Ayuso | Víctor Píriz

Abr 12, 2021

Ayuso

VÍCTOR PÍRIZ

 
Víctor Píriz, Diputado al Congreso por Badajoz y portavoz de presupuestos del Grupo Parlamentario Popular
Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular.
Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de Empresa y Trabajo por la Universidad de Extremadura.
Ha dirigido departamentos financieros de empresas regionales, nacionales y multinacionales. Ha sido Director y Subdirector de FUNDECYT.
Ha sido Concejal del Ayuntamiento de Talavera la Real, en Badajoz. 

Isabel Díaz Ayuso tiene las ideas claras. Nunca te va a engañar. Contra ella vale todo, contra ella ha servido lo indecible durante estos diecinueve meses como Presidenta; contra ella se han escrito cientos de columnas, se la ha insultado y vilipendiado. Se la ha acusado de los grandes males de la Humanidad.

Se la ha vejado ante el silencio cómplice de las feministas, porque las feministas de pancarta nunca defenderían a una Presidenta como Isabel. Tampoco lo necesita, ella engrandece a las mujeres, las da valor, las pone en su lugar en la sociedad con su valentía y su arrojo. Y no necesita que la defiendan.

Mientras se escribían hasta tres mociones de censura, Isabel Díaz Ayuso se adelantó a todos y convocó elecciones, poniendo su cargo a disposición de todos los madrileños"

Han sido semanas complicadas. Redondo fracasó, porque es un proyecto fracasado de spin doctor. Buscó aniquilar al Partido Popular y reforzó aún más el liderazgo de Pablo Casado y de los Presidentes Autonómicos.

A su fracasada estrategia se le sumó en Madrid la valiente Ayuso, que leyó la jugada mejor que nadie. Mientras se escribían hasta tres mociones de censura, ella se adelantó a todos y convocó elecciones, poniendo así su cargo a disposición de todos los madrileños. Frente a mociones con intereses oscuros, elecciones. Frente a la opacidad, transparencia.

Y así será. Habrá elecciones. Isabel rápidamente marcó el terreno de juego, grabó a fuego su fortaleza: la libertad.

Porque Ayuso ha ido siempre delante de todos, ahora y antes. Porque cuando la primera ola de la pandemia arreciaba, ella traía aviones de mascarillas y EPIs que nadie era capaz de comprar, ella montó un hospital de campaña en IFEMA, lideró la respuesta sanitaria, se anticipó cerrando colegios, haciendo llegar FFP2 a los madrileños, generalizando los tests rápidos. Siempre por delante, un paso por delante. O dos.

Y eso la izquierda rancia y casposa no se lo perdona. No la perdona ser implacable con una gran sonrisa. No perdona que los madrileños vean en ella alguien que defiende sus convicciones con pasión y sin miedo. Y desde la superioridad moral de la izquierda es complicado entender esto; es complicado ver a una chica que ellos consideraban vulnerable y a la que criticaron y critican hasta la saciedad, levantar un hospital de pandemias en cien días. Por eso, mientras  Valencia presidida por Puig o la Extremadura de Vara usaban carpas para alojar a enfermos o colchones y somieres usados en IFEBA, ella ponía en pie un hospital ejemplo para el mundo entero.

Miles de madrileños se han curado allí, en ese hospital símbolo de la lucha contra el virus, pese a los sabotajes recibidos desde entonces por quienes no tienen límite en su ataque a Isabel. Porque si hay que sabotear un hospital, se sabotea. Con enfermos dentro y sin ningún miramiento..

Frente a mociones con intereses oscuros, elecciones; frente a la opacidad, transparencia"

Frente a eso, libertad. Frente a la izquierda ella ha apostado por la libertad sin complejos, por ayudar a sus empresarios, a los hosteleros, por hacer compatible la salida de la crisis sanitaria con la salida con vida de los empresarios madrileños, por demostrar que con impuestos bajos se puede ser la Comunidad más próspera de España. Mientras todos cerraban a cal y canto sus perímetros, ella peleaba contra el Gobierno de Sánchez que mandó a su Ministro a hacer precampaña como candidato a la Generalitat machacando a Madrid. Pero ni ahí pudieron con ella, porque se ha demostrado insumergible cual Margaret Brown en el Titanic.

Ahora Iglesias se erige en su rival. El comunista que odia la libertad se enfrentará a una Isabel Díaz Ayuso a la que directamente quiere enviar a la cárcel en lugar de enfrentarse a ella. El comunista del 15M que usa su despacho en el Ministerio para hacer campaña, da lecciones de ética y amenaza impunemente. Pero a ella le da igual, ella tiene clara su hoja de ruta. Ella ha vencido a Iván Redondo, ha vencido a Illa, a Sánchez y ahora hará lo propio con Iglesias.

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid

Y lo hará por sus principios, firmes y sólidos. Lo hará por su voluntad de acero. Por su capacidad de trabajo infinita. Por sus valores, esos que tienen la libertad individual en el eje político. Lo hará porque es una mujer valiente y comprometida que no necesita que la defiendan porque ella lo hace sola perfectamente.

Isabel Díaz Ayuso se enfrenta el día 4 de mayo a unas elecciones extremas, en medio de la mayor campaña de desprestigio que nunca se haya visto, frente a un socialismo y un comunismo que no la acepta porque les gana la batalla del relato, porque la batalla cultural y social la tienen perdida y eso no lo pueden aceptar.

Madrid tiene la mejor Presidenta que puede tener. Libre. Mujer. Valiente. Comprometida. Los españoles estamos orgullosos de ella, los madrileños infinitamente más.

Víctor PírizDiputado del Partido Popular por Badajoz

Otros artículos de Víctor Píriz

 
Política de banderías, por Carmen Heras

Política de banderías | Carmen Heras

twitter Hay desagradables incidentes que hablan por sí solos. Vivimos en un país de banderías, si no estás conmigo estás contra mí. Con los míos a muerte, pero ni agua para los otros. De nada sirve que exista mucha información que puede rastrearse en las redes...
La pandemia extremeña, por Damián Beneyto

La pandemia extremeña | Damián Beneyto

twitter No, no voy a hablar en esta parrafada de la pandemia de la Covid 19, tema muy socorrido para contertulios y articulistas, a pesar de que la hemos sufrido y la seguimos sufriendo en Extremadura en todas sus variantes. El virus chino se ha repartido por todo el...
El trust de los miserables, por Damián Beneyto

El trust de los miserables | Damián Beneyto

twitter Titulaba mi última parrafada ‘Tontos del culo’ y afirmaba que la cantidad de estos especímenes en nuestro país era cada vez mayor, lo que estaba produciendo unos efectos nefastos que nos estaban llevando a la ruina moral, política y económica. Sin embargo, no...
Tontos del culo, por Damián Beneyto

Tontos del culo | Damián Beneyto

twitter En mis tiempos mozos llamábamos 'tonto del culo' al que ya no podía ser más tonto, al culmen de la tontuna, al súmmum de la necedad. Claro que de estos especímenes sólo había alguno que otro y el apelativo se utilizaba de forma jocosa y coloquial en la mayoría...
A las barricadas, por Damián Beneyto

¡A las barricadas! | Damián Beneyto

twitter Vuelven a sonar tambores de guerra entre las tribus del social-comunismo patrio. Socialistas, comunistas, secesionistas y filoterroristas desentierran el hacha de guerra dispuestos a liarla parda sacando una Ley que pretende juzgar los crímenes del franquismo,...
Flores congresuales | Carmen Heras

Flores congresuales | Carmen Heras

twitter Todos los partidos tienen la costumbre, cada cierto tiempo, de dedicar unos días a reflexionar sobre su propio ideario, intentando actualizarlo al momento presente con sus características y problemáticas. En estos congresos, además de una nueva dirección...
Aristocracia, el gobierno de los mejores, por Damián Beneyto

Aristocracia, ‘el gobierno de los mejores’ | Damián Beneyto

twitter Hoy, la mayoría entiende por aristocracia a la clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios concedidos por el rey o heredados de sus antepasados. Sin embargo, la acepción original de este término inventado por los griegos poco tiene que...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario