Rotary y la solidaridad | Alberto Astorga

Sep 26, 2019

Rotary y la solidaridad

ALBERTO ASTORGA

Rotary es una organización internacional formada por más de 1.200.000 personas que pertenecen a alguno de los más de 35.000 clubs que están presentes en más de 220 países. 

El origen de Rotary se remonta al 23 de febrero de 1905 en la ciudad estadounidense de Chicago. Un abogado, Paul Harris, concibió la idea de reunirse semanalmente con una serie de amigos, profesionales y comerciantes de la ciudad y pertenecientes a sectores distintos, para fortalecer sus relaciones profesionales y establecer un sistema de ayuda mutua y colaboración entre ellos. 

A partir de ahí, el impulso y la presencia de Rotary en todo el mundo ha ido creciendo año tras año hasta hacerse notable, toda vez que durante sus casi 115 años de historia ha ido ampliando su presencia y contando con líderes locales en ciudades y pueblos de cualquier país. 

¿Qué aporta Rotary para ser tan atractivo a tan gran número de personas? 

Los clubes de Rotary están formados por profesionales de áreas diversas de su localidad. Se trata de aportar visiones distintas, perspectivas diferentes, puntos de vista plurales, que enriquezcan a sus miembros y les permitan tener una visión real de lo que sucede en su entorno. Solo así pueden generar acciones que sean positivas para el desarrollo y mejora de ese entorno. 

Porque Rotary es, en definitiva, una agrupación de personas, que cultivan su amistad y la buena relación entre ellas y que, además, construyen lazos entre ellos, con los demás y para los demás, aportándose apoyo y ayuda ante las dificultades que surjan.

Rotary Vegas Bajas en Montijo

Y una sociedad parca en generosidad, se podría hacer la pregunta: ¿para qué? La respuesta es sencilla. Para ser útiles a los demás, para construirse y realizarse como personas, para mejorar su entorno, para dar alternativas a las situaciones difíciles que se viven en su comunidad, para crear, para generar sinergias de cambio y de mejora social.

El 20 de octubre de 1920 fue inaugurado en Madrid, el primer Rotary Club español, pionero en la Europa continental, ampliándose su número en muy breve tiempo por la apertura de nuevos clubes en las principales ciudades españolas. A partir de 1936 y debido a “esa manía de reunirse semanalmente”, Rotary fue prohibido. Concluida la dictadura, será la incipiente transición democrática la que, a partir del 13 de mayo de 1977, resuelve autorizar nuevamente los clubes rotarios y surge una nueva etapa de Rotary en España. Una etapa en la que Badajoz y Extremadura participan activamente.

El Rotary Club de Badajoz está presente en nuestra ciudad, desde 1981, siendo el pionero en Extremadura, donde hoy Rotary cuenta además con los clubes de Mérida, Cáceres, Plasencia, Almendralejo y Montijo-Vegas Bajas.

La labor social de todos los rotarios, sea en Extremadura o en cualquier otro lugar del mundo, es la tinta con la que se escribe toda la actividad que desarrollan nuestros clubes. La solidaridad, el fin solidario, está presente en todos los eventos que se organizan y en los que Rotary obtiene fondos para emplearlos en objetivos dispares.

Talento Solidario en la Noche en Blanco de Badajoz

Para ser útiles a los demás, para construirse y realizarse como personas, para mejorar su entorno, para dar alternativas a las situaciones difíciles que se viven en la comunidad.

Nuestra labor en el mundo es reconocida por iniciar e implicar a otras organizaciones en la lucha contra la polio. Rotary, junto a la Organización Mundial de la Salud, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, UNICEF y la Fundación Bill y Melinda Gates, es entidad promotora y fundadora de la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio, que realiza programas de vacunación a niños en todo el mundo, para que esa enfermedad, que tanto daño hizo a varias generaciones, sea ya un mal recuerdo.

Este esfuerzo constante y coordinado anualmente, ha hecho que la polio sea ya una enfermedad olvidada en nuestras generaciones más jóvenes, estando tan solo presente en países con dificultades evidentes: Afganistán, Pakistán y Nigeria.

Mucho más cercanos son los proyectos que desarrollan en Extremadura nuestros clubes, orientados a la infancia y a su bienestar, al apoyo a la investigación contra la ELA, a la donación de sangre, al fomento de la economía local, al apoyo a proyectos de cooperación internacional para el desarrollo, a la depuración de aguas residuales en comunidades, al fomento del liderazgo y el intercambio internacional de estudiantes, entre otras.

Donde haya un rotario, habrá siempre una idea de cooperación, un proyecto beneficioso para su comunidad, para su entorno. Eso es Rotary: crear para los demás. 

Desde Rotary queremos ser útiles para nuestra sociedad y para nuestras ciudades. Porque estamos convencidos que desde la amistad y los lazos personales, desde la unidad y la cooperación, desde lo pequeño, se pueden hacer grandes cosas.

Alberto Astorga González. Presidente de Rotary Club Badajoz.

Ondina Ramos; El Salvador; Huertos escolares;

Los huertos escolares en El Salvador | Ondina Ramos

Leer
Mujeres y política en El Salvador, por Ines Martínez

Mujeres y política en El Salvador | Ines Martínez

Leer
El precio del desarrollo en El Salvador

El Salvador y el precio del desarrollo | Daniel Girón

Leer
Ningún niño sin juguete Badajoz Rotary Juvenex Monty

Que no falten juguetes | Alberto Astorga

Leer
Los imanes políticos por Inés Martínez; Política en El Salvador;

Los ‘imanes’ políticos | Ines Martínez

Leer
Un partido solo de mujeres

¿Un partido solo de mujeres? | Carmen Heras

Leer
El 10N y su perversión electoral por Emilio Borrega

Perversión electoral | Emilio Borrega

Leer

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario