Los ‘imanes’ políticos | Ines Martínez

Los ‘imanes’ políticos | Ines Martínez

Los ‘imanes’ políticos | Ines Martínez

Los 'imanes' políticos

 

INES MARTÍNEZ

 

Hay personas que tienen luz propia. De esas personas que cuando platicas con ellas te impactan por la pasión con la que reflejan vivir no solo el día a día, sino por los motivos qué dicen vivir. Es este tipo de personas los que son verdaderos líderes, son los que pasan del dicho al hecho y sus acciones valen más que mil palabras. 

La cultura política en El Salvador es muy curiosa. Cuando tengo la oportunidad de dar ponencias o charlas sobre esto siempre hago hincapié en que tenemos una cultura política parroquial en el buen salvadoreño se entiende y actúa como “Vicente va donde va toda la gente”. Porque hemos estamos acostumbrados a falsos líderes y a falsos profetas que dicen mucho y hacen poco. 

La religión y las ideologías políticas han sido componentes fundamentales para el cimiento de nuestra cultura política extremadamente manipulada. En nuestra sociedad, la religión y la política han estado mezcladas desde siempre y cuando llega época de campañas electorales se evidencia su acercamiento. Ambos grupos representan a gran cantidad de personas que han creído y creen en sus líderes.

La religión y las ideologías políticas han sido componentes fundamentales para el cimiento de nuestra cultura política extremadamente manipulada"

Esto facilita y se presta a la difusión de información a conveniencia de quien la diga, de cómo lo diga y cuándo lo diga, lo que representa un peligro en nuestra cultura política democrática.

¿Es posible mezclar religión con política? Muchos seguramente dirán que sí y otros que no, todo depende del punto de vista que se quiera ver.

Ines Martínez, politóloga y comentarista Polítca en El Salvador
Ines Guadalupe Martínez Morejón, es salvadoreña. Es Licenciada en Relaciones Internacionales, con estudios en Ciencia Política y Liderazgo para la Gestión Pública, Presidenta de D’politic El Salvador, docente universitaria en el Área de Política Internacional y Delegada Territorial de la Fundación Internacional de los Derechos Humanos. Participó en la tercera edición de “El país que viene: horizonte común” y es columnista en diversos medios de comunicación escritos. Conductora del programa ‘El Comité’, en TVX. Miembro de The Washington Academy of Political Arts and Sciences. Directora nacional de la Red Mundial de Jóvenes Políticos

Sin embargo, para que exista una cultura política democrática elevada, incluso más que participativa, se requiere el respeto irrestricto a los derechos humanos, independientemente quien se sea. 

El irrespeto a los derechos humanos en el país empieza desde que nos dividen según clases económicas, por nivel educativo, por sexo, por todo; incluso por exigirnos una posición partidaria: ¿derecha o izquierda?

¿Acaso nuestros derechos humanos tienen un tinte ideológico partidario? ¿Por qué atacar a personas que piensan contrario a nosotros si consideramos que el sistema político democrático consiste precisamente en eso, en la existencia de pensamientos diversos y autónomos como personas y colectivos como organizaciones? 

Los pensamientos diversos son los pilares de una cultura política democrática en la que todos podemos ser imanes políticos y siempre sujetos de derechos y deberes. Ser un ‘imán’ político es atraer e inspirar a otros con el ejemplo para construir poco a poco el país que queremos. Un ‘imán’ político nunca debe destruir, solo construir. ¿Qué tipo de imán quieres ser tú? ¿Qué tanto estás dispuesto a aportar para construir? ¿No valdrán más hechos que palabras?

Los imanes politicos: el efecto imán;

Ser ‘imanes’ políticos es de gran responsabilidad, pero al mismo tiempo se trata de multiplicar el talento de crear, dirigir y aportar nuestras ideas a un proyecto de vida y de nación. ¿Por qué no usamos esa atracción magnética para acciones positivas y dejamos aparte el odio de las redes sociales, las acusaciones infundadas, la envidia a quienes son valientes y deciden postularse a un cargo político? Todo esto dejémoslo en la época prehispánica ya lejana. 

Ser 'imanes políticos' es atraer e inspirar a otros con el ejemplo para construir poco a poco el país que queremos"

A propósito de épocas, ya que estamos próximos a las fechas de Navidad ¿Por qué no practicamos siempre ese amor navideño durante todo el año y nos evitamos tantas confrontaciones ideológicas? Debemos predicar más con el ejemplo y no pedirle a otro que haga algo que nosotros no seríamos capaces de hacer.

El verdadero poder reside en el pueblo y ese pueblo somos todos, independientemente de la ideología partidaria, ideología religiosa o filosofía de vida. La cultura política, depende de nosotros, de cada uno de nosotros, y así será el nivel de calidad que exijamos a nuestros gobernantes y podamos poner fin a tanta manipulación mediática, religiosa y política.

Ines Martínez

Otros artículos de Ines Martínez

 
Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Realidad electoral poliédrica | Carmen Heras

Realidad electoral poliédrica | Carmen Heras

Realidad electoral poliédrica | Carmen Heras

Realidad electoral poliédrica

 

CARMEN HERAS

 

Dicen los expertos que una vez celebradas las próximas elecciones del 10 de noviembre, la situación que sobrevenga traerá aparejada la necesidad inevitable de unos pactos, si se quiere constituir un gobierno. No es extraño, por tanto, que aumente el pragmatismo de los enfoques partidista, agudizándose las tácticas políticas.

Pero, aun sabiéndolo, resulta absolutamente desconcertante escuchar a las mismas personas unos discursos distintos, según la estrategia y los intereses del momento.

Vale que la realidad es ‘poliédrica’ y uno la observa desde la cara del prisma que tiene más cerca, pero, con todo, un partido político debería cuidar muy mucho lo que dice, no solo para no ir en contra de sus principios fundamentales, sino además para no demostrar incongruencias que, como ‘cadáveres en los armarios’, salgan y aparezcan cuando menos de les espera para pegar sustos de muerte.

Un partido política debería cuidar muy mucho lo que dice, no solo para no ir en contra de sus principios, sino para no demostrar incongruencias que, como cádaveres en los armarios, saltan cuando menos se les espera"

Por el contrario, lo que el ciudadano hoy en día percibe es que, puesto que el gran reto es ganar las elecciones, los políticos -con mayor o menor finura- se echan en brazos de las circunstancias y de las encuestas, adaptando sus intervenciones a ellas. Hablo de los dirigentes, claro está, pues el resto de la tropa se ocupa solo de obedecr y repetir las consignas, que para eso y previamente se ha buscado a unos fieles escuderos que ‘lo hagan’ bien.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Los vericuetos generacionales, afectivos, genéticos y de ubicación en un territorio influyen, tanto como las ideas, en muchos de los militantes y simpatizantes de las organizaciones política. ‘Se es’ de un determinado partido porque lo fueron los abuelos o los padres, o también por lo contrario; porque un determinado antepasado fue castigado sin motivo por personas pertenecientes a fuerzas adversarias; o, simplemente, porque el lugar de residencia tiene un determinado ‘color’ político y es más cómodo -y también más productivo- seguir la corriente y no destacar por lo contrario.

Pocas veces la pertenencia a una determinada formación se corresponde con un proceso de reflexión profunda, sabiendo muy bien por qué se defiende lo que se defiende.

Por eso, las bases de las organizaciones, pueden ser profundamente manipuladas por sus propios líderes y por sus propios discursos, sin que apenas opongan resistencia intelectual, puesto que aquellos que lo hacen son directamente enviados al ostracismo o al ‘fuego eterno’, excepción hecha de los siempre presentes cínicos que usan el arte del disimulo al para seguir aprovechandose de su posición.

realidad poliedrica

El tiempo nuevo ha traído formas nuevas de trabajo político. Si los análisis de los comentaristas más informados e inteligentes se cumplen, nos encontraríamos en este nuevo ‘proceso electoral’ ante una situación que demanda nuevos votos, nuevos socios y nuevos aliados. Y, puesto que resulta posible -eso dícen- extraerlos del declive de Ciudadanos, se busca centrar un discurso cuasi idéntico al de ellos, con España y la Constitución como ‘banderas’ y el artículo 155 como ‘elemento disuasorio’ con el que presionar p defenderse. Eso, aunque en otros momentos se haya pasado descaradamente de puntillas ‘por ahí’.

Hay una especie de insensibilización en el auditorio ante tanta ‘ida y venida’. Los políticos de hoy juegan con la creencia de que ‘el voto de las masas’ tiene mucho de desahogo visceral y, por tanto, puede ser inducido desde fuera.

De ahí el cuidado que se presta al ‘relato’ que se fabrica y expone, de acuerdo a las circunstancias cambiantes del panorama y la no renuncia al envío de papeletas electorales a los domicilios. El famoso ‘mailing’ que nadie ha querido quitar.

Y hasta puede que tengan razón. Un pueblo cansado y aburrido puede negarse a razonar lo suficiente y ser bastante ‘llevable’.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

 
Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Si Navarra Suma, ¿España Suma? | Emilio Borrega

Si Navarra Suma, ¿España Suma? | Emilio Borrega

Si Navarra Suma, ¿España Suma? | Emilio Borrega

Si Navarra Suma, ¿España Suma?

 

EMILIO BORREGA

 

Que el centro-derecha en España está dividido no es ningún secreto. Que el votante de esta ideología ha encontrado en los últimos comicios electorales un amplio abanico en el que reflejar su voto, es una certeza y que, como consecuencia de eso, la izquierda de nuestro país es más fuerte y la derecha más débil, no lo duda nadie.

El momento político que vivimos y que algunos han denominado como de la “nueva política”, no ha venido sino a generar inestabilidad, desgobierno, repeticiones electorales, falta de entendimiento y, de ahí, largos períodos de transición entre unas legislaturas y otras, donde no existe control parlamentario, los gobiernos están en funciones y no se legisla pensando en el futuro de nuestro país.

Que el votante de centro-derecha ha encontrado un amplio abanico en el que reflejar su voto, es un certeza; que, como consecuencia, la izquierda es más fuerte y la derecha más débil, no lo duda nadie"

Cuando los “nuevos partidos” irrumpen en el escenario político, rompiendo años de bipartidismo, se preveía mayor diversidad de ideas, de argumentos, de puntos de vista y de formas de hacer política, políticas distintas a la que nos tenían acostumbrados tanto PSOE como PP. Se nos presentaron como la fórmula magistral que venía a regenerar la política arcaica de los “viejos partidos” y que darían luz a la España oscura que quisieron dibujarnos. Y nada más lejos de la realidad.

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio José Borrega Romero es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política.
Ha compaginado su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación de la Diputación Provincial de Cáceres.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja, UNIR

El tiempo quita y da razones y pone a cada uno en su sitio. Y esa diversidad de partidos ha terminado en los denominados ‘bloques’, tanto a izquierda como a derecha; bloques antes representados en dos partidos y ahora bloques multipartidistas -pero bloques al fin y al cabo-. Y lo peor de todo, bloques que, lejos de gobernar, ‘bloquean’. Así, en el bloque de la derecha no hay un líder con todo su equipo, gabinete, partido, séquito y adláteres, sino que hay varios. 

Y lo mismo ocurre en la izquierda, donde, más aún, existen cantidad de liderazgos, toda vez que en Unidas Podemos confluyen varios partidos de que, cada vez más, ponen en duda y en entredicho el ‘patriarcado’ de Pablo Iglesias, depositando en el PSOE la representatividad y hegemonía de la izquierda, de toda la izquierda, de nuestro país.

Si el PSOE acapara la gran mayoría del bloque de izquierdas, ¿por qué España Suma no está llamada a acaparar la mayoría del bloque de derechas? Respuestas hay muchas y conjeturas muchas más, pero yo me atrevo con dos y cada uno de ustedes sume las que estime oportunas.

Una. A Albert Rivera no le interesa promocionar la marca España Suma, convencido de que él y su proyecto personal llamado Ciutatans en los inicios y Ciudadanos posteriormente, será capaz de aglutinar el voto de centro derecha. Pero, paradójicamente, lo quiere hacer con políticas que más bien están en la izquierda, en el progresismo, con personas ideológicamente lejos del reformismo o del liberalismo y que abrazan al progresismo con argumentos y argucias políticas que cada vez entienden menos los votantes naranjas. Pero persiste en su error, sabedor que ese camino, para él, es el único camino.

Y dos. Albert Rivera teme que a Ciudadanos con España Suma le ocurra lo mismo de le ocurrió a UPyD con Ciudadanos: que se lo coma. Por lo tanto, ese escenario, en el que el centro-derecha gana y se une, supondría para el líder de Ciudadanos la posible desaparición y para su séquito la posible integración, o no.

Albert Rivera y España Suma
Pablo Casado y España Suma

Porque si seguimos jugando a dividir y no a sumar, ganará quien hasta ahora ha empezado a ganar, y que no es otro que Pedro Sánchez, el PSOE de Pedro Sánchez, y la izquierda “sanchista· que llevará a España hasta donde la llevó Rodríguez Zapatero y más allá.

Por eso, el interés del centro-derecha no puede depender del interés personal de nadie. El electorado de centro-derecha, que supone más de la mitad del electorado nacional, merece que con el actual sistema electoral su representatividad y defensa ideológica se garantice por encima de ninguna otra cuestión.

Y si los actuales dirigentes de los partidos de la derecha y del centro derecha no consiguen construir una España Suma, aquellos que acuñen la marca, que con altura de miras y sentido de Estado sepan aglutinar a todo el electorado, serán quienes realmente construyan, desde ahí y sin hipotecas, un partido donde una vez más el electorado del centro-derecha unido y bien representado, sea la única alternativa para plantar cara a la izquierda y convertirse en un proyecto real de futuro para España. 

Emilio Borrega.

Otros artículos de Emilio Borrega

 
Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Pueblo y ciudad | Carmen Heras

Pueblo y ciudad | Carmen Heras

Pueblo y ciudad | Carmen Heras

Pueblo y ciudad

CARMEN HERAS

Ustedes que me leen me permitirán un pequeño cuento veraniego que empiece así: ¿Puede un politico ‘tener preferencias’ por un determinado lugar y sus gentes, en razón a que de ahí principalmente provienen los votos que le permiten estar en la vida pública?

Por favor, no contesten a la manera ‘políticamente correcta’; no digan que la persona dedicada al noble arte de la política lo hace por ideales y se debe a todos los indiviudos de un territorio, porque esa respuesta está ‘estereotipada’ y no siempre se cumple.

Mi interrogación va mucho más lejos. Plantea la ‘lógica de gobierno’ de unos líderes que saben de manera cierta que los votos para su fuerza política provienen principalmente de unas zonas y no de otras. Y hasta puede que no valoren como inadecuado ‘relacionar’ la virtud de la buena gestión genérica con el aprovechamiento de los votos que pudieran derivarse de aquella.

Planteo la 'lógica de gobierno' de unos líderes que saben de manera cierta que los votos para su fuerza política provienen principalmente de unas zonas y no de otras"

Pensemos. Los individuos ‘no son ángeles’ y la cautela pruedente es una cualidad promedio de otras muchas necesarias. Los tiempos actuales son pragmáticos -‘yo te doy, tú me das’- y hasta tiene una justificación humana el tender a mejorar la situación de aquellos más cercanos y con parecida concepción y principios que los nuestros.

Pero si fuera esta máxima la única aplicable, tal vez deberíamos empezar a preguntarnos por los matices subyacentes; en lo que puede afectar ‘al común y equitativo derecho de todos’, tanto de personas como de lugares.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Les propongo un sencillo juego. Imaginen un territorio con amplios espacios tipificados como ‘rurales’ y algunos otros menos de los llamados ‘urbanos’. imaginen que ‘el campo’ vota de una forma determinada y ‘las ciudades’ de otra muy distinta. Sigan imaginando que, debido a ello, se gobiernan ‘muchos pequeños lugares’ que, en conjunto, obtienen la victoria estando en aquella zona que hemos llamado ‘rural’.

A la luz de esta situación, podría preguntarse si el ‘enaltecimiento político’ del ‘pueblo’ frente a la ‘ciudad’ es sincero o solo una especie de entelequia creada por un discurso, evidentemente justificativo para el trabajo político de algunos, antes, durante y después de unas elecciones.

Cuando los estudiosos repasan las diferencias y similitudes entre lugares geográficos, descubren -según dicen- que ‘actualmente no hay una separación definitoria realmente concluyente entre pueblos y ciudades, pues los límites entre lo urbano y lo rural se desdibujan’. Tanto más cuando la región es pequeña.

Campo y Ciudad - Visioncoch
La extremadura rural - Visioncoach

Las comunicaciones y la tenencia de vehículo propio acercan las personas y los lugares entre sí; Internet nos ha hecho parte de la llamada ‘aldea global’; nuestros chicos y chicas transitan, viviendo de un sitio a otro cuando estudian, trabajan o están de fiesta; las distancias, usando como unidad de medida el tiempo empleado en recorrerlas, cada vez se vuelven menores, afortunadamente..

Si esto es así, ¿a que ‘son’ viene ‘echar la carga de la prueba’ en las zonas tipo ‘urbanas’ acusándolas de ser las primeras responsables de la falta de habitanes -caso de haberla- de las ‘rurales’ y de su falta de desarrollo?

Algún populista podría defender que si las gentes que faltan en un sitio están en otro, razón de más para proocionar los ‘lugares urbanos’ a los que se han trasladado, en vez de seguir invirtiendo en los puntos ‘de origen’ con la esperanza de que vuelvan. Porque, volver, lo que se dice volver, no lo hacen. Si excluimos las vacaciones, claro. En fin, lo dicho. Fábulas de verano, ya saben.

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Matando al padre | Carmen Heras

Matando al padre | Carmen Heras

Matando al padre | Carmen Heras

Matando al padre

 

CARMEN HERAS

 

Un político tiene unas pautas de comportamiento en su tarea. Unas veces menos desarrolladas que otras. Pero siempre existen. En el momento en el que nos encontramos está sucediendo algo digno de resaltar: Lo que atiende como democracia ha hecho surgir una serie de organizaciones políticas compitiendo dentro del espacio electoral (los entendidos creen que como oposición al bipartidismo, tan desprestigiado).

Eso quiere decir que los partidos tradicionales han debido buscar fórmulas de renovación para presentarse ante los electores y convencerlos. Desde luego es difícil hacer algo nuevo con el discurso. En el caso de la socialdemocracia, la importancia de sus razones en la construcción del Estado de Bienestar es innegable y aún no ha existido nada sustancialmente distinto defendible, solo alguna que otra mejora, que al llegar la crisis se quitó/redujo.  

Un joven con escasa experiencia, puede aprender fácilmente lo que sea preciso y puede adiestrarse y controlar mejor que aquellos con criterio formado por la vida y la experiencia"

La llegada de nuevos partidos trajo consigo mayor competitividad entre las fuerzas políticas y un adiós a las mayorías absolutas, salvo casos aislados que merecen su propio análisis. De ahí que los resultados electorales en las últimas convocatorias no dieran nada más que victorias relativas a los partidos, obligados a construir buenos relatos para “venderlas” como inmejorables, al menos para sus propios simpatizantes/votantes.

Carmen Heras Pablo
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Las “inclemencias” de la época y la propia competencia parecen haber aconsejado a muchos a hacer una reforma entre sus filas al objeto de presentar caras nuevas defendiendo lo mismo; las técnicas de marketing también lo han hecho; la juventud como valor importante en otros acaeceres de la vida se coló pues aquí también, de modo y manera que los dirigentes comenzaron a alardear de hacer cambios generacionales importantes, otorgando a este hecho valores incuestionables para la supervivencia del grupo.

No hay duda que un joven con escasa experiencia vital puede aprender más fácilmente aquello que sea preciso y se le puede adiestrar y controlar mejor que a cualquier persona con criterio formada por la vida y la experiencia. Así que se dio en ofrecer listas electorales o de gobierno cada vez más jóvenes en edad, sin atender a un verdadero meritaje para el puesto. 

Una vez tomada la decisión, hubo que poner palabras a los conceptos desde el punto de vista del discurso, y surgió la idea del joven “sin mochila”, englobando ahí tanto lo bueno como lo malo que puede tener la experiencia, los hechos realizados dignos de reconocimiento como aquellos otros que pudieran ser menos defendibles. 

La reacción en cadena fue imparable. Como si se tratara de un traje, a todo el mundo de la escena política, con capacidad de decisión, le dio por estrenar alguno, haciendo además alardes de la proeza. Algo que evidentemente aprovechó la generación de jóvenes de unos treinta años para observar que había llegado su momento.  

Matando al padre, de Carmen Heras

Se ha despreciado no solo todo el saber de la generación con 60 años, sino también la de los 50, con la consecuencia de no existir 'hilo conductor' entre lo que ha habido y lo que hay"

Y hete aquí, cómo en política, salvando honrosas excepciones, no solo se ha despreciado todo el saber de la generación de entre 60/70 años sino también de la siguiente (la de los 50), con la consecuencia palpable para muchos de nosotros de que no existe (en general) un hilo conductor entre lo que ha habido y lo que ahora hay, ni en apreciación, ni en actitud ante un discurso, por mucho que se quiera decir que es el mismo. 

Para que la influencia de una organización sea firme, es preciso que el conocimiento se transmita. Las personas pasan, pero el saber de las mismas alguien debe recogerlo, aunque sea para matizarlo y cambiarlo. Ahora, en política, eso no ocurre. Se ha matado al padre a conciencia.  

Carmen Heras 

Otros artículos de Carmen Heras

 
Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario

Ayuntamiento de Badajoz: presente y ¿futuro? | Carmen Flores

Ayuntamiento de Badajoz: presente y ¿futuro? | Carmen Flores

Ayuntamiento de Badajoz: presente y ¿futuro? | Carmen Flores

Ayuntamiento de Badajoz, presente y ¿futuro?

CARMEN FLORES

Todo da igual. Ya entró el verano, con él las vacaciones y nos olvidamos del presente, de la situación política en la que se encuentran sumidos los ciudadanos pacenses, una ciudad donde el caos político estará latente durante los cuatro próximos años.

“Las Urnas Electorales” han dicho que debe gobernar el PSOE en el Consistorio, pero las tres “derechas -PP, Cs y VOX- han unido sus fuerzas para evitarlo con el fin de repartirse el pastel y sin que ninguno  quede fuera. El que no haya podido ser concejal, da igual, no se quedará sin trozo, ya que será asesor, director o se ubicará en cualquier departamento con la barriga y el bolsillo lleno.

Pobrecito PSOE que no lo invitan a la fiesta y se queda sin tarta. Aunque tampoco será así, sino todo lo contrario. Como no puede ser del Ayuntamiento, será de la Diputación, donde el pastel es más grande y el trozo mucho mayor. Eso es mejor que luchar por lo que es justo; mejor que hacer una oposición demostrando a los ciudadanos que les están tomando el pelo. ¡Ufff! ¿Para qué tanta molestia?, mejor ir a la foto de algún que otro acto y de paso dejarlo caer

Es una carrera de fondo entre la derecha y la izquierda para obtener mejores resultados en su propio beneficio sin importarles los ciudadanos de Badajoz"

Pero da igual. Pese a que la ciudadanía pacense ha querido que gobernara el PSOE como la lista más votada, de nada sirve, o sirve todo para que nada cambie, y estos señores que quieren llamarse políticos dignos hagan lo que les de la real gana. 

Es posible que los ciudadanos hubieran votado pensando que a la lista más votada se le uniera un partido que se decía de sí mismo de “centro-liberal” y que alardeaba de ser bisagra política con aquel partido que debería gobernar por ser el más votado. Este partido se ha vuelto aún más de derecha que el propio PP y, digan lo que digan, hasta ha pactado con VOX.

María del Carmen Flores Mesa es la CANDIDATA DE EXTREMEÑOS a la alcaldía de Badajoz y, ante todo, trabajadora y activista social.  Ha sido Gerente de la Asociación de Comerciantes de San Roque e impulsora de su Centro Comercial Abierto. Colabora habitualmente con organizaciones sociales como Cruz Roja, SOS Perrera y Nueva Vida y participa en actividades de inserción y drogodependencia. Fue Secretaria  Provincial de juventudes del CDS. Relacionada con ambientes culturales, participa en un grupo de teatro amateur.

Todo esto es una carrera de fondo entre la derecha y la izquierda para lograr mejores resultados en su propio beneficio sin importarles la ciudadanía de Badajoz.

Es un pulso a dos bandas para demostrar quién tiene más poder y quién va a lograr colocar a más de los suyos, sin importar la cuantía económica tan excesiva que van a soportar las arcas municipales para mantener a tanto señor político, tanto asesor o tanto como quieran llamarlos. Coloquialmente y en el argot de la calle, enchufados y chupatintas.

Tendremos cuatro años por delante de función diaria. Esto será un circo en toda regla. Dos años un alcalde, otros dos años otro. ¡Si no son capaces en cuatro años de hacer las cosas bien, ni imaginar quiero en dos! Tienen mucho trabajo para enmascarar, engañar y ningunear a todos los ciudadanos y para montar una película que ni ellos mismos se van a creer.

Y qué decir de la pata del banco que faltaba para no dejarlo todo cojo. La tercera derecha, VOX, y ya tenemos a toda la derecha junta en amor y compañía. Lo paradójico es que no son capaces ni de unificar criterios, siendo las tres fuerzas de derechas, pero ahora, sin embargo, con tanto “amor” como se respira en el Consistorio, ni piarán. Pasarán desapercibidos. ¿Para qué esforzarse si no es necesario? Es mejor cobrar y callar. Regalito encontrado y a la saca. Suma y sigue. La derecha política torciendo todo.

Corporación Municipal de Badajoz 2019-2023

Yo me pregunto, ¿qué tiene que ocurrir? ¿Qué más debe pasar? ¿No es suficiente que se nos tome el pelo y que se rían en la cara de los pacenses, para que se opte de una vez por todas por un cambio radical?

Para que a la hora de votar no sea más de lo mismo, hay que dar paso a otras opciones totalmente diferentes, con ganas de luchar por la ciudad sin intereses personales, con un proyecto compartido, fuerzas locales y regionales con aire fresco, ideas nuevas y formas diferentes de gobierno.

Los regionalistas somos necesarios. Es algo que hemos intentado que llegara a cada rincón de Badajoz, con un proyecto participativo, coherente, real y sobre todo viable. Evidentemente, no tenemos los recursos humanos y económicos para hacer posible que el mensaje pudiera llegar a todos los lugares. Esperemos que durante estos cuatro años sea posible hacerlo y sea beneficioso para todos. 

Desgraciadamente, todo lo que está ocurriendo en el Consistorio pacense y lo que suceda en estos siguientes cuatro años hasta las próximas elecciones, sirva para que los ciudadanos se den cuenta de la realidad que están viviendo y no permitan este risorio de nuevo y no dé todo igual..

Carmen Flores Mesa

Otros artículos de Carmen Flores

Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...
La corrida de Madrid, por Damián Beneyto

La corrida de Madrid | Damián Beneyto

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, provocado por la deslealtad de Ciudadanos, ha sido el mayor acontecimiento político de lo que va de año y ha empequeñecido, y de qué manera, el resultado electoral catalán, el 'efecto Illa' y 'el Waterloo' del felón...
Alianza Cívica; Compromisos en Vivienda;

Alianza Cívica: Compromisos en Vivienda | Alberto Astorga

La vivienda siempre ha estado entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Si hace algunos años, el primer objetivo, una vez conseguido trabajo, era invertir en la adquisición de una vivienda que 'diera estabilidad', los objetivos han ido cambiando a ritmo de...
El mejor banco de pruebas, por Carmen Heras

El mejor banco de pruebas | Carmen Heras

Las mujeres en España emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No fue un camino fácil, algún político aseguró, entonces, que incluir a las féminas en el ámbito electoral equivalía a contar con 'seres incapaces'. Clara Campoamor fue la...
Candidato Iglesias, de Damián Beneyto

El candidato Iglesias | Damián Beneyto

“Por si éramos pocos, parió la abuela”. Este dicho castellano viene al pelo para calificar la irrupción en la escena electoral madrileña de tan estrafalario personaje. Pablo, ‘el del casoplón', apodo con el que seguramente pasará a la historia, ha sorprendido a...
Mociones, tránsfugas y el 'yes, very well', por Damián Beneyto

Mociones, tránsfugas y el ‘yes, very well’ | Damián Beneyto

Anda la política patria bastante desaforada y el infeliz pueblo soberano, con ojos como platos, asiste 'en déshabillé' a un vodevil que, a base de enredos y de diálogos insensatos y disparatados, va a ser capaz de alejarles del hastío en que se encuentra desde que el...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario