Humanítica, la verdadera nueva política | Emilio Borrega

Oct 9, 2020

Humanítica,

la verdadera nueva politica

EMILIO BORREGA

 

Dijo el pensador francés Voltaire que ‘el sentido común era el menos común de los sentidos’. Una afirmación de hace siglos y que, como tantas, cobra sentido en este tiempo y sigue vigente a día de hoy.

Hace unos meses descubrí la Fundación ‘Liderar con Sentido Común’, presidida por el reconocido a nivel internacional estratega político Antonio Sola. En ocasiones, las decisiones políticas carecen, en su mayoría, de sentido común, unas veces por cuestiones de difícil explicación, otras porque quien toma esas decisiones carece de dicho sentido común.

Lo cierto y verdad es que una Fundación de pensamiento político cuyo nombre cohesiona liderazgo y sentido común, despierta expectación por conocer su pensamiento y nuestra necesidad de conocimiento, sus profundas reflexiones y análisis de la realidad actual y futura así lo certifican

"Que vengan los de derechas, los de izquierdas y los de centro y, juntos, aprendamos a dejar de ser de derechas, de izquierdas o de centro para, entre todos, aprender lo que nunca deberíamos haber olvidado, a ser humanos"

Es un ideario cuya base radica en un movimiento denominado ‘Humanítica’, cuya definición dice: ‘La ‘Humanítica’ es hija de la buena voluntad y del sentido común’, un movimiento que cambia la clase política por política con clase y donde todo aquel que se mueva en política con buenas intenciones y vocación de servicio público tiene cabida, porque ese ideario continúa diciendo: ‘que vengan los de derechas, los de izquierdas y los de centro, y junto aprendamos a dejar de ser de derechas, de izquierdas o de centro para, entre todos, aprender lo que nunca deberíamos haber olvidado, a ser humanos‘.

Estas reflexiones que debatimos abiertamente gente de países como España, Ecuador, Colombia, Argentina, Uruguay, Chile, México, Francia, Estados Unidos y otros muchos a través de videoconferencias, sirven para ver la política actual desde otro punto de vista. Ese punto de vista que aquí en España hemos denominado ‘nueva política’

Emilio Borrega columnistas de VisionCoach
Emilio J. Borrega es Técnico Superior en Seguridad Laboral y apasionado por la buena política. Ha compaginado siempre su trabajo con la política, donde ha sido concejal de Alcántara (Cáceres), Diputado provincial en Cáceres, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cáceres y Delegado de Recursos Humanos, SEPEI y Formación.
En la actualidad cursa Grado de Ciencias Políticas y Gestión de la Administración Pública en la Universidad Internacional de La Rioja

La nueva política no es el ‘me cambio de partido y ya soy nuevo’. La nueva política es actuar en política desde el sentido común. Es la actuación la que define los nuevos tiempos de la política, no el atril desde el que me subo para decir lo mismo, porque en ese caso habrá cambiado el atril, no la política.

Al ciudadano de hoy le importa lo cercano, lo que ocurre en su casa, en su entorno, en su día a día. Es lo que definimos como su metro cuadrado y, en ese metro cuadrado, el ciudadano tiene que ser el protagonista y el político tiene que conseguir que así sea. El político no se pude alejar de eso y su única y principal función ha se ser ayudar a la gente a vivir mejor, a ser feliz.

Humanítica, de Emilio Borrega

El político permanentemente ha de preguntarse por qué está ahí, qué le impulsó a dar el salto a la política, cuál fue el verdadero motivo por el que dedicó parte de su vida a los demás. Y, en esa reflexión, rememorar el origen de todo, sus inicios, sus impulsos, los pensamientos de entonces. Situarse años después en el origen de todo, convierte al político en alguien cercano al ciudadano al que representa y del que nunca debe de alejarse.

Para eso, siempre defenderé el sentido común como el verdadero motor del cambio, la regeneración y la verdadera política útil. Un espacio donde quepan el mayor número de personas, será un espacio abierto, constructivo y práctico, donde todos estén acomodados, que no cómodos, y la convivencia en paz contradiga siglos después a Voltaire y, entre todos, consigamos que el sentido común deje de ser el menos común de los sentidos.

Emilio Borrega

Otros artículos de Emilio Borrega

 

El silencio como mejor aliado de Donald Trump, por Damian Deglauve

¿El silencio puede ser el mejor aliado de Trump? | Damian Deglauve

Las elecciones Presidenciales 2020 en los Estados Unidos tienen una característica fundamental en la que coinciden todos los consultores: es un plebiscito sobre Donald Trump. El no-político más político accedió hace cuatro años a la presidencia con menos votos que...
Pactos serios, por favor, por Carmen Heras

Pactos serios, por favor | Carmen Heras

Lo siento, pero no me gustan esas películas en las que tratando un argumento de gesta, los personajes utilizan un lenguaje de andar por casa. No me suena bien, no es creíble. Cuando las tramas son majestuosas, las palabras deben acompañar a las imágenes y hacerlas más...
Agenda 2030: Nuevo orden mundial, Isaac Alonso Garduño

Nuevo orden mundial hacia el 2030 | Isaac Alonso Garduño

Hoy, a una década de llegar al futuro 2030, la sociedad a nivel global ha despertado a un profundo interés sobre el desarrollo sostenible. Estoy convencido de que hemos replanteado nuestro sentido de la existencia, nuestro estilo de vida, nuestro presente y la...
Hijos de la LOGSE, por Damián Beneyto

Hijos de la LOGSE | Damián Beneyto

Ante el atentado sufrido por las estatuas de los conquistadores extremeños en la ciudad de Badajoz el pasado Día de la Hispanidad, comentaba en Facebook que el origen de esas gamberradas estaba en la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo de España,...
Humanitica; Emilio Borrega;

Humanítica, la verdadera nueva política | Emilio Borrega

  Dijo el pensador francés Voltaire que 'el sentido común era el menos común de los sentidos'. Una afirmación de hace siglos y que, como tantas, cobra sentido en este tiempo y sigue vigente a día de hoy. Hace unos meses descubrí la Fundación 'Liderar con Sentido...
Acoso y derribo a la monarquía, de Damián Beneyto

Acoso y derribo a la monarquía | Damián Beneyto

No es España un país que se haya caracterizado por tener a lo largo de su historia grandes periodos de libertad y de democracia. Lo hemos intentado, pero siempre ha habido alguno o algunos empeñados en que los españoles camináramos sin salirnos de la linde bajo pena...
Frustraciones, resistencia y humildad en la politica; Carmen Heras

Frustraciones, resistencia y humildad | Carmen Heras

Amigos lectores, puedo parecerles cavernícola, pero si lo personal es político, hablemos aquí hoy de de dos posibles características del carácter de un individuo tales como la humildad y la resistencia a la frustración. Ambas, a mi entender, necesarias en la actuación...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario