Sentimiento de un candidato regionalista | Carmen Flores

May 24, 2019

Sentimiento de un candidato regionalista

 

CARMEN FLORES

 

Pedirle a tu cuerpo un esfuerzo más, pedirle a tu familia y amigos que  te apoyen de nuevo, sacarle partido a cada hora del día como si en vez de tener 24 horas, tuviera 48, esto son algunas de las cosas que te acompañan cuando has tomado la decisión de aceptar y ser cabeza de lista de un partido político regionalista, en una tierra donde es difícil llegar a la gente, donde impera el conformismo y, sobre todo, donde no se quiere ver la realidad existente implantándose las marcas nacionalistas como si de un bloque de hormigón se tratara.

El sentimiento regionalista nace de un amor por la tierra, de una ilusión que no para y que cada día es más fuerte, convencida de que tendrá  un futuro. Son  ganas de recuperar esa identidad que cada día vamos perdiendo poco a poco y que forma parte de nuestra historia, de nuestra cultura. 

Ser regionalista es querer hacer política y no perseguir vivir de la política; pudiendo sentarse a dialogar y llegar a acuerdos, independientemente de la fuerza política de la que se trate"

 

Extremadura no tiene el lugar que le corresponde. Esta lucha es ardua y muy dura, aun sabiendo que en el camino te vas a encontrar con muros que atravesar, con una desigualdad en el trato y en oportunidades para hacer llegar tu mensaje a los demás. Ante todo esto, siempre gana el amor al proyecto para marcar un camino arraigado a un futuro mejor para nuestros jóvenes.

Ser regionalista es querer hacer política y no perseguir vivir de la política, pudiéndose sentar en una mesa a dialogar y llegar a acuerdos, independientemente de la fuerza política de la que se trate, siempre que ello sea por el bien común.

Yo comencé mi andadura política cuando aún no era ni mayor de edad, inquietándome desde muy joven, llegando a liderar las juventudes del CDS de la provincia de Badajoz. He vivido muchas campañas electorales con un partido nacionalista y, nada que ver. Todo es marketing comprando votos.

María del Carmen Flores Mesa es la candidata de Extremeños a la alcaldía de Badajoza y, ante todo, trabajadora y activista social.  Ha sido Gerente de la Asociación de Comerciantes de San Roque e impulsora de su Centro Comercial Abierto. Colabora habitualmente con organizaciones sociales como Cruz Roja, SOS Perrera y Nueva Vida y participa en actividades de inserción y drogodependencia. Fue Secretaria  Provincial de juventudes del CDS. Relacionada con ambientes culturales, participa en un grupo de teatro amateur.

Toda esta lucha por un Badajoz mejor, por demostrar que nosotros tenemos mucho que hacer por esta ciudad, que se pueden hacer muchas cosas dentro de la realidad existente, que hay que aprovechar todas las iniciativas de los diferentes colectivos y sentarse a escuchar buscando soluciones conjuntas que estén al alcance. Siempre hay que sumar.

Una vez agotados todos los recursos y ya finalizando la carrera de obstáculos, solo queda esperar y ver si todo esto termina dando sus frutos; si hemos sido capaces de llegar a los suficientes ciudadanos como para empezar a preparar el camino de un futuro donde poder demostrar que existimos, pero con un proyecto claro, limpio y real. 

Asociación Cívica recibe a Carmen Flores de Extremeños

Si no es así, nos quedaremos con el sentimiento positivo de haber llegado a sitios donde éramos unos auténticos desconocidos y sin una campaña publicitaria a las espaldas que nos abra ese camino que hemos realizado. Nos quedamos con esos mensajes de esperanza, ánimo y cariño de muchos ciudadanos encontrados en el camino.

Ser regionalista es llevar ese sentimiento en las venas, en tu pensamiento y, sobre todo, en el corazón. Como dice nuestra filosofía, “se protege mejor lo que se ama, y solo se ama lo que se conoce”.

Carmen Flores Mesa

Otros artículos de Carmen Flores

El valor de la verdad, por Víctor Píriz

El valor de la verdad | Víctor Píriz

    ¿Qué valor tiene la verdad en la política actual? Esta es una reflexión no solo para la clase política, sino para la sociedad en su conjunto. Es una observación que todos debemos hacernos, pero más aún los que nos dedicamos en esta etapa de nuestras...
Cabeza de ratón, por José María Martín

Cabeza de ratón | José María Martín

La proliferación de pequeños partidos en nuestro amado país guarda una curiosa similitud con la creación de pequeñas empresas o diversas asociaciones de todo tipo, culturales, deportivas o benéficas.  Parece que los españoles tenemos cierta propensión a creernos en...
Día de Extremadura 2020; Extremadura, por Damián Beneyto

Extremadura | Damián Beneyto

Son las 11 de la mañana del día 8 de septiembre del año del Señor y de 'la Covid' de 2020, cuando me dispongo a escribir está parrafada. Hoy es el Día de Extremadura, lugar donde habito desde hace más de cuarenta años, tierra que me acogió y a la que tengo tanto que...
Lo menos malo, por Carmen Heras

Lo menos malo | Carmen Heras

Sorprendentemente, quienes más han declarado detestar un sistema por considerarlo rey y señor entre nosotros, solicitan ahora que se ocupe de todo, o al menos de una parte extensa en la erradicación de la pandemia producida por el coronavirus. Aunque nada coherente,...
Ines Arrimadas y Pedro Sánchez, Seducción; de Damián Beneyto;

Seducción | Damián Beneyto

Quizás una de las seducciones más famosas de nuestra literatura patria sea la de Don Juan a Doña Inés de Ulloa con la ayuda inestimable de Brígida, "dueña" de la doncella en cuestión. El apolíneo Don Juan, con lisonjas, embustes y requiebros, acabará haciendo suya a...
Juventud, divino tesoro, por Damián Beneyto

Juventud, divino tesoro | Damián Beneyto

Así comienza un poema del poeta nicaragüense Rubén Darío que tiempo después convirtió en canción el cantautor valenciano Pablo Ibáñez. La juventud siempre ha estado de moda, pero quizás ahora, con esto de la pandemia, el 'modus vivendi' de nuestros jóvenes está más de...
Alea jacta est, de Damián Beneyto

‘Alea jacta est’, la suerte está echada | Damián Beneyto

Esta frase con que titulo mi parrafada, la atribuye Suetonio a Julio César en su libro "Vida de los doce cesares", cuando con su ejército cruza el rio Rubicón con dirección a Roma, en lo que fue un golpe de estado en toda regla que llevó posteriormente a una criente...

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario