El agua: arché del universo, panto del planeta | Javier Carbonell

Sep 16, 2019

Arché (también arqué, arkhé o arjé; “fuente”, “principio” u “origen”. Es un concepto fundamental en la filosofía de la antigua Grecia que significaba el comienzo del universo o el primer elemento de todas las cosas, la razón primordial, originaria. Aristóteles destacó el significado de arjé como aquello que no necesita de ninguna otra cosa paa existir, solo de sí mismo.
Panto, es un término también etimológicamente procedente de la antigua Grecia. Panto y pantos se encuentran actualmente en desuso y aparecen como prefijo, abarcando todas aquellas palabras y expresiones relacionadas con todo, íntegramente, entero, total, íntegro, intacto, completo y absoluto.

El agua, arché del universo, panto del planeta

JAVIER CARBONELL

El agua es el principio de todas las cosas, es el elemento primero, el arché. Todo es agua, el panto. En esta simplicidad se basan las teorías de Tales de Mileto, considerado como el primer filósofo de la historia y que introdujo la investigación racional sobre el origen del universo y de la naturaleza, algo que hasta entonces los griegos explicaban utilizando mitos y leyendas.

La sensación de abundancia en agua que proporciona nuestro planeta visto desde el espacio, se debe a que el 70% de su superficie esta ocupada por agua. Pero es un espejismo. Del volumen de agua de que disponemos, el 97,5 % es salada y sólo el 2,5% se considera dulce

Si además sabemos que el 90% de los recursos de agua dulce están en la Antártida, esa sensación de abundancia se reduce considerablemente y nos devuelve a una dura realidad. Sólo el 0,5% de agua dulce se encuentra en depósitos subterráneos y el 0,01% en ríos y lagos, también llamados humedales. Por lo tanto, solo el 0,007% del agua existente en nuestro planeta es potable e imprescindible para nuestra existencia y la vida de nuestros hijos.

La sensación de abundancia de agua es un espejismo. Solo el 0,007% del agua existente en nuestro planeta es potable e imprescindible para nuestra existencia y la vida de nuestros hijos

El acceso al agua debiera ser tan gratuito como lo es el acceso al aire. La única diferencia entre ellos es que el agua requiere de una infraestructura y de una gestión determinada para su accesibilidad, convirtiéndolo en negocio y generando una auténtica guerra por su control.

No se puede hablar del agua sin tener en cuenta su origen, sea este subterráneo o en humedales, y su destino eficiente: su uso, reuso y regeneración. 

Agronómicamente sabemos que el consumo de fertilizantes es una de las principales fuentes de contaminación difusa e incontrolada tanto de cauces como de las aguas subterráneas, costeras y humedales en nuestro planeta.

El exceso de nutrientes presente en las aguas, unido a la elevada radiación solar, provoca periódicamente la excesiva proliferación de algas y plantas flotantes que la enturbian, impidiendo la fotosíntesis de las plantas del lecho del humedal. Posteriormente, durante el proceso de putrefacción de las algas, la práctica totalidad del oxígeno presente en la masa de agua es consumido, impidiendo la vida animal, y el lecho se cubre por una capa de materia orgánica en descomposición, terminando de destruir el ecosistema natural del humedal, de nuestros ríos y lagos. 

Estos procesos biológicos, expuestos de forma muy resumida, son los que se conocen como eutrofización, uno de los mayores retos medioambientales actuales de nuestro planeta

Además de las medidas preventivas en origen basadas en las buenas prácticas agrarias y en la depuración adecuada de vertidos urbanos, puede actuarse directamente sobre las masas de aguas con riesgo de eutrofización al objeto de mitigar los efectos de la misma.

Javier Carbonell Espín es Ingeniero agrónomo por la Universidad de Córdoba. Su carrera profesional se ha forjado siempre desde la iniciativa personal, presidiendo, asesorando y gestionando varias empresas tanto propias como participadas.
Ha sido galardonado con el Premio Empresario Extremeño del Año 2010, concedido por El Periódico Extremadura, y sus empresas han recibido el Primer Premio a la Excelencia Empresarial de Extremadura u el Sello de Excelencia EFQM, entre otros.
En la actualidad es Consejero Delegado de QuarQ Enterprise, S.A. y Administrador de ASEGO, S.L..

Como solución a los procesos de proliferación excesiva de algas y eutrofización que se han explicado, se ha desarrollado el sistema de “isla vegetal flotante” constituido por una estructura flotante de plantas helófitas seleccionadas, capaces de mitigar el riesgo de eutrofización de forma natural, eficiente y sostenible.

Los principales efectos de estas islas flotantes sobre la masa de agua en que se instalan son las siguientes: 

·      Absorben de los nutrientes presentes en el agua, limitando el crecimiento de algas y mitigando su proliferación excesiva.

·      Ofrecen zonas de sombreo que disminuyen la radiación y la temperatura del agua, factores indispensables para la proliferación de algas.

·      Oxigenan el medio acuático a través del sistema de rizomas de las plantas helófitas, que sirven también de refugio a la vida animal durante la fase de putrefacción de las algas.

·      Favorecen la filtración-adsorción-remoción de partículas en suspensión en el sistema rizomático.

·      Reducen la proliferación de malos olores derivados de los procesos anaerobios que se desarrollan en los lechos de las masas de agua eutrofizadas.

También, estas islas flotantes tienen un importante beneficio ambiental en cuanto que son refugio de aves acuáticas nidificantes y de anfibios en masas de agua cuyo nivel puede variar de forma repentina, como las aguas embalsadas. Constituyen, sin duda, un refugio que mejora la calidad de la vida piscícola y la integración paisajística de arroyos encauzados en entornos urbanos.

La tecnología de humedales artificiales en flotación está empezando a despegar como depuración extensiva de aguas residuales de pequeños núcleos poblacionales y municipios. Partiendo de los modelos actuales, las islas flotantes se convertirán también en el mejor sistema natural, eficiente y económico de restauración de humedales naturales, estanques y balsas, eliminando otros contaminantes y emergentes.

Los humedales artificiales en flotación favorecen la descarbonización del planeta al ser un sistema constituido por plantas, mejoran la calidad de las masas de agua al evitar su eutrofización y mejoran la salud de las comunidades al ser el sistema más sostenible y fácil para la depuración de agua residuales urbanas.

Millones de pequeños municipios y aglomeraciones urbanas en todo el mundo no depuran sus aguas residuales y siguen contaminando los humedales de que disponen. Si no le ponemos solución y tomamos conciencia de este problema que hoy existe, nuestro planeta, nuestro mundo y nuestras sociedades se harán insostenibles para nuestros hijos. Habremos destruido el panto y será el final del arché.

Javier Carbonell Espín / Quarq Enterprise

Repaso de una situación complicada por Carmen Heras

Repaso de una situación complicada | Carmen Heras

Leer
Los políticos españoles de hoy

Los españoles de hoy | José María Martín

Leer
Politica electoral poliédrica, de Carmen Heras

Realidad electoral poliédrica | Carmen Heras

Leer
La política líquida

Política líquida | Emilio Borrega

Leer
Rotary Badajoz y la solidaridad

Rotary y la solidaridad | Alberto Astorga

Leer
Música y Política. Distorsiones, de Pedro Monty

Música y política | Pedro Monty

Leer
La segunda vuelta electoral de Carmen Heras

La segunda vuelta electoral | Carmen Heras

Leer

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario