Alberto Astorga, galardonado con el “Napolitans”

por | Sep 5, 2017

Los también llamados “Óscars” de la consultoría política son los premios concedidos a los mejores profesionales del año en el sector.

Hace pocas horas he llegado de Washington. Al igual que el año pasado, me habían comunicado que había sido nominado como Mejor Blog Político del año por la Washington Academy of Political Arts and Sciences, academia integrada por profesionales de la consultoría política, tanto de Europa como de América.

A diferencia de entonces, en el que el ganador en esta categoría se determinaba por votación popular en Facebook, este año serían los propios miembros de la Academia quienes elegirían al ganador de entre los nominados. Considero que la sola nominación ya es un aval profesional importante porque supone estar entre los mejores blogs de contenido político de más de veinte países. Con ella me sentía suficientemente gratificado, pero quise asistir para poder conocer y estar con quienes comparten un ideal profesional similar y con quienes aspiran a ofrecer, desde distintas perspectivas, la mejor cara de la política y de los políticos. Resultó ser un aventura excepcional.

Durante la gala de entrega de premios y tras la incertidumbre del momento, tuve la fortuna de ser galardonado con un “Napólitans”, denominación que reciben las estatuillas de los Napolitans Victory Awards que concede la Academia, como Mejor Blog Político del año. Todo un orgullo.

Los “Napólitans” son también llamados los “Óscar” de la consultoría política, pues son los premios concedidos a los mejores trabajos del año en este sector. Su convocatoria se extiende a más de 20 países e incluye gran variedad de categorías, desde campañas electorales hasta “espots” políticos de radio y televisión y tecnología aplicada. Toman su nombre de Joseph Napolitan, consultor que es reconocido como “padre” en este campo de la actividad política, recordado por su participación en las principales campañas de la segunda mitad del siglo XX y fallecido en 2013.

Estuve entre amigos a los que hasta entonces no conocía personalmente por la distancia pero con los que mantenía una fluída relación por correo electrónico y redes sociales.

De las manos de Daniel Esquivel, excelente psicólogo político y experto profesional, recibí la estatuilla. Compartimos amenas tertulias y reflexiones con Ignacio de Moya, Diana Rubio, César Toledo, Ruben Turienzo, Víctor López, Sheila Flores, Daniela Valencia y otros profesionales.

En mis palabras de agradecimiento del galardón manifesté algo en lo que creo profundamente: que en la política lo que verdaderamente importa es que los políticos “tengan sentido”. Esto significa que los políticos deben saber cuál es su lugar en el mundo, conocerse y sacar la mejor versión de sí mismos para ofrecer a los ciudadanos una visión ilusionante, positiva y posible en la que la mayoría de los ciudadanos quieran participar.

"Los políticos deben saber cuál es su lugar en el mundo, conocerse y sacar la mejor versión de sí mismos"

Traducir esa visión en un proyecto político concreto y ganador corresponde a los equipos de los candidatos y a los profesionales que componen el “war room” de toda campaña electoral.

En la política muchas veces nos encontramos con políticos que están porque necesitan estar; porque no tienen otra cosa o porque la consideran una salida laboral a la que se accede sin excesivos requerimientos y con una retribución generosa. De ahí parten, a mi entender, la mayoría de las críticas a la calidad de nuestra política y es el origen del linchamiento permanente que desde hace años vienen padeciendo los políticos en general y la política en su conjunto. Unas veces, con razón; otras, las más, injusntamente.

La política va a seguir ahí mientras el hombre exista pues es la mejor forma que ha encontrado para resolver las diferencias entre las personas que vivimos en sociedad. Si desaparecen estos políticos, vendrán otros que también serán “políticos”. Por eso, mejorar su desempeño es algo absolutamente necesario y que se puede hacer si logramos que se despojen de la arrogancia que manifiestan y que, con humildad, empiecen a mejorar la relación con ellos mismos, conociéndose de verdad, y con la sociedad en la que viven y de la que, cada día, se alejan un poco más.

Quiero agradecer a la Washington Academy of Political Arts and Sciencies, a su Presidente Mauricio Jaitt y al resto de sus miembros el galardón recibido. Dar mi enhorabuena a la organización del evento y a todos los partipantes, hayan sido galardonados o no. En política los premios son efímeros y los méritos nunca se tienen en cuenta y tienden a olvidarse, pero siempre queda para cada uno de nosotros la satisfaccion por el trabajo que siempre hemos intentado hacerlo bien.

Alberto Astorga.

Entrevista a Raquel Alonso, Diputada del PP en el Congreso

Leer

Alberto Astorga, galardonado con el “Napolitans”

Leer

La política no debe ser una opción laboral

Leer

Protagonistas de la Transición: Alberto Asuar

Leer

Alberto Astorga, nominado a los premios Napolitan Victory Awards 2017

Leer

¿Cómo nos manipulan en política?

Leer

Protagonistas de la Transición: Enrique Sánchez de León

Leer

¿Quieres suscribirte?

* campo necesario