Relaciones de aluvión | Carmen Heras

May 11, 2020

Relaciones de aluvión

CARMEN HERAS

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo común. Por lo general, la gente que se acerca a un personaje público, lo hace movida por el papel y la influencia que este ostenta y, si ese papel se pierde o deteriora, desaparece para una parte de ella, en mayor o menor grado, la importancia de los otros aspectos de la persona, incluida la relación de cariño y cercanía.

Es una regla cruel pero es preciso conocerla cuando se recorre un camino político, para sobrevivir en la isla desierta que se construye alrededor de quien pierde puesto, arte y otras ‘dotes’, por elección o por las circunstancias sobrevenidas

"La gente que se acerca a un personaje público lo hace movida por la influencia que ostenta. Si ese papel se pierde, desaparece con él la importancia, el cariño y la cercanía"

Si entendiéramos bien el trabajo de cualquier agente en la cadena social, podríamos enjuiciar con mayor conocimiento de causa sus planteamientos y discursos. El periodismo trata de contar lo hechos concretos que ocurren. Elucubrar sobre que un acuerdo puntual para salvar un estado de prórroga significa un apoyo futuro en cualquier otra situación es mucho suponer. Puede que sí, puede que no.

En un parlamento como el nuestro, tan polarizado ideológicamente en la teoría, pero tan pragmático en el juego de alianzas que permiten sobrevivir a sus líderes y fuerzas, lo que ocurra en el futuro tendrá mucho más que ver con los votos a ganar o no perder, que con otras razones, aunque sigan importando estas en una pequeña parte. 

Carmen Heras columnistas de VisionCoach
Carmen Heras Pablo es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Profesora Titular de Didáctica de las Matemáticas en la Universidad de Extremadura donde anteriormente dirigió la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
Diputada en el Congreso por Cáceres en representación del PSOE en 1996-2000, fue concejala en el Ayuntamiento de Cáceres en 2003-2007 y Alcaldesa entre 2007 y 2011

Durante bastante tiempo, muchos se han dedicado a crear con éxito ese consabido mantra de que “el pueblo español no se merece los políticos que tiene”, aunque yo, señores, me pregunte sobre quién los puso ahí, porque no llegaron del espacio interplanetario. En ellos y ellas solo se visualizan los ángeles y demonios de sus propios votantes. Los que les votaron y los que esperan que lo hagan.

A veces, hasta intuyen que no les queda otro remedio que producir advertencias catastróficas para intentar doblegar la posible dureza del contrario. “Si aviso -parecen pensar- sobre lo que puede suceder, caso de no incluir lo que yo pienso, la amenaza que hago puede ayudar a modificar una conducta, con pocos daños colaterales, siendo la responsabilidad compartida”. Y, así, todos contentos, pues el equilibrio general entre fuerzas se mantiene. Es la regla de máximos que, quienes como los sindicatos tienen detrás de ellos muchas horas de negociación, han utilizado siempre en sus negociaciones con la patronal correspondiente.

Porque, a estas alturas de la película ¿alguien confía en que dentro de las cámaras parlamentarias o en las entrevistas, los intervinientes hablen con total sinceridad, apoyándose solo en la mejora de lo que es prioritario para todos? Puede que haya alguien que lo haga, pero no es lo común. Otros se lo afearán, llamándoles ingenuos

Ciudadanos vota por continuar el estado de alarma

Los ciudadanos sabemos que la toma de una determinada posición nunca es químicamente pura. Se nutre de lo que debiera hacerse, matizado con lo que conviene al partido y a la propia persona que la emite desde el punto de vista de la supervivencia política y el poder correspondiente.

Así que, las declaraciones histriónicas, surrealistas, agresivas o levemente celosas con las que tropezamos todos los días, me parece que deben de analizarse, no tanto en clave de aceptación o no de lo que se discute, sino en clave de lo que a un partido y a sus dirigentes les interesa desde el punto de vista electoral, competencial, etcétera. También, desde el punto de vista del ‘relato’ que se esté contando a los espectadores. Para mantenerlo, mientras les de réditos. 

Carmen Heras

Otros artículos de Carmen Heras

Politica servir o servirse de Emilio Borrega

A la política, a servir o a mandar | Emilio Borrega

  Cuando todo marcha a una velocidad de vértigo, la información te bombardea por múltiples canales, las opiniones se multiplican, los acontecimientos se suceden y cambian en cuestión de horas y el hastío nos invade porque ya no podemos más. Es momento de frenar en...
Relaciones de aluvión, Carmen Heras

Relaciones de aluvión | Carmen Heras

Transitar por el espacio público con una responsabilidad, aunque sea pequeña, obliga a darse cuenta de que muchas de las relaciones que se desarrollan en él son de aluvión. Es cierto que también se adquieren lazos fundamentales que durarán toda la vida, pero no es lo...
Propuestas del PLIE sobre beneficios fiscales contra el Covid19, por Francisco Fernández Ochoa

PLIE: Beneficios fiscales contra el Covid-19 | Francisco Fernández Ochoa

La situación excepcional que vivimos requiere de medidas socio-económicas y fiscales ajustadas con exactitud y de mucho más calado que las que han sido propuestas hasta el momento por el conjunto de partidos que nos gobiernan y están en la oposición. Ni PSOE, Podemos...
Nueva Normalidad de Emilio Borrega

La “nueva” forma de entender España | Emilio Borrega

   "Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad" es el título elegido por nuestro gobierno para desarrollar objetivos graduales, asimétricos y en cuatro fases -que realmente son cinco porque existe la "fase cero"- para retomar lo que siempre ha sido nuestra vida en...
La politica en estos tiempos, por Carmen Heras

Política en estos tiempos | Carmen Heras

Todos cuantos han estado en la sala de máquinas de un partido político aprendieron que el buenísimo incondicional de los líderes no existe. Cosa lógica, por otra parte. Si el mundo está formado por ángeles, bestias y humanos, tal como dice alguna doctrina religiosa,...
El gobierno del clientelismo por Mar Rodriguez

Cuando gobierna el clientelismo | Mar Rodríguez

Hace ya mucho tiempo que el partido gobernante dejó de ser lo que sus siglas representan, a no ser que sustituyamos la S de socialista, por la S de sanchista. De la O de obrero, mejor ni hablamos, porque esa sí se cayó por el camino de los chiringuitos y las...
La intervención es un fracaso, por Mar Rodríguez

El intervencionismo es un fracaso | Mar Rodríguez

En la actualidad histórica, no hay nada más "impopular" para el progresismo que la economía de libre mercado, es decir, el capitalismo, siendo este considerado como el culpable de todo aquello que no se considera satisfactorio por los movimientos populistas surgidos...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario