Ayuso | Víctor Píriz

Abr 12, 2021

Ayuso

VÍCTOR PÍRIZ

 
Víctor Píriz, Diputado al Congreso por Badajoz y portavoz de presupuestos del Grupo Parlamentario Popular
Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular.
Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de Empresa y Trabajo por la Universidad de Extremadura.
Ha dirigido departamentos financieros de empresas regionales, nacionales y multinacionales. Ha sido Director y Subdirector de FUNDECYT.
Ha sido Concejal del Ayuntamiento de Talavera la Real, en Badajoz. 

Isabel Díaz Ayuso tiene las ideas claras. Nunca te va a engañar. Contra ella vale todo, contra ella ha servido lo indecible durante estos diecinueve meses como Presidenta; contra ella se han escrito cientos de columnas, se la ha insultado y vilipendiado. Se la ha acusado de los grandes males de la Humanidad.

Se la ha vejado ante el silencio cómplice de las feministas, porque las feministas de pancarta nunca defenderían a una Presidenta como Isabel. Tampoco lo necesita, ella engrandece a las mujeres, las da valor, las pone en su lugar en la sociedad con su valentía y su arrojo. Y no necesita que la defiendan.

Mientras se escribían hasta tres mociones de censura, Isabel Díaz Ayuso se adelantó a todos y convocó elecciones, poniendo su cargo a disposición de todos los madrileños"

Han sido semanas complicadas. Redondo fracasó, porque es un proyecto fracasado de spin doctor. Buscó aniquilar al Partido Popular y reforzó aún más el liderazgo de Pablo Casado y de los Presidentes Autonómicos.

A su fracasada estrategia se le sumó en Madrid la valiente Ayuso, que leyó la jugada mejor que nadie. Mientras se escribían hasta tres mociones de censura, ella se adelantó a todos y convocó elecciones, poniendo así su cargo a disposición de todos los madrileños. Frente a mociones con intereses oscuros, elecciones. Frente a la opacidad, transparencia.

Y así será. Habrá elecciones. Isabel rápidamente marcó el terreno de juego, grabó a fuego su fortaleza: la libertad.

Porque Ayuso ha ido siempre delante de todos, ahora y antes. Porque cuando la primera ola de la pandemia arreciaba, ella traía aviones de mascarillas y EPIs que nadie era capaz de comprar, ella montó un hospital de campaña en IFEMA, lideró la respuesta sanitaria, se anticipó cerrando colegios, haciendo llegar FFP2 a los madrileños, generalizando los tests rápidos. Siempre por delante, un paso por delante. O dos.

Y eso la izquierda rancia y casposa no se lo perdona. No la perdona ser implacable con una gran sonrisa. No perdona que los madrileños vean en ella alguien que defiende sus convicciones con pasión y sin miedo. Y desde la superioridad moral de la izquierda es complicado entender esto; es complicado ver a una chica que ellos consideraban vulnerable y a la que criticaron y critican hasta la saciedad, levantar un hospital de pandemias en cien días. Por eso, mientras  Valencia presidida por Puig o la Extremadura de Vara usaban carpas para alojar a enfermos o colchones y somieres usados en IFEBA, ella ponía en pie un hospital ejemplo para el mundo entero.

Miles de madrileños se han curado allí, en ese hospital símbolo de la lucha contra el virus, pese a los sabotajes recibidos desde entonces por quienes no tienen límite en su ataque a Isabel. Porque si hay que sabotear un hospital, se sabotea. Con enfermos dentro y sin ningún miramiento..

Frente a mociones con intereses oscuros, elecciones; frente a la opacidad, transparencia"

Frente a eso, libertad. Frente a la izquierda ella ha apostado por la libertad sin complejos, por ayudar a sus empresarios, a los hosteleros, por hacer compatible la salida de la crisis sanitaria con la salida con vida de los empresarios madrileños, por demostrar que con impuestos bajos se puede ser la Comunidad más próspera de España. Mientras todos cerraban a cal y canto sus perímetros, ella peleaba contra el Gobierno de Sánchez que mandó a su Ministro a hacer precampaña como candidato a la Generalitat machacando a Madrid. Pero ni ahí pudieron con ella, porque se ha demostrado insumergible cual Margaret Brown en el Titanic.

Ahora Iglesias se erige en su rival. El comunista que odia la libertad se enfrentará a una Isabel Díaz Ayuso a la que directamente quiere enviar a la cárcel en lugar de enfrentarse a ella. El comunista del 15M que usa su despacho en el Ministerio para hacer campaña, da lecciones de ética y amenaza impunemente. Pero a ella le da igual, ella tiene clara su hoja de ruta. Ella ha vencido a Iván Redondo, ha vencido a Illa, a Sánchez y ahora hará lo propio con Iglesias.

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid

Y lo hará por sus principios, firmes y sólidos. Lo hará por su voluntad de acero. Por su capacidad de trabajo infinita. Por sus valores, esos que tienen la libertad individual en el eje político. Lo hará porque es una mujer valiente y comprometida que no necesita que la defiendan porque ella lo hace sola perfectamente.

Isabel Díaz Ayuso se enfrenta el día 4 de mayo a unas elecciones extremas, en medio de la mayor campaña de desprestigio que nunca se haya visto, frente a un socialismo y un comunismo que no la acepta porque les gana la batalla del relato, porque la batalla cultural y social la tienen perdida y eso no lo pueden aceptar.

Madrid tiene la mejor Presidenta que puede tener. Libre. Mujer. Valiente. Comprometida. Los españoles estamos orgullosos de ella, los madrileños infinitamente más.

Víctor PírizDiputado del Partido Popular por Badajoz

Otros artículos de Víctor Píriz

 
Vivir en la ignorancia y vivir de la ignorancia, por Damián Beneyto

Vivir en la ignorancia vs. Vivir de la ignorancia | Damián Beneyto

Cuanto más se adentra uno en la historia de nuestro país -gran desconocida para la mayoridad-, más se da cuenta de que desde los más remotos tiempos en España, sus habitantes, excepto honrosas excepciones, se han dividido, y no de forma equitativa precisamente, entre...
¿Quedan políticos como los de antes?, por Carmen Heras

¿Quedan políticos como los de antes? | Carmen Heras

A menudo se oye en el mundo de la opinión pública la frase manida de que 'ya no hay políticos como los de antes'. Si se pregunta a una persona de edad, lo afirmará con contundencia, razonándolo desde la mirada épica sobre unos tiempos pasados en los que tanto...
La democracia no se predica, se practica, por Emilio Borrega

La democracia no se predica, se practica | Emilio Borrega

  Asistimos cada día al espectáculo que sin pedirlo ni desearlo nos ofrecen los políticos de nuestro país. Espectadores que, además, tenemos la facultad de aplaudir, o no, al final de la representación. Dicho de otro modo, somos quienes ostentamos la decisión final...
La provocación desde la izquierda, Damián Beneyto

La provocación y las cuatro balas | Damián Beneyto

PROVOCACIÓN: Cuando una persona o grupos de personas mediante palabras o actos hostiles hacen que otra u otras personas se enfaden y reaccionen también de forma hostil. La provocación busca, pues la confrontación y suele acabar, si los provocados no aguantan los...
2 de mayo, por José María Martín

2 de mayo | José María Martín

De Móstoles a MadridDe Madrid a toda EspañaUn grito recorre el mundoUn grito de libertad Un pueblo se alza valienteGente sencilla de EspañaLuchando por sus derechosPor su vida, por su honor Nadie podrá con MadridNadie podrá con su genteSu espíritu, su amor, su honraSu...
Isabel Díaz Ayuso, por Víctor Píriz

Ayuso | Víctor Píriz

    Víctor Valentín Píriz Maya es Diputado en el Congreso por Badajoz y Portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, MBA por la Escuela de Organización Industrial y Master en Economía de...
Responsabilidades públicas o privadas, por Carmen Heras

Responsabilidades, ¿públicas o privadas? | Carmen Heras

Las distintas interpretaciones a lo largo de la historia de lo qué es un partido político impiden una única versión de su completo significado. Por eso, y en lugar de una definición concreta para el mismo, se dictan sus cuatro características fundamentales...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario