ha caído una losa en forma de pandemia sin precedentes que, ni en sus peores pesadillas pudiera haber soñado. Y todo por ser el “regalillo” entregado a Pedro Sánchez por sus socios catalanes. Siempre me he preguntado si no tendrían un médico a mano. ¿Era tan difícil encontrar uno?

Los resultados los tenemos encima de la mesa. Los números cantan por sí solos. Las improvisaciones, también. La cifra de muertos es aterradora (la oficial, de momento), las medidas siempre tardías, las compras defectuosas, la falta de protección de nuestros sanitarios (los más contagiados del mundo). Por eso me pregunto, ¿qué puñetas sabe un filósofo de gestión sanitaria? Pues eso. Absolutamente nada. Ni él, ni ese “Comite de Expertos” del que tanto se habla pero que nadie ha visto ni conoce y que deben ser otras cuantas cuotas a cubrir por el presidente, otros pagos a cambio de su personalísima ambición de estar.

Salvador Illa a la sombra de Simón

"Lo que nuestro "Narciso" no esperaba era llegar a la presidencia del gobierno y que una crisis sanitaria, como una plaga bíblica, lo golpeara directamente en su talón de Aquiles."

i

Este cúmulo de despropósitos, el confinamiento de la ciudadanía en un claro abuso sin parangón de un estado de alarma, el control absoluto de la red clientela mediática y el chavismo metido en la cama del presidente, han convertido a España en un estado de auténtico terror del que sospecho no vamos a salir bien parados. Todo sin contar el tríste número de vidas humanas que se han quedado en este corto camino.

Lo único que podemos desear a estas alturas es que quienes han contribuido a este horror rindan cuentas ante la Justicia y que los que queden, o quedemos, podamos verlo.

Mar Rodríguez – @ReinaKhalesi 

Otros artículos de Mar Rodríguez

El nuevo liderazgo en las organizaciones, por Javier Cabanillas

El nuevo liderazgo en las organizaciones | Javier Cabanillas

¿Creéis que volveremos a lo que teníamos antes? Por supuesto que no. Nadie hoy en día sabe cuáles serán las reglas que están por llegar. No sabemos cuál será su intensidad ni el tiempo que durará esta etapa de transición que creo será prolongada. Lo que sí debemos...
La ineptocracia, por Carmen Heras en Visioncoach

La ineptocracia | Carmen Heras

Este artículo se sustenta en la tesis de que si bien el más puro sentido generalista de la democracia lleva consigo la plena posibilidad -para todos- de representación, una vez probado tal aserto debiéramos conseguir, que ciertos puestos claves de acción y dirección...
Jóvenes Liberales de Ecuador;

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional. A Jóvenes Liberales Ecuador nos...
Liderazgo de elites, por Carmen Heras

La necesidad de una verdadera élite | Carmen Heras

Amigos, hagamos una radiografía, aproximada, de situación: Año 2008 y siguientes: crisis económica, rebaja de expectativas laborales, empobrecimiento de la clase media, paro, corrupción, reformas laborales. Políticamente se demandan cambios, rejuvenecimiento,...
El extraño caso de Garvín de la Jara, por Emilio Borrega

El extraño caso de Garvín de la Jara | Emilio Borrega

  Garvín de la Jara es un pequeño municipio al noroeste de la provincia de Cáceres, en la Comarca de La Jara, limítrofe con la vecina provincia de Toledo y con una población de 95 habitantes, poco más o menos. Resulta que en esta pequeña localidad, en las pasadas...
Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso

MAR RODRÍGUEZ

En la actualidad histórica, no hay nada más “impopular” para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos desde ambos lados de la política en los últimos tiempos.

Aunque el capitalismo es el sistema económico de la civilización occidental moderna, las políticas de muchas de estas naciones están guiadas por ideas totalmente anticapitalistas. Son las políticas intervencionistas. Para los ideólogos intervencionistas, se trata de una política económica a caballo entre el capitalismo y el socialismo, si bien, en la práctica, la historia ha demostrado que no es así y que, allá donde se ha impuesto, ha fracasado estrepitosamente. El objetivo de esta llamada “economía mixta” es un descalabro en sí mismo porque su funcionamiento, sea cual sea su modelo a seguir, el ruso o el alemán, porque ninguno, nunca, ha funcionado.

"El objetivo de la llamada 'economía mixta' es un descalabro en sí mismo porque su funcionamiento, sea cual sea su modelo a seguir, nunca ha funcionado."

El modelo ruso o marxista es puramente burocrático. Absolutamente todas las empresas económicas se convierten en departamentos del gobierno, incluida la administración del ejército. Todo medio de producción, grande o pequeño, está supeditado al Estado.

El modelo alemán difiere con el primer modelo en que, en apariencia y nominalmente, se mantiene la propiedad privada de los medios de producción, empresarios e intercambio del mercado. Los llamados empresarios hacen compras y ventas, pagan a los trabajadores, contraen préstamos y pagan sus intereses y amortizaciones. Pero ellos ya no son empresarios. En la Alemania nazi eran llamados ‘jefes de tienda’ o betriebsführer.

El gobierno dicta a estos pseudo empresarios qué y cómo producir, a qué precios y a quiénes comprar y a qué precios y a quiénes vender. El gobierno decreta por qué salario los obreros deben trabajar y a quiénes y bajo qué términos los capitalistas deben confiar sus fondos. El intercambio de mercado no es más que una farsa.

Sea como sea, ocurren varias cosas con efecto desastroso para la economía de un país.

Mar Rodríguez Márquez @ReinaKhalesi
Mar Rodríguez Márquez es abogada  desde hace más de veintisiete años, especializada en Derecho Civil y de Familia. Preside el Foro Hispano-Israelí para la Cooperación.
Experta universitaria en Comunicación Política e Institucional y en Derecho Tecnológico.
Forma parte del Gabinete de Comunicación y Prensa del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea Regional de Murcia.
Escribe opinión en Metrópolis FM Región de Murcia para el programa “El día menos pensado”, y participa en la tertulia de esta emisora junto a afamados periodistas.
Formó parte del Comité electoral de Ciudadanos en la campaña 2019.
Reconocida tuitera con el alias @ReinaKhalesi entre los top 10 del pasado mes de febrero.

Cuando los salarios mínimos son impuestos por decretos gubernamentales, son inútiles si se fijan a nivel de mercado y, si se fijan por encima del mercado laboral, el resultado es una tasa exagerada de desempleo. El gobierno acarrea tantos gastos adicionales que es incapaz de generar empleo y, por ello, aumenta la inflación, con lo que los salarios tampoco podrán salir.

El capitalismo como corriente económica tiende a incrementar los salarios de forma constante y real, porque existe una progresiva acumulación de capital, de riqueza. Hay concesiones de créditos y con ellos también aumenta la tecnología y los nuevos sistemas de producción y se da aquello que hace grande la economía de un país, los beneficios.

Goebbels que castigan a los que opinan distinto

Para los intervencionistas, el hecho de la existencia de ganancias, ya es un mal en sí mismo y hablan de ello sin tener en cuenta las pérdidas, el otro apunto contable de necesaria contemplación. Me atrevería a decir que a los intervencionistas solo les mueve la envidia hacia aquellos que poseen mayores ingresos que los suyos. Por lo tanto, su objetivo no es la equidad en el reparto de la riqueza, sino destruir a los llamados ’empresarios capitalistas’, aunque en ello vaya también la destrucción de las pequeñas economías de los ciudadanos.

Claramente, las políticas intervencionistas sabotean la economía de libre mercado. Todos los males que los ‘progresistas’ interpretan como evidencia del fracaso del capitalismo son el resultado de su supuestamente beneficiosa interferencia el el mercado. Interferencia es control absoluto. Dos términos a los que desgraciadamente nos abocamos sin freno si no conseguimos parar esta locura.

Mar Rodríguez – @ReinaKhalesi 

Otros artículos de Mar Rodríguez

El nuevo liderazgo en las organizaciones, por Javier Cabanillas

El nuevo liderazgo en las organizaciones | Javier Cabanillas

¿Creéis que volveremos a lo que teníamos antes? Por supuesto que no. Nadie hoy en día sabe cuáles serán las reglas que están por llegar. No sabemos cuál será su intensidad ni el tiempo que durará esta etapa de transición que creo será prolongada. Lo que sí debemos...
La ineptocracia, por Carmen Heras en Visioncoach

La ineptocracia | Carmen Heras

Este artículo se sustenta en la tesis de que si bien el más puro sentido generalista de la democracia lleva consigo la plena posibilidad -para todos- de representación, una vez probado tal aserto debiéramos conseguir, que ciertos puestos claves de acción y dirección...
Jóvenes Liberales de Ecuador;

Jóvenes Liberales Ecuador | Martín Barragán Álvarez

Jóvenes Liberales Ecuador nace de la necesidad histórica y atemporal de conectar a una nueva generación consciente, conectada y cada vez más crítica de la realidad, con los temas actuales de coyuntura nacional tanto como internacional. A Jóvenes Liberales Ecuador nos...
Liderazgo de elites, por Carmen Heras

La necesidad de una verdadera élite | Carmen Heras

Amigos, hagamos una radiografía, aproximada, de situación: Año 2008 y siguientes: crisis económica, rebaja de expectativas laborales, empobrecimiento de la clase media, paro, corrupción, reformas laborales. Políticamente se demandan cambios, rejuvenecimiento,...
El extraño caso de Garvín de la Jara, por Emilio Borrega

El extraño caso de Garvín de la Jara | Emilio Borrega

  Garvín de la Jara es un pequeño municipio al noroeste de la provincia de Cáceres, en la Comarca de La Jara, limítrofe con la vecina provincia de Toledo y con una población de 95 habitantes, poco más o menos. Resulta que en esta pequeña localidad, en las pasadas...
Ines Martínez, precandidata a Diputada con Nuevas Ideas;

El Salvador: Ines Martínez, valor para Nuevas Ideas

   Con Maestría en Ciencia Política, un Postgrado internacional en Liderazgo para la Gestión pública y Licenciatura en Relaciones internacionales, especializaciones en Derecho internacional Público y Privado, Geopolítica y Geoestrategía de los estados y Derecho del...
La decencia; Carmen Heras

La decencia | Carmen Heras

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra decencia vemos que se la define como la honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos o moralmente reprobables. Existen innumerables apreciaciones sobre ella de personas muy informadas. Desde...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario